Publicidad

Intento fallido por burlar inminente sentencia de Corte sobre partida secreta

Diputados de Gana intentaron adelantarse a otra sentencia de la Corte Suprema que declara inconstitucional el traslado millonario de fondos a la partida secreta de Casa Presidencial. Sin embargo, el intento se frustró.

Patricia Carías y Sergio Arauz

 
 

La Asamblea Legislativa vivió un fallido intento por salir adelante a una inminente decisión de la Corte Suprema de Justicia que declarará inconstitucional el traslado de millones de dólares a la partida secreta de la Presidencia sin el aval del parlamento.

Un grupo de diputados intentó reformar dos leyes en la sesión plenaria de este jueves, de tal manera que la declaratoria de inconstitucionalidad a dos artículos de la Ley de presupuesto quede resuelta agregando similares contenidos a la Ley orgánica de la gestión financiera del Estado.

La bancada de Gana presentó el pedido que permitiría al Ejecutivo seguir drenando recursos de los diferentes ministerios hacia la Presidencia de la República, para que engrosen la partida de gastos imprevistos. Extrañamente, la pieza de correspondencia apareció en la lista de ingresos a la sesión plenaria, pero al inicio de la sesión el mismo partido que la mocionó pidió su retiro y posteriormente intentó negar que fueran los impulsores de las reformas.

La importancia y trascendencia de los artículos 2 y 6 de la Ley del presupuesto permiten que el Ministerio de Hacienda haga transferencias millonarias sin el visto bueno de los legisladores hacia la caja de la Presidencia, lo que en la práctica se traduce en que el Ejecutivo puede terminar saltándose el control parlamentario sobre el presupuesto.

Gana, entonces, pidió que los dos artículos en cuestión se deroguen y que unos contenidos similares se incluyeran en la Ley orgánica de la gestión financiera del Estado. Sin embargo, la propuesta de burlar la inminente sentencia de la Corte Suprema se frustró y se convirtió en una pieza fantasma, al parecer porque no encontraron suficiente respaldo del resto de partidos.

“Esa pieza no era de nosotros, no la conozco”, dijo Guillermo Gallegos, directivo de Gana, intentando desvincularse de responsabilidad en la petición. “Se retiró porque no tenía firma de nadie, la junta directiva acordó que no iba a incluir porque no tenía las firmas”, añadió.

Mario Tenorio, compañero de bancada de Gallegos, explicó que en la bancada habían acordado retirar la petición para tener tiempo de rectificar puntos con el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres. Cuando El Faro le preguntó sobre las razones de la petición de reformas, Tenorio refirió a que se le preguntara a los diputados Gallegos y Nelson Guardado, pues según él fueron los autores intelectuales de la iniciativa: “Hable con los diputados de la comisión de Hacienda que son los que conocen e hicieron la pieza”, dijo Tenorio.

Los diputados ya esperan la sentencia de la Corte sobre la que El Faro informó el miércoles, y saben las posibilidades para trucar sus alcances. Rodolfo Párker, del PDC, explicó que la decisión de la Corte afecta al presupuesto general de 2010 que ya está siendo ejecutado. “El de 2011 será otra cosa, esos artículos no serán los mismos”, dijo, para explicar que los alcances de la sentencia se limitan a un año e incluidos de otra forma.

Para la bancada de Arena, la iniciativa de Gana fue una idea que venía desde Casa Presidencial: "¿Usted cree que algo así podría de Gana?", preguntó con ironía un legislador de Arena que cree que la iniciativa era una idea de Casa Presidencial y  que el FMLN se había negado a defender e impulsar en el pleno. Antes del mediodía de este jueves, los diputados de Gana pidieron que la pieza se quitara de la agenda.

Los dos artículos que permiten un flujo millonario de dólares hacia la partida secreta de la Presidencia fueron incorporados por la Asamblea Legislativa al menos desde el gobierno de Francisco Flores. En ese momento Arena argumentó que en casos de emergencia el Ejecutivo carecía de la suficiente agilidad para disponer de fondos que permitieran atender gastos imprevistos. El alegato fue que pedir autorización a los diputados para cada transferencia de una cartera a otra podría implicar una inmovilidad peligrosa en el Ejecutivo. El mecanismo establece que el dinero no utilizado mensualmente en cada ministerio del Ejecutivo o ingresos a las arcas del Estado adicionales a los presupuestados, pueden trasladarse a la Presidencia de la República, donde engrosan la partida de gastos imprevistos, conocida como "partida secreta".

No es la primera vez que la Asamblea se adelanta a decisiones de la Corte Suprema de Justicia. En la última plenaria de julio, antes de vacaciones, los diputados enfrentaron la sentencia emitida por la Corte que avala las candidaturas independientes con una reforma de última hora a la Constitución. Antes de que la sentencia fuera oficial, los diputados reformaron la constitución sorpresivamente para contrarestar los alcances de una sentencia que aún no era oficial.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad