Publicidad

Guillermo Gallegos recibió más de 400 mil dólares en pagos extras

El actual vicepresidente de la Asamblea Legislativa ha recibido más de 400  mil dólares en pagos extras a su sueldo entre 2009-2015. Gallegos, que antes de convertirse en diputado fue fiscal en San Pedro Masahuat, La Paz, ahora es un diputado de éxitos políticos y económicos. En noviembre de 2016 se convertirá en presidente de la Asamblea Legislativa. 

Sergio Arauz

 
 

El diputado Guillermo Gallegos ha obtenido regalías que superan los 400 mil dólares en los dos periodos legislativos en los que ha ocupado un cargo en la Junta Directiva de la Asamblea. Cuando fue elegido como secretario, en 2009, este diputado registró ingresos extras de 72 mil dólares anuales en concepto de "Sobresueldos, vacaciones, aguinaldos, indemnizaciones, pensiones, etc."". En 2012-2015, ya convertido en vicepresidente, Gallegos recibió 81 mil dólares anuales extras durante el trienio.

En el 2009, Guillermo Gallegos ganó su cuarta diputación por Arena, pero fue parte del grupo de diputados que renunciaron al partido para más tarde formar un solo bloque de disidentes. Lideró la primera fractura de la bancada de Arena, ese bloque que más tarde se convirtió en Gana, partido que en aras de la gobernabilidad que pregona, se ha convertido en uno de los más influyentes aliados del FMLN.

Los pagos extras que percibió el diputado Gallegos no están detallados en las versiones públicas de las declaraciones patrimoniales de la Sección de Probidad. Cuando El Faro le pregunta al diputado cuánto de esos montos responden a sobresueldos, vacaciones, aguinaldos o viáticos de viajes, Gallegos responde, sin proporcionar mayores detalles que “es parte de ello, pero no todo”, dice, haciendo alusión a que hay una parte de sus pagos extras que sí correponden a "viáticos".

En las versiones públicas de las declaraciones patrimoniales del diputado Gallegos no solo se evidencian los pagos extras que puede percibir un directivo de la Asamblea, sino que además se evidencian inconsistencias en la primera declaración oficial de lo percibido anualmente en concepto de salarios que un diputado entrega a la Sección de Probidad.

Un técnico de la Asamblea Legislativa consultado por El Faro explica -desde el anonimato, para no poner en riesgo su trabajo- que todos los diputados tienden a desglosar de manera diferente el monto de sus su sueldos, sus gastos de representación, comunicación y transporte, los cuatro rubros que componen un salario, según la ley de salarios contemplada en el presupuesto general de la nación. 

La misma fuente explica que algunos diputados declaran ante la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia de forma diferenciada a los ingresos que reciben como salario total. Es decir, muchos diputados declaran de forma discrecional sus salarios. Al finalizar el periodo de diputado en 2012, Guillermo Gallegos declaró como salario anual un monto que no se corresponde con el salario anual de un secretario legislativo: 62,701.8 dólares (4 mil dólares más del que por ley debería haber sido su salario total anual).

La declaración jurada en el rubro "salario" que el diputado entregó al finalizar la legislatura en 2015 es todavía más curiosa. Si el diputado hubiese declarado su salario (sumando los montos estipulados de su sueldo según la ley de salarios), la Sección de Probidad debería haber registrado un salario anual de $62 mil 701.80. Sin embargo, al finalizar ese periodo el diputado solo declaró $33 mil 901.8, más de la mitad de su salario total. ¿Adónde quedaron declarados más de $28 mil dólares del salario del vicepresidente Gallegos? Una respuesta viable podría ser que estén contemplados dentro de la categoría de "Sobresueldos, vacaciones, aguinaldos...", que para el periodo 2012-2015 registró 81 mil dólares anuales. Sin embargo, el diputado Gallegos no detalló de dónde provienen los fondos que declaró en esa casilla. En teoría debería ser la Sección de Probidad la que dé seguimiento a estas inconsistencias. A la fecha, los informes de auditoría que realiza la Sección de Probidad no son públicos. 

La casilla "sobresueldos, vacaciones, aguinaldos, etc." es la misma casilla que el diputado Reynaldo Cardoza (PCN) utilizó para declarar los viáticos por los 23 viajes que realizó entre mayo de 2012 y diciembre de 2014. Cardoza argumentó que esos viáticos son parte de su incremento patrimonial, bajo la lógica de que los viáticos que no se gastan en viajes se quedan en los bolsillos de los legisladores. La lógica del diputado Cardoza no es nueva. Según varios diputados, algunos legisladores suelen anotarse en misiones al exterior, no viajan y se embolsan los viáticos. 

Una investigación de El Faro reveló que en la legislatura 2012-2015 Gallegos había realizado al menos 16 viajes al exterior por los que recibió 52 mil 500 dólares en concepto de viáticos.  En 2011, El Faro publicó un reportaje en el que el diputado Gallegos, entonces secretario de la junta directiva, recibió al menos 17 mil dólares en viáticos por dos viajes a España que nunca realizó

Solo en 2013, la Asamblea Legislativa gastó más de un millón de dólares en boletos aéreos y viáticos. Y aunque sus "misiones oficiales" los llevaron a todo el mundo, nada o casi nada se sabe de su utilidad, pues la directiva de la Asamblea Legislativa ni verifica ni exige. En ese año, Guillermo Gallegos logró que sus compañeros de directiva le aprobaran un viaje a Sidney, Australia. Gallegos alegó que atendía una invitación de una institución que aseguró nunca haberlo invitado.

El patrimonio de la familia Gallegos

El caso del diputado Guillermo Gallegos apunta maneras de éxito profesional, económico y político. De ser un diputado más por Arena ha pasado a ser el vicepresidente de la Asamblea Legislativa por Gana. Gallegos, además, es el líder de ese nuevo partido que en cinco años conquistó la tercera fuerza del parlamento y se ha convertido en el aliado del partido en el gobierno, el FMLN.

Antes de ser diputado, Guillermo Gallegos fungió como fiscal en San Pedro Masahuat (La Paz). Como fiscal, Guillermo Gallegos despuntó con el que quizá sea su caso más emblemático: la condena de ocho policías que masacraron a cuatro campesinos en Las Isletas, La Paz. Gallegos fue fiscal hasta que compitió por la legislatura por Arena para las elecciones del año 2000. 

Cuando Gallegos dejó su carrera como fiscal y entró por primera vez como diputado no tenía propiedades, pero sí un patrimonio de 19 mil 428 dólares. Vivía en la Colonia Libertad, un barrio de clase media muy cerca del Colegio Cristóbal Colón, de donde se graduó de bachiller en 1989.

René Figueroa  -socio político y de empresas del expresidente Saca- fue el padrino de su primer trabajo como fiscal y uno de los que cocheó su trabajo como diputado. Fueron compañeros de fracción un año (entre el 2000 y el 2001), hasta que Figueroa dejó la legislatura para convertirse en viceministro de gobernación de Francisco Flores.

En solo tres años, al terminar su primera legislatura en 2003, el patrimonio del diputado Gallegos se duplicó, rondando los 40 mil dólares. Eso registró la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia en su declaración, en la parte correspondiente a los "Bienes Muebles y otros", un concepto que incluye vehículos, bienes de casa y cuentas de ahorro. En 2003, el diputado tenía deudas por cobrar por 10 mil dólares, pero terminó sus primeros tres años sin ninguna propiedad.

Gallegos fue reelecto para el periodo 2003-2006, y al final de su segunda legislatura ya contaba con sus primeros bienes inmuebles. Sus números económicos mejoraron sustancialmente. Él y su esposa declararon propiedades por más de un cuarto de millón de dólares y cada uno declaró una deuda de 126 mil dólares. ¿Qué pasó en la economía de la familia Gallegos? ¿Cómo se explica ese primer salto en la evolución de su patrimonio? “Me casé en el año 2005. Ahí sumamos capitales con mi esposa y adquirimos deudas iguales. A partir del 2006 mi sueldo aumenta siendo jefe de fracción. Posteriormente soy secretario de junta directiva y después  vicepresidente”, responde Gallegos a El Faro.

En su tercer periodo en la Asamblea, Guillermo Gallegos dio más saltos económicos y políticos. En la legislatura 2006-2009 se convirtió en el jefe de bancada de Arena, amén de su relación de confianza con el entonces ministro de Seguridad, René Figueroa y su estrecha relación con su amigo Antonio Saca, presidente de Arena y del país desde el 2004. Al finalizar ese periodo, el hogar del diputado Gallegos tenía más de 100 mil dólares en bienes –vehículos, cuentas de ahorro y otros bienes de casa-, propiedades valoradas en más de 341 mil dólares y una deuda cercana a los 200 mil dólares.

En el crecimiento del patrimonio del diputado Gallegos, el factor familiar es clave, según dejó entrever el funcionario. "¿Y su esposa también tenía los mismos ingresos o era funcionaria?", preguntó El Faro. Gallegos respondió: “El  salario de ella aumenta y adquiero otro préstamo para comprar otro inmueble”, dice.

La esposa del diputado Gallegos es abogada y entre los dos tienen un despacho jurídico que ella administra, según explica el diputado. Según dice, en la triada del 2006-2009 fue cuando aumentaron los ingresos del despacho que administra y dirige su esposa.  “Ella aumenta su salario”, dice, para explicar el registro de "deudas" por 252 mil dólares anotado por la Sección de Probidad en 2006. 

 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad