Regresar al inicio

Del exilio en Santa Tecla a la fórmula presidencial

Sergio Arauz
El Faro / Publicado el 5 de Noviembre de 2012
Después de una década en la periferia del partido, relegado por la dirigencia y considerado uno de los principales opositores internos al liderazgo del FMLN, Óscar Ortiz es ahora uno de los principales voceros de su partido y la principal carta para remontar las encuestas que sitúan a ARENA favorita para ganar la presidencia en 2014. Los alcances de su nueva posición en el partido permitirán también dilucidar qué negociaron el alcalde y la dirigencia del FMLN.

Hasta hace dos meses, Óscar Ortiz decía en público que él no estaba interesado en correr por la vicepresidencia y sugería al partido el perfil de una persona no militante, una candidatura atractiva para el votante no convencido, el indeciso.

La primera persona a la que el alcalde abrió una posibilidad de meterse en la contienda fue a Calixto Mejía, secretario departamental de La Libertad. Fue a inicios de septiembre cuando, en privado, el alcalde empezó a matizar, a abrir la puerta que permanecía cerrada en sus declaraciones públicas.

Ese matiz llegó a los oídos de Merdardo González, secretario general del FMLN, de boca de Calixto Mejía, quien en una conversación de pasillo le comentó al secretario general del partido que lo que decía Ortiz en público no era necesariamente lo que pensaba; que el alcalde tecleño no estaba cerrado a participar en las próximas elecciones. De esa conversación de pasillo en la Casona, como es conocida la actual sede principal del partido, surgió el primer encuentro entre el alcalde de Santa Tecla y el secretario general. La primera cita fue el pasado el 11 de septiembre.

Aunque en privado había aceptado evaluar la posibilidad de correr como compañero de fómula de Salvador Sánchez Cerén, durante todo septiembre el alcalde siguió diciendo el público que el FMLN debía considerar personas de afuera del partido. Pero tras ese primer encuentro con Medardo González, Ortiz sostuvo una reunión con el vicepresidente y candidato presidencial, Salvador Sánchez Cerén. El alcalde inició así una corta ronda de pláticas de las que resultó su sorpresiva candidatura a la vicepresidencia, casi un mes después.

En octubre, el nombre del alcalde de Santa Tecla empezó a incluirse en la lista de 14 candidatos que discutía la dirección del FMLN. El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez; el presidente de la Asamblea; Sigfrido Reyes; el canciller, Hugo Martínez; la viceministra de Salud, Violeta Menjívar y, de afuera, fue considerado muy seriamente el nombre del ministro de Seguridad, David Munguía Payés.

El 15 de octubre, el candidato presidencial del FMLN publicó desde su cuenta de Twitter -@sanchezceren- lo siguiente: "Después de una profunda reflexión, propongo a la dirección nacional y a la militancia del FMLN a Óscar Ortiz como candidato a la vicepresidencia." Esta propuesta terminará de sellarse oficialmente el domingo 11 de noviembre, con la ratificación de la fórmula ante la máxima autoridad partidaria: la Convención Nacional ante la que ya habló Ortiz el domingo pasado, durante la primera parte de la Convención, en la que fue presentado ante las bases ya como candidato vicepresidencial.

¿Es esta candidatura el regreso de Ortiz a la primera línea del Frente, una vuelta del exilio partidario al que había sido condenado por mandato de la actual dirigencia ?

El alcalde de Santa Tecla ganó su primera gestión municipal en el 2000. Desde entonces es el rey incuestionable de su municipio, donde ha derrotado a cuanto candidato le han puesto enfrente los demás partidos y ha cosechado una imagen de conciliador y gestor de acuerdos con diversos sectores económicos y sociales. Tiene buenas relaciones con empresarios del departamento, ha sido capaz de captar millonarios fondos de cooperación internacional y tiene un anzuelo electoral a la vista de todos: el reordenamiento del centro tecleño.

Este prestigio hacia afuera del FMLN es paradójico. Para adentro de su partido, el nombre de Ortiz ha sido factor de división y rebeldía. El FMLN ganó las elecciones presidenciales de la mano de un grupo de líderes efemelenistas que antes -cuando había elecciones internas- se hacía llamar Corriente Revolucionaria Socialista, una combinación de dirigentes provenientes del Partido Comunista y las Fuerzas Populares de Liberación.

Ortiz, el opositor

Por sus gestas en contra de esa corriente, Ortiz quedó marcado como una especie de opositor dentro de su propio partido. Representó la cabeza de un movimiento que los medios de comunicación y la opinión pública conoció como 'Corriente Reformista'. El movimiento murió tras las últimas elecciones internas en las que Ortiz perdió por estrecho margen.

La primera competencia de esta corriente de pensamiento fue en 2003, cuando Ortiz encabezó el movimiento reformista del FMLN y se lanzó a competir por la postulación presidencial del partido. El contrincante fue el más venerado de los militantes: Schafik Hándal. Ortiz perdió, por un estrecho margen, y Schafik fue el candidato presidencial. Un candidato presidencial vapuleado en las elecciones presidenciales por el candidato de ARENA: Elías Antonio Saca.

Poco después de las elecciones, Ortiz inició una campaña formal por tomarse la silla principal del FMLN: la coordinación general del partido. Perdió, otra vez, por margen estrecho ante Medardo González, el candidato que promocionó Salvador Sánchez Cerén a través de un equipo de campaña que todavía se autoproclamaba como Corriente Revolucionario Socialista.

Ha pasado casi una década Ortiz al margen de las decisiones estratégicas partidarias y las apuestas. Su alcaldía, por ejemplo, una de las más representativas del área metropolina, nunca ha formado parte del grupo de comunas efemelenistas que conforman la empresa Energía para El Salvador, bautizada como ENEPASA en su acta de constitución y reconocida como Albapetróleos de El Salvador, ahora una importante empresa de combustibles en la que participan 17 alcaldías efemelenistas.

Antes de su nominación como candidato a la vicepresidencia, Ortiz -aparte de ser alcalde y aspirante presidencial- había sido nombrado como presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Territorial y Descentralización (CONADES), una estructura del gobierno que trabaja en todo el país y que pretende, en principio, servir de enlace entre municipalidades de gobierno.

Ortiz también fue considerado para convertirse en ministro de Seguridad tras la salida de Manuel Melgar. El presidente Mauricio Funes, le hizo una propuesta, que por razones desconocidas Ortiz rechazó.

De un mes para el otro, Ortiz volvió a convertirse en voz oficial del partido y bendecido por la dirección que una vez lo marginó. La secretaria adjunta del partido, Violeta Menjívar, cree que hablar de una marginación o un regreso de Ortiz a la primera fila es exgerado.

-Es un térmometro positivo para que lo vea el país. Es una muestra de que el FMLN no es de una sola pieza, que aunque muchos no lo reconocen. La decisión dice que el Frente es uno de los partidos que más está evolucionando. Que exista personas con diferentes posiciones en el partido lo que dice es que hay oxígeno para debatir.

La secretaria habla de una iniciativa partidaria, palabra que en este caso también es relativa. La idea no surgió del coletivo que convoca a la Comisión Política del partido. La decisión de optar por Ortiz, máximo vocero de una corriente que representó la cara contraria del pensamiento dominante en la actual dirigencia, fue del candidato presidencial.

-Salvador tomó la decisión de pedirle a la dirección que fuera Óscar. Lo que dice el candidato a la presidencia tiene una gran peso. Él se arrogó el derecho de proponerlo, que no es una práctica muy conocida en el partido, dice Violeta Menjívar.

Aunque fue el candidato presidencial quien sorprendió desde su cuenta de Twitter con la propuesta oficial, Óscar Ortiz tuvo al menos un par de conversaciones con los tres dirigentes partidarios más importantes: el secretario general, Medardo González; con Sánchez Cerén y con José Luis Merino, conocido internamente como Ramiro Vázquez.

¿Qué condiciones puso Óscar Ortiz al partido? ¿El partido le puso condiciones para regresarlo al escenario?

Calixto Mejía, uno de los principales referentes en el equipo de Óscar Ortiz, lo interpreta así:

-Fue una muestra de flexibilidad del partido; de nuestro secretario general, Medardo; de nuestro candidato a la presidencial, Salvador Sánchez Cerén. Todo teniendo a la base los sondeos de opinión, de hacer una lectura consciente, objetiva y apegada a la realidad.

Fueron las encuestas probablemente el principal factor que llevó a Ortiz a ser considerado como apuesta, en esto coinciden la secretaria adjunta del partido y el secretario departamental de La Libertad, la popularidad que muestran los sondeos de opinión.

A finales de agosto de este año, los principales dirigentes del FMLN evaluaron algunos números presentados por Hato Hasbún, Secretario de Asuntos Estratégicos de este gobierno que también maneja encuestas de opinión de la casa que manejó los números de Mauricio Funes: CS Sondea. En la presentación, el candidato presidencial, Salvador Sánchez Cerén, aparece con una amplia desventaja con respecto a Norman Quijano, quien ya era considerado el contricante a vencer en las próximas elecciones.

"Eran muchos puntos de ventaja. Más de 15, solo eso te puedo decir" dice una de las personas que estuvo en esa cita y que vio esas encuestas.

En esa reunión, José Luis Merino intervino para matizar los resultados. Dijo que las visitas casa por casa decían algo diferente a las encuestas y que no había que desanimarse.

En las encuestas externas los números eran similares. El último estudio en el que la UCA preguntó por las figuras presidenciales del FMLN arroja resultados contundentes. Preguntó el sondeo:

-De las siguientes personas, ¿quién le parece a usted que es el mejor candidato a la presidencia por el FMLN de cara a las próximas elecciones para presidente:

Oscar Ortiz ó Salvador Sánchez Cerén? El 62.8 % de los encuestados respondió que Ortiz era el mejor candidato y un 13.2 % de los encuestados se inclinó por el vicepresidente Sánchez Cerén.

Un estudio de LPG Datos que evalúo las consideraciones de la población para elegir al próximo presidente, realizado en mayo de este año, también puso al alcalde tecleño entre los primeros cuatro personajes mejor evaluados. El estudio ponía al alcalde Norman Quijano con el 67% de opiniones favorables; al presidente, Mauricio Funes con el 64.9%; al alcalde de San Miguel, Wilfredo Salgado con el 56.5% y Ortiz, con 52.8% de opiniones favorables. En el mismo estudio, el candidato presidencial del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, aparecía 15 puntos abajo de Ortiz.

Aunque impacta en la dirección del partido, lo que dicen los números externos nunca ha sido una razón ponderada para tomar decisiones por la corriente de pensamiento predominante, esos dirigentes que una vez hicieron campaña interna en nombre de la llamada Corriente Revolucionaria Socialista y que en contra de los números optaron por muchas de las candidaturas municipales que perdieron las pasadas elecciones. El caso de Jorge Schafik Hándal, el candidato por la comuna capitalina, es ejemplar.

Este grupo fue representado en gran parte por José Luis Merino, que en octubre de 2007 habló por primera vez en nombre de lo que llamo 'la corriente de pensamiento dominante en el partido'. En ese entonces decía que 'el FMLN no era plural ni debía de serlo' y llamó a sus contrapartes partidarias a ordenar su pensamiento: La invitación para Hugo Martínez y Óscar Ortiz fue: ‘ordenen su pensamiento muchachos, retomen su identidad ambos, Hugo y Óscar, particularmente Óscar, ordenen su cabeza.

En el contexto de esa entrevista, durante 2007, el FMLN empezaba a mostrar una cara pública más unida y lejana a la división que provocaron las disputas por el control del partido durante cada elección interna. Fue por 2007 que la corriente de pensamiento de la que hablaba José Luis Merino se empezó a fundir con la bandera del partido, esa que ahora es representada por personas que antes de ese momento no eran tan relevantes.

El presidente de Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes; el secretario de comunicaciones, Roberto Lorenzana; la jefa de la bancada de diputados, Norma Guevara, y la directiva legislativa y secretaria nacional de Cultura del partido, Lorena Peña forman parte de la drigencia del partido. Los tres primeros son originarios del Partido Comunista, mientras que Peña proviene de las Fuerzas Populares de Liberación. Tanto Sánchez Cerén como Ortiz pertenecieron a esta última organización.

El Ortiz jefe de gabinete

Las pláticas y la agenda de las conversaciones de Óscar Ortiz con los principales dirigentes del partido fueron privadas. Sin embargo, del resultado de esa conversaciones surgió la idea de una candidato vicepresidencial que tenga protagonismo en la campaña y que no será un tradicional vicepresidente en caso de ganar la elección.

¿En caso de ganar, Ortiz sería un vicepresidente con poderes especiales? ¿Qué poderes son y en qué área se desempeñaría?

Algunas de las preguntas ya han sido dibujadas por diferentes dirigentes del partido. Jaime Valdez, miembro del Consejo Nacional, cree que Ortiz llegará a ejercer funciones que pueden empezar a dibujarse en el plan de gobierno.

"Puede ser una especie de jefe de gabinete", dice el efemelenista sin explicar más.

En la bancada del FMLN, Ortiz es ya percibido como una especie de coordinador de un área del gabinete. "Es que sería una figura nueva, todo eso se va a dibujar mejor en el plan de gobierno. Es como una especie de Secretario de Asuntos Estratégicos con funciones más desarrolladas", dice un dirigente partidario que solo en el anonimato se anima a hablar del papel pensado para el alcalde de Santa Tecla.

El papel que tenga el candidato a la vicepresidencia en el Comando Nacional de Campaña, uno de los puntos de discusión más delicados dentro del sector que no fue tan entusiasta con la candidatura del alcalde tecleño, aún no está definido. El comando nacional de campaña significa recursos, equipo de trabajo y estrategia a seguir de cara a una campaña electoral que el FMLN parece haber empezado cuesta arriba.

Por lo pronto, Ortiz ha comenzado ya a otorgar entrevistas y, en una conversión sin precedentes, se ha vuelto uno de los principales voceros del FMLN.

 

Arriba, Óscar Ortiz no votó por los cambios en los estatutos del partido durante la Convención Nacional del FMLN 2009. Abajo, Ortiz en la Convención Nacional 2012 donde fue ratificada su candidatura a la vicepresidencia.

Arriba, Óscar Ortiz no votó por los cambios en los estatutos del partido durante la Convención Nacional del FMLN 2009. Abajo, Ortiz en la Convención Nacional 2012 donde fue ratificada su candidatura a la vicepresidencia.

.
Lea también:
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.