Nacionales /
El FMLN cree que Sánchez Cerén es su mejor carta para la presidencial de 2014
Aquel organismo que decidió la candidatura de Mauricio Funes hace cinco años ya determinó que el vicepresidente es su mejor carta para 2014. El debate, privado y reservado para la élite del partido, incluyó una votación en la que Salvador Sánchez Cerén derrotó a otros cinco efemelenistas. Al menos cuatro dirigentes pidieron no apresurarse, hacer estudios y meditar bien la decisión antes de oficializar al candidato.

Fecha inválida
Sergio Arauz

Foto El Faro
 
Foto El Faro

El martes 10 de abril, los dirigentes más influyentes del FMLN se reunieron en su cuartel central de operaciones en el surponiente de San Salvador para hacer una evaluación final de los resultados electorales de alcaldes y diputados. Eso es lo que estaba programado en la agenda oficial de ese día y es lo que los efemelenistas dicen que se discutió. Pero pasó algo más. La agenda de ese día tenía carácter urgente e importante, por eso estaba convocada la máxima autoridad permanente del partido, el Consejo Nacional. Ese martes, un poco más de 50 personas que integran la élite del partido -esa que decidió el martes santo de 2007 la candidatura presidencial de Mauricio Funes o esa que permitió esa alianza legislativa con Gana que marcó la pasada legislatura- se reunió para votar en varias ocasiones, una de ellas por la persona que consideran debería ser el candidato presidencial para 2014: Salvador Sánchez Cerén. 

Pero, además, el Consejo Nacional del FMLN decidió no hacer pública ni oficial la candidatura presidencial del vicepresidente de la República y ministro de Educación, a quien consideraron su mejor carta para la contienda que se avecina. 'Por táctica, la candidatura presidencial de Mauricio Funes no se hizo oficial en el momento en que se decidió. Lo mismo pasa en esta ocasión', dice uno de los dirigentes convencidos de que Sánchez Cerén es su mejor apuesta y que estuvo en esa reunión secreta. 

No hay acta que lo haya registrado así, pero lo que sucede es que en el Consejo Nacional, organismo de carácter decisorio, la tradición es que se vote aunque no necesariamente el resultado se haga constar en papel. No hay un proceso de control riguroso porque ninguno de los efemelenistas que participan en dichas reuniones duda del resultado de las decisiones que ahí se toman. Y aquel día lo que ocurrió fue que en esa preliminar prueba de fuerza, el nombre de Sánchez Cerén salió mejor parado que otros cinco nombres.

El Faro habló con 10 efemelenistas que tienen incidencia en el partido por su puesto de dirección o porque tienen acceso directo a los mismos dirigentes. Algunas de las fuentes brindaron posturas oficiales y otros pidieron el anonimato para cumplir un mandato de la misma dirección que ordena no revelar las intimidades del partido que puedan provocar divisiones o encender los focos de la opinión pública. Todas las fuentes coincidieron en que hubo una votación para responder a la pregunta de quién representaría mejor los intereses del partido con una postulación presidencial, y todos coinciden en que Sánchez Cerén fue el ganador.

Este medio también consultó a ejecutivos de gobierno que han platicado directamente con algunos aspirantes a la candidatura presidencial del FMLN y se han involucrado directamente en un debate que el partido ha preferido manejar de forma privada. Aunque ya algunos, como el alcalde tecleño Óscar Ortiz, dieron opinión pública sobre el proceso, argumentando que la elección del candidato debe meditarse con cuidado.

Las fuentes hablaron explícitamente del debate vivo por quienes impulsan la candidatura presidencial de Sánchez Cerén y los que piden una reflexión más profunda, que en otras palabras significa que preferirían otro candidato.

Después de la reunión del martes 10 de abril surgió un rumor que se ha extendido como verdad al interior del partido: la dirección del FMLN tiene claro que el vicepresidente del país buscará la presidencia en las próximas elecciones. Los principales dirigentes del FMLN, Medardo González, Salvador Sánchez Cerén y José Luis Merino, tienen claro que en una votación para decidir una candidatura presidencial ya existe una mayoría suficiente como para impulsar al vicepresidente. De hecho, la única manera de que la candidatura de Sánchez Cerén se detenga es que él diga que después de hacer un análisis, quiere abrir el dabate para considerar otros nombres. 

Ese martes 10 de abril, después de una larga justificación de la derrota en Soyapango, protagonizada por el mismo exalcalde Carlos Ruiz, los dirigentes del partido, particularmente Medardo González, metieron al debate las elecciones presidenciales próximas. 'Fue Medardo el que dijo que debe ser un militante del partido que represente a la bandera. Básicamente él propuso y lanzó el nombre en esa discusión', dice un miembro del Consejo Nacional.

En esa discusión específica participaron casi 20 dirigentes, y la mayoría de ellos bendijo claramente la candidatura presidencial del único y último ícono vivo del partido. Aunque en este organismo hay casi medio centenar de dirigentes, por lo general participan activamente los más veteranos: González, Merino, Sánchez Cerén, Norma Guevara, Sigfrido Reyes, Roberto Lorenzana, Lorena Peña, Nidia Díaz, Violeta Menjívar... Una treintena suelen callar o matizar las opiniones de los dirigentes principales. 

Desde ese día, la candidatura de Sánchez Cerén, aunque no es oficial, comenzó a transformarse en un hecho en casi todos los niveles de militantes: diputados, alcaldes, dirigentes históricos, funcionarios del gobierno, organismos femeninos y hasta el mismo presidente del país, dan por sentado que el vicepresidente será el candidato del FMLN para 2014... aunque hay algunas voces que quieren detener un carro que parece ir rodando ya cuesta abajo...

Un funcionario del Ejecutivo que ha platicado con algunos de los aspirantes efemelenistas cree que solo el propio Sánchez Cerén puede detener el impulso que ha tomado su nombre: 'Él puede decir que no, parece que ha pedido encuestas, mediciones, puede que se aparte si él mismo toma la decisión'. Ese martes, aunque cuatro voces importantes del partido intentaron frenar lo que parecía una sorpresiva nominación del vicepresidente para la postulación presidencial de 2014, no tuvieron éxito.

Los que apoyan y los que no apoyan la candidatura presidencial del actual Ministro de Educación coinciden en algo: el FMLN siente que la presidencia de Mauricio Funes no los subió al poder, no se sienten partido de gobierno. De ahí es que surge la idea de asegurar que el próximo candidato les termine de poner la camisa de partido de izquierdas.

El silogismo en la mente de los dirigentes efemelenistas que apoyan la candidatura del vicepresidente es el siguiente. Premisa uno: el FMLN necesita un candidato presidencial que provenga del partido. Premisa dos: el FMLN necesita como candidato a uno de sus mejores militantes. ¿Quién es su mejor militante? ¿Quién de los militantes representa mejor la bandera del partido? Tras la muerte de Schafik Hándal en enero de 2006, consideran que la opción es una: 'Leonel', como aún llaman sus contemporáneos de confianza el vicepresidente del país.

Así es como avanzó el debate en La Casona, esa sede del partido que el FMLN estrenó para las elecciones de 2009, momento en el que empezaron a sentir pequeño el tradicional 1316, local que estrenó el partido desde la firma de los acuerdos de paz.

En La Casona sonaron al menos 14 voces a favor de la candidatura del vicepresidente. Cuando Medardo González y Sánchez Cerén tienen coincidencia y claridad en una postura, rara vez el resto de voces puede cambiar una correlación. En este debate, la tercera ancla de los efemelenistas es José Luis Merino, y este terminó sumándose. Antes de las elecciones de alcaldes y diputados del 11 de marzo pasado, Merino dijo a El Faro que él ya tenía el nombre de su favorito para la presidencial de 2014, pero se rehusó a identificarlo. También dijo que no sabía si era la misma persona que apoyarían los otros dirigentes del partido. El 1 de mayo pasado, en declaraciones a la prensa, explicó que su candidato es Sánchez Cerén. 

Los dirigentes del partido con los que habló El Faro dicen que Merino apoyó en un principio, antes de esa reunión en La Casona, la candidatura presidencial de Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea Legislativa. Según las fuentes consultadas por El Faro, Reyes, quien desde cuando asumió la principal silla legislativa en febrero de 2011 se hace llamar 'presidente Reyes', fue uno de los que se opusieron a que el partido definiera el martes 10 de abril a Sánchez Cerén como candidato presidencial.

El secretario departamental del FMLN, Benito Lara, asegura que aún hay tiempo para debatir y reflexionar sobre la candidatura. Según dijo, ese día solo discutieron estrategia, punto sobre el que no puede extenderse porque estaría revelando el plan a sus adversarios.

Roberto Lorenzana, secretario de comunicaciones, desmiente tajantemente que ese día se haya avalado una candidatura presidencial y ha declarado que el partido tiene suficientes posibles candidatos que pueden encajar en el perfil de la carta 2015 como para pensar que ya hay una decisión. Pero una decena de fuentes que participaron en aquella sesión lo contrarían.

Ese debate del 10 de abril empezó con una cesta con varios nombres de potenciales presidenciables: Óscar Ortiz, alcalde de Santa Tecla; Franzi Hato Hasbún, secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia; Hugo Martínez, ministro de Relaciones Exteriores; Gerson Martínez, ministro de Obras Públicas; Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea, y Salvador Sánchez Cerén. En ese debate se habló mayoritariamente del vicepresidente. Aunque casi todos los efemelenistas consideran como candidatos oficiales al resto de mencionados.

En la sesión del consejo, de las casi 20 voces, cuatro importantes dirigentes disintieron y pidieron no cerrar el debate a un nombre.
Benito Lara, secretario departamental de San Salvador proveniente del Partido Comunista, llamó a no correr, a pensar mejor. Lara pidió detenerse a interpretar bien los resultados de las últimas elecciones para conectar con la gente.

Calixto Mejía, secretario departamental de La Libertad y apoyo de la estructura de Óscar Ortiz, fue más contundente al decir que la candidatura de Sánchez Cerén aseguraba una derrota en las urnas.

El secretario de comunicaciones del partido, Roberto Lorenzana, pidió hacer un estudio científico, ver encuestas, números y aceptación. Hacer un perfil y definir un proceso.

El presidente de la Asamblea Legislativa planteó que en esa reunión no se podía decidir una candidatura presidencial, pues era apresurado hacerlo.

A casi un mes de ocurrida esa cita, solo ha surgido una tímida competencia de Óscar Ortiz, quien ha dicho que el FMLN debe apostarle a un candidato militante, pero que tenga fuerza ganadora. Nada más.

El silencio de resto de candidatos parece cumplir la orden de no atraer demasiado los focos de la opinión pública a un debate que el FMLN considera privado y casi encaminado a una conclusión: el FMLN debe llevar a su mejor militante como candidato presidencial y los dirigentes creen que su mejor militante es el heredero de la silla Schafik Hándal.

Humberto Centeno, ministro de trabajo y miembro del Consejo Nacional del FMLN, cree que el actual vicepresidente del país se convertirá en el primer presidente efemelenista del país: 'Cuando se rumoraba que Mauricio Funes iba a ser candidato yo dije: él será el próximo presidente. Ahora quiero decirle esto: El próximo presidente, el de 2014, será Sánchez Cerén.'

Después de aquel martes, la información comenzó a filtrarse a gotas entre las bases y militancia, y mientras algunos decían entender que ya había candidato oficial, otros aseguraban que solo se trataba de una discusión muy preliminar sin nada definitivo. Pero aquella discusión y pronunciamientos personasles en favor de Sánchez Cerén poco a poco tomaron forma de decisión formal y entre la militancia se convirtió en pocos días en una verdad.

En la bancada legislativa empezaron a murmurar y correr la voz de que la candidatura del vicepresidente y ministro de Educación es oficial, pero secreta.

-Hubo una votación secreta, la mayoría votó por Leonel.

-¿Lo tienen confirmado? A mí me han dicho que no es oficial.

-Es Leonel. Si el Consejo lo aprobó, no hay vuelta atrás.

Quien habla es una diputado del FMLN que una semana después de esa sesión del Consejo Nacional empezó a discutir con sus demás colegas de bancada lo ocurrido ese día. 

El sabor que dejó la reunión del primer martes después de Semana Santa es que el vicepresidente no tiene competencia. Las personas con las que habló El Faro explican que la candidatura de Sánchez Cerén es casi un hecho que falta que se convierta en oficial, sin embargo, no revelaron cómo quedo la votación de ese día en ese punto particular. 

Lo que es claro es que ese día Consejo Nacional del FMLN decidió que el mejor candidato del FMLN para las próximas elecciones es el heredero de Schafik Hándal. La mayoría de las voces importantes y decisivas del FMLN creen y quieren que el vicepresidente del país se convierta en el próximo candidato presidencial y harán un anuncio oficial cuando decidan que es pertinente hacerlo público. Si ese primer amago del Consejo Nacional se concreta, el vicepresidente tendría que renunciar al menos un año antes del inicio del quinquenio que arranca el 1 de junio de 2014.

En ese primer debate ocurrido en La Casona quedaron tres cosas claras: el candidato debe ser de adentro, debe asegurar que la militancia se unifique alrededor de la candidatura y debe asegurar lealtad a la bandera. Dicho de otra forma: debe ser lo contrario a Mauricio Funes. Contrario al presidente es un gobierno que asegure una política exterior acorde con lo que la bandera del partido pide: ingreso a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), posturas más independientes del discurso estadounidense... 

El lunes 16 de abril de este año, cuando ya había sido elegido extraoficialmente como carta presidencial, el vicepresidente lanzó un mensaje muy claro a la militancia y a los electores. Luego de una reunión en la comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa, dio un mensaje de distanciamiento del gobierno de Funes, expresándose como si él o su partido fueran ajenos a las decisiones de la administración: “El país está esperando más cambios. No ha visto lo que se prometió del proceso de cambio, no se ha llevado adelante (el cambio)”. Y dijo más: “El partido lo dijo desde un inicio (que iba a llevar un candidato interno), dada la experiencia de este gobierno donde un presidente llega con la bandera del FMLN y parte de una coalición, este presidente no toma en cuenta los intereses del partido.”

Cuando Funes ganó la presidencia el 15 de marzo de 2009, su discurso de triunfo le sirvió para aclarar una cosa al país y a la militancia del FMLN: él no iba a hacer un gobierno del FMLN, sino uno 'de unidad nacional'. Funes ganó gracias a una alianza del FMLN, del partido CD y del movimiento cívico Amigos de Mauricio, que fue el que lo promovió.

Días después de aquel reclamo del vicepresidente, y tras la renuncia Héctor Dada como ministro de Economía, el partido de este funcionario lanzó un comunicado en el que dio por terminada la alianza política de gobierno. El comunicado de divorcio califica como autoritaria y soberbia la actuación del presidente con respecto a su aliado político. Y si el movimiento Amigos de Mauricio había roto con Funes desde 2010, del gobierno de unidad parece ya no haber nada.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.