Publicidad

Hugo Barrera: “A Jorge Daboub le tocó desempeñar el papel de Arena”

Hugo Barrera, fundador de Arena y uno de los rostros más conocidos de su vieja guardia, busca dirigir el partido y para ello se monta sobre uno de los temas más espinosos de la política: el financiamiento. "No entiendo cuál es el problema de hacer público el financiamiento", dice, y reclama a aquellos empresarios que por sus donaciones millonarias se sienten con derecho a dar órdenes en el partido. También critica a la dirigencia actual y señala que Arena no ha sabido ser oposición desde la victoria del FMLN en 2009. Ese papel, dice, lo ha asumido los úlimos años la gremial de la empresa privada, la ANEP.

 
 

 

Hugo Barrera fue vicepresidente de organización de Arena hasta agosto de 2015. Renunció, dice él, para poder participar en el proceso interno de elección de autoridades que culminará en septiembre próximo. Foto: Archivo/El Faro.net.
 
Hugo Barrera fue vicepresidente de organización de Arena hasta agosto de 2015. Renunció, dice él, para poder participar en el proceso interno de elección de autoridades que culminará en septiembre próximo. Foto: Archivo/El Faro.net.

No es la primera vez que Hugo Barrera Guerrero aspira a presidir Arena. Ha probado suerte una y otra vez a lo largo de la historia del partido y en varias ocasiones ha logrado ocupar puestos en el Consejo Ejecutivo Nacional (Coena), la instancia rectora de Arena. Era de hecho vicepresidente de Orgacización cuando renunció de improviso en agosto de 2015, según admite ahora, porque sabía que pronto arrancaría un proceso de elección interna y quería participar en él. Niega que su separación se debiera a encontronazos con el actual presidente del partido de derecha, Jorge Velado, que a principios de marzo pasado anunció que no buscará la reelección.

La carrera interna para elegir nuevos dirigentes areneros terminará en septiembre de 2016 con una votación secreta de los afiliados. Entre los contendientes conocidos están, además de Barrera, los diputados Norman Quijano (candidato a la presidencia en 2014), Ana Vilma de Escobar y Ernesto Muyshondt; el concejal de San Salvador Edwin Zamora; y el vicepresidente del Coena Mauricio Interiano.

Barrera, acaso porque se sabe el más veterano de todos, toma por los cuernos uno de los temas más difíciles de la política, el financiamiento de los partidos, y reivindica la total transparencia, algo que va acorde con el discurso de los más noveles del partido. “Si me tocara ser presidente del Coena, yo no tendría la más mínima duda o limitante para sacar a la luz el detalle del financiamiento de Arena”, dice. Y añade que el partido debe dejar de depender de los aportes millonarios que hacen algunos empresarios y, por el contrario, ha de tener diversas vías de financiamiento, ninguna más importante que la otra.

Barrera, ministro de Seguridad Pública durante el gobierno de Armando Calderón Sol y empresario también -está al frente del gigante DIANA desde los años 60-, señala que su partido ha fracasado como líder de la oposición, reconoce que ha sido la cúpula de los empresarios, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), la que ha asumido en los últimos años la labor de enfrentarse al gobierno del FMLN. "A Jorge Daboub (expresidente de ANEP) le tocó desempeñar el papel de Arena porque Arena estaba exageradamente pasiva en este asunto", dice.

Recibe a El Faro en las oficinas del Automovil Club de El Salvador, del cual es presidente.

Con el proceso interno para elegir una nueva dirigencia en Arena, literalmente, cualquier militante o afiliado puede convertirse en el próximo presidente del partido. Ya salieron a la luz algunos contendientes y con ellos sabemos que vienen intereses de todo tipo. ¿Cuál de todos esos intereses debería tomar las riendas de Arena?
Siento que es bien importante retomar las raíces del partido. El partido nace estructurado como una alianza de todos los sectores productivos del país. El sector, femenino, juventud, empresarial... hay ocho sectores en total. Y esto, naturalmente, le da la oportunidad a la gente de estar representados y de poder opinar en el más alto nivel político partidario. Hablo de retomar esto porque esto últimamente no se ha cumplido. 

Creo que todos los que están compitiendo, han dicho más o menos la misma idea. ¿En qué se va a diferenciar usted de los otros competidores? 
Bueno, lo que pasa es que eso lo tiene que decir cada uno de ellos. Yo creo que es importante retomar la idea de la representatividad de los sectores que forman Arena.

¿Es responsabilidad de la dirigencia actual que los sectores se han mantenido replegados?
En realidad es algo que viene desde hace bastante atrás, la representatividad no se ha cumplido como debe lo manda el estatuto. Estos son de los elementos fundamentales que las nuevas autoridades tienen que tomar en consideración, y además cumplir estatutariamente.

Pero si desde el 2000 vienen discutiendo que se pueda elegir a las dirigencias y las candidaturas y nunca ha logrado cuajar eso.
Yo no discuto que algunas veces parezca más fácil hacerlo de dedo, pero eso también tiene otras implicaciones que a la larga puede que afecte la institucionalidad del partido político. Pero no estamos hablando solo de Arena si no que en términos generales. Algunas veces, para que esto se dé, tiene que ser mediante una legislación que es lo que ha pasado ahorita. Hay una Ley de partidos políticos que obliga a que los afiliados eligan a sus dirigentes. 

¿Usted cree que hay gente interesada en que la elección de dirigentes siga siendo de dedo en Arena? Todavía en enero, el diputado Ernesto Muyshondt mencionaba que él y Ana Vilma de Escobar habían sido llamados por Jorge Velado para integrar el Coena, porque él lo había decidido así. Eso revela que aun ahora hay mucha discrecionalidad.
Puede haber gente que piense en eso, no lo pongo en duda, pero el asunto es que hay una ley que obliga a elegir a los dirigentes.

Le da mucha importancia a la ley de partidos políticos. Hagamos un paréntesis: la ley de partidos políticos habla de su financiamiento debe ser público, con el nombre y apellido de los donantes. ¿Usted dará a conocer los nombres de los donantes y cuánto donan al partido? Es un secreto hasta ahora.
Pero eso yo ahí no le veo ningún problema. Para mí, es una cosa que debería de ser pública. Lo que tienen que hacer las autoridades es no convertir en casi delincuentes a los que aportan fondos a los partidos políticos. Nuestro sistema político, de acuerdo al artículo 85 de la Constitución, es pluralista y se expresa a través de los partidos políticos, y ahí dice claramente que son el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo en el gobierno. Entonces, no debe de ser considerado pecado que alguien aporte recursos en la cantidad que se le ocurra o pueda, sea el partido que sea. 

Su postura contrasta con el secretismo del partido hasta ahora respecto de su financiamiento. ¿Hará, haría o ha hecho un recomendable para que el partido transparente sus cuentas con el público?
Ahí uno lo que tiene que hacer es dar el ejemplo. Por ejemplo, yo empresarialmente siempre apoyé a Arena y nunca lo oculté. Los recibos siempre han aparecido en mi contabilidad. ¿Y cuál es el problema? Ninguno. Lo que pasa es que ha habido mucho ruido, y se considera pecado que alguien apoye a un partido político cuando constitucionalmente ese es el único mecanismo que existe para acceder al poder.

El argumento que más he escuchado por parte de empresarios y dirigentes de Arena es revelar la información es servirse para que el Estado los acose con auditorías innecesarias.
¡Pero si la ley lo permite, ¿cuál es el problema?! ¿Qué le va a decir usted, por decir una cosa, el ministerio de Hacienda, a una persona que le dio 10 mil o 100 mil dólares a Arena para una determinada campaña? No puede hacer nada porque es una cosa absolutamente legal y entonces, ¿yo por qué voy a tener miedo? Es que a mí me parece que eso es una estupidez completa.

Aprovecho y le pregunto: ¿usted me daría la información detallada de los donantes de Arena?
Los partidos políticos son entidades públicas también y la ley obliga a que haya oficinas de acceso a la información pública y la entrega de la información debería darse por esa vía.

Pero en la práctica no está funcionando.
Tal vez la ley en el caso de estas organizaciones no tiene los dientes suficientes porque alguien que se niegue a dar la información o la dé incompleta o esté con subterfugios, que se excuse en que la información no la pidió bien… Con solo que yo diga que necesito que me den la información de todas las personas que han apoyado financieramente a su partido, ¡¿qué más explicación que esa? ¡Ni que hubiera una fórmula para pedir esto! Pero mire, eso yo lo considero que es todavía parte de la inmadurez que se tiene todavía para poder cumplir con la ley.

¿Quién les dio dinero para la campaña de 2014 y 2015 cuando usted era vicepresidente de Organización?
Yo era el vicepresidente de organización del partido y me tocaba ver las estructuras del partido, y Mauricio Interiano era el de asuntos económicos. El trabajo de cada uno es tan intenso que no le queda tiempo a uno andarse metiendo en el de los demás. El asunto es que por ley, esa información no se debe de negar y cuál es el problema, ¿pues? Yo sinceramente no logro entender cuál es el problema, sí es que se ha negado.

A la dirigencia actual se le traba la lengua al responder si harán pública la información o no.
Eso no lo sé pero si a mí me tocara ser presidente del Coena yo no tendría ni la más mínima duda o limitante para poder sacarlo. Mire, si a alguien no le gusta que se descuente o que se diga que dio una equis cantidad, entonces, que no la dé, sinceramente. Pero la ley es la ley y hay que cumplirla. El partido político es una entidad que, al igual que la iglesia católica, necesita que las personas que creen en ellos o que coinciden con la manera de pensar del partido político, le ayuden.

¿La donación de dinero por parte de Taiwán a Francisco Flores fue eso? El presidente Jorge Velado siempre negó que haya sido dinero para la campaña, pero lo aceptó explícitamente hasta que murió Francisco Flores.
Mire, esa cosa de los fondos de Taiwán, de esos 10 millones, cómo le podría decir, fue una cosa... eso fue una cochinada política que fue manejada de una manera, yo diría, que contra el sistema de partidos políticos.

¿Cuando dice cochinada se refiere a que lo ventilaran en público o qué?
No, no, no, no, no. Si no a quien se inventó que esa cosa venía para asuntos de carácter social de la población cuando realmente venía para el apoyo de una campaña, era un aporte de Taiwán en ese sentido. 

¿Por qué entonces Flores se fue de boca dijo que lo que dijo en la comisión, de que sí venían para proyectos sociales a cambio de que él votara de cierta manera en los foros internacionales?
No, eso nunca lo dijo, eso nunca lo dijo. Hay un dicho que dice que hasta al mono más vivo se le cae el zapote porque en la comisión de la Asamblea se mezclaron cosas. Flores sí dijo que habían 10 millones y que había mucho más, pero con eso "mucho más" se refería a que había donaciones formales a través de los canales oficiales, con el concurso de Cancillería, de la Asamblea, a través de acuerdos en los que detallaba todo el dinero que venía a nombre del gobierno de El Salvador, no a nombre de ninguna persona. Pero nosotros estamos hablando de los 10 millones, no de otras cantidades. Yo de otras cantidades no le sabría comentar nada. Por eso digo que la cochinada viene de la gente del gobierno de entonces [Mauricio Funes] que se inventó que eso era para cosas sociales, entonces, a la persona que se inventó eso hay que decirle: ¿me puede enseñar el acuerdo firmado por los dos cancilleres en donde se establece el monto de 10 millones?, ¿a qué interes?, ¿o era sin interés?, ¿era donación o era préstamo para el Estado salvadoreño? Hay que preguntarle también dónde está la aprobación de la Asamblea Legislativa para esa donación o préstamo que vino, y dónde está el documento donde dice todo aquello. No existe, ¿por qué? Por que eso no venía para obras sociales. 

Si el dinero venía para campaña, ¿por qué no lo dijo claro el partido?
Bueno, decir "partido" tal vez es como mucho decir. Pero si usted se refiere a personas…

Bueno, me refiero a por qué Jorge Velado no lo dijo claro. 
Pregúntele a él, no puedo contestar por él. Yo siempre dije que venía a campaña. Anteriormente no había ley entonces no había nada que lo prohibiera tampoco. Por eso cuando yo hablo de una cochinada, de quien haya sido, de la gente del gobierno que manejó esta cosa pretendiendo hacerle daño al partido, y digamos que de alguna manera lo lograron. 

Pero ustedes tampoco lo manejaron con transparencia. Institucionalmente, ni el presidente del partido ni ningún representante de Arena, en nombre de la institución, dijeron que el dinero lo habían recibido para campaña. 
Yo estoy de acuerdo con usted. Yo insistí muchas veces en que se dijera la realidad.

¿Y qué le decían?
No había respuesta.

Usted lo planteaba en el Coena.
Por supuesto que sí, y lo planteaba en público también. Porque esa era la realidad, pero le digo, qué lástima grande porque eso le ocasionó un daño bastante grande a una persona, a la familia, y otras cosas. Y yo me refiero específicamente a ese monto.

Usted dice que no ve ningún problema en que un gobierno haya financiado la campaña del partido. ¿Arena volverá a recibir fondos de un gobierno o de una embajada?
Bueno, es que yo entiendo que ahora por ley es prohibido. Anteriormente no, y por eso le digo que no era falta de ningún tipo.

Eso habrá que dejarlo por escrito en los estatutos del partido y el partido ha demostrado ser muy lento con los cambios en sus reglas internas. Ya van dos años desde que el partido desde que la militancia pidió menos dedazos, más democracia , nuevas formas de financiamiento y aun no se concreta nada. Lo mismo pasó con otras reformas planteadas por un grupo de reformistas por ejemplo en cuanto al voto secreto, que tardó mucho tiempo en aprobarse después de años de discusión. ¿Habrá rechazo como sí lo ha habido hasta ahora?
No, lo que pasa es que anteriormente no se dependía de una ley...

¿Me dice, entonces, que el partido nunca tuvo voluntad política?
El partido podía hacer lo que estimara conveniente, y cuando hablo del partido me refiero a las dirigencias del momento. Ahorita hay un mecanismo de carácter legal que hay que cumplir. Esa es la diferencia.

A juzgar por los antecedentes, la ley de partidos políticos será difícil de implementar en Arena. Le pongo un ejemplo: cuando el exfiscal Luis Martínez estaba buscando la reelección, El Faro publicó un artículo sobre la presión que estaba efectuando el financista del partido Tomás Regalado a favor de Martínez. Publicamos que al señor Regalado no le había gustado que el presidente de Arena acusara de chantaje a Martínez al punto de reclamarle que no servía para dirigente político. ¿Estas prácticas por parte de los financistas del partido va a seguir ocurriendo?
Nosotros lo que tenemos que hacer como partido político es crear nuestros propios mecanismos de financiamiento, en donde, los montos que se recauden no deben de ser tan importantes como para que alguien pretenda condicionar ese apoyo. Eso es para todos los partidos políticos. Ahora, si alguien pone dinero y pretende condicionar decisiones del instituto político mi recomendación sería que se meta al partido, que ponga la cara, para influir en la forma en la que estime conveniente. Pero no se puede o no se vale que alguien por el hecho de que aportó algún dinero, tenga que decir qué es lo que se va a hacer. 

¿Pero ocurrió que...?
Yo le digo mi punto de vista, y no sé si eso ha sucedido porque como le repito, no manejaba la cosa económica.

¿Usted negaría rotundamente que financistas del partido han incidido en la campaña o en el diseño de políticas, o en cómo debe conducirse el partido?
No, yo lo que le niego es que a mí nadie a mí nunca me ha dicho: "Mire, queremos que se haga tal o cual cosa", posiblemente porque nunca he sido presidente del partido. Y puede ser que si existe, puede ser que se dé en ese nivel, ¿verdad?

¿No le consta?
No, a mí no. Realmente no.

¿No le consta que a otros presidentes del partido les haya tocado soportar presión de algún tipo?
No, no tengo idea.

Usted está advirtiendo que al menos es una tentación para un financista que al ser un gran aportador para el partido, tiene alguna cuota de decisión.
Mire, como esa es una especulación o un rumor, que no es nuevo, que viene desde hace ratos... que dicen "los dueños del partido", no sé qué diablos, un montón de cosas... Por eso es que yo he propuesto desde hace un montón de tiempo, la creación de nuestro propio mecanismo de recaudación permanente de fondo en donde los montos mayores no tienen que ser muy significativos y que eso en alguna forma terminaría con los rumores, o con las especulaciones y nos dejaría a nosotros una posición muchísimo más clara, y no habría posibilidad de que se nos acuse de nada. Eso no quiere decir que no vamos a recibir aportes. Los aportes que vengan bienvenidos son. 

Me imagino que ha de ser difícil para Arena dejar de depender de sus aliado de la empresa privada. 
No debería ser difícil dejar de depender de ellos, ¿verdad? Es que mire, cuando se habla de tener independencia económica, eso se refiere a simple y sencillamente no depender de grandes aportes y eso vale para cualquier partido político y cualquier país. Esa es una cosa de sanidad.

¿Para no volver a ese hoyo en el que cayeron cuando Saca salió? En 2009, tras la salida de Antonio Saca del partido cayeron en un hoyo de deuda del tamaño de 10 millones de dólares. 
Ese es otro concepto porque ahí lo que pasó no tiene nada que ver. Lo único es que los fondos del partido fueron malversados. Punto. No tiene nada que ver con el origen de los recursos.

"Los fondos del partido fueron malversados". De nuevo, está hablando con mucha claridad. En su momento solo se dijo que había deuda y ya, y eso decían incluso cuando entregaron a los bancos dos de las cuatro sedes en 2009.
Sí, en esa época fueron malversados los fondos. 

¿En el sentido que hubo una sustracción?
Sí, para cosas que a lo mejor no tenían nada que ver con el partido.

¿Y de eso tiene pruebas?
No. Nunca hubo proceso judicial. Lo que pasa es que yo en ese momento tampoco estaba en el Coena, entonces es un poco difícil opinar sobre lo que pasó.

Pero usted lo acaba de decir muy claro: "el dinero fue malversado".
Sí, esa es una opinión generalizada en el partido pero yo en lo personal no tengo ninguna prueba de nada. Acuérdese que en esa época yo me metí a la candidatura presidencial, entonces yo renuncié al Coena y me fui. Renuncié al Coena y a la presidencia de CEPA y me dediqué a tratar de manejar mi campaña.

Precisamente porque no tiene pruebas es complicado respaldar esa vox populi que se escucha en el partido de que Saca malversó dinero.
Por eso le digo, esa era la voz. 

Me imagino que no le ha pedido cuentas al expresidente Saca por esto.
No tengo por qué porque no estaba en el Coena en ese tiempo.

Ya, pero ahora usted lo está diciendo como si ya hubiera pruebas.
Mire, lo que yo le reclamé una vez lo discutimos en un juzgado. [Barrera se refiere a una demanda por difamación que enfrentó en septiembre de 2013 por parte del expresidente de la República Elías Antonio Saca, después de que Barrera dijera que un exministro le confesó que había entregado a Saca 40 millones de dólares. El tribunal encontró, en abril de 2014, que no había manera de probar que Barrera había difamado.]

A propósito de crear nuevas formas de financiamiento. Es nuevo para el partido que los empleados legislativos y de las alcaldías de Arena entreguen una cuota al partido. ¿Usted es partidario de ese mecanismo?
Bueno, ese es un mecanismo. Ahorita en las nuevas hojas de afiliación, todas las personas indican con cuánto quieren contribuir al financiamiento del partido, con una cora en adelante. Es un mecanismo independiente.

¿Eso lo ve como un antídoto para que no vengan directrices de alguna cúpula?
No, más bien lo veo como un mecanismo que permite cierta independencia económica en el sentido de no ser dependientes de un determinado área cooperante.

¿Qué persigue una de esas áreas cooperantes que usted dice a la hora de financiar y convertirse en bastantes valiosos para un partido?
Ni idea. O sea... nunca me han dicho, miren, vamos a hablar de esto pero queremos tal cosa, nunca en la vida, esa es una especulación que al partido lo ha perjudicado, que hablan que es el partido de los ricos. Yo nunca manejé la parte económica del partido.

¿O sea que el Coena nunca llega a saber nada sobre el dinero? ¿El dinero lo maneja un caudillo que no da cuentas de nada? 
Mire, de acuerdo al estatuto, el Coena es un organismo colegiado, para cierto tipo de decisiones, pero la responsabilidad de cada uno de los directores son totalmente de cada quien.

Pero si el dinero es tan vital que es la sangre de un partido porque permite financiar campañas, casas sede, eventos aquí allá, gasolina, reparación de vehículos, o sea.... todo queremos estar enterados de eso.
Bueno, la realidad es que no porque cada quien tiene su propia responsabilidad. De la misma manera, el tema económico siempre se ha manejado con mucha reserva, no solo en Arena, en cualquier partido político.

Hablemos ahora de la estrategia política. ¿La nueva dirigencia de Arena debe sentarse con el FMLN y buscar consensos mínimos, básicos con ellos?  ¿Es algo que le está faltando al partido?
Antes de la mesa de Ataco hubo una reunión bien importante en donde estuvo el presidente con su equipo y únicamente nosotros de Arena, hace año y medio, en donde hicimos nosotros la propuesta de llevar a cabo el segundo acuerdo de paz política y paz social. Desde nuestro punto de vista, se pudo haber terminado con todos los problemas que hay en este momento, de una manera concertada entre las dos grandes fuerzas que contara, posteriormente, con la incorporación de las demás fuerzas políticas. Es que paz política aquí no hay, aquí lo que hay es una gresca de perros y gatos horrible que no le conviene al país, ni a la población, ni al desarrollo ni a nada. Políticamente hablando lo que tenemos es otra guerra.

¿Usted me valida si yo digo que tanto Arena como el FMLN se olvidan de gobernar porque lo que les interesa es anularse mutuamente?
Más bien que gobiernan a su manera, en algunos casos, de una manera un poco tonta, pero no se tocan los elementos fundamentales que están desnaturalizando las posibilidades de desarrollo del país. En el tema de las maras, por Dios, y últimamente en el tema de las pensiones; muchas de las cosas ya están planteadas en la Constitución pero no se toma en cuenta. [Barrera habla de un plan que habían denominado Plan Nacional de recuperación de la seguridad ciudadana para combatir la delincuencia y que incluía que el Estado eligiera a qué personas va a someter a procesos de readaptación]. Ese plan no lo pudimos presentar porque suspendieron la segunda sesión de la reunión con el presidente.

Pero esa idea de la convertación ya es viejísima y nunca ha prosperado. 
Pero yo qué culpa tengo de eso. Y lo voy a seguir repitiendo hasta el último día de mi vida, ¿por qué? Porque parte de la solución es eso. Puedo estar equivocado pero desde mi punto de vista, en la primera reunión que tuvimos con el presidente de la república hace año y medio, yo lo sentí super entusiasmado, pero la segunda reunión se suspendió y nunca más se llevó a cabo. Hoy hay un nuevo acuerdo, que no sé en qué consistirá, pero lo que yo veo es que están matando a todos los mareros y la realidad del caso es que la solución no es es esa porque eso va a generar reacciones, lógicamente.

Por ahora, el gobierno ignora a Arena, no los convocan, por lo tanto algo estará haciendo mal el partido. 
Yo estaría de acuerdo con usted si, por ejemplo en seguridad, si nuestro plan ya se hubiera hecho y se hubiera demostrado que no funciona. Pero ni siquiera se hace el intento de probar una cosa y se continúa con otra cosa que a todas luces es generación de más violencia...

¿El partido debe cambiar para acercarse al gobierno y buscar acuerdos?
Hay que buscar el mecanismo. El gobierno es el gobierno y no se puede dejar del lado porque son el Ejecutivo. Debemos seguir insistiendo institucionalmente hablando para ver cómo se llega... Estos son planes son puntos de partida, no son la panacea. 

Que no se haya logrado nada es un fracaso también para la dirigencia del partido, de Jorge Velado. Hubo diputados como Norman Quijano y Ernesto Muyshondt que lo criticaron por tener un excesivo presidencialismo y sumarse a la mesa de Ataco sin mayores consultas. Y luego, al salirse de la mesa, de igual manera lo criticaron porque no lo consultó.
Una de las cosas que se está planteando ahorita en el nuevo Coena es recuperar el concepto colegiado del Coena a cambio de un presidencialismo exagerado.

¿Que lo hay?
Sí, por supuesto.

¿Dónde ha visto que Velado ha actuado con demasiado presidencialismo?
No, no quiero entrar en detalles de ese tipo, yo estoy hablando de cosas que tienen que ver con la vida, la integridad y con los bienes materiales de los salvadoreños en general. Y sí, esto posiblemente no se le dio el aval, el apoyo, la presión suficiente para lograr que la segunda y otras reuniones necesarias continuaran.

Usted, don Hugo, ¿por qué abandonó el Coena en agosto del año pasado?
En mi carta de renuncia nunca mencioné cuál era mi objetivo ni el motivo de mi retiro pero sí tenía claro que venía la elección y que la nueva ley establecía los mecanismos de cómo se podía hacer y opté por retirarme del partido para optar a la presidencia del partido.

¿Usted no renunció por tener encontronazos o problemas con la comisión de enlace del partido que depende de Jorge Velado? [Esta comisión depende del presidente de Arena y es un órgano auxiliar del Coena, en especial de la vicepresidente de Organización, que fue el cargo al que renunció Barrera en 2015] Ernesto Muyshondt dijo que era una estructura paralela a la orden de Jorge Velado.
Mire, problemas con la comisión no tuve. Que se incrementó la comisión de enlace es cierto. Creo que tal vez la misión de la Comisión de enlace tal vez no se ha cumplido tal como tendría que ser. Pero esa es otra cosa que no tiene nada que ver con el Coena, directamente.

Claro, por eso es que el Coena tiene la vicepresidencia de organización que supervisa y organiza las estructuras y cuando la comisión nacional de enlace empieza a tener ese rol y hay una estructura paralela al Coena, supongo que eso es parte de lo que a usted le incomodó también.
La falla, en mi criterio, estuvo en que se desnaturalizó el hecho de que la comisión de enlace dependiera del presidente del partido.

Pero dirigentes del partido me explicaron que también usted estuvo desapegado de las estructuras y eso provocó que Velado tomara la delantera con la comisión de enlace.
Cuando le explico que se desnaturaliza la función de una comisión de enlace, eso afecta las responsabilidades de otros. Hay estructuras a nivel departamental y municipal, pero a nivel de colonia, barrio, comunidad, cantón o caserío no hay y eso hay que mejorar. A parte de eso, está la parte operativa. Las estructuras no solo son nombradas de adorno, sino que también tienen que desarrollar la misión que les establece a cada una de ellas. Ahí es donde tenemos que hacer un esfuerzo bien grande. 

Usted mencionaba que un tema donde debería haber acuerdo entre el FMLN y ustedes es el salario mínimo. Es un asunto que le compete a la empresa, a los trabajadores y al gobierno. ¿En qué medida debe cambiar la actitud de la empresa privada?
El presidente se reunió con Anep y entiendo que no fue en Casa Presidencial si no que en la sede de Anep, me parece que fue una cosa bastante fuera de lo normal, pero fue al revés, pero eso lo veo yo como una señal bastante positiva. Eso también fue, tal vez, producto de la declaratoria de Luis Cardenal de que iban a buscar mecanismos de comunicación.

Y ustedes con el partido supongo que habrán discutido ampliamente cuál debe ser la estrategia del partido en conjunto con la empresa privada. Al final comparten como principio la creencia en el libre mercado pero vemos que en el gremio sí hay diferencias de criterio sobre cómo deben los empresarios posicionarse ante el gobierno. En la última elección de la presidencia de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) vimos que entre los dos principales contendientes, Carlos Guerrero y Luis Cardenal, parecía haber diferencias de estilo sobre cómo posicionarse a la hora de hablar con el gobierno. ¿Usted aprobaba el estilo de Carlos Guerrero?
Miren, conozco a Carlitos desde hace mucho tiempo y es un buen elemento. Conozco también a Luis Cardenal. La diferencia entre uno y otro es la experiencia que puede tener alguien en el manejo de gremiales y el manejo empresarial. Acuérdese que nosotros en el partido somos los defensores del sistema de libre iniciativa. Este sistema permite que cada quien se desarrolle conforme a sus capacidades, y eso, a mediano o a largo plazo, se materializa en la creación de una empresa. Y eso se llama generación de empleo, y eso se llama generación del presupuesto general de la nación a través del pago de impuestos. Entonces, para nosotros, la persona o las personas que estén en la ANEP también tienen que estar sumamente claros de este asunto. Vaya, por ejemplo, en el caso de Jorge Daboub le tocó desempeñar el papel de Arena porque Arena estaba exageradamente pasiva en este asunto y eso le provocó a él insultos de todas partes, cuando el tipo lo que estaba haciendo era lo que debía, que era defender el sistema que a ratos se miraba amenazado por decisiones del Frente.

Lo que está diciendo es que Arena no fue oposición.
Hubo mucha gente que criticó a Jorge Daboub, y hubo mucha gente que lo apoyó, pero de cualquier manera que sea, él cumplió su misión ante el vacío que generó el partido político de oposición. Entonces, el partido político debe retomar su papel de oposición pero inteligentemente, y en el momento oportuno. Y los dirigentes de la empresa privada, su misión es, defener el sistema bajo un mecanismo diferente al político. La ANEP es la responsable de la defensa del sistema de libre iniciativa en el país, y junto a todos los empresarios de todos los tamaños son los generadores de empleo por excelencia. Entonces eso hay que dejarlo tranquilo, vamos a ver qué pasa... Que hay que mantener buenas relaciones con el gobierno, definitivamente que sí.

¿Carlos Guerrero era muy distinto a eso que usted dibuja?
Yo en ese nivel gremial no lo conozco, realmente. Él me sustituyó a mí en el ministerio de Medio Ambiente cuando pasé a la presidencia de CEPA, y conozco a su familia que es maravillosamente buena. No tengo nada que criticarle a él pero ahí se creó una disputa entre dos personas que aspiraban a ser presidentes de ANEP, y en este tipo de cosas suceden este tipo de rayoncitos que se pueden dar.

¿No era cierto ese mote de que era el candidato de la izquierda?
El problema no es así, el problema surgió porque la percepción que se dio en términos globales es que tenía las simpatías del Frente, y ¿por qué? Porque sale el presidente de la Asamblea, el presidente de la República, apoyando la candidatura... ¡Qué les importa a ellos! Esa es una cosa de la empresa privada en la que no se tienen que meter. Es no es sano. 

Entonces, ¿para usted Guerrero no era un dirigente que caminara en sentido contrario a como venía trabajando Jorge Daboub?
Mire, yo no creo, él en sus propias declaraciones dijo que él iba a actuar completamente diferente y que no iba a confrontar y un montón de cosas, que creo que eso no fue muy bueno porque él estaba en la directiva de ANEP, entonces, de alguna manera él comenzó a chocar con los propios directores de la organización donde él estaba. Puede ser que eso le generó cierto tipo de cosas y de ribete salen los políticos apoyando la candidatura de él porque no estaban contentos con Koky (Jorge Daboub).

¿En Arena discutieron a cuál estilo apoyar más, si al de Carlos Guerrero o al de Luis Cardenal? Lo digo porque hay vasos comunicantes entre el partido y la ANEP: Juan José Guerrero, el director de asuntos jurídicos y electorales del Coena, es cuñado de Carlos Guerrero, y ambos estuvieron juntos en la conferencia en la que Carlos anunció que desistía de competir. También está en el equipo que lo apoya José "el tío" Velásquez, excandidato a alcalde de Santa Tecla.
Vaya, en primer lugar, le aclaro que hasta el último día que yo estuve en el Coena [agosto de 2015] esa situación nunca fue un punto de agenda de las discusiones del partido Arena. Conozco a Carlitos Guerrero y lo reconozco como una persona honorable, súper trabajadora, un empresario de la construcción de mucho mérito y probablemente si hubiera quedado hubiera hecho un buen papel. A mi criterio, quien lo confundió todo fue el Frente, por metidos, porque se metieron a andar opinando de una cosa que no es de competencia de ellos, hombre, y tampoco andar dando declaraciones avalando una u otra cosa. Ellos fueron los verdaderos responsables de todo el desmadre que se armó, y en el que salió afectado o perjudicado, al menos transitoriamente, fue Carlitos Guerrero.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad