Publicidad

Arena ahora sí apoya lo que antes bloqueó: el derecho al agua en la Constitución

En medio del desabastecimiento que afecta a 1 millón de personas, el candidato presidencial de Arena, Carlos Calleja, ha propuesto una modificación constitucional que su mismo partido se negó a ratificar en 2012 y en 2015: el acceso al agua como derecho humano. Aunque Arena también eleva a rango constitucional que el Estado sea el único regulador del agua, su partido sigue pujando por una ley secundaria que crea un ente rector del agua con dos de cinco votos para la ANEP.

Carmen Valeria Escobar

 
 

Mientras miles de hogares en la capital enfrentan una semana con un deficiente servicio de agua, el candidato a la presidencia por Arena, Carlos Calleja, presentó una propuesta de reforma constitucional que su mismo partido se había negado a aprobar en dos ocasiones: fijar en la Constitución que el acceso al agua es un derecho humano. La propuesta no es innovadora, excepto por el hecho de que Arena antes no quiso respaldarla y ahora quiere, más bien, promoverla.

El empresario, convertido en candidato para las presidenciales de febrero de 2019, plantea modificar el artículo 69 de la Constitución de la República, que trata sobre la responsabilidad del Estado en el control de la calidad de los productos alimenticios y las condiciones ambientales que puedan afectar la salud y bienestar.

La propuesta de Calleja pretende agregar que “el Estado tiene como prioridad proteger y preservar el derecho al agua como derecho humano y fundamental, debiendo regular el acceso, disposición y saneamiento de los habitantes. El Estado creará las políticas públicas que garantice este derecho de forma equitativa y la ley regulará esta materia”.

El texto es muy parecido a la reforma que en 2012 propuso el FMLN, también agregada al artículo 69, y que reza de la siguiente manera: “el agua es un recurso esencial para la vida, en consecuencia, es obligación del Estado aprovechar y preservar los recursos hídricos y procurar su acceso a los habitantes. El Estado creará las políticas públicas y la ley regulará esta materia”.

Ambas defienden el acceso al agua como un derecho humano consignado en la Constitución. La diferencia, esencialmente, es que Arena no hizo nada por concretar esa reforma constitucional en las dos ocasiones que tuvo para hacerlo: hacia el final de las legislaturas de 2012 y de 2015. No dio los votos y la ratificación de la reforma se dilató hasta que se fue el tiempo establecido para hacerlo. Pero ahora, con su candidato presidencial y junto al PCN, parecen estar de acuerdo que se incluya la misma reforma, con el mismo espíritu, en la Constitución. Calleja estuvo acompañado por Mario Ponce, diputado pecenista y miembro de la comisión de Medioambiente, diputados tricolor y unos cuantos manifestantes.

​Carlos Flores, miembro del Foro del Agua, dice que no hay ninguna diferencia entre la reforma constitucional presentada por Arena este miércoles con aquella que el Foro del Agua impulsa desde 2008 y que Arena se ha negado a ratificar. "La diferencia está en que nuevamente la acción del candidato de Arena es para sacar al partido del remolino que se le ha armado por querer privatizar el agua", dijo Flores. "Es solo una acción de campaña para sacar al partido del problema en que están", opinó.

Pipas que abastecen a hoteles y colonia privadas, esperan para llenar su tanque, sobre el bulevar Cuscatlán, en el municipio de NuevoCuscatlán, La Libertad. Los camiones privados se abastecen de un pozo de agua potable, propiedad de la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Pipas que abastecen a hoteles y colonia privadas, esperan para llenar su tanque, sobre el bulevar Cuscatlán, en el municipio de NuevoCuscatlán, La Libertad. Los camiones privados se abastecen de un pozo de agua potable, propiedad de la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

La legislatura 2009- 2012 aprobó, en sus últimos días, una reforma constitucional al artículo 69 que incluía el derecho al agua. Tuvo 81 votos, es decir, todos los partidos la apoyaron. Para conseguir una reforma constitucional, una Asamblea tiene que pasar la reforma y la siguiente tiene que ratificarla. Es decir, Arena tuvo toda la legislatura 2012- 2015 para ratificar lo que había votado en abril de 2012. Pero no lo hizo.

El mismo texto votado en abril de 2012 se aprobó de nuevo en la legislatura 2012 -2015, de modo que los diputados tuvieron otra oportunidad en el periodo legislativo que recién concluyó. Pero Arena no votó. "Ellos lo que quieren es hacer la pantomima que se interesan por el derecho al agua pero luego van a negarse a su ratificación", insistió Flores.

Por otro lado, la propuesta de Calleja llega un mes después de que los diputados iniciaron la discusión de un nuevo ente rector, una máxima autoridad nueva, en la gestión del agua. El partido tricolor apoya entregar a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) dos de cinco votos necesarios en ese ente rector para tomar decisiones que van desde los permisos para explotar el recurso hasta las tarifas. Para organizaciones como la que representa Flores, junto a otras voces como las iglesias y las universidades, abrir este espacio tan amplio a la ANEP en las decisiones trascendentales sobre el agua dejaría el terreno limpio y llano para una privatización del servicio.

Bajo esta sospecha de ceder el control al sector privado es que hubo una fuerte movilización de la sociedad civil. En ese frente de oposición destacaron los estudiantes de la Universidad El Salvador (UES), los dirigentes de la Iglesia Católica salvadoreña, el Foro del Agua y la Universidad José Simeón Cañas (UCA). El asunto sigue sin zanjarse y, como consecuencia, vienen más protestas. El planteamiento del ente rector en la ley ha dividio la Asamblea Legislativa en tres bloques: quienes defienden matnener esa composición de la rectoría, los que se oponen de manera rotunda a esta conformación y quienes piensan que esa propuesta puede ser el punto de partida para una mejor distribución de los votos. 

Comisión escuchará a otras organizaciones

En la comisión que analiza las reformas a la ley de aguas, parecían haber logrado lo más parecido a un consenso. “Nos podemos llevar bien y dialogar”, dijo la diputada arenera Marta Évelyn Batres, presidenta de la comisión de Medio Ambiente, entre risas y bromas. Les causaba gracia que esta es la primera vez que se respira “la buena voluntad” en la comisión.

Desde que se tomó la decisión de tener como prioridad la creación de la ley de aguas y utilizar como base “La ley Integral de Aguas” que presentó el exdiputado arenero Johnny Wright Sol comenzó un camino cuesta arriba para la comisión. Sus miembros encontraron su primera gran roca cuando los estudiantes de la Universidad de El Salvador, dirigidos por el rector Roger Arias, organizaron una protesta en contra de la privatización del servicio de agua que terminó de forma violenta justo a las puertas de la Asamblea.

Después de esa protesta, las tres reuniones de la comisión se convirtieron en espacios exclusivos para discusiones acaloradas entre los diputados de todos los partidos y el FMLN, que se negó explícitamente a seguir votando si se tiene la misma ley de Wright como base. A manera de mofa y en medio de la desesperación, más de una vez el diputado Raúl Beltrán Bonilla (PCN) y la diputada Batres, presidenta de la comisión, hicieron alusión a que la población les estaba “pagando por no hacer nada”.

De manera rápida y con votos a favor de todos los diputados que conforman la comisión, se aprobó celebrar foros que incluyan a todos los sectores y actores políticos que soliciten ser parte de la discusión. La reunión fue la más armónica desde que se actualizó la lista de miembros de la comisión. El único traspié fue cuando el diputado de Raúl Beltrán Bonilla le preguntó al técnico de la comisión, Luis Arias, cuál era el presupuesto disponible para los foros. Arias se negó a responder ante el micrófono. La presidenta de la comisión dijo que el problema es que la Asamblea no tiene dinero para darle café y agua a los invitados.

Luego de dos horas la comisión llegó a la conclusión que para la convocatoria a los foros -que se harán efectivos a partir del próximo martes 10 de julio- aplicarán la consigna “el primero en tiempo, el primero en derecho”. Así, los dirigentes de la Iglesia Católica en el país y la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas serán los primeros. La comisión también acordó que los detalles logísticos sobre la hora, la duración o el lugar se acordará el jueves durante el desarrollo de la sesión plenaria luego del estudio de los técnicos. El diputado Beltrán Bonilla también propuso que para aprovechar el tiempo se pueden hacer foros los viernes, “los días de playa” de los diputados, comentó.

Una habitante de la comunidad La Esperanza, en Nuevo Cuscatlán, recorre el bulevar Cuscatlán con el agua que ha logrado recolectar del pozo municipal cercano a su vivienda. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Una habitante de la comunidad La Esperanza, en Nuevo Cuscatlán, recorre el bulevar Cuscatlán con el agua que ha logrado recolectar del pozo municipal cercano a su vivienda. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Mientras la comisión decidía sobre la convocatoria de los foros, 1 millón de usuarios de ANDA -el 25 % del área metropolitana de San Salvador- enfrentaban su crisis de agua. La Asociación Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) lanzó el 2 de julio un comunicado en el que explicaban que la tubería que abastece el área metropolitana fue dañada, o “vandalizada”, según las palabras del presidente de ANDA, Felipe Rivas. En una rueda de prensa en Nejapa, donde está la tubería, Rivas argumentó que personas con “fines vandálicos” retiraron los pernos que la sostenían y fue así que colapsó esa infraestructura.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén se hizo presente en la jornada de supervisión en Nejapa. El mandatario pronto convocó de emergencia al Consejo de Ministros para crear un plan de acción respecto del desabastecimiento de agua. Dentro de las medidas, Sánchez mencionó que se pondrían a disposición de ANDA otros recursos del Gobierno, como vehículos que faciliten el suministro del agua a las áreas afectadas, así como también recursos financieros extraordinarios. Como última medida nombró titulares dentro del consejo para que trabajan de la mano como Rivas siguiendo las directrices del mandatario.

Luego, Sánchez Cerén pidió una intervención de la Fiscalía General de la República para investigar el presunto daño intencional a la tubería. Pero cuando la Policía Nacional Civil (PNC) hizo su propia inspección, aseguraron que no habían detectado mano criminal, sino una “falla técnica”.

Rivas puso como fecha límite para la reactivación de los servicios las últimas horas de miércoles 4 de julio. Sin embargo, extendió el plazo. Aunque habían terminado las reparaciones, el presidente de ANDA dijo que el servicio podría reactivarse, a más tardar, el domingo 8. ANDA recordó que tienen disponibles pipas para abastecer a las colonias y comunidades con más problemas por falta del servicio.

Los lemas del diputado Zablah

La participación de la ANEP en el ente rector es, por ahora, un punto inflamable como pólvora dentro de la comisión legislativa.

Durante la sesión plenaria del 28 de junio, el diputado de Gana, Francis Zablah, incorporó una pieza de correspondencia que pide que se reforme la ley de la ANDA aprobada en 1961. La reforma presentada por Zablah plantea la revisión de la facturación de servicio de agua con el fin de evitar cobros a quienes no reciben el servicio.

Zablah es el actual secretario de la comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático y ha sido uno de los principales voces en contra de la privatización del agua planteando este tema como un “fantasma” que es usado con fines políticos. Durante la tercera reunión de la comisión el diputado le pidió a sus compañeros de la comisión que se pusieran de pie como un compromiso simbólico a no privatizar el recurso, acto al que se negó a participar el FMLN. La semana siguiente el diputado de GANA entregó una pieza a la comisión que pide modificar La Ley Integral de Aguas y suprimir el artículo 14 que pone en la Junta Directiva a dos designados de la ANEP. Ese modificación aún no ha sido discutida en la comisión. Aunque no presenta una propuesta de cómo podría ser conformada la Junta Directiva, propone a El Faro que para él sería ideal incluir a dos miembros de los ministerios, una organización, un representante de COMURES, un sector de la empresa que represente el sector formal privada que no sea la ANEP, un representante de la sociedad civil, un representante del foro del agua y dos o tres técnicos especializados.

Habitates de la comunidad La Esperanza II, del municipio de Nuevo Cuscatlán, recorren el bulevar Cuscatlán con el agua que han podido recolectar durante la tarde del 4 de julio. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Habitates de la comunidad La Esperanza II, del municipio de Nuevo Cuscatlán, recorren el bulevar Cuscatlán con el agua que han podido recolectar durante la tarde del 4 de julio. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Como una frase de rigor, el diputado Zablah menciona en cada reunión de la comisión y en cada entrevista que durante su mandato en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático en el período 2012-2015 fue cuando se aprobaron 92 artículos de La Ley General de Agua, aquella ley que el FMLN pide que se retome. Zablah admite que, si fuese solo decisión suya, también le gustaría regresar a ese anteproyecto.

Zablah responsabiliza al exdiputado del partido de izquierdas, Guillermo Mata, de que el trabajo realizado se perdiera en la siguiente legislatura. Andrés Mckinley, especialista del Agua en la UCA, refuta el discurso del diputado Zablah adjudicándole la responsabilidad para la no creación de la ley. "Llegamos en un momento en que la correlación de fuerza era favorable a la aprobación, pero él insistía en una condición ridícula de consenso total" dijo a El Faro.

La crisis continúa

Para varias zonas de San Salvador, recibir el servicio racionado es algo bastante común. Roberto Méndez reside en el Barrio Santa Anita (zona sur de San Salvador) y comenta que desde que tiene uso de razón ha recibido un servicio irregular de agua. El servicio se activa desde las 5:30 pm hasta las 5:00 am. En los últimos dos meses han notado que, entre lunes y martes, no hay servicio en todo el día. Roberto vive con su madre y su abuela. Entre ellos resuelven para llenar un tanque con agua y acarrearla para sus necesidades. “Lo único que me preocupa es que vaya alcanzar el agua de aquí a que regrese el servicio, que no creo que sea el viernes en la noche como dijeron”, lamentó Méndez.

Rivas mencionó en su discurso en Nejapa que la prioridad sería abastecer los servicios en las escuelas y hospitales. El 4 de julio el Colegio Marista San Alfonso, ubicado en Mejicanos suspendió las clases en su totalidad hasta el 6 de junio. Lo mismo sucedió con el Colegio Denver y el Colegio Fátima, así como en un centro educativo de primaria ubicado sobre el Bulevar Constitución. El mismo día por la tarde el Ministerio de Educación anunció la suspensión de clases en más de 300 centros educativos que se encuentran en las zonas afectadas, “a fin de prevenir el contagio masivo de enfermedades provocadas por la falta del vital líquido en el sistema educativo” expresa el comunicado.

A los habitantes de Santa Tecla en donde la racionalización de agua es menos frecuente, la falta del servicio les tomó por sorpresa. Con tanques que se llenaban de manera automática pasaron los primeras días sin servicio, ahora el agua también les comienza a escasear. Angélica Ramirez vive en la zona central de Santa Tecla y comentó que el consejo vecinal solicitó una pipa para abastecer la zona al número proporcionado por ANDA. Pero más de 24 horas después, parece la pipa no va a llegar.

* Con reportes de Nelson Rauda Zablah

Blanca Lilian Miranda, de 49 años, recorre el bulevar Cuscatlán junto a Fernanda, su nieta, quien le ayuda a la recolección de agua desde el pozo de la Alcaldía Municipal de Nuevo Cuscatlán. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Blanca Lilian Miranda, de 49 años, recorre el bulevar Cuscatlán junto a Fernanda, su nieta, quien le ayuda a la recolección de agua desde el pozo de la Alcaldía Municipal de Nuevo Cuscatlán. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad