El paraíso olvidado de Amapala

 
Publicidad
La que a inicios del siglo XIX fue uno de los centros urbanos más dinámicos de Centroamérica, ubicada en el paradisíaco golfo de Fonseca, es hoy una isla que parece olvidada por el progreso, con casas de madera avejentada y playas en las que se acumula basura. Amapala es el primer municipio en el que Honduras pretende concesionar una ZEDE, (Zonas Especiales de Empleo y Desarrollo Económico) que deja en manos de privados la administración territorial, la seguridad pública y el desarrollo. Los impulsores del proyecto aseguran que convertirán a Amapala en una metrópoli similar al puerto de Busán (Corea del Sur).