Cierran el penal de Cojutepeque

Antonio Montes

 
Publicidad
Un total de 1,282 internos del Centro Penal de Cojutepeque, integrantes todos de la facción Sureños del Barrio 18, fueron trasladados este jueves 16 de junio hacia las cárceles de Izalco y Quezaltepeque, bajo estrictas medidas de seguridad. Según la Dirección General de Centros Penales (DGCP), el traslado forma parte de las medidas extraordinarias que el gobierno ha implementado desde el pasado 29 de marzo, "una estrategia integral para atender la problemática de violencia generada por grupos criminales". Mil privados de libertad fueron trasladados al ala nueva del penal de Quezaltepeque, y los restantes 282, al Sector 1 de Izalco. Con un hacinamiento cercano al 300 % y ubicada en pleno centro de la ciudad, la cárcel de Cojutepeque era quizá la más nauseabunda del sistema penitenciario salvadoreño, cuyas condiciones fueron definidas como inconstitucionales por la Sala de lo Constitucional a finales del mes de mayo. El recinto vaciado, informó la DGCP, será clausurado definitivamente.