Publicidad

Juez exonera a exseleccionados salvadoreños acusados de amañar partidos

Según el juez Pineda, aceptar dinero a cambio de propiciar cierto resultado de un partido de fútbol no está incluido como lavado de dinero en el Código Penal de El Salvador y por eso eximió de responsabilidad a los 11 jugadores.

AFP

 
 

Un juzgado exoneró este viernes a 11 exjugadores de la selección de fútbol de El Salvador, en su mayoría suspendidos de por vida, de cargos de lavado de dinero por el amaño de partidos.

El juez a cargo del caso, Ernesto Pineda, explicó en su resolución que "no se configura el delito de lavado de dinero" al recibir dinero por el arreglo de resultados de partidos, el cargo por el cual los exjugadores fueron suspendidos.

Los favorecidos por la decisión del juez, quienes permanecen en libertad, son los porteros Miguel Montes y Dagoberto Portillo, los defensas Dennis Alas, José Mardoqueo Henríquez, Marvin González, Miguel Granadino, Ramón Sánchez y Carlos Romeo Monteagudo, y los volantes Cristian Castillo, Darwin Bonilla y William Osael Romero.

Todos, a excepción de Monteagudo, fueron suspendidos por la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) en setiembre de 2013, en forma vitalicia por presuntamente amañar partidos. Monteagudo fue suspendido de jugar fútbol profesionalmente durante 18 meses.

El juez también decretó el sobreseimiento definitivo para tres extranjeros involucrados en los amaños en la selección salvadoreña, también acusados de lavado de dinero: Gaye Alassane, de Mali, el nicaragüense Yasser Arauz y el exfutbolista nicaragüense de origen salvadoreño Armando Collado.

El juez Pineda explicó que recibir dinero producto de amaño de partidos no se considera como delito de lavado de activos en la ley penal salvadoreña.

Cuando la Fesfut aplicó la sanción a los jugadores, lo hizo con base en fraudes que supuestamente se cometieron en cuatro partidos, tres en Estados Unidos y uno en Paraguay.

El primero fue en la ciudad de Tampa, Florida, el 24 de febrero de 2010, donde El Salvador perdió 2-1 contra Estados Unidos. El segundo en Washington, D.C., el 19 de junio del mismo año, cuando El Salvador cayó 1-0 ante el club estadounidense DC United.

El tercer encuentro fue el realizado por la Copa de Oro de la Concacaf en Dallas, el 5 de junio de 2011, donde El Salvador fue superado 5-0 por México, y el cuarto partido amañado fue el amistoso disputado en Paraguay el 6 de febrero de 2012 frente al seleccionado local, que venció 4-1.

© 1994-2015 Agence France-Presse

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad