San Salvador pierde otro monumento

Mauro Arias y José Carlos Reyes

 
Publicidad
Un año después de que el centro histórico de la capital sufriera la destrucción del mural de la fachada de la Catedral, un incendio destruyó este lunes la pintoresca iglesia San Esteban. El templo, construido en el siglo XIX, estaba deteriorado desde hacía años y ya había perdido una de sus torres de campanario. Su estructura de madera era una amenaza para los usuarios, por lo que se mantenía cerrado.