Fotos /
El patrón quiere volver
La Reforma Agraria en El Salvador fue una iniciativa de disolver los grandes latifundios propiedades de pocas familias para repartir esas tierras entre los trabajadores del campo y sacarlos de su profundo nivel de pobreza. Antes de la reforma existían en el país 238 propiedades de más de 500 hectáreas. El estado expropió el 25% de la tierra agrícola que eran latifundios y se la vendió con créditos cómodos y se crearon cooperativas, como la de El Espino que pertencía a la familia Dueñas. Hoy en día, los descendientes de los Dueñas recuperaron parte de su propiedad y han demandado por usurpación a las familias pobres que viven en ella, porque en teoría la gente tendría que estar viviendo en otro lugar por viejos acuerdos del Gobierno.

Fecha inválida
Mauro Arias
Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.

Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.