Publicidad

Partidos mayoritarios cierran puertas de la Asamblea a la legalización de las drogas

Una semana después de que el presidente Funes anunciara que promovería el debate público sobre la iniciativa del presidente de Guatemala de legalizar el transporte y la comercialización de las drogas ilícitas, los diputados de los dos partidos mayoritarios -FMLN y Arena- se pronunciaron este martes en contra de la despenalización.

Jimena Aguilar

 
 

Los diputados del FMLN y los de Arena dijeron este martes estar en contra de la legalización del tráfico y consumo de drogas ilícitas en el país durante la reunión de la comisión de seguridad pública y combate al narcotráfico. El debate dentro de la comisión surgió una semana después de que el presidente Funes dijera que llevaría el debate a la Asamblea Legislativa. Con esta postura inicial los legisladores le cierran el paso a cualquier propuesta que el mandatario envíe al Órgano Legislativo.

La comisión hizo un recuento de los temas que se pusieron en agenda la semana pasada durante la primera reunión interparlamentaria para la seguridad ciudadana y administración de justicia. Entre estos temas está la propuesta del presidente de Guatemala Otto Pérez de legalizar el transporte y la comercialización de drogas como medida para combatir el crimen organizado.

El lunes pasado, el presidente Funes anunció que, a pesar de que él no apoya la legalización porque está convencido de que eso no acabará el problema de corrupción y violencia, está dispuesto a promover el debate en el país sobre ese tema, especialmente en la Asamblea. Pérez pretende proponer el tema en la prevista cumbre de jefes de Estado de Centroamérica que se realizará en El Salvador en marzo.

Antes de que el funcionario siquiera llevara el tema al Órgano Legislativo, los diptuados de los partidos con más escaños se posicionaron en contra, lo que deja prácticamente sin posibilidades a la Asamblea de hacer cualquier reforma legal tendiente a despenalizar el tráfico y la venta de drogas. El diputado Ernesto Angulo dijo que su partido Arena ya tiene claro que ni siquiera considerará cualquier tipo de propuesta en ese sentido. "Es interesante y hay que oír, porque es una corriente mundial. Pero les aseguro que vamos a terminar más convencidos de que no es lo adecuado para el país", dijo.

El representante de Arena en la comisión también argumentó que legalizar las drogas en el país o incluso en la región significaría fomentar el tráfico ilegal en otros países. Además, se refirió al ejemplo que algunos ponen de cómo en algunos países europeos la despenalización de delitos relativos a las drogas ha provocado beneficios. Dijo que dichos países legalizaron el consumo de ciertas drogas no para combatir el narcotráfico, sino para respetar el derecho de cada persona de elegir consumir una droga o no.

Los diputados del FMLN también dijeron oponerse, por razones parecidas a las expresadas por el presidente Funes, en cuanto a que se enviaría el mensaje equivocado a la juventud de que pueden consumir drogas sin problema. "Esto (la legalización) tiene consecuencias, significaría generar más problemas para la juventud, en las personas y en la sociedad", dijo Arístides Valencia. Agregó que la legalización tampoco eliminaría los cárteles y por el contrario daría pie a que aparezcan más.

Valencia también argumentó que el Estado está obligado a velar por la salud de sus ciudadanos y la legalización va en contra de esta obligación. Cuando El Faro le preguntó si en el balance de cuáles obligaciones del Estado son más importantes, si la protección de los ciudadanos ante la violencia generada por el narcotráfico, o la protección de la salud de quienes optarían por consumir drogas por ahora ilegales, respondió que la garantía de la seguridad debe buscarse de otras maneras, aunque no las explicó.

Aunque sí cree que el problema de las drogas también debe ser visto como un problema de salud, comentó que esto no necesariamente implica la legalización. El diputado Valencia aclaró que esta no es una posición unánime dentro del partido, pero que todos los representantes del partido en la comisión coinciden con su punto de vista.

El único que dio una posible apertura a la legalización fue Benito Lara, quien dijo que otra opción es abordar el asunto como un problema de salud y por lo tanto considerar la legalización del consumo de ciertas cantidades. "Otra forma es abordar el tem de la legalización de una cantidad para el consumo", dijo.

Los otros dos partidos que tienen representantes en la comisión, CN y Gana, no se posicionaron porque ningún diputado propietario o suplente de esas organizaciones se presentó a la sesión. Tampoco llegó a la reunión el diputado independiente Eduardo Gomar.

El acuerdo al que llegaron los legisladores es seguir discutiendo la moción del presidente guatemalteco.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad