Publicidad

Transparencia tiene reservas sobre 5 contratos del gobierno con empresa de "Amigo de Mauricio"

La Subsecretaría de Transparencia certificó que de 15 contratos en servicios de seguridad ganados por la empresa de Miguel Menéndez, uno de los impulsores de la candidatura presidencial de Mauricio Funes, 10 surgieron de mecanismos transparentes, pero otros cinco, por un monto de 1.5 millones de dólares, le generan dudas.

Daniel Valencia Caravantes

 
 

Miguel Menéndez estrecha la mano de Mauricio Funes después de su juramentación como presidente del Centro de Ferias y Convenciones en 2009. Foto Capres
 
Miguel Menéndez estrecha la mano de Mauricio Funes después de su juramentación como presidente del Centro de Ferias y Convenciones en 2009. Foto Capres

La Subsecretaria de Transparencia avala la limpieza de 10 de las 15 contrataciones en servicios de seguridad que 14 dependencias del gobierno realizaron -por un monto de $2.5 millones- con la empresa Cosase, S.A. de C.V., cuyo propietario es Miguel Menéndez, "Mecafe", amigo de Mauricio Funes y presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones. En los otros casos, sin embargo, la oficina tiene sus reservas.

En 10 de los 15 contratos, la oficina anticorrupción del Ejecutivo dijo no haber detectado irregularidades, hasta este momento, con la información que tuvieron al alcance para el análisis. "Preliminarmente, sobre la base de la documentación que está en nuestro alcance y que se solicitó a la entidad, podemos concluir que el proceso fue llevado en base a lo que determina la Ley de Contrataciones y Adquisiciones (LACAP); y que en la adjudicación de la licitación existen procesos que indican que ha existido transparencia", reza una de las conclusiones esbozadas en uno de los casos.

En el documento, enviado a El Faro el 28 de octubre como respuesta a una solicitud de información hecha unos meses atrás, hay otros nueve casos que cuentan con conclusiones similares. (Ver documento).

Entre el 29 de julio de 2009 y mayo de 2010, la empresa de Menéndez, uno de los fundadores del movimiento Amigos de Mauricio, ganó concursos públicos en cuatro ministerios (Educación, Hacienda, Seguridad y Ambiente, este último con dos adjudicaciones: una por más de 98 mil dólares, y otra por más de $47 mil), cinco oficinas no ministeriales pero de enorme importancia política y en manejo del presupuesto (FISDL, ISSS, Fosalud, Superintendencia del Sistema Financiero y el Centro Nacional de Registros), y cinco más adscritas al Órgano Ejecutivo o que reciben nombramientos de este o asignaciones presupuestarias: ISRI, Fonavipo, Conamype, Insaforp y la Caja Mutual de los Empleados del Ministerio de Educación.

De los 15 contratos, cinco no recibieron el certificado de transparencia y estos suman alrededor de 1.5 millones de dólares. Uno tiene que ver con una adjudicación por 451 mil 73.40 dólares en el CNR que, según Transparencia, solo posee el sello de criterios exigidos por la ley LACAP, pero deja interrogantes sobre la viabilidad de los criterios con los cuales se puntuó a la empresa ganadora.

El segundo caso tiene que ver con una adjudicación de 703 mil 497 dólares ganada por Cosase en Fosalud. Cosase ya había ganado anteriormente esta cartera, pero para 2009 participó con una oferta mayor que su competencia (la empresa Coarmi), que ofrecía 512 mil 28 dólares. Según Transparencia, la institución amplió el techo presupuestario y desestimó a la otra empresa por un error de minutos. Según detectó la oficina, Coarmi no presentó la solvencia de impuestos fiscales, y Fosalud se le dio tiempo hasta el 20 de enero de 2010 para subsanar el error. La empresa, el día en cuestión, recibió esa solvencia a las 3:47 del día D, y no alcanzó a entregarla en tiempo. Sí lo intentaron al siguiente día, pero se les denegó el caso. La empresa interpuso una revisión, pero también perdió ahí el caso.

El tercero de los casos sin sello de transprencia tiene que ver con una adjudicación en el Ministerio de Hacienda que varía en los montos que presenta Transparencia y los que recoge la página Comprasal del Ministerio de Hacienda. Según Transparencia, Cosase ganó una adjudicación de 24 mil 499.98 dólares; pero según Comprasal, lo que ganó fue solo 11 mil 526 dólares. El Faro intentó obtener una reacción de parte de Transparencia para determinar si hubo un error en la elaboración del documento, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta. El caso es que en el informe, según la oficina de Transparencia, no hay elementos que permitan definir qué métodos se utilizaron para evaluar las ofertas ganadoras.

El cuarto de los casos trata de una actuación inexplicable para Transparencia, qye permitió contratar directamente los servicios de seguridad en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Transparencia revela que antes de contratar a Cosase (y a otra empresa más: Alerta) de manera directa, en el ISSS ya se había declarado a otras dos empresas ganadoras que no eran las antes mencionadas: estas eran Guardianes, por un monto de 772 mil 740 dólares; y Sselimza, por un monto de 330 mil 600. El ISSS, en julio de 2009, determinó que las otras empresas ofertantes no cumplían con lo requerido pues los precios estaban arriba del valor del mercado. Entre estas estaban Cosase y Alerta.

Un día, de repente, el ISSS dijo que las ganadoras no cumplieron con una serie de documentos solicitados y canceló el proceso. El 7 de septiembre de 2009, la institución emitió otro acuerdo y decidió contratar a otras dos empresas: Cosase, por un monto de 295 mil 800 dólares, y Alerta, por un monto de 894 mil 10.80 dólares. Guardianes, que había ganado, pidió revisión del fallo, pero no tuvo éxito en su batalla. En este caso, la institución también amplió el techo del presupuesto original, pero la principal beneficiada fue la empresa Alerta.

"¿Por qué si en la primera adjudicación ya se había descalificado a las otras empresas, se les adjudicó a las que ya se había recomendado no contratar? ¿Por qué no se hizo un nuevo proceso?", se pregunta Transparencia.

Y el último de los casos tiene que ver con una adjudicación que de nuevo presenta montos contradictorios. Según Comprasal, la página oficial del Ministerio de Hacienda, Cosase ganó una adjudicación en la Superintendencia del Sistema Financiero por 98 mil 649 dólares. Pero según Transparencia, ganó una adjudicación de 117 mil dólares en la que no se establece cómo se asignó el puntaje a la empresa ganadora.

Otro dato que revela la oficina de Transparencia es que al menos en seis de los 15 casos, Cosase ganó siendo la empresa que ofreció servicios más caros, y que en dos casos las instituciones -en un año con política de austeridad ordenada por el propio presidente Mauricio Funes- reforzaron el presupuesto asignado para poder contratar a la empresa (en el Ministerio de Educación casi 46 mil dólares más y en Fosalud en 200 mil).

Los $2.5 millones en contratos de Seguridad

En mayo de 2010, El Faro reveló que en menos de un año, Cosase casi sumó un monto equivalente al que obtuvo entre 2005 y 2008, según los registros oficiales de adquisiciones del Estado. Las adjudicaciones para Cosase,  además de la prestación de equipos técnicos, contemplaron contrataciones directas de agentes de seguridad. Estas no sobrepasaron los 100 mil dólares, pero en conjunto ayudaron a la compañía de seguridad de Menéndez para que sumara, entre todas, 2 millones 555 mil 201.02 dólares. Esta cantidad sobrepasó la tercera parte del total de recursos destinados al rubro de seguridad privada en las 52 contrataciones reportadas entre julio de 2009 y mayo de 2010 por Hacienda, cuyo monto asciendió a 6 millones 10 mil 596.73 dólares.

Estas 52 contrataciones no fueron necesariamente todas las realizadas por el Órgano Ejecutivo, pero sí las únicas dispuestas al público por el Ministerio de Hacienda en su módulo de divulgación “Comprasal”, la página gubernamental que revela información sobre los procesos de compra -licitaciones, adjudicaciones y compras directas- de las dependencias del Estado.

Transparencia avaló 10 de estas 15 contrataciones seis meses después de la publicación que hiciera El Faro, y casi tres meses después de que se enviara al despacho del subsecretario Marcos Rodríguez una petición de información para que se detallara el número -y nombres- de las empresas que compitieron con Cosase, así como el detalle de los dictámenes técnicos que avalaron las contrataciones.

En mayo de este año, al conocer de estos casos, Rodríguez dijo que "era un buena oportunidad" para preguntar y una "buena oportunidad" para que las instancias involucradas respondieran por la legalidad de los mismos.

Ahora, con apoyo de la Oficina de fortalecimiento del control interno y auditoría, Rodríguez responde en un informe diciendo que 10 de los 15 contratos están "preliminarmente" en regla. La Subsecretaría respondió con información que en su mayoría ya era del conocimiento del público, según lo divulgado por Comprasal y lo expuesto por seis de las 14 instancias contratantes que sí respondieron a El Faro defendiendo la legalidad de las mismas. Por ejemplo, los montos, el porcentaje de triunfos y el número de instancias en las que ya venía ganando licitaciones desde años anteriores. Se resaltan como hechos novedosos en el análisis presentado la puntuación que obtuvo Cosase en la mayoría de los casos de licitación, el nombre y número de sus competidoras y las razones por las cuales estas fueron descartadas. También, los cinco casos que no llevan el sello de la oficina dirigida por Rodríguez.

"Es importante hacer notar que en el 27% de los casos, es decir, en 4 procesos de licitación, Cosase fue la única empresa ofertante y en la mayoría de los casos Cosase fue la empresa mejor calificada y que cumplió con todos los requisitos. Además, cerca de la mitad de instituciones (exactamente un 47% que equivale a 7) ya estaban recibiendo los servicios de seguridad de Cosase al momento de la licitación", dice el informe en sus conclusiones.

Aunque la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) prevé la posibilidad de conflictos de intereses o de tráfico de influencias y establece las vacunas respectivas, sus prohibiciones aparentemente no alcanzan para este caso. La ley, emitida durante el gobierno arenero de Francisco Flores, prohibió solo a los miembros del Consejo de Ministros la participación en este tipo de concursos. Sin embargo, Menéndez no está dentro de ese rango, a pesar de su cercanía con el presidente y de tener un nombramiento como presidente del Cifco. En el informe, la Subsecretaría en ningún momento valora la posibilidad de un conflicto de intereses en las contrataciones. El Faro intentó obtener una reacción del Subsecretario de Trasparencia pero al cierre de esta nota fue imposible localizarlo.

Cosase, a juzgar por las cifras, ya era muy exitosa en el pasado. Para 2008, ya había conseguido que casi una tercera parte de 54 contratos otorgados entre 2005 y ese año se fueran a sus cuentas. Con esas 15 adjudicaciones obtuvo un monto de 2.8 millones de dólares, y aproximadamente un 30% del total que se sometió a licitación. Lo curioso es que de 52 adjudicaciones reportadas en el primer año de Funes, su ritmo de triunfos mejoró, no solo acaparando el 42% de los montos otorgados, sino que al ritmo actual, en tres años habría obtenido 7.5 millones de dólares en contratos con el Ejecutivo. Entre junio y noviembre de este año, Comprasal reporta 19 procesos de licitaciones en servicios de seguridad, de los cuales uno ha sido declarado desierto y otros tres han sido adjudicados. De los tres, el de mayor valor -una contratación para el Fondo Social para la Vivienda- se lo llevó Cosase por casi un cuarto de millón de dólares ($207,874.809).

Transparencia, al menos, comparte como hechos notorios que aún cuando el total de adjudicaciones ganadas por Cosase -en relación con sus competidoras- apenas es mayor en dos puntos porcentuales, a la hora de medirlo en dólares adjudicados si sobrepasa en un 43% a sus más cercanas competidoras.

"Ahora bien, al hacer una comparación de los montos adjudicados, sí se observa una diferencia considerable de un 435 (equivalente a 2 y medio millones de dólares) versus un 15% de Alerta Empresa, como segunda empresa con el mayor monto adjudicado", dice el informe.

Transparencia también da otro dato revelador: no consiguieron toda la información que solicitaron. "En la información que hemos revisado existen solo números fríos, como en la parte de evaluación financiera, donde no hemos tenido a la vista los estados financieros para ver si la información que dice la comisión es cierta o no", concluye.

Sin embargo, la oficina resume que en la mayoría de los casos "se cumplió con los aspectos legales, técnicos, económicos y financieros en cada una de las entidades citadas, y que se ha promovido la participación de los proveedores que brindan el servicio de seguridad en el mercado nacional".

Lea además:

Informe de la Subsecretaría de Transparencia y Anticorrupción

Noticias relacionadas:

Amigo del presidente gana $2.5 millones en contratos con el Ejecutivo

 

 

 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad