El Faro http://elfaro.net Periodismo independiente y audaz de El Salvador y Centroamerica con noticias, reportajes, investigac es Copyright 2018, El Faro Sun, 20 May 2018 07:49:22 +0100 El Faro Óscar Arnulfo Romero será canonizado el 14 de octubre en la basílica de San Pedro http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028923.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/el_salvador/21879/Óscar-Arnulfo-Romero-será-canonizado-el-14-de-octubre-en-la-basílica-de-San-Pedro.htm El papa ya confirmó fecha y lugar: monseñor Óscar Arnulfo Romero se convertirá en San Romero a partir del 14 de octubre de 2018, y la ceremonia de canonización tendrá lugar en la basílica de San Pedro del Vaticano, el corazón del catolicismo. Ese mismo día será también canonizado Pablo VI, el papa que más y mejor comprendió en vida la labor del obispo salvadoreño en la arquidiócesis de San Salvador.
Escultura conmemorativa de monseñor Romero ubicada en el sótano de Catedral metropolitana, en San Salvador, donde está enterrado el obispo asesinado en marzo de 1980. Foto Roberto Valencia.
 
Escultura conmemorativa de monseñor Romero ubicada en el sótano de Catedral metropolitana, en San Salvador, donde está enterrado el obispo asesinado en marzo de 1980. Foto Roberto Valencia.

Ciudad del Vaticano, SANTA SEDE. La canonización de monseñor Romero tendrá lugar durante el sínodo (reunión de obispos) centrado en los jóvenes que se celebrará en octubre de este año en el Vaticano, precisó el papa Francisco durante una reunión dedicada a la causa de los santos.

Descrito como un hombre sencillo y cercano al pueblo, Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, nacido en 1917, tomó la defensa de los campesinos sin tierra, lo que suscitó la ira de los medios más conservadores en El Salvador.

Al anochecer del 24 de marzo de 1980, Romero fue asesinado por un francotirador. La Comisión de la Verdad, creada por Naciones Unidas cuando finalizó la guerra civil, atribuyó la autoría intelectual del magnicidio al mayor Roberto D’Aubuisson, fundador del partido derechista Arena. D’Aubuisson “dio la orden de asesinar al arzobispo”, establece el informe final.

Ese asesinato es considerado por distintos historiadores como al inicio de la guerra civil en El Salvador (1980-1992), que provocó 75,000 muertos y al menos 7,000 desaparecidos, y obligó a emigrar a cientos de miles de salvadoreños.

Los sectores conservadores, tanto en El Salvador como en el Vaticano, bloquearon durante mucho tiempo cualquier reconocimiento oficial de la Iglesia católica hacia el arzobispo de los pobres, pero dos años después de la elección del papa Francisco –primer pontífice latinoamericano–, el Vaticano reconoció a su “mártir”, abriendo la vía a su beatificación en mayo de 2015 en San Salvador.

Delegaciones de 57 países y cuatro presidentes latinoamericanos asistieron a su beatificación. Este reconocimiento fue vivido como una fiesta en el pequeño país centroamericano, donde el mensaje de Óscar Romero sigue siendo de gran actualidad, ya que 30 % de los salvadoreños viven bajo el umbral de la pobreza.

El papa Francisco expresó varias veces su proximidad con este prelado más bien conservador pero que defendía a los pobres, y afirmó que había sido “difamado” y “lapidado” por algunos obispos y sacerdotes latinoamericanos, antes y después de su muerte.

El arzobispo fue acusado de haber sido “un desequilibrado” y “un marxista”.

Primeras reacciones

El gobierno de El Salvador y la iglesia católica celebraron este sábado el anuncio. “Con inmensa alegría recibimos hoy el anuncio de la canonización de nuestro beato Óscar Arnulfo Romero, mártir y profeta entregado a su pueblo”, consignó el presidente Salvador Sánchez Cerén, por medio de un comunicado.

Sánchez Cerén aseguró que la noticia le “llena de gozo”. “Como presidente de la República y en nombre del pueblo y el gobierno salvadoreño agradezco a Su Santidad por el amor manifestado hacia la figura y obra de nuestro mártir, y por hacer realidad el sueño de toda una nación de verlo convertido en santo”, agregó.

Además, la madrugada de este sábado, los católicos de El Salvador esperaban en vigilia conocer la noticia de la canonización. En la apertura de la vigilia en la cripta donde reposan los restos de Romero, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, dijo que es “un día de fiesta” que amerita celebrarlo con un repique de campanas y misas en todas las iglesias del país: “Este es un acontecimiento que nunca vamos a terminar de celebrarlo. Toda la vida tenemos que celebrar este acontecimiento”.

También canonizarán a Pablo VI

El papa Pablo VI, nacido Giovanni Battista Montini en 1897, terminó durante su pontificado el concilio Vaticano II lanzado por su predecesor Juan XXIII. Había sido beatificado en octubre de 2014.

Según el sitio especializado Vatican Insider, el milagro que permite la canonización del papa italiano se refiere a una niña nacida muy prematuramente el 25 de diciembre de 2014, cuando los médicos habían aconsejado un aborto terapéutico. Pablo VI fue criticado por su “no” en 1968 a la píldora anticonceptiva.

El papa Francisco ya ha canonizado a Juan XXIII (1958-1963) y a Juan Pablo II (1978-2005). Está en curso un procedimiento de beatificación de Juan Pablo I, fallecido 33 días después de su elección en 1978.

Al respecto, el papa Francisco había bromeado, al afirmar que Benedicto XVI y él mismo estaban en la “lista de espera”.

Con la canonización, que es la culminación de un largo proceso, la Iglesia católica quiere poner como ejemplo a los cristianos a estas personas que declara “santas” tras una minuciosa investigación que incluye el reconocimiento de milagros.

© Agence France-Presse

]]>
El Salvador Sat, 19 May 2018 06:48:35 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/el_salvador/21879/Óscar-Arnulfo-Romero-será-canonizado-el-14-de-octubre-en-la-basílica-de-San-Pedro.htm
La fracasada obsesión del todo total - Por Sergio Ramírez http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21877/La-fracasada-obsesión-del-todo-total---Por-Sergio-Ramírez.htm 360 grados Thu, 17 May 2018 16:42:31 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21877/La-fracasada-obsesión-del-todo-total---Por-Sergio-Ramírez.htm La fracasada obsesión del todo total http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000023431.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21876/La-fracasada-obsesión-del-todo-total.htm Managua es una ciudad extraña gracias a las imposturas oficiales, que bien podemos llamar mesiánicas, y que han buscado alterar de manera artificial el paisaje. Pongamos por caso, en primer lugar, los árboles de la vida, o arbolatas como han sido bautizados por el ingenio popular, artefactos de fierro de gran altura y peso sembrados en calles, rotondas y avenidas por docenas.

Precisamente, abro mi novela Ya nadie llora por mí, con la visión de ese bosque hechizo. Mientras el inspector Dolores Morales recorre en su viejo Lada la carretera a Masaya, llegando a la rotonda Jean Paul Genie, él, y el lector, se enfrentan a esos adefesios coloridos y retorcidos:

“Las estructuras metálicas de los árboles de la vida poblaban el camellón central y los espaldones de la carretera formando un bosque inmenso y extraño, los arabescos de sus follajes amarillo huevo, azul cobalto, rojo fucsia, verde esmeralda, violeta genciana, rosa mexicano y rosado persa, alzándose entre la maraña de rótulos comerciales…”

En una nueva novela, en la que tuviera que describir el mismo paraje urbano, ya no contaría con la visión de esos árboles, pues durante las demostraciones populares del mes de abril, encabezadas por jóvenes estudiantes, de los cuales cerca de 50 perdieron la vida bajo las balas de la policía y de fuerzas paramilitares, muchos fueron derribados entre clamores triunfales. Según los videos que registran las escenas, los muchachos sembraban plantitas de árboles verdaderos en el lugar donde habían estado las monstruosas estructuras.

Pero aún quedan bastantes en pie, aunque siguen cayendo. Mucho se ha especulado sobre el significado esotérico de estos árboles sin vida, que provienen aparentemente de una tradición muy antigua, y según lo que puede leerse, siempre tuvieron una sacerdotisa encargada de su culto. Es sabido que protegen a quienes ejercen el poder de las acechanzas malignas de sus enemigos. Un antídoto eficaz, se lee en alguna otra parte, contra el mal de ojo.

La pretensión de controlar la estética urbana, arruinándola, es parte de la obsesión desmesurada de controlar el todo, o controlarlo todo, algo que parece sacado del mundo orwelliano pero más asfixiante aún. De esa agresión contra el paisaje, volviéndolo disparatado y miserable, son parte los árboles, pero también las gigantografías de la pareja presidencial renovadas periódicamente, y que se multiplican también, vigilantes, e ineludibles a la mirada.

Es la misma voluntad que controla los colores que debes ver, una gama caprichosa y arbitraria que empieza con el rosado chicha, colores que se muestran, agresivos, en las múltiples banderolas alrededor de los monumentos, las paredes de los edificios públicos, muros y bordillos de aceras. Y hasta la tipografía. Hay un tipo único de letra que debe usarse para los encabezados de los membretes de gobierno en circulares, comunicados de prensa, cartas y sobres, que se alterna con la caligrafía de la primera dama, su letra inscrita también hasta en los billetes de lotería. Y un distintivo más, obsesivo como pocos, es la @ para marcar de una vez el masculino y el femenino en esos mismos documentos.

No solo es lo visual total. También machaca sin tregua la música que resuena por los altoparlantes en las plazas en cada celebración de la liturgia oficial, una mezcla de viejo rock de los sesenta y baladas que van de los Beatles a Janis Joplin y Bob Dylan, una nostalgia malversada, y en lo total entra la coreografía y tramoya de esos actos, puestas en escena entre folclóricas y sicodélicas en las que no faltan montañas de flores. Y, por supuesto, las consignas, creaciones poéticas de notable extravagancia unas veces, y otras fruto del saqueo de las oraciones, letanías y lemas católicos.

La obsesión por apropiarse de las oraciones, como parte de la estrategia del todo total, no dejó por fuera las celebraciones religiosas mismas, empezando por las de la Virgen María del mes de diciembre. Costosos altares, erigidos por decenas a lo largo de la avenida capitalina que hoy se llama “De Chávez a Bolívar”, a cuenta de las instituciones públicas, entraron a competir con los que cada familia levanta por tradición en sus casas. Recién pasadas las últimas elecciones presidenciales se leía en cada uno de esos lujosos altares una consigna sacada de un novenario a la Virgen: “¡Victoria, victoria, María triunfó!”. La que había triunfado era la Virgen, convertida en valedora del partido oficial.

Hoy, quizás en castigo a la infidelidad de los obispos, que han condenado las masacres contra los estudiantes y exigen un nuevo orden democrático, el cambio de sintonía religiosa ha sido hacia la iglesia neopentecostal, y los empleados públicos son convocados en cada dependencia a cultos de oración y alabanza, que también se realizan en las rotondas de la ciudad. Los policías antimotines, antes de su jornada diaria, deben rezar estas alabanzas de rodillas en el patio de maniobras de sus cuarteles, según puede verse en los videos que circulan profusamente en las redes sociales.

La gente se ha revelado contra esta imposición de controlar el todo, que empieza, por supuesto, con la democracia, la libertad de palabra y demás libertades públicas. Al controlar el todo, lo que se ha pretendido es crear un vacío lleno de silencio y de miedo. Y el silencio y el miedo se han roto. Se ha resquebrajado el todo total, que enseña fracturas irreversibles.

Y como en ese guión del todo total nunca cupieron los colores de la bandera de Nicaragua, ahora se han vuelto subversivos. Corren a borrarlos donde la gente los pinta sólo para que vuelvan a aparecer de nuevo. En las marchas, lo que se ve es una oleada de banderas azul y blanco.

En las redes cuenta un ciudadano que en un alto, mientras conducía, tomó la bandera que un niño le ofrecía, pero como el semáforo cambió a verde tuvo que avanzar. Luego de regreso, lo buscó y quiso pagársela.

―No señor –fue la respuesta del niño―. La bandera no se vende.

Masatepe, marzo 2018

Sergio Ramírez, escritor nicaragüense. Premio Carlos Fuentes, Premio Alfaguara de Novela y Premio Miguel de Cervantes.
 
Sergio Ramírez, escritor nicaragüense. Premio Carlos Fuentes, Premio Alfaguara de Novela y Premio Miguel de Cervantes.

]]>
Columnas Thu, 17 May 2018 16:38:21 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21876/La-fracasada-obsesión-del-todo-total.htm
Fue el Estado quien condenó a El Espino Wilson Sandoval* http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028915.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21875/Fue-el-Estado-quien-condenó-a-El-Espino.htm Luego de diversas batallas legales, la comunidad El Espino se vio obligada a desalojar la propiedad que por décadas ha sido su hogar. El juez Antonio Palma, acuerpado por la Policía Nacional Civil, llevó a cabo un acto que, si bien puede ampararse en la ley, no puede ser considerado como un acto de justicia. No al menos cuando con tal acto se menoscaba la dignidad de seres humanos y, por lo tanto, se atenta contra los derechos básicos de toda persona.

He tenido la oportunidad de acompañar a ciertas comunidades frente a órdenes de desalojo. Recuerdo perfectamente las secuelas que estos causan en los pobladores: la incertidumbre, inseguridad y la desesperanza suelen ser las principales angustias incluso más allá de las pérdidas materiales. No existen palabras para poder ilustrar adecuadamente el impacto de perder un hogar. Los derechos que se ven afectados ante los desalojos forzosos son diversos: derecho a la no discriminación, derecho a una vivienda adecuada y seguridad de la tenencia, derecho a la alimentación, derechos de niñez y las mujeres, etc. Por ello, estas acciones se encuentran prohibidas en virtud del derecho internacional, por su amplia afectación y gravedad.

Reducir el desalojo de la comunidad El Espino a un ámbito meramente legal y contemporáneo no es lo indicado. Detrás de los desalojos existen problemas estructurales que han permeado por décadas en la sociedad salvadoreña, como la pobreza y la desigualdad que algunos desestiman como temas de agenda. El tema de los asentamientos y desalojos no es reciente y tiene sus orígenes incluso en la llamada época de oro del café, en la cual familias que hoy por hoy ostentan una enorme riqueza despojaron a campesinos de sus tierras con el fin único de lucrarse mediante el cultivo del café, pasando la tierra a estar en manos de muy pocos. La complicidad del Estado en ello fue evidente, promulgando leyes que así lo fomentaron y permitieron.

La no actuación del Estado salvadoreño ante el desalojo de las familias de El Espino es una evidencia clara de una política pública por omisión. Es necesario derribar el mito de que las políticas públicas deben siempre estar por escrito o en un programa. Algunas veces simplemente se omite actuar desde el Estado, esperando que las circunstancias y otros actores sociales o privados resuelvan la problemática, sin intervenir. Este es el caso del derecho a la vivienda en el país: mercantilizada y bajo el control privado. Cuando la propiedad privada está siempre sobre los derechos fundamentales de las personas, las comunidades y asentamientos pobres del país no pueden encontrar una solución a su problema habitacional. El mismo Estado condena a esas comunidades a vivir en una situación precaria, llena de incertidumbre jurídica y sin la defensa necesaria para enfrentar el argumento de la propiedad privada. Este argumento, al provenir de los que ostentan mayores recursos, siempre ha de resultar ganador, aunque ello signifique atropellar la dignidad de los grupos vulnerables. Curiosamente, la única intervención del Estado en el caso de El Espino fue cuando se decidió sobre su futuro sin siquiera haberlos tomado en cuenta, como se les había prometido, durante la administración del expresidente Antonio Saca. Tal y como lo indicaba monseñor Romero: “la justicia es igual a las serpientes. Sólo muerden a los que están descalzos”.

¿Cuánto tiempo más deben esperar las comunidades para ser un punto en la agenda pública? Lamentablemente, es casi seguro que, pasados los días, el interés y la indignación se disuelvan en las redes sociales y medios de comunicación. Sin embargo, los problemas de fondo se quedan. El acceso a la vivienda está sujeto a los intereses mercantilistas, a la falta de políticas públicas centradas en la persona humana y a un Estado con diversas crisis: de incompetencia al no saber hacer, de impotencia al no poder hacer y de inobservancia, ya que, aun sabiendo o pudiendo hacer, no hacen.

La sociedad no debería ser cómplice de esta situación y nos queda el deber de fomentar un Estado que se deba a los derechos humanos. Ese Estado solo se construye apelando a gobernantes que no se escuden bajo la siempre cómoda actuación por omisión. La intervención del Estado no debe verse “voluntaria”, la misma Constitución indica: el origen y fin de la actividad del Estado es la persona humana. Es ante estas instancias que son importantes destacar las palabras de Masferrer: “Toda criatura, por el simple hecho de nacer y de vivir, tiene derecho a que la colectividad le asegure, mediante una justa y sabia organización de la propiedad, del trabajo, de la producción y del consumo, un mínimum de vida íntegra, o sea, la satisfacción de las necesidades primordiales”.

Wilson Sandoval es actualmente becario de la Agencia de Cooperación Chilena. Estudiante de la Maestría en Dirección Pública por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Maestro en Ciencia Política por la UCA y Abogado. Trabajó en materia de Derechos Humanos junto a diferentes comunidades en El Salvador como Director General de la organización TECHO. 
 
Wilson Sandoval es actualmente becario de la Agencia de Cooperación Chilena. Estudiante de la Maestría en Dirección Pública por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Maestro en Ciencia Política por la UCA y Abogado. Trabajó en materia de Derechos Humanos junto a diferentes comunidades en El Salvador como Director General de la organización TECHO. 

]]>
Columnas Thu, 17 May 2018 16:37:00 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21875/Fue-el-Estado-quien-condenó-a-El-Espino.htm
Italia (y el planeta) aún trata de asimilar el primer Mundial sin la Azzurra desde 1958 Stanislas Touchot (AFP) / El Faro http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028914.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21862/Italia-(y-el-planeta)-aún-trata-de-asimilar-el-primer-Mundial-sin-la-Azzurra-desde-1958.htm Ya lo han bautizado como el ‘Mundial de los otros’. Por la primera vez desde hace sesenta años, Italia vivirá una Copa del Mundo en la que no participará su equipo nacional, todavía en fase de restructuración tras la histórica e inesperada eliminación en la repesca, ante Suecia, en noviembre. Roma, ITALIA. La temporada del fútbol italiano ha sido notable. La Roma alcanzó las semifinales de la Champions League y la Juventus fue cuartofinalista, como la Lazio en la Europa League. En la Serie A, la máxima categoría del calcio, el suspense ha sido total hasta el final, tanto en la pelea por el título, como por los puestos europeos y el descenso.

Pero la temporada acaba y el mundo entero comienza ya a fijar su atención en los listados de 23 seleccionados, en las concentraciones y en los partidos amistosos de preparación del Mundial. Casi contra natura, Italia solo tendrá un papel como sparring de los que sí jugarán en Rusia.

Cuatro veces campeona del mundo –sólo Brasil tiene más títulos: cinco–, la Azzurra servirá en estas semanas previas al Mundial para que Francia y Arabia Saudí alcancen el punto de forma óptimo.

“Lo lamentaré toda mi vida. Les quitamos a los niños la posibilidad de tener un corazón batiendo por la Copa del Mundo”, explicó Gigi Buffon al semanario alemán Der Spiegel, algunas semanas después de la eliminación ante Suecia.

Gianluigi Buffon esperaba poder disputar Rusia 2018, pero la inesperada eliminación de Italia ante Suecia le privó de esa dicha. Foto archivo El Faro.
 
Gianluigi Buffon esperaba poder disputar Rusia 2018, pero la inesperada eliminación de Italia ante Suecia le privó de esa dicha. Foto archivo El Faro.

En los pequeños terrenos de Roma, los niños dicen que apoyan a Argentina “porque Dybala es muy fuerte”, a Bélgica “porque tienen a Nainggonlan, de la Roma”, o a Francia, simplemente para satisfacción del periodista que les pregunta.

Pero la legendaria Nazionale, cuatro títulos y dos finales perdidas, no disputará la Copa, por primera vez en 60 años.

Cafeterías y televisiones

Pero que nadie se imagine los cafés vacíos en junio y julio durante los partidos. “Los tifosi lo seguirán, obviamente habrá menos en Rusia, pero los italianos seguirán el Mundial por la tele”, señaló el mítico guardameta Dino Zoff, campeón del mundo en 1982.

Para Roberto Gandolfi, vicepresidente de la marca deportiva italiana Errea, que estará presente en Rusia gracias a que fabrica la equipación de Islandia, la ausencia de la Squadra Azzurra sí tendrá consecuencias económicas.

“Tenemos a Islandia y es muy positivo. Pero cuando se piensa en el comercio de televisiones y este tipo de cosas, es evidente que habrá un prejuicio. Sólo nos daremos completamente cuenta después del torneo”, dice..

La eliminación contra Suecia se vivió como un apocalipsis, pero a continuación llegaron las promesas de regeneración. Sin embargo, seis meses ha tardado Italia en buscar un seleccionador, y aún está descabezada la federación. La Nazionale ha caído al puesto número 20 en el ránking FIFA, su peor clasificación histórica.

“Hay que esperar a los jóvenes. Están ahí. Pienso que hay un grupo de 20 o 25 jugadores que pueden triunfar, con un poco de experiencia”, vaticina Zoff.

¿Con qué entrenador? El elegido, presentado este jueves 17 de mayo, ha sido Roberto Mancini, después de arreglar su salida con el Zenit de San Petersburgo.

“No ver la Nazionale no será agradable para nosotros, no será una Copa del Mundo como habitualmente. Pero hay que tener la esperanza de ver a la selección de nuevo entre las mejores del mundo”, declaró recientemente Mancini a Rai Radio.

Para el también ex-entrenador del Manchester City, Italia “no está actualmente entre los grandes campeones donde siempre ha estado, pero tiene buenos jugadores, porque buenos jugadores siempre nacen en Italia”.

A la espera de que esos buenos jugadores se conviertan en grandes jugadores, Italia seguirá el Mundial. Al menos será el país mejor representado en el sector arbitral, con un primer colegiado y tres ‘VAR’ de 13 convocados (los VAR son los encargados del vídeo de asistencia al arbitraje), seleccionados por Pierluigi Collina, otro italiano.

© Agence France-Presse

]]>
Internacionales Thu, 17 May 2018 15:23:41 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21862/Italia-(y-el-planeta)-aún-trata-de-asimilar-el-primer-Mundial-sin-la-Azzurra-desde-1958.htm
Saca se enfrentará en juicio a una condena de 25 años de cárcel http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_2000_1325/images%7Ccms-image-000028910.JPG http://www.elfaro.net/es/201805/el_salvador/21873/Saca-se-enfrentará-en-juicio-a-una-condena-de-25-años-de-cárcel.htm Antonio Saca es el segundo expresidente de Arena enviado a un juicio por lavado de dinero. Junto a otros seis exfuncionarios, también es perseguido por peculado en un caso por 301 millones de dólares desviados a cuentas de terceros, incluidos el partido Arena y las radios del expresidente. La Fiscalía apuesta por una condena de 25 años.
Audiencia inicial contra el expresidente Elías Antonio Saca, el 3 de noviembre de 2016, en el Juzgado 4° de Paz de San Salvador. El expresidente Saca irá a juicio por los delitos de peculado y lavado de dinero, enviado por el Juzgado 4° de Instrución de San Salvador, el miércoles 16 de mat¿yo de 201. En caso de ser condenado, puede enfrentar una pena de prisión hasta de 25 años 25 años. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Audiencia inicial contra el expresidente Elías Antonio Saca, el 3 de noviembre de 2016, en el Juzgado 4° de Paz de San Salvador. El expresidente Saca irá a juicio por los delitos de peculado y lavado de dinero, enviado por el Juzgado 4° de Instrución de San Salvador, el miércoles 16 de mat¿yo de 201. En caso de ser condenado, puede enfrentar una pena de prisión hasta de 25 años 25 años. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

El Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador falló que el expresidente Antonio Saca y otros seis exfuncionarios pasen a la etapa de sentencia de un caso en el que el expresidente aparece perfilado como el promotor de una maquinaria secreta que desvió 301 millones de dólares y acabó beneficiando a sus empresas, a sus allegados y al partido Arena. 

La operación que persigue la Fiscalía inició desde la primera semana de la gestión Saca, en junio de 2004, cuando se creó un reglamento irregular con el cual se diseñó el desvío de fondos. Según la acusación, el grupo incluso sustrajo un millón de dólares en la semana previa a la finalización del mandato, en mayo de 2009.

"El juez admitió en su totalidad el dictamen de acusación. Mantuvo la detención provisional y las medidas auxiliares de índole patrimonial, embargos e inmovilizaciones en contra de los bienes. El juez dio credibilidad a todo el elenco probatorio que fue presentado en este dictamen de acusación”, dijo el fiscal del caso este miércoles 16 de mayo.

La audiencia preliminar se desarrolló a puerta cerrada entre el 24 y 27 de abril. El fallo fue comunicado a los abogados defensores y a los fiscales al mediodía de este miércoles. 

También pasan a juicio el exsecretario privado Élmer Charlaix Urquilla, al exsecretario de comunicaciones Julio Rank, al exsecretario de Juventud César Funes y a tres empleados del área de tesorería y finanzas de la Casa Presidencial: Francisco Rodríguez Arteaga, Pablo Gómez y Jorge Alberto Herrera. Todos ellos, según la acusación, formaron parte de una maquinaria que sustrajo fondos públicos a través de 14 cuentas bancarias que luego redistribuyeron el dinero a las empresas del expresidente y a terceros. 

La Fiscalía ha logrado que su caso por peculado y lavado de dinero sea validado y pase al análisis de un juez que definirá si el expresidente Saca recibe una condena de hasta 25 años de cárcel. El peculado se castiga con prisión de hasta 15 años cuando el monto cuestionado es superior a los 500 mil colones (57 mil 142 dólares). En este caso, la suma sustraída es de 301 millones de dólares. El lavado de dinero tiene un techo de 15 años. El fiscal del caso dijo a El Faro que Saca y Charlaix podrían enfrentar "un máximo de 25 años" si la Fiscalía logra vencer a la defensa en el juicio. 

De los 301 millones de dólares que dice la Fiscalía que Saca desvió de las cuentas del Estado, 21 millones fueron lavados en una triangulación en la que participaron empresas de publicidad y personas naturales. Basados en una declaración de un testigo criteriado, de clave Prometeo, la Fiscalía dice que Saca lavó 7 millones de dólares: es decir, sacó esa cantidad de dinero de la cuenta del tesoro público y la trianguló a cuentas de sus empresas de radio a través de agencias de publicidad. 

El abogado defensor de Saca, Mario Machado, dijo que este capítulo no es un caso de lavado de dinero. Según Machado, los servicios se materializaron y hasta ahora la Fiscalía solo ha presentado como prueba el testimonio del testigo criteriado Prometeo, un publicista que relata el acuerdo con el presidente Saca para participar como receptor de fondos de Casa Presidencial y para luego depositar el dinero en las radio de Saca. "Eso no es lavado de dinero. En todo caso, puede ser actos arbitrarios o negociaciones ilícitas".

El fiscal del caso dijo que había pruebas contundentes de que esa triangulación de fondos a las radios de Saca es un caso de lavado de dinero y que no procede la modificación del delito. Según la Fiscalía, el Ministerio de Hacienda y Presidencia negaron que hubiera una relación contractual para pagar por bienes o servicios a las personas naturales y jurídicas que participaron en la operación. 

"También contamos con pruebas de personas que participaron en el hecho delictivo y que nos dieron cuenta o declaración de que todo fue una estratagema para de esa manera desviar dinero del Estado y luego retornarlo a las sociedades del grupo radial Samix", dice el fiscal del caso.

Tania Pastor, defensora de los tres ex empleados el área financiera de Casa Presidencial dijo que las pruebas presentadas por la defensa fueron rechazadas por el juez. Criticó que tanto el juez y la representación fiscal optaron por no pronunciarse sobre la forma en la que ha operado el uso de gastos reservados desde la década de los noventa. "Nuestros clientes han trabajado en Capres desde los años noventa. La forma de operativizar los gastos reservados de la Presidencia de la República ha sido siempre similar. Es un tema completamente legal", dijo.

En la etapa de instrucción, la defensa alegó que parte del dinero movilizado a través de las cuentas fuera de regla se utilizó para el pago de sobresueldos a funcionarios de gobierno, un complemento adicional -y discrecional- al salario de estos últimos que no pasaba por los controles del Estado. Los defensores criticaron que el juez no ponderó que los sobresueldos debían ser restados de los 301 millones de dólares. El defensor del presidente Saca, Mario Machado, insistió en que el dinero de sobresueldos no se lo quedó el expresidente Saca ni el exsecretario privado Élmer Charlaix. "Ese dinero hacen de cuenta que se lo quedó el expresidente Saca. Debe ponderarse cuánto dinero fue y cuántas personas han admitido haber recibido estos pagos complementarios. La práctica de los sobresueldos fue normal durante 25 años. Tendrán que regularla", dijo. 

Fondos públicos para Arena

Con el de Antonio Saca, este es el segundo caso por lavado de dinero contra un expresidente arropado bajo la bandera del partido Arena. En diciembre de 2015, un juez decidió que el expresidente Francisco Flores (1999-2004) sí cometió lavado de dinero y lo envió a juicio por el desvío de 10 millones de dólares donados por Taiwán que terminaron financiando la campaña electoral de Antonio Saca. 

Aunque la diferencia en los montos desviados en ambos casos es abismal, la Fiscalía ha descubierto que al igual que en el caso contra Flores (fallecido en enero de 2016, en vísperas del juicio), parte de los fondos desviados en el caso Saca se utilizaron para financiar otra campaña electoral del partido Arena.

El fiscal del caso confirmó que uno de los testigos criteriados relató cómo el dinero de Casa Presidencial fue utilizado para pagar propaganda de la campaña del candidato presidencial Rodrigo Ávila, derrotado por el candidato efemelenista Mauricio Funes en 2009. "Eso lo dice un testigo que participó en la actividad de recibir el dinero desviado y con ese dinero desviado lo que hizo fue pagar propaganda política a favor del candidato del partido Arena, en ese periodo electoral", dijo.

En noviembre de 2016, cuando la Fiscalía presentó el requerimiento contra Saca y el resto de imputados, se consignó ante juzgados la existencia de ocho cheques que suman 400 mil dólares “sin ninguna justificación”. Según los fiscales estos cheques fueron girados a nombre del partido de Saca. Se cobraron el mismo día en que fueron emitidos, el 24 de noviembre de 2004, cinco meses después de iniciado el periodo presidencial.

Otros fondos entregados a Arena habrían llegado a través de agencias de publicidad, según el relato del testigo protegido con clave Prometeo. Según este relato, por órdenes de Saca la presidencia de la República colocaba pauta del entonces partido oficial en los medios de comunicación, y pagaba con fondos públicos. “Esto sucedió desde el mes de febrero de 2008, cuando Saca le mandó material que debía de ser colocado, los cuales eran alusivos a la campaña preelectoral presidencial de 2009 para Arena”, se lee en la transcripción de su testimonio.

Prometeo relata que cuando recibió los anuncios de Arena sus empleados en la agencia le preguntaron a nombre de quién debían facturar y él respondió que a nombre del partido. “Sucede que después hizo la gestión de cobro ante Arena y (Prometeo) envió a un empleado para que cobrara, es así que el mensajero se desplazó hasta la sede de Arena en la calle Arce, pero ahí le dijeron al empleado que ellos no habían ordenado esa pauta y por lo tanto no pagarían”, consta en el testimonio.

Prometeo envió después a su empleado a Casa Presidencial y ahí recibió el pago, en cheques de fondos públicos. “Pero la factura estaba a nombre de Alianza Republicana Nacionalista”, dice. El publicista reconoce que sabía que esos pagos eran ilegales porque los debía hacer el partido y no el Gobierno. “Sin embargo, para no perder el dinero que le estaban pagando de Capres, continuó prestando sus servicios de la manera que lo venía haciendo”, dice la Fiscalía.

Por este trabajo para la campaña presidencial de Arena el publicista facturó un total de 2 millones de dólares, de los cuales se quedó con una comisión del 30%, es decir, 600 mil dólares. El último pago de pauta de Arena ocurrió en una fecha que Prometeo no detalla, en marzo de 2009, mes de la elección presidencial que acabaría ganando Mauricio Funes, candidato del FMLN.

Consultado al respecto, el excandidato presidencial, Rodrigo Ávila, respondió que el expresidente Saca les había explicado que para financiar la campaña recibía "donaciones", pero que nunca detalló de dónde provenían los fondos ni que estos fueron fondos públicos.

El 25 de abril, la Fiscalía declaró a la Prensa Gráfica que montos emitidos a Arena por $7,650,000 también salieron de una de las cuentas creadas para realizar los desvíos. Según la Fiscalía, esos 7.6 millones de dólares llegaron hasta las cuentas del partido Arena a través de depósitos realizados por el exsecretario privado, Élmer Charlaix, el exjefe de la Unidad Financiera Institucional, Francisco Rodríguez Arteaga, y el contador Pablo Gómez.

]]>
El Salvador Wed, 16 May 2018 19:48:21 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/el_salvador/21873/Saca-se-enfrentará-en-juicio-a-una-condena-de-25-años-de-cárcel.htm
El día en que un estudiante venció a Daniel Ortega http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028913.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/centroamerica/21871/El-día-en-que-un-estudiante-venció-a-Daniel-Ortega.htm Arrancó el diálogo nacional en Nicaragua que intenta resolver la crisis política que ya lleva 28 días, más de 50 fallecidos y decenas de denuncias por violaciones a los derechos humanos contra el régimen de Daniel Ortega. Los estudiantes han ganado más protagonismo con una exigencia: que renuncia la pareja presidencial. Este miércoles 16, en un salón de reuniones del seminario Nuestra Señora de Fátima, el joven estudiante Lester Alemán, dirigente de la coalición universitaria que protesta contra el régimen de Daniel Ortega, rompió el protocolo de un encuentro mediado por la Iglesia católica e interrumpió a su presidente para hacerle llegar un mensaje.

En la mesa de diálogo liderada por la Iglesia, y que fue presidida por el propio Ortega, se busca poner fin a una crisis política que lleva ya un mes, al menos 58 muertos y decenas de denuncias por violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado y grupos armados afines al orteguismo.

Lester Alemán, dirigente de la coalición universitaria que protesta contra el régimen de Daniel Ortega. Foto: Fred Ramos
 
Lester Alemán, dirigente de la coalición universitaria que protesta contra el régimen de Daniel Ortega. Foto: Fred Ramos

Ataviado con un pañuelo al cuello que asemeja el blanco y azul de la bandera nicaragüense, Alemán se puso de pie y dijo: "¿Por qué estoy hablando y me saltó la palabra? Porque nosotros hemos puesto los muertos. Hemos puesto los desaparecidos, los que están secuestrados". 

Luego lanzó una advertencia: "Esta no es una mesa de diálogo. Esta es una mesa para negociar su salida. Y lo sabe muy bien". 

El esperado diálogo nacional comenzó este miércoles 16 en Nicaragua con un presidente duramente cuestionado que no logró calmar los ánimos, y con unos estudiantes cada vez más protagonistas en un movimiento nacional de rechazo contra el régimen. El diálogo para salir de la crisis comenzó, también, luego de otra larga jornada de protestas ocurridas el martes 15, y en la que se reportaron al menos tres fallecidos en Matagalpa, según el periódico Confidencial. Otros tres muertos, esos de los que habló Lester Alemán.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que preside el cardenal Leopoldo Brenes, es mediadora en las pláticas, en las que los sectores estudiantiles, empresarios y grupos de la sociedad civil que se oponen al gobierno buscan una democratización e incluso la renuncia del mandatario. El cambio político en Nicaragua es un camino al que le falta largo trecho, pero la batalla de esta jornada se la llevaron los estudiantes, quienes insistieron que solo ven una salida a la crisis: una que pasa por la renuncia de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. 

Antes de que arrancara el encuentro, vecinos del seminario recibieron a la pareja presidencial con una consigna: "¡Asesinos!". Para impedir el acceso de manifestantes, el gobierno desplegó un amplio operativo de seguridad, incluso aérea, mientras manifestantes se mantenían en puntos de la ciudad a la espera de las pláticas.

Ortega y su esposa y vicepresidente, Rosario Murillo, llegaron al lugar de la reunión a bordo de un jeep Mercedes Benz con las ventanas cerradas y una caravana de vehículos de la policía. Salieron en el mismo convoy. Los vecinos y los manifestantes que se aglomeraron a las afueras del seminario los despidieron de la misma manera:  "¡Asesinos!"

Exigencias

Ortega inició su discurso desconectado de la actual crisis, evocando la guerra que dejó 50.000 muertos contra la dictadura de la familia de los Somoza (1934-1979) y sus siete años en la prisión.

Pero fue interrumpido varias veces con gritos de "cese la represión" y "asesino", por parte de representantes estudiantiles que participan en las conversaciones.

"Venimos a exigirle ahora mismo que ordene el cese inmediato de los ataques. Usted es el jefe de los paramilitares de sus tropas y turbas adeptas al gobierno", le dijo Alemán.

El obispo de Estelí, Abelardo Mata, agregó que "esta no es una petición. Es una exigencia que pide la Conferencia Episcopal: que se retire la policía a sus cuarteles, y que dejemos actuar a la CIDH", exhortó el prelado en alusión a una esperada misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Mata señaló que si el gobierno quiere desmontar las protestas, "no es con bala de goma ni de plomo (...) escuche al pueblo (...) ha comenzado una revolución no armada; aquí no esta ejército contra ejército, es una población que esta desarmada".

Sangre derramada

Ante el asedio, Ortega se vio obligado a detener su relato para afirmar que "no debe seguir corriendo la sangre de hermanos en Nicaragua" y que "la policía tiene órdenes de no disparar" a los manifestantes.

Y alegó que "la justicia no es solo para uno; no es que solo de un lado vamos a ver los muertos. Los muertos están de todos lados" y la policía ha sido agredida por los manifestantes.

En un gesto de hondo dramatismo, un representante estudiantil le preguntó a Ortega si quería la lista de los fallecidos y procedió a leer sus nombres; los compañeros respondían: "presente".

El gobierno está interesado en hacer justicia por los muertos en el marco de las protestas y "por eso hemos invitado" a la CIDH, dijo Ortega.

Ante los reclamos, el mandatario se preguntó si la policía "debe tolerar" actos vandálicos, encerrarse en los cuarteles y dejar que se aplique el caos para que el país "se llene de venganza, de odio".

Los que protestan "no son angelitos", aseveró, y agregó que quienes no participan en las protestas reclaman que se les deje "trabajar y movilizarse en paz, que no destruyan sus negocios y que no maten a los nicaragüenses".

Ortega acusó que de la Universidad Politécnica (Upoli), donde están atrincherados estudiantes desde el 19 de abril, "salen bandas paramilitares, de ahí salen armas. Vayan a la Upoli, ahí van a encontrar un arsenal de armas, de fusiles, bombas y de ahí salen a asaltar".

Los manifestantes "se dan el lujo de filmar el hecho" de acciones vandálicas, dijo Ortega en alusión a las denuncias ciudadanas de la represión colgada en las redes sociales y enviadas a medios de comunicación.

Decepción

Estudiantes de la Upoli, que siguen atrincherados en la universidad, rechazaron las acusaciones de Ortega y anunciaron que no van a desistir.

"Le pedimos a la población que no nos abandone", dijo una estudiante con el rostro cubierto con una playera.

"Íbamos a negociar, (pero) ahora exigimos que se vaya Daniel Ortega y su familia, no los queremos es este país", agregó la joven.

Cientos de estudiantes y pobladores marcharon desde la Universidad Centroamericana (UCA) hacia el seminario de Nuestra Señora de Fátima para apoyar a sus representantes en la mesa de diálogo, pero fueron impedidos por la policía, que estableció un perímetro de seguridad.

En tanto, continuaban bloqueos de rutas, principalmente en el centro y norte del país.

"Se esperaba una respuesta del presidente (Ortega) y lo que vimos fue negativa", manifestó el presidente de la Unión de Agricultores de Nicaragua (UPANIC), Michael Healy.

Por su lado, el dirigente del gremio empresario José Aguerri urgió a pensar en el país: "no podemos dejar que el país se destruya, pongamos al país en primer lugar", afirmó.

]]>
Centroamérica Wed, 16 May 2018 16:57:15 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/centroamerica/21871/El-día-en-que-un-estudiante-venció-a-Daniel-Ortega.htm
“El cuerpo habla cuando está expuesto” http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028911.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/ef_radio/21874/“El-cuerpo-habla-cuando-está-expuesto”.htm Conversamos con Daniel Hernández-Salazar, fotógrafo guatemalteco, que, de la mano de la Alianza Francesa en San Salvador, busca a salvadoreños que quieran ‘re(v)belarse’ de prejuicios estéticos, sociales y de género. “A través de exponer tu cuerpo, tu cuerpo empieza a hablar; es un texto que empieza a hablar de ti, de lo que sientes, lo que eres lo que eres, en lugar de que sea lo que aparentas”, dice el fotógrafo. Conoce los detalles del proyecto ‘Re(v)bela’ en esta entrevista. EF Radio Wed, 16 May 2018 16:46:13 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_radio/21874/“El-cuerpo-habla-cuando-está-expuesto”.htm “Hay mejoras en la elección de candidatos a magistrados de la CSJ” http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028909.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/ef_radio/21872/“Hay-mejoras-en-la-elección-de-candidatos-a-magistrados-de-la-CSJ”.htm 16/05/18. Conversamos con Liliam Arrieta y Eva López, representantes de Ciudadanos por una Corte independiente, sobre el proceso de elección de magistrados a la Corte Suprema de Justicia en el Consejo Nacional de la Judicatura. Ellas hacen una evaluación positiva del nuevo mecanismo de selección realizado por el organismo. Además, explican los criterios que deben tener las personas que resulten electas para cuatro magistraturas en la Sala de lo Constitucional y una en la Sala de lo Civil. 16/05/18. Conversamos con Liliam Arrieta y Eva López, representantes de Ciudadanos por una Corte independiente, sobre el proceso de elección de magistrados a la Corte Suprema de Justicia en el Consejo Nacional de la Judicatura. Ellas hacen una evaluación positiva del nuevo mecanismo de selección realizado por el organismo. Además, explican los criterios que deben tener las personas que resulten electas para cuatro magistraturas en la Sala de lo Constitucional y una en la Sala de lo Civil.

]]>
EF Radio Wed, 16 May 2018 16:34:59 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_radio/21872/“Hay-mejoras-en-la-elección-de-candidatos-a-magistrados-de-la-CSJ”.htm
No estamos preparados para magistradas jóvenes, pensantes e independientes - Por Óscar Picardo Joao http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21870/No-estamos-preparados-para-magistradas-jóvenes-pensantes-e-independientes---Por-Óscar-Picardo-Joao.htm 360 grados Wed, 16 May 2018 12:05:19 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21870/No-estamos-preparados-para-magistradas-jóvenes-pensantes-e-independientes---Por-Óscar-Picardo-Joao.htm La encrucijada de los grandes empresarios nicaragüenses http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000027528.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21869/La-encrucijada-de-los-grandes-empresarios-nicaragüenses.htm Hace exactamente un año, publiqué en este mismo espacio el ensayo ¿”Modelo Cosep”, o el régimen de Ortega?, analizando las particularidades de la alianza corporativista entre el régimen autoritario de Daniel Ortega y los grandes empresarios. Una alianza que nació en 2009 en medio de la crisis económica internacional cuando el Gobierno de Ortega atravesaba por su peor crisis política, después de haber sellado con violencia el fraude electoral municipal de 2008, que provocó sanciones económicas internacionales de parte de Estados Unidos y la Unión Europea. Eliminado el contrapeso de los partidos políticos democráticos, y con el soporte de la multimillonaria cooperación económica de Venezuela, el régimen designó al Cosep y a los grandes empresarios como su único interlocutor en la sociedad nicaragüense —desoyendo incluso a los obispos de la Iglesia católica, con los que únicamente se reunió una vez en una década– e instaló un sistema de cogobierno económico. Así nació un esquema de diálogo excluyente en el que los grandes empresarios nacionales y extranjeros se convirtieron en un actor político que le brindó legitimidad al régimen autoritario, a cambio de ventajas económicas y oportunidades de inversión, en un sistema de control social sin democracia ni transparencia.

Mi intención entonces era promover el debate público sobre este “modelo” de estabilidad autoritaria, advirtiendo no solo sobre la falta de viabilidad y sostenibilidad a largo plazo de un régimen personalista –el Estado-Partido-Familia, sostenido en los pies de barro de la centralización, el nepotismo, la represión y la corrupción– sino también sobre el oneroso costo de oportunidad que representaba para la economía nacional la carga de la corrupción. Vale la pena releer hoy esas líneas y las de mis colegas, unos pocos, pero respetados periodistas, economistas, politólogos, e investigadores nacionales y extranjeros, que cuestionaron el “modelo”, no tanto porque el análisis tenga algún mérito predictivo particular –que nunca fue esa su pretensión– sino porque ahonda en lo mucho que queda por hacer para desmantelar el corporativismo que se tambalea con el sistema político que lo engendró, y que debe ser sustituido por un sistema de gestión económica bajo normas democráticas y transparentes.

Las críticas al mal llamado “modelo Cosep” fueron acogidas en los pocos medios de comunicación independientes que sobreviven en el país, y en la agenda de discusión de Funides, el influyente centro de pensamiento del sector privado que de manera sistemática ha puesto en primer plano el nexo inseparable que debe existir entre la institucionalidad democrática y el desarrollo económico. Sin embargo, la intolerancia de algunos liderazgos empresariales intentó abortar el debate, al extremo que las cámaras del Cosep fueron invitadas a suscribir un comunicado de solidaridad con su presidente, alegando que era objeto de una campaña de “descalificación para dividir al sector privado”.

La vocería oficiosa del sector privado adujo absurdamente que se pretendía empujarlos a una confrontación con el Gobierno, mientras un empresario con mayor visión estratégica resumió su disyuntiva así: “estamos de acuerdo con el diagnóstico, pero ¿qué podemos hacer ante el Gobierno, si nosotros no tenemos la capacidad de presión que se nos atribuye?”. En realidad, al cuestionar el “corporativismo autoritario”, como lo bautizó el economista José Luis Medal, nunca se sugirió que el sector privado debía abandonar el diálogo con el Gobierno o convertirse en un partido político para tomar el poder, únicamente se le exhortaba a establecer límites claros ante el abuso del poder autoritario, y a denunciar la corrupción y la falta de transparencia pública, como una forma de defender no solo sus propios intereses a mediano plazo, sino los de toda la sociedad. Después vinieron las amenazas de sanciones externas en el Congreso norteamericano con la Nica Act, quizás la última oportunidad para corregir el rumbo, pero en vez de convocar al sector empresarial para “ponerle el cascabel al gato” en las oficinas de El Carmen, un prominente líder del gran capital contrató al Carmen Group para cabildear, no en Managua, dónde está radicado el tumor de la enfermedad, sino en Washington D.C.

Hayan sido cómplices o rehenes del autoritarismo, o una combinación de ambas cosas, los grandes empresarios sucumbieron a la promesa de certidumbre en la estabilidad autoritaria, hasta que se acabaron los tiempos de “vacas gordas” del negociado de la cooperación venezolana, y la incapacidad del régimen para negociar la crisis fiscal y tolerar las expresiones de protesta social, provocó la matanza y la rebelión de abril. Entonces explotó la olla de presión y los agravios acumulados durante más de una década por la población, liderada por la juventud y los estudiantes universitarios, incluidos los simpatizantes sandinistas, en un reclamo nacional contra la represión y la conculcación de democracia y libertades públicas. La rebelión generalizada, ahora con la participación de amplios sectores económicos, movimientos sociales, y los sectores medios, simboliza el enorme costo humano, social, económico y político, que está pagando el país para librarse de una dictadura que cerró todos los espacios de participación democrática.

La primera reacción del Cosep ante la masacre de abril, condenando la represión y respaldando el derecho a la protesta pacífica, y sobre todo reconociendo que ya no era posible negociar a puertas cerradas la crisis de la Seguridad Social y cualquier otro asunto de trascendencia nacional bajo el esquema excluyente, representó un paso importante de desmarcamiento del régimen, pero su déficit de credibilidad demanda un compromiso inequívoco con la democratización que, más de allá de proclamar un decálogo democrático, sea refrendado con acciones irreversibles.

La masacre perpetrada por el régimen que ya suma más de 50 muertos, la legitimidad de la protesta popular, y el surgimiento del movimiento estudiantil universitario como nuevo actor social y político, han establecido un parteaguas por la vía de los hechos y así se da por descontado que “el país cambió, y nada volverá a ser como antes”. No obstante, los liderazgos empresariales, hasta hace poco aliados del régimen autoritario de Ortega, le deben al país una revisión autocrítica de sus responsabilidades y del llamado “modelo de diálogo y consenso”, para definir las nuevas reglas del juego que deberán regir en la negociación sobre el fin de la dictadura, la transición, y la reconstrucción del país.

El pronunciamiento del tres de mayo suscrito por los catorce grandes empresarios, consejeros del Cosep, las 27 cámaras empresariales, Amcham y Funides, ya no alude más al “modelo Cosep” y proclama que ¨es fundamental reconstruir el Estado de Derecho, dentro del marco institucional establecido por la Constitución y las leyes para responder pacífica y democráticamente a las demandas sociales, políticas, jurídicas y económicas de todos los sectores de la sociedad¨. En consecuencia, los grandes empresarios deberían reconocer que si antes fueron un soporte de la estabilidad autoritaria, la reconstrucción del Estado de Derecho que ahora promueven presupone que se conviertan en un factor de cambio, en un actor democrático, que es diferente a un partido político, o de lo contrario, si se aferran a maquillar el status quo para que Ortega y Murillo continúen en el poder hasta 2021, corren el riesgo de hundirse con un régimen que ya no es capaz de restablecer la estabilidad del país sin más represión.

En la víspera del diálogo nacional, el Gobierno ha nombrado como principales delegados a cuatro figuras clave del “modelo Cosep”, Bayardo Arce y Alvaro Baltodano, sus principales operadores de negocios con el sector privado, y los ministros de Hacienda y Banco Central, a cargo de las exoneraciones fiscales y la regulación bancaria y financiera. Es evidente que la prioridad de Ortega, al margen del clamor nacional sobre la matanza y la demanda de democratización, consiste en restablecer el viejo orden con los grandes empresarios.

Según la ultima encuesta de Cid Gallup, el 69% de la población, incluido un porcentaje importante de simpatizantes sandinistas, está de acuerdo en que Daniel Ortega y Rosario Murillo deben renunciar al poder, para facilitar un proceso de negociación que conduzca a reformas institucionales y elecciones anticipadas, en el marco de una continuidad constitucional. Pero ante una dictadura familiar que se aferra al poder para intentar replicar el esquema de Maduro en Venezuela, el cambio pacífico y constitucional sólo será posible a través de una combinación de presión cívica beligerante y solidaridad internacional. La fuerza decisiva de esta presión descansa en la movilización que lideran los estudiantes, a la que se han sumado trabajadores, campesinos, empleados públicos, productores y comerciantes, sectores medios, y el sector privado. Y por el peso y la influencia que ejercen en sectores clave de la economía y del Estado, los grandes empresarios tienen una cuota mayor de responsabilidad, para contribuir a esta salida. Nicaragua no cuenta con instituciones autónomas para resolver la crisis provocada por Ortega y Murillo –que para la gran mayorìa de la gente están política y moralmente inhabilitados para gobernar– porque simplemente fueron liquidadas por la dictadura. Es imperativo, por lo tanto, una negociación para reducir los plazos y los tiempos de salida de los gobernantes de forma pacífica, y esto solo será posible a través de una alianza nacional decidida a ejercer el máximo nivel de presión cívica para lograr el restablecimiento de la democracia. Si se considera que esta salida, como cualquier otra opción democrática es incierta, la alternativa a que conduciría la inacción es más desgaste y descalabro económico, y los imponderables que se derivan de más represión, muerte y rebelión.

En contrario a este argumento se alega que la aversión al riesgo político de parte de los grandes empresarios está justificada no solo por su propia lógica económica, sino también por el trauma de su experiencia histórica en 1979, cuando apoyaron la revolución contra la dictadura de Somoza, y luego se rompió la alianza nacional y fueron confiscados por una revolución de orientación socialista. Sin embargo, hay un falso déjà vu con 1979. Entonces, hubo una revolución liderada por un movimiento político-militar, la guerrilla del FSLN, que encabezó la insurrección popular para derrocar al régimen de Somoza. Lo que está planteado hoy no es una revolución armada, ni socialista, sino una rebelión cívica, pacífica, que demanda la salida de los dictadores por la vía constitucional, para promover reformas profundas. La bandera política de esta insurrección cívica proclama, como soñaba mi padre hace 40 años, que “Nicaragua vuelva a ser república”, para poder llevar adelante las reformas pendientes de la democratización, que no pudo garantizar la transicion después de 1990. Se trata de una rebelión popular que carece de líderes visibles y organizaciones que la convoquen, y si algún paralelismo existe entre 2018 y 1979, este se reduce a las alarmantes coincidencias que hay entre la dictadura de Somoza y la de Ortega, hermanadas en la corrupción, la confusión de lo público y lo privado, el nepotismo, la vocación dinástica, y ahora también el genocidio y la matanza.

Ante el colapso del régimen autoritario, del que fueron cómplices y también rehenes, la encrucijada de los grandes empresarios consiste en apostar otra vez por la inercia y dejar su suerte en manos del régimen, o convertirse, fnalmente, en actores de un cambio democrático.

Carlos Fernando Chamorro es director del periódico Confidencial de Nicaragua. 
 
Carlos Fernando Chamorro es director del periódico Confidencial de Nicaragua. 

*La versión original de este artículo fue publicada en Confidencial. 

 

]]>
Columnas Wed, 16 May 2018 10:59:15 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21869/La-encrucijada-de-los-grandes-empresarios-nicaragüenses.htm
Israel reprime protestas contra embajada EUA en Jerusalén con una matanza http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028907.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21867/Israel-reprime-protestas-contra-embajada-EUA-en-Jerusalén-con-una-matanza.htm El ejército israelí abatió a tiros a cerca de 60 palestinos que protestaban en la frontera de Gaza contra la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Se calculan más de 2000 heridos. Mientras una mayoría de países en la ONU condena el atentado, Estados Unidos bloquea la investigación de la matanza. Los soldados israelíes mataron a 55 palestinos el lunes en la frontera con la Franja de Gaza tras disturbios y manifestaciones contra la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, que cumplió una de las promesas más controvertidas del presidente Donald Trump.

Esta fue la jornada más mortífera del conflicto israelo-palestino desde la guerra de 2014 en la Franja de Gaza.

La dirigencia palestina denunció "una masacre" mientras el primer ministro Benjamin Netanyahu defendió el uso de la fuerza porque "todo país tiene la obligación de defender su territorio", dijo en Twitter.

"La organización terrorista de Hamas proclama su intención de destruir Israel, y envía con este fin a miles de personas para forzar la frontera", agregó Netanyahu.

Los hechos del lunes provocaron preocupación en la comunidad internacional en un contexto de fuertes tensiones e incertidumbres regionales.

Estados Unidos bloqueó este lunes la adopción de un comunicado del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para pedir una investigación independiente sobre los enfrentamientos y que condena también los disparos israelíes que provocaron la muerte de decenas de civiles.

Turquía y Sudáfrica llamaron a consultas a sus embajadores en Israel.

"Israel está generando terrorismo de Estado. Israel es un estado terrorista", dijo el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan.

Mientras los funcionarios estadounidenses e israelíes celebraban un momento "histórico" y la fortaleza de su alianza bajo una gran carpa blanca plantada en los terrenos de la nueva embajada en Jerusalén, decenas de miles de palestinos protestaban a pocos kilómetros de distancia, en la Franja de Gaza bloqueada.

Los más atrevidos, arriesgando sus vidas, enfrentaron los disparos de soldados israelíes arrojando piedras e intentando forzar el fuerte dispositivo de seguridad en la zona.

Según el ministerio de Salud en Gaza, 55 palestinos murieron por disparos israelíes en la frontera con Israel, y cientos resultaron heridos.

Desde el 30 de marzo, cuando comenzó la "gran marcha del retorno", un movimiento de protesta masivo a lo largo de la frontera con Israel, han muerto 109 palestinos por disparos israelíes. 

La decisión de Estados Unidos, denunciada y criticada por la casi totalidad de la comunidad internacional, rompe con décadas de diplomacia estadounidense y de consenso internacional.

Por ahora, sólo Guatemala y Paraguay se han comprometido a imitar a Estados Unidos y trasladar sua embajadaa a la Ciudad Santa.

Crímenes de guerra

La Autoridad Palestina acusó a Israel de cometer una "horrible masacre" en la frontera de Gaza con ese país y pidió "una intervención internacional inmediata para frenar" esta ofensiva, "cometida por las fuerzas israelíes de ocupación".

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu agradeció a Trump, que según él "hizo historia" al trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, reafirmó el compromiso de su país con una "paz global y duradera entre Israel y palestinos", pero no mencionó a los muertos en un escueto comunicado divulgado en Washington.

Este mismo lunes el presidente francés Emmanuel Macron "condenó la violencia de las fuerzas armadas" de Israel contra los manifestantes palestinos en Gaza y reafirmó "la desaprobación de Francia de la decisión estadounidense de abrir una embajada en Jerusalén".

Macron subrayó que el estatuto de la ciudad "puede ser determinado solo entre las partes, en un marco negociado bajo los auspicios de la comunidad internacional" y también "enfatizó en el derecho de los palestinos a la paz y a la seguridad".

"Pedimos a todas las partes actuar con la máxima moderación con el fin de evitar más pérdidas de vidas", declaró de su lado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

A su vez, Irán calificó de "día de la vengüenza" el lunes, por "la masacre" de palestinos que recibieron disparos del ejército israelí, afirmó el jefe de la diplomacia iraní, Javad Zarif, en Twitter. 

"Es imperdonable que civiles, periodistas y niños hayan sido víctimas", deploró por su parte la jefa de la diplomacia canadiense, Chrystia Freeland.

Miles de personas se manifestaron desde la mañana en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel. Los soldados israelíes abrieron fuego cuando los manifestantes se acercaron a la valla, donde el ejército casi duplicó sus efectivos.

La organización Amnistía Internacional (AI) pidió a Israel que acabe "inmediatamente" con la represión a tiros de las protestas en la Franja de Gaza, que calificó como una "abominable violación" de los derechos humanos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, también expresó su preocupación por las sangrientas escenas de esta jornada.

Jerusalén, 'fuera del tablero' -

Los israelíes ven en la decisión estadounidense el reconocimiento de una realidad histórica de 3.000 años para el pueblo judío. Esta coincide con el 70 aniversario de la creación del Estado de Israel, en pleno entusiasmo nacionalista y fervor proestadounidense. 

Pero la iniciativa unilateral estadounidense causó un enorme disgusto entre los palestinos, que la consideran el resultado del posicionamiento a ultranza adoptado por el presidente Trump a favor de los israelíes desde que asumió el cargo, en 2017. Según ellos, el traslado supone la negación de sus reivindicaciones sobre Jerusalén. 

Israel se apoderó de Jerusalén Este en 1967 y la anexionó. Todo Jerusalén es su capital "eterna" e "indivisible", afirma. Los palestinos, por su parte, quieren hacer de Jerusalén Este la capital del Estado al que aspiran.

Además, la religión agrava la sensibilidad del asunto, pues Jerusalén es una Ciudad Santa para musulmanes, judíos y cristianos. 

Trump prometió que mediará entre israelíes y palestinos en un eventual acuerdo diplomático "último". Al anunciar el 6 de diciembre que reconocía Jerusalén como capital de Israel, quiso favorecer la búsqueda de una paz elusiva, "sacando a Jerusalén del tablero", afirmó. 

Para la comunidad internacional, Jerusalén Este sigue siendo un territorio ocupado, por lo que las embajadas no deberían instalarse en la ciudad hasta que el estatuto de la misma no sea negociado entre ambas partes. 

'Amigo de Sion'

De los 193 países de la Asamblea General de la ONU, 128 condenaron la decisión de Estados Unidos, incluyendo aliados de ese país, como Francia y Reino Unido. La votación provocó la ira de Washington y amenazas de retorsión por parte de su embajadora ante la ONU, Nikki Haley. 

Jerusalén se llenó de banderas israelíes y estadounidenses y de carteles que rezan "Trump make Israel great again" (Trump hace que Israel vuelva a ser grande) o "Trump is a friend of Zion" (Trump, amigo de Sion).

Sin embargo, los palestinos consideran que la fecha elegida es una "provocación", 24 horas antes de las conmemoraciones de la "Nakba", la "catástrofe" que constituyó la creación de Israel para cientos de miles de palestinos, forzados a huir de sus hogares en 1948.

]]>
Internacionales Tue, 15 May 2018 08:44:30 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21867/Israel-reprime-protestas-contra-embajada-EUA-en-Jerusalén-con-una-matanza.htm
Una cancha de una comunidad empobrecida de El Salvador http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028906.JPG http://www.elfaro.net/es/201805/ef_foto/21866/Una-cancha-de-una-comunidad-empobrecida-de-El-Salvador.htm Así lucen los vestidores de la cancha de fútbol de la colonia Las Palmas, en Ilopango. Está ubicada en un sector densamente poblado del área metropolitana de San Salvador, al costado poniente de la pista secundaria del aeropuerto, casi en el centro geográfico de colonias populosas como Bosques de la Paz, Santa Lucía y Vista al Lago. El Salvador suma ya 36 años sin ir a un Mundial de Fútbol, y los dedos acusadores de la conciencia colectiva se dirigen por lo general a los dirigentes, a los jugadores, a los entrenadores, cuando la realidad en incontables canchas repartidas por todo el territorio nacional es muy similar a la de esta de la colonia Las Palmas. Unos 80 jóvenes están inscritos en la escuela de fútbol que opera contra viento y marea en este espacio, una cancha con unas condiciones que permiten poner en duda aquel viejo dicho que asegura que querer es poder. EF Foto Mon, 14 May 2018 18:06:18 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_foto/21866/Una-cancha-de-una-comunidad-empobrecida-de-El-Salvador.htm El trofeo del Mundial brilla más en Milán que en ningún otro lugar http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21864/El-trofeo-del-Mundial-brilla-más-en-Milán-que-en-ningún-otro-lugar.htm 360 grados Mon, 14 May 2018 11:53:01 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21864/El-trofeo-del-Mundial-brilla-más-en-Milán-que-en-ningún-otro-lugar.htm Julen Lopetegui: “España quiere ser protagonista en este Mundial” http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21865/Julen-Lopetegui-“España-quiere-ser-protagonista-en-este-Mundial”.htm 360 grados Mon, 14 May 2018 11:49:24 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21865/Julen-Lopetegui-“España-quiere-ser-protagonista-en-este-Mundial”.htm Entrevista de BBC Mundo a José Luis Sanz, director de El Faro http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21863/Entrevista-de-BBC-Mundo-a-José-Luis-Sanz-director-de-El-Faro.htm 360 grados Mon, 14 May 2018 11:27:50 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21863/Entrevista-de-BBC-Mundo-a-José-Luis-Sanz-director-de-El-Faro.htm Comentarios al artículo ‘Habla una señorita’ http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_51_0_1252_800/images%7Ccms-image-000028904.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/ef_academico/21841/Comentarios-al-artículo-‘Habla-una-señorita’.htm En 1911 en un artículo publicado bajo el pseudónimo “América”, una salvadoreña exigía más protagonismo para la mujer en la política y la sociedad. “¿No podrá ella tener también los mismos quilates de inteligencia que el más inteligente de nuestros estadistas, de nuestros políticos o de nuestros escritores?”, reclamaba. Un siglo después, cinco académicas analizan aquella publicación. El Faro Académico reprodujo la semana pasada un artículo publicado en 1911 en el efímero periódico salvadoreño Vox Populi, en el que “una señorita” que usaba el seudónimo América argumentaba a favor del derecho al sufragio, la participación política y la opción a cargos públicos de las mujeres salvadoreñas. “Son infinitas las esferas en que puede desarrollar su actividad y muchos, muchísimos los resultados prácticos que resultarían de la activa gestión de la mujer en nuestros asuntos políticos centroamericanos”, decía.

El texto, que diversos análisis atribuyen a Teresa Masferrer, hermana de Alberto, supone una expresión temprana de la búsqueda de la igualdad de género en nuestro país, y se enlaza con las luchas que desde años antes se desarrollaban en Inglaterra o Estados Unidos, así como con otros movimientos de mujeres en El Salvador de inicios del siglo XX.

Solicitamos a las académicas e investigadoras Laura Aguirre, Julia Evelyn Martínez, María Candelaria Navas Turcios, Josefa A. Viegas Guillem y Olga Vásquez Monzón sus comentarios sobre este documento, exponente de la lucha histórica de las salvadoreñas para obtener la igualdad. Estos son sus análisis.

Laura Aguirre, socióloga con doctorado de la Universidad Libre de Berlín:

Este texto es un llamado a las mujeres para que se decidan a exigir un lugar como iguales en la esfera pública, un rol en el mundo político que hasta entonces seguía siendo, por derecho, exclusivo a los hombres. Recordemos que cuando fue publicado hacía apenas unas décadas que las mujeres podían educarse académicamente y aún faltaban casi cuarenta años para que El Salvador reconociera el voto femenino como derecho de todas. La columna tiene varios elementos que invitan a ser tratados; sin embargo, voy a referirme al primer aspecto que llamó mi atención: el título. Tres palabras que resumen muy bien el significado de ser mujer en el incipiente estado salvadoreño moderno.

Habla una señorita, dice la autora. Estamos ante una afirmación que, en primer lugar, revindica a un sujeto femenino con la capacidad de enunciarse en el espacio público. En la actualidad, para algunos, esto es una obviedad, pero en El Salvador de la segunda década del siglo XX, hablar y ser escuchado era todavía un acto masculino e impropio de las mujeres. El verdadero lugar de una mujer virtuosa estaba por naturaleza en el matrimonio y la familia y, por lo tanto, dentro de los límites del hogar.

Este mito, construido con base en el ideal burgués-victoriano occidental sobre la feminidad, justificaba la exclusión de la mujer de todo ámbito que no fuera el privado. Jacques Rousseau, uno de los padres de la ilustración y de los Derechos del Hombre, dejó muy claro en su obra Emilio cuál debía ser el papel de la mujer en la modernidad:Agradarles, serles útiles, hacerse amar y honrar de ellos, educarlos cuando niños, cuidarlos cuando mayores, aconsejarlos, consolarlos y hacerles grata y suave la vida son las obligaciones de las mujeres en todos los tiempos, y esto es lo que desde su niñez se las debe enseñar”. Por eso, atreverse a hablar en público fue por sí solo un acto de rebelión, de rebeldía femenina a ese supuesto rol natural.

El texto, sin embargo, no fue una rebelión cualquiera. El desafío que representa al status quo de la época fue doble porque quien se atrevió a hablar era una “señorita”. Este apelativo, como sabemos, hace referencia a una joven soltera, en espera de casarse, en el estado previo a convertirse en “señora de” un hombre. Si la única voz femenina con valor era la que se emitía dentro de los confines del hogar y como eco de la masculina, entonces la de una “señorita” era prácticamente inexistente. Al atreverse a hablar desde esa posición, América revindica a un sujeto femenino independiente, con voz propia y capacidad de existir, no como complemento de otro, sino por sí misma. No es difícil imaginar el escozor que sus palabras debieron causar en la sociedad de la época.

Someramente, sobre el contenido del texto solo quiero plantear la pregunta que me surgió al terminar de leerlo: ¿Pudo esa señorita hablar? Una interrogante que formulé en alusión al famoso ensayo ¿Puede el sujeto subalterno hablar? de la académica feminista Gayarati Spivak. Más de cien anos después, ahora que las mujeres podemos votar y tener representación política, vale la pena cuestionarnos si el mensaje que América pretendía comunicar realmente fue escuchado.

Julia Evelyn Martínez, catedrática e investigadora del Departamento de Economía de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”:

Este texto debe leerse en el marco de la creciente movilización social y política de las mujeres salvadoreñas que ocurrió a inicios del siglo XX, y que culminó con la candidatura presidencial de Prudencia Ayala en 1930.

Es importante señalar que la participación de las mujeres en las luchas sociales de estas décadas puede calificarse como un movimiento potencialmente feminista. Las protagonistas de este movimiento pertenecían a diversos sectores sociales y sus demandas incluyeron tanto reivindicaciones en contra de la opresión de género (derecho al voto, derecho a participan en el gobierno, derecho a la educación, igualdad de derechos en la familia) como luchas en contra de otras formas de opresión, como la opresión económica y política de la dinastía Meléndez Quiñonez.

En julio de 1920, durante la presidencia de Jorge Meléndez, se aprobó una ley monetaria que transformó el patrón plata en patrón oro. Esta ley fue seguida de un decreto ejecutivo del ramo de Hacienda según el cual se prohibía de inmediato la circulación de todas las monedas y se instituía el uso de un sistema monetario decimal, que implicó la obsolescencia de los reales, medios y cuartillos de plata. Frente a los efectos negativos de esta reforma monetaria en el poder adquisitivo de la mayoría de las familias salvadoreñas y en el nivel de ventas de los pequeños comercios, las vendedoras de los mercados de San Salvador, Santa Tecla y Santa Ana protagonizaron diferentes actos de protesta contra la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo.

El 28 de febrero de 1921 una manifestación de vendedoras de mercados y otras mujeres provenientes de sectores populares urbanos, que se dirigía a la Asamblea Legislativa para exigir la derogación de la nueva ley monetaria, fue reprimida por la policía. Ante esta represión, las manifestantes, en especial las comerciantes de carne, respondieron atacando y dando fuego a un pequeño cuartel de policía en el barrio El Calvario, en el que las mujeres procedieron a ejecutar a varios agentes policiales que habían tomado parte en la represión.

Otro ejemplo de la efervescencia social fue la marcha pacífica de seis mil mujeres que en 1922 desfilaron en apoyo al candidato presidencial opositor Miguel Tomás Molina, denunciando la muerte de la democracia a manos de los sucesivos gobiernos de la dinastía Meléndez Quiñonez. La manifestación fue ametrallada, con un saldo indeterminado de manifestantes muertas y muchas otras más detenidas como prisioneras políticas.

En resumen: En las primeras décadas del siglo XX las “señoritas salvadoreñas” no solo escribían cartas llenas de corrección política para enaltecer las bondades de la participación de mujeres en la defensa de sus intereses sociales y políticos. También estaban listas para salir a las calles a convertir su indignación en acción y a luchar por sus derechos económicos, políticos y sociales. El feminismo salvadoreño contemporáneo necesita conocer más de las luchas de las mujeres salvadoreñas de principios del siglo XX.

El día de navidad de 1922 el gobierno de Jorge Meléndez atacó con lujo de violencia una manifestación de mujeres que apoyaban la candidatura presidencial de Miguel Tomás Molina.
 
El día de navidad de 1922 el gobierno de Jorge Meléndez atacó con lujo de violencia una manifestación de mujeres que apoyaban la candidatura presidencial de Miguel Tomás Molina.

María Candelaria Navas Turcios, académica-investigadora feminista de la Universidad de El Salvador:

El tema central del artículo es la necesidad del reconocimiento de los derechos políticos de las mujeres salvadoreñas, en especial el derecho al sufragio, haciendo referencia a Juana de Arco (santa y heroína francesa, 1412-1431); a las sufragistas inglesas que estaban en plena lucha hasta obtener, el 6 de febrero de 1918, el derecho a votar; y a Rafaela Herrera de Mora (heroína nicaragüense, 1742-1805).

En 1911, en pleno auge del movimiento sufragista mundial, que duró aproximadamente 80 años, las luchas sufragistas tenían como objetivo común la conquista de la igualdad jurídica o política de las mujeres. En América Latina, el movimiento sufragista propiamente dicho se desarrolló en los años veinte y treinta del siglo pasado. En países como El Salvador, el pronunciamiento de Teresa Masferrer, la aparente autora del artículo, pareciera que se da más bien como un caso aislado. Tiempo después, en 1930, aparecerá la figura audaz de Prudencia Ayala, quien se autoproclama candidata a la Presidencia de la República. En 1950 se obtendrá el derecho al voto.

Tanto la autora del artículo como Prudencia Ayala, son unionistas: En su artículo, Teresa argumenta que la mujer centroamericana puede “terciar de algún modo en la persecución del gran ideal que se ventila en la actualidad como es el de la Unión Centroamericana… con un poco de iniciativa, menos modestia y un poco de decisión y energía”. Prudencia, por su lado, desde 1913 publica su pensamiento feminista y unionista centroamericano y fustiga a las dictaduras del istmo apoyando a Sandino y rechazando la intervención extranjera.

Sugerentes el título “Por la unión” (de las cinco fracciones) y también el subtítulo “Habla una señorita”, expresión de un rasgo dominante de la época: la visión conservadora sobre las mujeres. Destacable igualmente su planteamiento de que las mujeres “somos un destello divino que iluminamos el sendero del hombre”. Pienso que la autora se expresa así para ganar autoridad y credibilidad.

Olga Vásquez Monzón, docente universitaria e investigadora en la Universidad de El Salvador y la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”.

“Creemos que sí puede la mujer centroamericana terciar de algún modo en la persecución del gran ideal que se ventila en la actualidad, como lo es el de la Unión Centroamericana”. El punto sobre el cual quiero comentar no es el de la participación de la mujer en las luchas por el unionismo en Centroamérica, sino la convicción de esta autora sobre la posibilidad de intervención de las mujeres en los ideales de la actualidad salvadoreña de la segunda mitad del siglo XX.

La afirmación de que las mujeres podían desempeñarse con éxito en infinidad de esferas no era una novedad. Desde mediados del siglo XIX, los periódicos venían publicando noticias sobre los logros universitarios de mujeres en los Estados Unidos de América; la lucha de las sufragistas por los derechos políticos de las mujeres tanto en Inglaterra como en Estados Unidos; los logros científicos de físicas como Marie Curie o de astrónomas como María Mitchell; o la graduación de la salvadoreña Antonia Navarro como ingeniera topográfica en 1889.

Aunque todos estos hechos habían puesto en evidencia la natural capacidad intelectual de las mujeres para aportar desde muchos ámbitos en la construcción social, estos no lograron por sí solos la transformación inmediata del imaginario colectivo. Todavía a principios del siglo XX el texto “La inferioridad mental de la mujer”, de Paul Moebius, puso en evidencia que la transformación de las representaciones y esquemas culturales han sido lentos. Y en este cambio El Salvador no fue la excepción.

De ahí el valor de este pequeño texto, que reside en dos aspectos: por un lado en recordar, al estilo de Cristine de Pizan, que la historia está llena de mujeres que intervinieron de manera decisiva en la marcha de sus respectivas sociedades. Lo que ha hecho falta es afinar la mirada para encontrarlas. Por otro lado, en exhortar a las mujeres a tomar la decisión de hacer suyas las causas más importantes de su tiempo. Y en nuestro tiempo, tanto a hombres como a mujeres nos hace falta afinar la mirada para inteligir los ideales comunes hacia los cuales hacer converger nuestras energías creativas y esfuerzos transformadores.

Josefa A. Viegas Guillem, docente de la Licenciatura de Historia de la Universidad de El Salvador:

En la semana en que escribo estas líneas las mujeres han protagonizado las portadas de los diarios. Son mujeres asesinadas a manos de sus parejas, feminicidios les llama la Ley de la República. En mi país de origen, España, una sentencia judicial ha afirmado que el hecho de que cinco hombres atrapen a una mujer en un espacio sin salida y la violen en grupo no es exactamente una violación puesto que ella no se defendió como se defiende una presunta mujer violada. Las mujeres se han lanzado a las calles allá y acá. Existe en los últimos años una discusión pública que visibiliza la violencia que sufrimos las mujeres, que se pregunta por su naturaleza, trata de identificar los abusos en todas las parcelas de la vida, habla abiertamente de los asesinatos misóginos…. El artículo “Habla una señorita” pertenece a la discusión de si la mujer era igual al hombre; un siglo después seguimos discutiendo acerca del papel de las mujeres en la sociedad.

La presunta autora del artículo, Teresa Masferrer, pertenecía al considerable número de mujeres que, a pesar de que no eran ciudadanas, estaban presentes en el espacio público porque habían estudiado y porque contradecían los estereotipos rígidos que se les había asignado; pero también porque, gracias a los espacios abiertos desde finales del siglo XIX para las mujeres, se convirtieron en un ejemplo verificable de la “posible inteligencia” femenina puesta en cuestión.

El artículo es sumamente sugerente, y uno de los ejemplos significativos de la llamada a la colaboración en una lucha política conjunta con los hombres, a unirse a una causa común, en este caso la lucha por la Unión Centroamericana. La reflexión sobre el contexto histórico nos ayuda a comprender la verdadera dimensión de los planteamientos de la autora, puesto que reclamar un lugar al lado de los hombres en ese momento era, para la opinión dominante, un arrebato de chifladura.

Para justificar su atrevida solicitud utiliza tres argumentos: el primero, la historia. Para ella, afirmar que en el pasado existieron ejemplos de mujeres luchadoras demuestra su capacidad de liderazgo. El argumento es siempre interesante, ya que el pasado nos otorga posibilidades infinitas. Sin embargo, la historia académica en sí misma, a la que pertenezco, ha invisibilizado con empeño sostenido a las mujeres, lideresas o no. En todo caso, la pretensión de la autora es aducir que cuando las mujeres están dispuestas consiguen sus objetivos.

El segundo argumento es la existencia de mujeres ciudadanas en otros lugares, lo cual ejemplifica con una referencia explícita a Inglaterra. A El Salvador llegaban las noticias de la radicalización del movimiento feminista inglés, la participación de miles de mujeres en manifestaciones y actos de protesta, huelgas de hambre, encarcelamientos, incluso actos de sabotaje en las propiedades estatales y en museos. Pero el dato histórico es inapelable: en Inglaterra no se concederá el derecho a sufragio a las mujeres (mayores de 30 años) hasta 1918, siete años después de la publicación del artículo que comentamos. Y el voto en igualdad de condiciones con los hombres no será hasta 1928.

En todo caso, este argumento debía de sonarles a los hombres ciudadanos y a muchas mujeres un disparate, porque una cosa eran aquellas mujeres sufragistas inglesas y otra las latinas, las centroamericanas, las salvadoreñas. Quizás por ello sólo menciona su existencia, sin reclamar de forma explícita el derecho al sufragio, y entre sus palabras no se encuentra la solicitud de una ciudadanía completa más allá de la sociedad primitiva llamada familia.

Para la autora es muy evidente que la sola llamada a la acción política colectiva era, en sí misma, en este lado del trópico lo suficientemente importante. Ahora bien, siempre y cuando no se olvide su papel en el hogar, como se evidencia en el orden sus palabras, ya que las mujeres podrán ser útiles en “en el hogar, en la sociedad, en toda clase de reuniones”. Esto es: primero el hogar y después lo demás. No puedo dejar de cuestionarme si eso ha cambiado en lo sustancial, en nuestro trópico y en el planeta. A las mujeres del siglo XXI se nos alienta a demostrar que somos mujeres con superpoderes, jamás soltando el espacio privado, el hogar, aunque nos hayamos tomado también el espacio público. En todo caso, hace un siglo sería inconcebible que se cuestionara el hogar como el espacio fundamental femenino y, por lo tanto, hubiera sido un error de estrategia política hacerlo.

El tercer argumento que utiliza la escritora a favor de las movilizaciones de las mujeres es la inteligencia, o mejor dicho, la similar inteligencia de las mujeres y los hombres. Leído en nuestros días parece un disparate, pero hace un siglo era un asunto a discutir. Y este argumento es el que me parece más interesante, puesto que es hablar de si las mujeres tenían igual capacidad de raciocinio que los hombres. El de la razón vinculada a los hombres y la naturaleza asociada a las mujeres es un tema viejo sobre el que todavía podemos encontrar algunas evidencias en nuestro presente. ¿Se consideran los argumentos, opiniones y teorías de las mujeres de igual valía que los de los hombres en nuestros días? Me atrevería a afirmar que, efectivamente, este trabajo todavía está por hacer.

Es muy interesante que esta señorita se imaginara el mundo más adelantado con mujeres ciudadanas. En la práctica, el feminismo por la igualdad de derechos pensaba que una vez que las mujeres fueran ciudadanas de pleno derecho podrían solucionarse la mayoría de las dificultades existentes. Pero no fue ni es así. La reflexión teórica, a partir de los años sesenta del siglo XX, explicó que el goce de privilegios de los hombres no es debido a razones naturales sino culturales, que estos aspectos culturales son los que hacen que las desigualdades sociales, políticas y económicas permanezcan incluso siendo la ciudadanía universal. Es decir, que a pesar del avance sustantivo que significó adquirir la ciudadanía completa, las mujeres siguieron y siguen teniendo menos poder en todos los espacios, incluso en el del cuerpo que poseen, en especial en cuanto a los derechos sexuales y reproductivos.

]]>
EF Académico Mon, 14 May 2018 07:41:34 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_academico/21841/Comentarios-al-artículo-‘Habla-una-señorita’.htm
El diputado no partidario sigue sin oficina en la Asamblea Foto cortesía Asamblea Legislativa / Texto Carmen Valeria Escobar http://www.elfaro.net/images/cms-image-000028916.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/ef_foto/21854/El-diputado-no-partidario-sigue-sin-oficina-en-la-Asamblea.htm Dos semanas después del inicio del periodo legislativo 2018-2021, la Asamblea Legislativa todavía no le ha asignado una oficina al primer diputado no partidario de El Salvador. Una semana después de la primera sesión plenaria de esta legislatura, el 7 de mayo, Leonardo Bonilla publicó a través de su cuenta de twitter su descontento. Pero Bonilla no es el único al que no le han asignado un espacio físico de trabajo: Juan José Martel, el único diputado de Cambio Democrático (CD), que ya había sido diputado en 1994, también ha denunciado a la Asamblea por esta omisión. A sus 38 años, Bonilla es el primer y único diputado independiente electo en la historia de El Salvador. La hazaña de ganarse un espacio en el salón azul se debe, primero, a la unión de candidatos no partidarios en San Salvador, que sumaron sus esfuerzo para unificar las firmas individuales para obtener la cantidad necesaria que le permitieron postularse como candidato en las elecciones del 4 de marzo. Él ha dicho que estará vigilante de la buena conducta de sus 83 compañeros y que denunciará si detecta irregularidades. Por lo pronto, sus denuncias por la no asignación de una oficina parecen no estar siendo tomadas en cuenta. Bonilla y Martel fueron los únicos diputados que se abstuvieron de votar para la conformación de la Junta Directiva durante la sesión plenaria de instalación el 1 de mayo, y en la que Arena decidió compartir la presidencia medio término junto a su viejo aliado, el PCN. En esa sesión, a Bonilla tampoco le habían asignado una curul. Ambos llamaron a razonar el voto y justificaron su rechazo a la junta porque no habían sido invitados a las discusiones que dieron vida al protocolo de entendimiento creado por Arena, PCN y PDC. En una conferencia de prensa que dio en los pasillos de la Asamblea Legislativa, Martel declaró “soy un diputado electo juramentado pero no instalado”. Para este lunes 14, tanto Martel como Bonilla seguían sin oficina. Martel comentó a El Faro que la explicación que le han dado, tanto la Gerencia de Operaciones como el presidente de la Junta, el diputado Norman Quijano, es que al ser dos fracciones nuevas no se tenían los espacios para ubicarlos, por lo tanto deben de ser creados. La Gerencia le explicó que estaban esperando a que se desocupen las ofician que se vaciaron del FMLN para asignarlas a ellos. Por el contrario, Bonilla no ha recibido mayor explicación. Él comentó a El Faro que el diputado Quijano le ha prometido un espacio y delegó en el secretario de la junta, el diputado Alberto Romero, para gestionar la asignación. Aunque Bonilla dice que ya se contactó con Romero, aún no le han dado una oficina. Luego de publicar la denuncia en sus redes sociales, Bonilla también hizo una convocatoria abierta en la Plaza Barrios, en el Centro de San Salvador para conversar con los ciudadanos sobre temas de interés. En una mesa plegable y en sillas de plásticos frente a Catedral atendió a quienes se le acercaban. Las mesas de la cafetería de la Asamblea Legislativa también han sido su espacio improvisado de trabajo mientras espera que le asignen un espacio formal. Después de múltiples llamadas no correspondidas a la Gerencia de Operaciones de la Asamblea Legislativa, la recepcionista de esa área comentó a El Faro que “si no se les han proporcionado oficina es porque la Junta Directiva no les ha pasado nada. No han informado nada a la gerencia de operaciones. Por eso no le habían respondido”. EF Foto Mon, 14 May 2018 00:12:31 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_foto/21854/El-diputado-no-partidario-sigue-sin-oficina-en-la-Asamblea.htm Cash Luna y su nave espacial en la colina http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028905.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/centroamerica/21861/Cash-Luna-y-su-nave-espacial-en-la-colina.htm Casa de Dios, la iglesia evangélica de Cash Luna en Guatemala, es un ejemplo de soft power que tiene paralelismos en casi toda la región centroamericana. Un recorrido por su evolución y funcionamiento, y por sus instalaciones, permite entender cómo los fieles, como clientes cautivos, crean poder económico. Y político. Lo primero que la relacionista pública quiso que sepa es que el nombre del pastor Cash Luna no es, bueno, ese tipo de cash.

Es un sobrenombre de niño. Su nombre real es Carlos Luna, pero Cash no podía pronunciar la “r” cuando era pequeño.

“¿Cómo te llamas, cariño?”
“Cashlos”.

***

La señora de relaciones públicas se llama Marly de Armas y acababa de invitarme a un café fuerte en la luminosa cafetería de la iglesia. Estamos en domingo de fines de 2016, en mi primera visita a la mega-iglesia de Cash Luna. Marly y yo nos sentamos en los sillones de un espacio parecido a la zona de espera de un centro comercial para papás y maridos aburridos, pero, en realidad, es un área de espera para el espectáculo —el servicio religioso— que comenzará en minutos unos metros más allá, en el santuario.

La iglesia de Cash es monumental. Un día de 2013, el templo asomó junto a la autopista que va de Guatemala hacia El Salvador como una nave espacial. Asombró a todos. Cuando conduces fuera de Ciudad de Guatemala, en la zona donde los centros comerciales se diluyen y los pinos se apoderan de la tierra, la iglesia aparece de la nada, una enorme estructura blanca y brillante sobre una colina que domina la capital del país. Justo a la entrada tiene un cartel —Casa de Dios: Mi Casa— con su emblema encima. El emblema es abstracto —parece una mano que apunta hacia abajo en V, como dando una bendición— y anuncia que has llegado a la iglesia de Cash Luna, que se alza magnánima a continuación, inmediatamente después de una enorme bandera guatemalteca.

Cash Luna trabajó directamente con la arquitecta para que el diseño refleje su fe. La iglesia tiene un frente metálico redondeado que la asemeja más a un estadio que un templo. El vestíbulo que compartimos con Marly parece copiado de un hotel de negocios. Es una recepción moderna en tonos de beige y marrón con pisos vinílicos impecables, escaleras mecánicas que bajan al salón de oraciones como si se hundieran en la Tierra. Al fondo está la sala de oraciones, que sobre las puertas tiene arcos y letras rojas que parecen mostrar los versículos del credo, pero son tan abstractos que podrían simplemente decir que los baños quedan a la izquierda.

Cash Luna ha de sentir que está en la tierra prometida: Guatemala tiene el mayor número de cristianos evangélicos per cápita de toda América Latina. Alianza Evangélica, la autoridad de las iglesias protestantes en el país, calcula que al menos un tercio de los guatemaltecos abraza la fe. Hay un número casi infinito de iglesias evangélicas — 2.790 registradas: seis templos evangélicos por cada parroquia católica —, pero la mayoría son simples fachadas.

Casa de Dios es la tercera mayor iglesia de Guatemala, detrás de la Fraternidad Cristiana de Guatemala —La Fráter— y El Shaddai de Harold Caballeros. Pero Cash Luna está ganando arrastre a costa de El Shaddai. El servicio religioso de Cash recibe los domingos de 20.000 a 25.000 personas —tanta gente que, incluso con ese tamaño, la mega-iglesia debe ofrecer turnos mañana y tarde. La feligresía no acaba en ellos pues otros cientos de miles ven a Cash por televisión, más de 891.000 siguen su cuenta de Twitter y la asombrosa cantidad de 6 millones su página en Facebook. La iglesia de Cash tiene además otro detalle especial: la reputación de ser aquella adonde los ricos de Guatemala van a orar. Casa de Dios concentra tanto poder económico de sus seguidores como para no dejar de alimentar su expansión.

Pastor guatemalteco Cash Luna. 
 
Pastor guatemalteco Cash Luna. 

Viste que no era así

“El crecimiento de la iglesia ha sido sobrenatural”, me dice Marly, una creyente convencida.

La congregación de Cash Luna cumplió 21 años en 2017, pero el nuevo templo —la nave espacial posada sobre la colina de Carretera a El Salvador— recién abrió sus puertas en 2013 tras cuatro años de construcción. Por largo tiempo Cash predicó en la Fráter, hasta que en 1994 dijo haber recibido la llamada divina y lanzó su propia iglesia. Primero instaló Casa de Dios en un local del tamaño de una bodega en la Zona 10, una de las más ricas de Ciudad de Guatemala. Había espacio para 4.000 personas pero pronto quedó pequeño, de modo que Cash abrió un nuevo templo en San José Pinula, una ciudad satélite en las afueras de la capital. El problema se repitió: la iglesia, donde cabían 3.500 creyentes, quedó desbordada casi de inmediato. Cash Luna descubrió que tendría que dar servicio los sábados y el domingo entero para retener a sus seguidores, así que empezó a reunir a la gente a las 7:00, a las 9:00 y las 11:00 y también apenas pasado el almuerzo, a las 13:00, y luego a las 16:00 y a las 18:00, con la noche encima.

Marly es de mediana edad y tiene maneras de mamá responsable pero conserva la voz de una adolescente emocionada. Pasa cada mañana del domingo preparando a su marido y sus dos hijas para el día de doce horas en la iglesia. Trabaja y pasa su tiempo libre allí, así que no hay diferencia entre su trabajo y la vida: el templo de Cash Luna es su vida. “Oraban por nosotros y mi bebé reaccionó a la oración”, me dice sobre su conversión mientras estaba embarazada. “Nunca lo había experimentado”.

Al principio, su familia objetó la conversión. Su padre dijo que habían sido católicos por 500 años, de modo que, ¿por qué cambiar ahora? Pero ella y su marido decidieron educar a su familia en la iglesia evangélica de la colina. Marly entró después de que la invitasen a una sesión de oración en una casa.

Las reuniones domésticas son el primer escalón de reclutamiento de Casa de Dios. Hay unos 4.500 grupos de oración hogareños afiliados a la iglesia que van de cinco a 40 personas. En las sesiones hay un líder de oración y, por supuesto, un texto, el Livebook. No hay partido político que reúna a tanta gente, cada semana, con la convicción de los fieles de Casa de Dios. Tampoco hay reunión de Tupperware, Mary Kay Cosmetics o Herbalife —los sistemas piramidales esparcidos por toda Centroamérica, en los que una persona vende productos a sus amigos— que consiga que la gente entregue sus ahorros con tanto desprendimiento a cambio de la promesa de algo.

Los rumores sobre Casa de Dios flotan en el aire de Guatemala. En las radios y en las calles dicen que la iglesia succiona el dinero de sus creyentes para construir estructuras grandiosas y sostener la excéntrica y lujosa vida de Cash Luna. De hecho, Casa de Dios —el templo físico— fue construido sin préstamos bancarios: lo financiaron los adherentes, en general, con diezmos en efectivo. La gente entregaba de 10 a 15.000 quetzales —de poco más de un dólar a cerca de 2.000. “No se les pidió”, me dice Marly de Armas. “Se les invitó a dar”.

Esta mañana de domingo en el templo, Marly siente la necesidad de disipar los rumores sobre su iglesia. “A mí me preguntaron si se pagaba parqueo”, me dice entre risas. (El estacionamiento es gratis.) Como el templo está en la Carretera a El Salvador, una zona ocupada por casas costosas, la gente la llama “la iglesia de los ricos”. En el estacionamiento hay muchos autos elegantes, pero Marly insiste en que nada es como lo pintan. Muchos llegan en buses. “El pastor habla a todos parejo”.

Marly me acompaña a la sala de plegarias, el espacio destinado al servicio. Esta mañana, Cash Luna hablará sobre Abraham e Isaac. “Enfocarnos en cosas tangibles nos ha hecho corruptos”, dirá unos minutos después a una imponente multitud de más de 10.000 personas. Esa es, precisamente, la crítica más habitual hacia Cash. Pero este día él no está aquí para responder a sus críticos sino para enfervorizar a su gente, y preguntará cuántos de los presentes solían condenar a Casa de Dios antes de unírsele. “¿Cuántos criticaban antes de venir? Levanten las manos”, reclama. “¿Pensaban que era una iglesia materialista, verdad? Ya los perdoné, hombre, ¡levanten las manos!” Cash Luna exhibirá entonces su sonrisa hecha para la televisión, una gran risa se desprenderá del público y un mar de manos se elevará por todo el auditorio. “¡Y viste que no era así!”.

El ejército de Cash

Un grupo de hombres cubiertos con rompevientos con la inscripción “Casa de Dios” ha estado dirigiendo por largo tiempo a los automovilistas entre los estacionamientos de la letra A a la M. Tener 20.000 personas entrando y saliendo de la iglesia un domingo es una pesadilla logística, pero Casa de Dios ha encontrado una solución: una enorme fuerza laboral gratuita.

Un personal de solo 120 hombres y mujeres, incluida Marly, trabaja para la congregación y recibe un salario: Marly, varios colegas de la oficina, las mujeres que manejan la tienda de regalos y algunos miembros del equipo de producción reciben un salario. Todos los demás trabajan gratis. Las personas del estacionamiento, las mujeres que dirigen a los visitantes por cada una de las cuatro entradas al templo, los camarógrafos, los traductores de lenguaje de señas y los traductores para visitantes extranjeros, las cocineras que traen comida preparada de sus casas. Todos gratis.

Para operar con fluidez, un servicio regular necesita de unos 1.650 voluntarios, una tropa que se duplica los domingos para sostener el show de Cash. Los congregantes pasan el día en la iglesia —participan de la sesión de oración de la mañana y trabajan por la tarde, o viceversa— y son una oferta de manos tan dedicada que todo funciona con precisión de reloj nuclear.

Los voluntarios usan chalecos de colores que representan una jerarquía. Luis Fernando López, uno de ellos, me explica que los chalecos azul claro son para principiantes, que trabajan como porteros. Los azules más oscuros son para voluntarios que supervisan a otros voluntarios. Los grises son el nivel superior. López trepó por la jerarquía de chalecos hasta la cima. Su chaleco gris lo presenta como coordinador de los servidores del auditorio. Alcanzar el tope de la jerarquía es una hazaña recompensada por Dios, porque, igual, todavía no hay salario. “No hay que buscarlo”, se apresura a añadir. “Es algo que Dios ha propiciado: hay que ser el último para que Dios le ponga primero”.

La iglesia está llena de niños y muchos de los voluntarios trabajan en una guardería y en el servicio dominical Iglekids. Los niños no pueden entrar a la sala de oración: en la planta baja hay un amplio espacio con paredes blancas y alegres murales de flores y elefantes para ellos. Los padres reciben un número cuando dejan allí a los niños; si ese número aparece en las pantallas del salón de oración, saben que algo anda mal y deben bajar por ellos.

Una de las voluntarias de Iglekids, Eugenia de León, una chica entre los veinte y los treinta de largo pelo rizado, es fisioterapeuta, trabaja en una guardería privada, y se hizo voluntaria de la sección para poner “al servicio de Dios” sus habilidades en la estimulación de la primera infancia. Pedí a Eugenia que calculara cuántas horas a la semana trabaja para la iglesia, y se quedó perpleja. No es así como debo verlo, me dice: todo su tiempo libre es para la iglesia. En la semana, después del trabajo, podrá tener una reunión de grupo o involucrarse en actividades de caridad, pero pasa los domingos en el templo. Su fe “abarca toda la semana.”

Hablo con varios y la respuesta es sólida: todos dan alegremente su tiempo —y dinero— para “la gloria de Dios”. La iglesia evangélica se reúne en Guatemala de esta manera, como una congregación cada vez más grande y auto sostenida. Todos están dispuestos a dejar horas y días a cambio de, digamos, dar sentido a sus vidas, sentir que sirviendo a la iglesia sirven a otras personas. Así se sienten parte de algo mucho más grande. Esa sensación se renueva de manera constante, y masiva. Como describe el fenómeno un experto en mega-iglesias de los Estados Unidos: “Alcanzas cierto tamaño y entonces puedes volverte auto generador. Atraes a la gente por tu tamaño; la gente sabe que estás en la televisión y que éste es ese gran lugar que ven: el tamaño en sí mismo engendra más crecimiento”.

Guatemala es, proporcionalmente, junto a Perú y Brasil, el país más evangélico de América Latina. Honduras —con epicentro en San Pedro Sula— y El Salvador —con San Salvador como foco— pueden presumir de tener las mega-iglesias más grandes por número de seguidores por templo, pero Guatemala tiene la mayor proporción de creyentes per cápita.

No siempre fue así, por supuesto. Si al principio del mundo estuvo el Verbo, lo que impulsó el crecimiento de las iglesias evangélicas en Guatemala, al comienzo, fue el miedo.

Casa de Dios es la tercera mayor iglesia de Guatemala. A los servicios religiosos de los domingos asisten entre 20.000 y 25.000 personas.
 
Casa de Dios es la tercera mayor iglesia de Guatemala. A los servicios religiosos de los domingos asisten entre 20.000 y 25.000 personas.

¿Sueñan los hippies con corderos conservadores?

El cristianismo evangélico, como se entiende en Centroamérica, fue una invención de los hippies de California. Los evangélicos ya circulaban antes de los años sesenta, pero los ex hippies volvieron popular el credo, agregándole un curioso giro conservador. Un grupo de exalcohólicos fundó la Iglesia de la Palabra en un garaje y empezó a atraer un gran número de hippies que habían dejado las drogas y el sexo bajo cierta idea de purificación. Ahora comían platos de lentejas y granos y construían cúpulas geodésicas de madera para vivir.

Una vez que se abotonó, la Iglesia de la Palabra empezó a enviar misiones para difundir la buena noticia, primero por Estados Unidos y luego al extranjero. Las misiones de los ex hippies se llamaban International Love Lift y fueron las primeras en llegar cuando el terremoto de 1976 tiró abajo los techos de tejas de Guatemala. Los guatemaltecos reconstruyeron sus casas con el dinero de aquellos evangélicos.

La Palabra sostenía que su trabajo humanitario era obra de Dios y lo llamó “evangelismo de desastres”. Suena cínico, pero, ¿acaso no es el pánico, cuando el oyente está más dispuesto a ser salvado, el mejor momento para predicar? Era el acto más amoroso que los evangélicos podían imaginar y Guatemala el lugar perfecto. Más allá del terremoto, el país era un desastre. Más de una década de conflicto armado habían dividido y desgastado su sociedad civil.

Además, Guatemala estaba lleno de indígenas, una obsesión especial de las iglesias evangélicas. Como en la Conquista católica, los no contactados que viven en los márgenes, siguen siendo una prioridad evangélica. Las misiones fueron financiadas en parte por la Fundación para el Apoyo a los Pueblos Indígenas, una organización creada por el gobierno guatemalteco y controlada por el Ejército y misioneros extranjeros y guatemaltecos.

Por aquellos años, un general comenzó a frecuentar las misiones de la Iglesia de La Palabra en Ciudad de Guatemala. Se llamaba Efraín Ríos Montt, fue el mayor converso de los gringos y tomó el poder con un golpe “en nombre de Dios”. Ríos Montt daba largos sermones por televisión cada domingo arengando a los guatemaltecos a que fueran mejores ciudadanos y cristianos.

Es saludable escuchar cuando un asesino te ordena que encuentres a Dios, sobre todo si es el peor dictador de la historia de tu país. Las dictaduras y las guerras acabaron con la vida de 200.000 personas en Guatemala entre 1960 y 1996, cuando se firmaron los Acuerdos de Paz, y Ríos Montt por sí solo fue culpado de ordenar el asesinato de más de 1.700 personas en menos de dos años. Murió este año bajo arresto domiciliario mientras se le juzgaba por segunda vez por genocidio.

Durante la guerra, Guatemala se convirtió en un país de omnipresencia evangélica. “El conflicto armado contribuyó a que creciera la iglesia evangélica porque el Ejercito arremetió contra los catequistas que se inclinaban por la Teología de la Liberación”, dice el antropólogo guatemalteco Carlos René García Escobar. “Los etiquetaron de comunistas y el Ejército los persiguió. Ante el miedo, la gente se volvió evangélica”.

Ningún cristiano evangélico de Guatemala me lo contó de esta manera. Para ellos la conversión es personal, no política. El alcoholismo, una muerte en la familia, una esposa que se fue. Por lo general, han visto una señal antes de la conversión, diosito estaba allí, abriendo puertas. La iglesia es un refugio, una comunidad. Llevan té caliente y panecillos a quienes duermen en las esquinas de ciudad de Guatemala. Y lo hacen con abnegación. Una religiosa católica me dijo una vez que no podía, de buena fe, oponerse a las conversiones al evangelismo porque eran las esposas quienes arrastraban a sus maridos al templo: allí tendrían una mejor oportunidad para parar de beber y, tal vez, dejarían de golpearlas.

En una sesión de oración en Casa de Dios, Cash Luna mencionó haber perdido miembros de su familia durante el conflicto armado interno. No profundizó pero, fuera o no así, la creación de su iglesia fue en parte una respuesta a la afluencia de evangélicos norteamericanos después del terremoto de 1976. En un punto, los guatemaltecos se cansaron de que los gringos quisieran enseñarles cómo era el mundo. Y del mismo modo que vieron en el evangelismo un argumento efectivo contra la Teología de la Liberación, también descubrieron que querían una iglesia hecha, financiada y dirigida por guatemaltecos.

La primera reunión de la Fraternidad Cristiana de Guatemala se celebró en 1979 en el Hotel Guatemala Fiesta, ahora el Holiday Inn, ubicado en la Zona 10 de la capital. Comenzó con una oración para veinte personas. La visión era lanzar una congregación que rompiese con los patrones tradicionales. Una que dejase en el olvido la mentalidad de que el cristiano debe ser pobre, sin educación ni influencia en la sociedad.

Ahora el auditorio de La Fráter tiene espacio para 12.200 congregados y, como Casa de Dios, fue costeado al contado, sin préstamos bancarios ni dinero del exterior. Oficialmente, la fórmula para construir dos templos fue “la generosidad voluntaria” de los miembros y “una íntegra administración de los recursos económicos”. Todo, por un monto de 15 millones de dólares. Cuando comenzó su iglesia, Cash Luna reprodujo el modelo de La Fráter.

Dios, Wal-Mart y la buena vida

El denominador común de las iglesias evangélicas es un incentivo inmediato muy atractivo en un país pobre: el evangelio de la prosperidad. A Dios no le importa si eres rico, proclaman; de hecho, es señal de que te favorece.

Este tipo de cristianismo evangélico tiene un regusto acre a calvinismo. Si eres pobre, no has sido favorecido por el Señor. Para los calvinistas, la riqueza era signo de salvación. Creían que la salvación podía o no estar predeterminada, pero vivían preguntándose con ansiedad: ¿estoy entre los salvados?

Max Weber escribió que esta ansiedad servía a un propósito práctico: el trabajo sistemático y el esfuerzo para lograr beneficios no son naturales y, antes de la ética protestante, el capitalismo no tenía mucho que ofrecer al trabajador a destajo, la contraparte en el siglo XVII del actual operario de maquila: “La oportunidad de ganar le atrajo menos que la idea de trabajar menos”. El protestantismo ayudó a cambiar esa idea. Por caso, Wal-Mart promueve activamente el cristianismo evangélico entre sus trabajadores centroamericanos, cuenta la historiadora Bethany Moreton en “To Serve God and Wal-Mart”.

Casa de Dios es una iglesia demasiado grande para ser la iglesia de una persona rica de pies a cabeza —no hay suficientes personas ricas en Guatemala para llenar ese enorme auditorio dos veces todos los domingos—, pero en el templo de Cash Luna todos lucen como si la buena fortuna les favoreciera: van allí con su mejor ropa de domingo.

Esa puesta en escena también está ligada al evangelio de la prosperidad. El antropólogo Kevin Lewis O’Neill, que pasó varios años con la congregación de El Shaddai, la otra mega-iglesia de Ciudad de Guatemala, me contó que veía tan bien puestos a todos que se sorprendió cuando lo invitaron a sus hogares para orar en grupo y la escena se repitió. O’Neill fue a casas en barrancos y sitios desolados, y cuando llegaba la gente salía del asentamiento para ir al servicio completamente almidonada y planchada.

A los servicios dominicales de Casa de Dios asisten miles de guatemaltecos vestidos con sus mejores ropas.  
 
A los servicios dominicales de Casa de Dios asisten miles de guatemaltecos vestidos con sus mejores ropas.  

O’Neill me advirtió del desacierto de creer que Casa de Dios es una iglesia de la verdadera élite de Guatemala. Guatemala tiene una de las sociedades más desiguales del planeta y sus ricos ven a Cash Luna como un provinciano palurdo y a su culto como una práctica chabacana. “Si el cinco por ciento del país controla o posee el 85 por ciento de la riqueza nacional, es importante señalar que esa pequeña oligarquía no asiste a mega-iglesias”, dice O’Neill. “Las mega-iglesias son lugares aspiracionales, especialmente para la clase media muy pequeña pero emergente de Guatemala y para quienes desesperadamente quieren formar parte de esa clase media”.

O sea, no asistes a la iglesia de tu clase social, sino a la de aquella clase a la que deseas pertenecer. Fuera de eso, en el caos de Guatemala, puede ser placentero estar en un espacio inmaculado, con un aire vagamente corporativo como el de Casa de Dios. Cuando los miembros de la iglesia de Cash Luna entran a un hotel, son empleados que sirven a otros y cuando van a la casa de un millonario son sus sirvientes, pero en el templo de la colina —con su vestíbulo impecable, su show con calidad de megaconcierto pop internacional y su sonriente cuerpo de voluntarios uniformados y serviciales como aeromozas de primera clase— no son extranjeros: al fin algo del lujo les toca a ellos, que nunca tuvieron.

Casa de Dios, la iglesia más ambiciosa de Centroamérica, les pertenece y allí está su pastor para decirles que ser ambiciosos está bien porque Dios quiere que se enriquezcan. Ese pensamiento cambia sociedades. Los evangélicos de Centroamérica no tienen una bancada parlamentaria como en Brasil, ni un partido político que sea explícitamente propio, pero su voto definitivamente ayudó a elegir a Jimmy Morales como presidente de Guatemala.

Desde que los evangélicos se volvieron un grupo de interés, es común que cada nuevo presidente celebre uno de sus primeros grandes discursos en algún templo de la fe. Una de las primeras apariciones públicas del comediante como jefe de la nación fue en La Fráter, por ejemplo. Como Harold Caballeros, Cash Luna también cultiva conexiones políticas y comerciales significativas. Cuando era presidente, Otto Pérez Molina, el predecesor de Morales, fue a la inauguración de la nave espacial de Cash. “Gracias, pastor”, le dijo allí, “por darnos el ejemplo a los guatemaltecos de las cosas que se pueden hacer cuando hay fe”.

Una taza de fe por cinco dólares

En el amplio salón de recepción de Casa de Dios, un grupo de mujeres vestidas con un saco y corbata en marrón y beige da una bienvenida amable a los fieles. En sus escritorios tienen pequeños soportes de metal como los que sostienen mapas en un hotel, con la diferencia de que aquí sujetan sobres celestes decorados con escenas bucólicas.

Los sobres son para el diezmo y llevan dentro una hoja con campos impresos para completar:

Fecha, Nombre y apellidos.
Correo electrónico, Teléfono, Dirección postal, Municipio/Departamento de residencia.

Ofrenda Q. ______
Diezmo Q. _______
Total Q. _________

También hay un espacio de seis líneas para escribir la petición de oración. Y otro para el número del registro fiscal del donante.

En algunas formas de cristianismo el diezmo es metafórico, pero en las iglesias evangélicas se espera que los congregantes entreguen el 10 por ciento de sus salarios. Marly da ese porcentaje y varias personas en el templo me dijeron que hacen lo mismo. No es poco dinero: para algunas familias con ingresos bajos puede representar un tercio del alquiler de una casa.

El diezmo —que significa, literalmente, 10 por ciento— puede hacerse en efectivo, cheque o con tarjeta de crédito. O’Neill dice que la posibilidad de diezmar con tarjetas de crédito en las mega-iglesias puede ser una “actuación de la prosperidad” en lugar de prosperidad en sí: algunos miembros de la congregación diezman con dinero que no tienen. “La gente”, dice O’Neill, “se endeuda por Dios”.

Ofrendas y diezmos son un sistema muy ordenado en Casa de Dios. “Llegas a la oficina y te dan un recibo fiscal”, me dice Marly. “Es deducible de impuestos. Totalmente transparente. El dinero va a nombre de Casa de Dios y no de Cash Luna. Diezmamos a la iglesia, no al pastor”.

Mientras los fieles rascan sus bolsillos por la fe, sus pastores llenan el cofre sin obligación de vaciarlo de vuelta en la sociedad: sin importar la confesión, las iglesias están entre las muy pocas grandes instituciones —en Guatemala, buena parte de América Latina y del mundo— que no pagan impuestos. Tanto el antropólogo O’Neill como Abelardo Medina Bermejo, un economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, me dijeron que por esa razón es imposible estimar el beneficio neto de Casa de Dios o, por ampliar, el patrimonio de Cash Luna.

Casa de Dios es una máquina de recolectar dinero por un intangible como la fe, pero también vende productos como cualquier empresa comercial. Iglesias emblemáticas de Europa tienen pequeñas tiendas de postales que pagan el mantenimiento del templo, pero las tiendas de regalos de Casa de Dios se parecen mucho a las de la Iglesia de la Cienciología, que son un mecanismo afinado de venta de merchandising.

La tienda-librería de la iglesia está repleta de CDs de alrededor de 20 dólares (150 quetzales) por pieza para gente que tiene salarios mensuales mínimos de unos 360 (2.640 quetzales). Pululan los libros de autores evangélicos gringos y guatemaltecos. El par de títulos de Cash Luna —“En honor al Espíritu Santo” y “22 días con el Espíritu Santo”— se venden a unos 23 dólares. Pero también hay productos muy cotizados: el DVD Ensancha, que reúne el congreso de Casa de Dios en 2016, roza los 70 dólares; el Recarga Blue para niños, 110; y el Lifebook 2016, con el credo actualizado, se vende a imposibles 215 dólares.

Además de los libros y CD, la tienda multipropósito —que posee una variedad mayor que su versión en línea— vende cualquier producto que pueda llevar el logo de Casa de Dios. Bolígrafos de Cash a dos dólares, llaveros a 3,50 y tazas a casi cinco. Un “aceite santo” envasado en un pequeño frasco de vidrio con tapa de corcho y una flor falsa cuesta 12 dólares y una caja de madera con textiles guatemaltecos incrustados en la tapa, 26. Hay velas aromáticas para la casa ($13), un cordero pastoral relleno ($20), un termo azul ($13) y cuadernos con cubierta de cuerina marrón o roja ($15). Todo tiene logo, excepto los caramelos rojiblancos que se venden en la caja, como en un restaurante chino. Los niños pueden llevarse dos por un quetzal.

Los artículos para la venta parecen el merchandising de un equipo de fútbol, y para el ojo secular (y no tanto) estampar la fe en una camiseta de siete dólares podrá resultar mercantilismo barato, pero para el creyente —en un dios, en un club: dos religiones complejas— el show off reafirma su elección. Sorber el café de tu termo Casa de Dios camino al trabajo te recuerda que estás del lado de Jesús. Y que él está del tuyo.

Mientras, la iglesia adquiere la seguridad de que sus seguidores son tanto fieles como clientes cautivos que regresan al mismo show semana tras semana.

Los domingos, Casa de Dios presenta a un Cash Luna en perfecto estado de forma, vestido con ropa a la medida y posando para las cámaras perfectamente anguladas. Cientos de miles lo ven por televisión, más de 891.000 lo siguen en Twitter y 6 millones en Facebook. 
 
Los domingos, Casa de Dios presenta a un Cash Luna en perfecto estado de forma, vestido con ropa a la medida y posando para las cámaras perfectamente anguladas. Cientos de miles lo ven por televisión, más de 891.000 lo siguen en Twitter y 6 millones en Facebook. 

Rock Star

Cuando entré al salón para el servicio del domingo, el ruido era abrumador, del tipo de sonido que sientes, no que escuchas. El lugar estaba casi completo con más de 10.000 almas. La última vez que estuve con tantas personas juntas en Guatemala fue durante las marchas que derribaron al gobierno de Otto Pérez Molina en 2015. Todos estaban de pie, cantando. Las luces parpadeaban y la máquina de humo escupía como locomotora antigua. La autora del ruido era una banda con intención de dar un gran show: trompeta, teclado, trombón, cantantes y una interminable sucesión de patrones luminosos hipnóticos proyectados en las paredes de una sala de oración con asientos de estadio de fútbol europeo. Seis pantallas, dos a cada lado del escenario inmenso, y dos por encima, se proyectaban hacia los asientos más baratos. Aunque oficialmente las butacas no están asignadas, frente a mí se estiraba un área especial demarcada para VIP y nuevos visitantes.

La banda fue, por falta de una palabra mejor, genial. Un chico con un afro y pantalones vaqueros ajustados repleto de cadenas colgantes sacudía la cabeza mientras tocaba la guitarra con la virtuosa velocidad de un músico de heavy metal. Había skinny jeans con las rodillas ingeniosamente rasgadas, leggings de cuero, tops con lentejuelas, todo en colores oscuros. Había maquillaje de buen gusto y pelos de coiffeur para garantizar una buena imagen en primer plano en las pantallas. La cantante del coro bailaba en tacones de punta altísimos, pero de una manera correcta —kosher—, moviendo su pelvis en giros sub-Elvis. Las letras de la banda eran bastante genéricas —la gloria de Dios— e implacablemente repetitivas. El estribillo “Jesús Vencedor” se me quedó atascado durante días.

Pero, aun con miles de personas presentes, la audiencia real no estaba allí sino en la televisión y en las pantallas de las computadoras que podían recibir el show por streaming. Por lo tanto, las cámaras que recorrían el salón balanceándose por encima del público en la punta de un largo brazo, los técnicos vestidos de negro arrastrándose por el escenario con sus cámaras al hombro para conseguir primeros planos gloriosos o la cantante con su mueca de estrella pop eran para las seis pantallas y el mundo más allá.

Algunos devotos se balanceaban sobre sus pies, pero no cantaban. Otros tenían las palmas hacia arriba: recibían a Dios. La mayoría de la gente miraba fijo las pantallas y cantaba todo casi a voz en cuello. Delante mío, una mujer de unos treinta años, vestida sexy con una camisa de malla con lentejuelas, vaqueros y gafas de color beige con diamantes de imitación en las sienes, cantaba, saltaba y agitaba los brazos. Como la cantante, también ella hacía muecas absorbida por su propia actuación de superestrella.

Mientras todavía rugía la banda, pensé que aquel era el mejor concierto de rock al que podía ir en Ciudad de Guatemala sin tener que pagar.

Pero entonces subió Cash Luna al escenario y recordé que nada de aquello era, exactamente, gratis.

Apenas lo distinguió, la multitud recibió al pastor con vítores: era el número principal del show, el solista adorado. La banda se retiró y los técnicos, con una velocidad y precisión increíbles, desplegaron un enorme podio de cristal y colocaron a Cash un sutil micrófono blanco que enrollaron detrás de su oreja. Estaba impecablemente vestido con una chaqueta beige estampada, camisa azul, pantalones negros. Calzaba zapatos de gamuza clara. Su cabello gris brillaba de gel.

Aunque no es alto, el escenario a su servicio, su perfecto estado de forma, la elegancia de la ropa a la medida y las tomas de las cámaras perfectamente anguladas proyectaban a un hombre grandioso. Cash ajustó una y otra vez su ropa y mostró ese tic desconcertante cuando habla —los lados de su boca contrayéndose en espasmos aparentemente involuntarios. Apenas arrancó, calentó a la multitud con algunos chistes livianos de presentador de show familiar de domingo. “¿Por qué no vinieron al servicio temprano? ¡Dios madruga!”.

Las pantallas alrededor del escenario proyectaban imágenes pastoriles de Guatemala mientras Cash hablaba sobre las buenas obras de su iglesia. Río Dulce, Izabal, Xela, San Antonio Sololá. El pastor contó sobre un tratamiento para 91 parejas con problemas de infertilidad y sobre Esperanza para Guatemala, su programa filantrópico, que tiene 14 comedores y ha dado dos millones de raciones de comida durante dos décadas. Las pantallas mostraron videos donde niños pobres jugaban al fútbol en una aldea y luego se alineaban para recibir el almuerzo en un plato de poliestireno. La producción de los videos era de primera categoría, idéntica a los documentales de las iglesias gringas.

Al culminar las grabaciones, comenzó la apelación del pastor, untada con las notas calmantes de un piano. “Vamos a dar con alegría”, dijo Cash. “Puedes pedir un sobre a los servidores”. Diferentes sobres para diezmos de ofrendas y promesas de fe comenzaron a pasar de mano en mano a buen ritmo mientras los porteros voluntarios en chalecos azul cielo se formaban justo debajo del borde del escenario con cestas de mimbre. En las pantallas apareció entonces una imagen de un vale y una pluma estilográfica antigua junto con el mensaje: “Para usar tu tarjeta de crédito, solicita un voucher a los servidores”. La mujer a mi lado quería pagar con tarjeta; tuvo los formularios en la mano casi antes de pedirlos.

Todo el mundo comenzó a sacar sus billeteras de los bolsillos y monederos sin mayor insistencia. Es una imagen que encaja en la palabra increíble: más de 10.000 personas iban a regalar dinero sin que mediase más que el pedido simple —dos frases— de un hombre vestido de color beige. Unos segundos después, como señaló un cambio de música del piano a un pop optimista, concluyó el momento reflexivo y, primero las mujeres y luego los hombres, fueron invitados a dejar caer sus ofrendas en las cestas de mimbre de los voluntarios.

Pronto también acabó el tramo comercial y el pastor quiso contarnos sobre las bendiciones recibidas por el patriarca Abraham cuando cayó en desgracia. “Dios siempre provee”, dijo, e hizo una pausa: “Incluso sin trabajo, eres bendecido”. Cash lanzó la historia para marcar un simple contraste entre Abraham y su hijo Isaac. Isaac era un materialista: buscaba el éxito. Es Abraham quien recibió la bendición de su padre. “No vayan a buscar cosas”, dijo Cash. “Dejen que las cosas los busquen a ustedes”.

Cash Luna quería —quiere— que sepamos que es humilde, aunque esa no sea su cualidad más obvia. Él pasó por dificultades cuando era más joven —procede de un hogar de padres divorciados—, pero contó que decidió ser feliz aunque en aquellos momentos hubiera visto a otras personas tener más. Ser feliz, quedó claro, viene primero. Pero un tiempo más tarde, cuando tuvo éxito, el pastor decidió construir la iglesia con el gran estilo que exhibe su nave espacial en la colina. “Para Dios, siempre lo mejor”, dijo, y de inmediato congratuló a su país por ser “de los primeros lugares del mundo en generosidad”. “¡Un aplauso para Guatemala!”

La historia personal de Cash para ilustrar humildad y anti-materialismo juega a dos puntas. Así, cuenta cómo fue a buscar un nuevo colegio para sus hijos y en uno los niños comparaban sus zapatillas caras. Ante esa visión, decidió que aquella escuela no era para su familia. Su moral: tus hijos no deben ser materialistas, como Isaac. Y sin embargo, Cash vive en una exclusivísima urbanización cerrada de Carretera a El Salvador y siempre muestra al público su éxito.

Cash fue al Liceo Guatemala, la mejor escuela privada del país, alma mater de presidentes y empresarios. Un amigo fue su contemporáneo en el Liceo y me dijo que estaba confundido por la transformación de Cash. En la secundaria, Cash Luna —Carlos Luna— era tímido. Jamás llamaba la atención sobre sí mismo. Cuando presioné a mi amigo para recordar una historia, cualquier cosa sobre el Cash adolescente, no recordaba nada. En absoluto. Carlos Luna era tranquilo, retraído, un vacío total. Ahora, en cambio, Cash Luna dominaba el escenario frente a decenas de miles de personas.

“Repitan después de mí”, pidió aquel domingo: “Soy un bendecido de Dios”.

La multitud repitió al unísono, en un murmullo, casi como un mantra.

Cash entonces lo dijo otra vez: “Soy un bendecido de dios”.

Show me the money

Casa de Dios ha sido una bendición económica para Cash Luna. Los datos financieros de las iglesias evangélicas en Guatemala no son públicos, pero su capacidad de acumular riqueza excede las tiendas de regalos. Casa de Dios es un negocio de membresías basado en fidelizar clientes: el diezmo proporciona el flujo de ingresos fijos; las tiendas con sus CD, tazas y aceites esenciales, el variable.

El modelo de las mega-iglesias ha sido duramente criticado incluso por cristianos evangélicos. Glenn Newman, fundador de Covenant Life Fellowship & Heartland Bible Institute en Texas, usó las escrituras para argumentar contra el cristianismo con fines de lucro. Newman dijo a Christian Post, una agencia cristiana de noticias de Estados Unidos, que en las mega-iglesias el pastor “no pastorea a nadie”. “Lo que la gente hace es ver un espectáculo en el escenario”, dijo. “Cuando no hay servicio, en el detrás de escena el pastor dirige la iglesia como un negocio y sus pastores asistentes son como gerentes de nivel medio”.

Scott Thumma, un destacado experto en mega-iglesias del Hartford Seminary, en Estados Unidos, dijo a CNN que una mega-iglesia promedia ingresos por unos 6,5 millones de dólares al año en su país. Todas las congregaciones existentes amasan juntas un negocio que es, “fácilmente, de varios miles de millones”. Según la Leadership Network, una consultora cristiana diseñada para ayudar a las iglesias a crecer, el salario promedio de un pastor de mega-iglesia de Estados Unidos fue de 147.000 dólares en 2012 —continuó creciendo en años posteriores— frente a los 28.000 dólares registrados por la National Association of Church Business Administration para el responsable de un templo menor. Las mega-iglesias son, generalmente, aquellas que tienen una congregación mayor de 2.000 personas.

Casa de Dios declinó proporcionar cifras de su ingreso anual, su presupuesto o del salario de Cash Luna, pero el dinero lo inunda todo. El pastor no viene de una familia adinerada, pero, dicen, viaja en su propio jet, un Westwind israelí cuyo precio de venta inicial es 595.000 dólares. La voz popular dice que Cash tiene terrenos en varios barrios privados de Guatemala. Usa relojes Rolex y Cartier que valen varios miles de dólares. Una de sus hijas se casó en el exclusivo golf Hacienda Nueva Country Club de San José Pinula, donde el pastor tiene membresía. Cash dijo una vez en un sermón: “El salario que recibes es la justa retribución por tu trabajo”.

Para muchos, Cash Luna es un farsante que se enriquece aprovechado la debilidad emocional de las personas, pero es raro oír hablar mal de él en voz alta. En El Periódico de Guatemala, la periodista Marcela Gereda publicó un artículo titulado “Cash Luna y su abominable negocio de la fe”. Gereda cita a un exseguidor que cuestiona la “avaricia de este sicólogo religioso que sabe manipular los sentimientos de los ingenuos que prestan oído a enviar ofrendas”. Pero, sobre todo, pone énfasis en el testimonio de Ana Sosa, una ex discípula de Cash Luna: “Yo estuve en Casa de Dios dos años, fui oveja, líder (…) pero fallaron. Yo soy prueba de la falsedad de sus palabras. Gracias a Dios me levanté pero nunca más volví a ese lugar donde se le sonríe a la gente por delante, más si tienes un cheque que entregar. No soy la única que ha padecido esto. Conozco parejas que se han divorciado por una mala guía de Casa de Dios. Conozco líderes que abusan de su posición para acostarse con sus ovejas en Casa de Dios. Por favor, señores, no pequemos de ignorantes, Carlos Luna es un gran orador, magníficas charlas de superación empresarial, social y económica. Pero de Amor y Honestidad no sabe nada”.

No hay iglesia sin críticos o apóstatas como tampoco sin creyentes ni cruzados, pero mientras los acusadores no están organizados, los devotos tienen muy claro qué defender de su pastor. Un bloguero guatemalteco, que es miembro de Casa de Dios, respondió en su blog a la periodista Gereda: “Cash Luna sí tiene sus desaciertos; tiene pisto; tiene carros lujosos; tiene reloj caro; usa trajes de tela fina... Cash gana bien, porque es un buen pastor, que dirige la iglesia de mayor crecimiento en Guatemala... Cash Luna sí recibe diezmos... y allá él si no hace buen uso de ese dinero... Él dará cuentas ante Dios por ello, pero eso no es problema mío. Él, Cash, me enseña... me ha hecho conocer al Espíritu Santo de Dios”.

Escribe Cash Luna en su libro: “No existe nada de malo en usar tu fe para prosperar día a día. Esto es creer que Dios te prospera en aquello a lo que te dedicas y en lo que te esfuerzas... Creerle a Dios todos los días en cuanto a la prosperidad es como ir al gimnasio de la fe y ejercitar el músculo de la confianza de que te dará la Victoria en el día de la verdadera pelea”.

Según el antropólogo O’Neill, los feligreses que dan dinero a la iglesia reciben algo a cambio: un sentido de pertenencia y, a veces, servicios muy reales. “El conjunto de las promesas de la iglesia es asombrosamente estatal: salud y riqueza”, me dice. “¿Adónde más van las personas si quieren servicios sociales?” Para O’Neill, el templo también representa una oportunidad como red de negocios para que guatemaltecos de clase media busquen nuevos contactos y trabajos o una promoción. Si lo consiguen, dice, los fieles no lo pondrán de esa manera: “Dirán que Dios abrió la puerta”.

Pastor de escándalos

Los creyentes no quieren oír hablar de los escándalos de sus iglesias. La brasileña Asamblea de Dios, la iglesia evangélica más populosa de América Latina, está dirigida por Edir Macedo, cuya riqueza neta estimada suma 1.100 millones de dólares y fue acusado de fraude, lavado de dinero y desvío de fondos de sus organizaciones benéficas. Un amigo brasileño cuyos familiares pertenecen a la iglesia me dijo que ellos piensan que los escándalos son conspiraciones cocinadas por extraños. La congregación de Macedo sigue creciendo.

Guatemala no es ajena al fenómeno. El puñado de mega-iglesias del país tiende a tener un problema de reputación. La lista incluye desde denuncias por fraude, evasión y elusión fiscal a cuentas en paraísos fiscales de pastores que se hacen millonarios con la fe de los pobres y críticas por sus milagros engañosos.

Un pastor evangélico llamado Julio Aldana, por ejemplo, fue denunciado como el lavador de dinero en jefe de la exvicepresidenta Roxana Baldetti. Pero, aunque cada persona que conocí en Casa de Dios fue tan amable que duele criticarla, es un hecho que los dos pastores con la peor reputación son Cash Luna y Harold Caballeros. Tanto a Cash como Harold Caballeros, el principal de El Shaddai, los acusan de lucrarse con la fe. La crítica proviene de ajenos y exdevotos por igual.

La investigación Panamá Papers reveló que El Shaddai, la iglesia de Caballeros, era el cliente 26636 del bufete Mossack Fonseca, con una cuenta offshore de dos décadas de antigüedad. Panamá Papers permitió a mucha gente comprobar que Caballeros hace dinero a manos llenas y lo guarda receloso. Pero cuando el periódico Plaza Pública publicó esa información, su directora editorial Alejandra Gutiérrez Valdizán recibió mensajes amenazantes después de que Caballeros la criticase en Facebook.

Caballeros dijo a la BBC: “En Guatemala hay una agenda contra las iglesias. Son los que impulsan el aborto, el matrimonio del mismo sexo, la agenda transexual. Como usted sabe, la iglesia evangélica está contra esto. Y entonces nos atacan. Hay 11.000 guatemaltecos con offshore: a mí me escogen por ser pastor”.

Caballeros aún es un pastor reverenciado en Guatemala, y es posible que haya una delicada razón en esa devoción. Su gente cree que los críticos atacan a quien les ha mostrado un camino. Mientras los curas católicos pertenecen a una iglesia rica que estimula el voto de pobreza y censura el lucro avaricioso, los evangélicos levantan la bandera opuesta. ¿Por qué no defender a quien hace exactamente lo que pregona, vivir bien? Y sobre todo, ¿por qué hacer caso a quienes no piensan como ellos?

Esa misma mirada indulgente se posa sobre Cash Luna. Casa de Dios estuvo involucrada marginalmente en los escándalos de corrupción de la administración que precedió a Morales, cuando el Congreso investigó la donación de una bandera monumental para la iglesia. La bandera, que costó unos 56.000 dólares, fue regalada por la exvicepresidenta Baldetti y habría sido pagada con fondos oficiales. Cash Luna tuvo que comparecer ante la Fiscalía Especial Contra la impunidad sobre cómo y bajo qué circunstancias solicitó el regalo a Baldetti. ¿Sufrió su congregación? Más bien, es más grande que nunca.

¿Tiene fondos?

Aquel domingo, antes de salir de la iglesia de la colina, visité una vez más la tienda de regalos y libros. Compré un pequeño talonario de cheques que tiene en la cubierta una oveja apoyada contra un árbol que sostiene su vientre mientras ríe. La chequera tiene 30 cheques.

Está emitida, dice en la portada, por el “Banco del Reino de Dios”. Los cheques se hacen por la suma de «Prosperidad (...yo deseo que tú seas próspero en todas las cosas, y que tengas salud así como prospera tu alma. 3 Juan 1:2)». No hay espacio para llenar una cantidad en efectivo. El cheque tiene un código de enrutamiento ABA y un número de banco en la ubicación habitual, abajo a la izquierda.

Pero los cheques no son válidos. Tal vez sea porque son firmados por alguien sin respaldo financiero:

Páguese a la orden de: _______. FIRMA: Jesucristo.

 

*Este texto es parte de una serie de crónicas y ensayos sobre el poder económico en Centroamérica, coordinada y editada para El Faro por el periodista y escritor Diego Fonseca.

]]>
Centroamérica Sun, 13 May 2018 23:43:34 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/centroamerica/21861/Cash-Luna-y-su-nave-espacial-en-la-colina.htm
Mijango viste de blanco http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_2000_1325/images%7Ccms-image-000028894.JPG http://www.elfaro.net/es/201805/salanegra/21859/Mijango-viste-de-blanco.htm Raúl Mijango, el principal mediador de la tregua con pandillas, comparte un sector de la cárcel de Mariona junto con el expresidente Antonio Saca y sus exfuncionarios acusados de corrupción. Mijango está acusado de extorsión y homicidio. ¿A quién mató? ¿Cómo extorsionó? ¿Quién es el hombre señalado por ser amigo de mareros? Raúl Mijango pasa sus días vestido de blanco junto a otros dos reos, viéndolas venir y viéndolas pasar en una celda apretada, a la espera de que lleguen las cinco de la tarde para salir a tomar el sol, que a esas alturas del día sólo ha dejado saludos a los presos de la cárcel de Mariona, que lo añoran y lo padecen.

Esa hora –de cinco a seis de la tarde– es la más veloz del día y cuando se le mueren los 60 minutazos de sombra al aire libre, debe regresar a su celda a lidiar con dos jueces.

Mijango es el único hombre inocente de su celda, hasta que un tribunal diga lo contrario. Los otros dos son Enrique Beltrán y José Castillo: el primero solía ser juez especializado de Sentencia de San Miguel; y el segundo, juez de Paz en Guatajiagua, Morazán. Ambos fueron condenados a pasar más de una década en prisión por aceptarle –y pedirle– sobornos a narcotraficantes y mafiosos de distinto pelaje que querían gozar de inmunidad ante la justicia.

Los jueces llevan más tiempo en prisión: fueron condenados en febrero de 2017. Mijango llegó apenas en octubre del mismo año con aires de celebridad. Podría decirse que el sector de la prisión donde pasa sus días –el Sector Nueve–, es el área VIP de Mariona: lo comparte con el expresidente de la República, Antonio Saca, acusado de meterle mano –ambas manos– a varias decenas de millones del erario público. También está avecindado con los supuestos secuaces del expresidente: Julio Rank, quien fuera su secretario de Comunicaciones; César Funes, expresidente de ANDA; y Élmer Charlaix, que hacía de secretario privado de la Presidencia. También convivió unos pocos meses con Max González, el Gordo Max, una celebridad de la televisión que pasó varios meses encerrado, acusado de pagar a una menor de edad por sexo, hasta que fue encontrado inocente.

Entre los vecinos del Sector Nueve, una especial mención merece Luis Martínez, ex fiscal general de la República: el hombre que tuvo a Mijango entre ceja y ceja, que se declaró su enemigo, y que abrió una investigación en su contra y la presumió como medalla en la solapa para su pretendida reelección. El exfiscal Martínez hoy enfrenta cargos por hacer trampa para ganar juicios y por proteger a malosos a cambio de dinero.

En medio de aquel selecto grupo de gentes, Mijango es más bien un tipo ordinario, que no fue ni juez ni fiscal ni presidente ni mucho menos celebridad de la TV. En resumen, está preso por relacionarse con mareros, y no hay nada más antagónico a un juez o a un fiscal o a un presidente o a una celebridad de la TV que un marero, ¿no? No lo acusan de delitos con nombres que van perfumados de un elegante disimulo como ‘peculado’. No, a Mijango lo están acusando de lo mismo que a la mayor parte de los reos del país: asesinato, extorsión, introducción de ilícitos en las cárceles, asociaciones ilícitas. Diríase: delitos de marero.

La cárcel no lo tomó por sorpresa. Solía decir que terminar preso era una de las opciones que con más claridad veía en su futuro, porque se veía como el pararrayos de todas las dudas que despertó la Tregua. ¿Y en qué cárcel te imaginás más cómodo? Le pregunté alguna vez. “Eso está claro”, contestó, y le dio unos segundos de fermento a su chanza: “¡En cárcel de mujeres!”, y se rio de su propio ingenio, como Santa Claus, sosteniéndose la barriga. Desde luego, nadie le dio a escoger y no, no terminó en cárcel de mujeres.

Mariona tenía en febrero de 2018 una sobrepoblación superior al 370 %; o sea, en el espacio que se pensó para una persona, hay cuatro. El Sector Nueve fue creado para separar a sus moradores de toda la chusma que se apiña, revuelve, sobrevive en los recintos comunes. Las celdas en las que viven los internos célebres han ido mutando con el tiempo: han sido barracas para custodios, escuela de custodios, sector para presos en fase de confianza, oficinas administrativas… hasta que las adaptaron para albergar a personajes que de otro modo –así lo presumen las autoridades– lo pasarían particularmente mal en los sectores comunes.

Pero la cárcel todo lo aplana, va volviendo a los hombres iguales –al menos a primera vista– y creándoles una conciencia de gremio: Mijango disfruta las partidas de ajedrez con Julio Rank y ha cruzado palabras amables con el exfiscal Martínez. Entre sus huéspedes comparten algunos momentos comunes, como la clase semanal de yoga, a la que asisten juntos y que aprovechan como un recreo cotizado. ¿Cuándo en el mundo de los libres Julio Rank iba a bajar de su camioneta para moverle un alfil amistoso a Mijango? ¿Cuándo una palabra simpática y personal con el exfiscal Martínez? ¿Cuándo –¡cuándo, por dios!– una clase de yoga junto al expresidente Saca?

Luego de su captura, la Policía trasladó a Mijango hasta tribunales en el baúl de una camioneta. 6 de mayo de 2016. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Luego de su captura, la Policía trasladó a Mijango hasta tribunales en el baúl de una camioneta. 6 de mayo de 2016. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Viaje en maletero

Los problemas legales de Mario Alberto Mijango Menjívar –mejor conocido por su seudónimo de guerra: Raúl– comenzaron el 3 de mayo de 2016, cuando fue capturado cerca del mediodía en la papelería que administra su pareja sentimental en Ciudad Merliot. Las autoridades le notificaron aquel día que lo arrestaban bajo cargos de haber metido teléfonos en la cárcel, y por lo tanto también de estar asociado con delincuentes. Se lo llevaron con lo puesto, y así lo presentaron tres días después ante los tribunales.

En teoría, Mijango era sólo una más de las 18 personas detenidas por el Caso Tregua: un atarrayazo con el que el fiscal general, Douglas Meléndez, quiso pasar lupa sobre la negociación entre el Gobierno y las pandillas, en la que Mijango trabajó como mediador. Pero la atención se centró en él: él en las fotos, desparramado sobre una silla del juzgado; él esposado; él enfermo en una camilla del Seguro Social; él declarándose inocente… 

El resto de detenidos eran seis directores de cárceles, nueve empleados de los consejos criminológicos y tres oficiales de policía, cuyos rostros y nombres apenas ocuparon espacio en los pasillos periodísticos. El exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda, se dio a la fuga y se entregó a la justicia semanas después. Pero aún así, la atención mediática se centró en Mijango como el gran orquestador de un acuerdo mafioso, como el gran instigador de mentiras y manipulador de los índices de homicidios. Sin mencionar el hecho de que también fue el único al que la Policía transportó en el maletero de un vehículo, al lado de la llanta de repuesto, habiendo espacio de sobra para llevarlo –por ejemplo– en algún asiento.

“En algún momento alguien se iba a querer echar sus cinco minutos de fama jodiéndonos”, dijo Mijango luego de que varios policías encapuchados lo ayudaran a bajarse trabajosamente del maletero y lo condujeran esposado al juzgado. Su propia –mala– fama creció: aquellos que siempre sospecharon del proceso de negociación vieron confirmadas sus ideas, y aquellos que lo respaldaron –incluido el expresidente Mauricio Funes– quedaron cada vez más silenciosos y menos tentados a sacar el pecho por la Tregua y menos aún por Mijango.

Cuando salió del juzgado en aquella ocasión, fue conducido hacia un calabozo policial. El viaje de regreso también lo hizo en el maletero, junto a la llanta de repuesto.

En agosto de 2017, el juez del caso absolvió a todos los acusados, asegurando que la Fiscalía había sido incapaz de probar delito alguno, y Mijango fue puesto en libertad. La Fiscalía apeló ante una instancia superior que decidió, en marzo de 2018, que el juez no valoró todas las pruebas y que el juicio debía repetirse. Pero en los siete meses que transcurrieron entre la absolución y la anulación del juicio, a Mijango ya le habían acumulado dos acusaciones más: una por extorsión, y la otra, por homicidio.

La paz de las salsitas

Febrero de 2012. Al mediodía, la entrada del Centro Penal de Seguridad Zacatecoluca todavía olía a gas pimienta. Por la mañana, un grupo de miembros de la Mara Salvatrucha-13 y otro del Barrio 18 habían coincidido en un pasillo, debido a un error logístico del personal de seguridad. Se armó la trifulca esperable, y los custodios tuvieron que intervenir a punta de macanazos y gases lacrimógenos para que aquello no terminara en un conteo de cadáveres. Toda la cárcel quedó tensa y rumorosa.

Por eso, el jefe de seguridad de Zacatraz, un excoronel, se opuso con todas sus fuerzas al alocado plan que le proponía una pareja de emisarios oficiales: juntar en un mismo salón, sin grilletes ni custodios ni cámaras de seguridad a una veintena de pandilleros rivales, ni más ni menos que a los líderes de las dos facciones del Barrio 18 y de la MS-13.

Los emisarios oficiales eran el obispo castrense Fabio Colindres y Mijango, que tenían ya varias semanas de estar ingresando en Zacatraz para sondear –por separado– la voluntad de las pandillas de firmar un alto al fuego con sus enemigos. Uno de los pandilleros que participó de las primeras reuniones recuerda que Mijango les dijo a modo de presentación que a ellos “los había mandado directamente el presidente de la República, Mauricio Funes, para que negociara con ellos y que bajaran los índices de homicidios”.

Pero aquel día de finales de febrero era diferente: se trataba de mezclar enemigos sin previo aviso, y el jefe de seguridad les hizo saber su oposición a aquel disparate. Ante tal muralla, Mijango y monseñor Colindres tuvieron que hacer uso de su llave maestra, o sea, del entonces ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, quien se vio obligado a hacer una llamada para ordenar al excoronel que se dejara de remilgos y que siguiera a pies juntillas las solicitudes de los caballeros. Hecho un refunfuño, aquel funcionario dio un paso al lado, no sin antes advertir de que no se haría responsable si aquellos emisarios salían de la cárcel con los pies por delante.

Mijango y monseñor Colindres ingresaron junto a dos acompañantes y un cargamento de tesoros en cuyos efectos confiaban para aplacar cualquier zafarrancho: cajas de Pollo Campero, varios litros de gaseosa, cigarrillos y un bien muy preciado en aquel infierno: hielo. Todo pagado, según Mijango y el ministro Munguía Payés, por el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), que dirigía Ricardo Perdomo.

Las cámaras de seguridad del recinto fueron bloqueadas para tener privacidad y no se permitió la presencia de ningún custodio. Los primeros en llegar fueron los miembros de las dos facciones de la 18, que se sentaron de un lado de la mesa sin mayores aspavientos. Luego llegó la delegación de la Mara Salvatrucha, que al ver a sus enemigos se frenaron en seco.

Borromeo Henríquez –el Diablo de Hollywood– encabezaba la comitiva y reclamó a Mijango según lo recuerda uno de los pandilleros que lo acompañaban: “Hey, mire, así no es la cosa, usted tenía que esperar…”. Pero Mijango lo atajó, según recuerda él mismo: “¿Y vos, cuándo creés que iba a ser el momento? El momento es ahora. Ustedes no tienen diferencias, cabrón… y además quien dirige ese proceso somos nosotros. Si a ustedes no les complace, están en su derecho de decir que se van… y entonces ya ahí se fueron sentando, medio raros y cuchicheándose”.

Monseñor Colindres y Mijango se sentaron en los extremos de la mesa para crear una línea imaginaria entre enemigos de décadas: uno oró y cantó –es aficionado al canto e incluso ha grabado discos–, y el otro les dio una larga cháchara sobre la necesidad de dejar de matarse y de los beneficios que eso tendría para el país y para ellos. Silencio. Silencio entre pandilleros.

“Poco a poco se fueron como distensionando, quizá hasta la cantada les ayudó un poco, pero ¡nadie decía nada!”, recuerda Mijango. Así que pensó que era hora de sacar el as bajo la manga, entiéndase el pollo y los otros manjares.

La comida se repartió con meticulosa equidad: cada cubito de hielo, cada pierna de pollo se convierte en un manjar de reyes una vez que entra en Zacatraz. Y aquellos tipos rudos le hincaron el diente al almuerzo echándose vistazos desconfiados de cuando en cuando. Hasta que uno de ellos tuvo un problema.

Un pandillero de la Mara Salvatrucha –Mijango no recuerda con claridad quién– se dio cuenta de que la bolsa de salsitas había quedado del lado de la mesa de sus enemigos. Es mucha mala suerte: para una vez que se come con decencia en esa mazmorra, las salsas van y quedan cerca de un tipo al que querés matar.

“¿Me pasás las salsitas?”, fue probablemente la primera frase amistosa que se cruzaron miembros de las ranflas enemigas en más de veinte años. Y el otro le pasó las salsitas. Y luego hubo que devolverlas y así, hasta que Diablo de Hollywood se hartó y se puso de pie: todas las miradas lo siguieron. Recorrió su lado de la mesa sin dar explicación a nadie; pasó por detrás de Mijango, que no supo qué pensar, y comenzó a avanzar por el lado de la 18 hasta llegar a Carlos Mujica Lechuga –Viejo Lyn–, quien de inmediato se paró. El Diablo le extendió una mano abierta y Viejo Lyn la estrechó. Ambos comenzaron a hablar en inglés.

“Yo me hago para un lado y les digo: no, ¡en español por favor, porque aquí los demás no entendemos! Y se pone a reír el Diablo y me dice: ‘No, lo que le estoy diciendo a este es que valoremos esta oportunidad que tenemos, porque puede ser la oportunidad que muchos hemos venido añorando de que se abriera para buscarle una forma de solución a este problema’; y entonces aquello comienza a generar una inercia y comienzan a pararse más de la MS hacia el grupo y comienza a pararse más de la 18, y de repente yo me empiezo a zafar del grupo y me salgo y llamo a monseñor y le digo: sálgase monseñor, aquí el milagro ya estuvo”, dice un sonriente Mijango.

Eran otros tiempos: había un presidente al que invocar, un ministro que daba órdenes a su favor, un obispo de la Iglesia católica a su lado, un director del OIE que pagaba Pollo Campero a pandilleros, y un aspirante a mediador que iba a la cárcel en calidad de representante del Gobierno, no de reo procesado por asesinato o extorsión. Eran otros tiempos: Mijango creía en milagros.

Extorsión

Un líder pandillero se bajó de una camioneta negra en el parqueo del Denny’s de la Zona Rosa. Tenía ganas de hablar. Se sentó en una de las butacas a beberse una limonada y a contar cómo su organización –la facción Revolucionarios del Barrio 18– extorsionaba a los locales del reconocido paseo turístico de la capital.

“Todos pagan”, dijo como quien habla del clima, mientras paseaba la mirada por cada local. A veces, dijo, toca amenazar de muerte al vigilante, para ablandar el corazón y el bolsillo a los dueños. Otras veces, había que tomar cartas en el asunto: el propietario de un restaurante argentino denunció ante la Policía que era víctima de extorsión, o al menos así lo interpretó nuestro interlocutor, que decidió enviar a dos matones en motocicleta a rociar de plomo la terraza. Un nigeriano –¡un nigeriano!– y un salvadoreño resultaron heridos leves y fueron trasladados al hospital. “Es que tenía doble cara”, dijo, y dio otro sorbo a la limonada.

Pocas semanas después, en mayo de 2014, ese líder fue arrestado y conducido a una de las celdas más temibles de El Salvador, donde la competencia por el título es muy dura: uno de los calabozos individuales del Sector Seis de Zacatraz. Con el tiempo, este líder terminó quebrándose y aceptó traicionar su pandilla y colaborar con las autoridades. Lo trasladaron a una casa de seguridad fuera de San Salvador junto con su familia y le dieron un apodo de “testigo criteriado”, que es el nombre técnico y correcto para los traidores a su barrio. Le llamaron Toreto Uno.

***

Hay una empresa. Una empresa que vende mucho arroz, mucho frijol y mucho aceite, sobre todo. Esta empresa debía enviar sus camiones a repartir. En la ruta de reparto aparecían las pirañas mordiendo: como la empresa se movía en colonias controladas por la MS-13 y por las dos facciones de la 18, debía pagar extorsión a las tres pandillas. Dependiendo del humor o de la inteligencia o de la avaricia del líder de cada clica, el camión debía pagar cinco, diez o 50 dólares cada vez que aparecía, y así hasta sumar 15 000 dólares mensuales de pellizco en pellizco, según las estimaciones que la propia empresa hizo ante la Fiscalía. No hay muchos negocios capaces de mantenerse a flote con ese ritmo de desangramiento.

La Tregua permitió que muchos diálogos que parecían imposibles ocurrieran e incluso que lucieran civilizados: por ejemplo, las tres grandes pandillas convocaban a conferencias de prensa para anunciar que harían lo posible por dejar de asesinar –y lo cumplían–, pero también anunciaban que seguirían extorsionando –y también lo cumplían.

Pues bien, unos representantes de la empresa arrocera aprovecharon esa ventana para sostener una reunión con sus extorsionistas: líderes de las tres pandillas acudieron al encuentro, convocados por Mijango. Uno de ellos era Toreto Uno. El representante de la empresa propuso –tanteando el terreno– que qué les parecía si redondeaban el pago mensual en 800 dólares para cada pandilla. O sea, pasar de 15 000 al mes, a 2 400.  Los pandilleros rechazaron el primer intento.

Los representantes de la empresa narraron luego a la Fiscalía cómo la habilidad negociadora de Mijango cuajó en un acuerdo: consiguió que la empresa pagara un monto único a cada pandilla; que ese monto fuera de 2 000 dólares y que no fuera en dinero, sino en arroz precocido, en frijoles, en aceite… que deberían servir para que los pandilleros iniciaran microempresas. A cambio, las pandillas se comprometieron a que ninguno de sus miembros volvería hacer ninguna solicitud de ningún tipo a los camiones repartidores. Y así fue.

Según uno de los representantes de la empresa, de nombre Francisco, antes de salir a repartir productos, los choferes recibían un listado con los apodos pandilleros –las takas– de los líderes de la MS-13 y de las dos 18 y de sus teléfonos para que reportaran cualquier incumplimiento.

Francisco describió la contentura que le produjo a su jefe el acuerdo, contando que en el año 2012 incluso envió una canasta navideña a cada uno de los líderes pandilleros con los que habían negociado, además de un pavo. La misma dosis de gratitud aplicó en diciembre de 2013.

Pero mientras todo marchaba sobre ruedas, a mediados de 2013, un detective de la Policía investigaba un caso de secuestro –o eso dijo a la Fiscalía– y sus pesquisas lo llevaron a una casa. Al ingresar, no encontraron a la persona secuestrada, pero sí unas cajas de cartón llenas de arroz precocido, de frijoles, de aceite. En la casa había también una señora, que aseguró que el producto era de su esposo y que este trabajaba para Mijango. Cuando la Policía entrevistó a Mijango, les confirmó que el esposo de esa señora, Rubén Rosa, trabajaba para él en la fundación Interpeace, una oenegé internacional que dio cobertura legal a los mediadores de la Tregua.

Rubén Rosa es el Chivo de Centrales, uno de los pesos pesados de la Mara Salvatrucha-13, y fue el principal representante de esta pandilla en las negociaciones con la arrocera. En aquel momento no pasó nada. De hecho, el acuerdo entre los pandilleros y la empresa siguió en pie.

La Tregua se fue derrumbando poco a poco, y el papel de Mijango como mediador oficial se diluyó: ya no tenía acceso al nuevo ministro de Seguridad, ni al presidente de la República y ni siquiera le dejaban ingresar en las cárceles. La Iglesia católica abandonó el barco. Se aproximaban elecciones presidenciales y ningún político o partido quiso verse en público relacionado con diálogos con pandilleros. Para 2014 el proceso estaba ya en los huesos.

En enero de ese año, el dueño de la empresa la vendió al Grupo ALBA, relacionado con dirigentes del partido FMLN. Los nuevos dueños heredaron también los tratos con las pandillas, pero ellos vieron el vaso medio vacío: lejos de celebrar con canastas navideñas y pavos el trato alcanzado con los homeboys, denunciaron la extorsión ante la Fiscalía y acusaron a Mijango de ser la mente maestra detrás de los chantajes.

La denuncia sobrevino después de que los pandilleros decidieron cambiar de modalidad: renunciaron a la idea de montar pequeñas empresas de venta de granos básicos y exigieron que los 6 000 dólares se entregaran en dinero contante y sonante. Al principio, la empresa emitió un cheque a nombre de un desconocido cuyo nombre y DUI dieron las pandillas. Posteriormente, exigieron que el cheque se emitiera a nombre de un empleado de la empresa, y que él les entregara el efectivo.

Francisco dijo a la Fiscalía que él estaba siendo presionado por sus jefes para testificar y les hizo saber que no existía poder humano ni divino capaz de obligarlo a declarar en un juicio. Para El Faro no fue posible dar con él. El abogado y los amigos de Mijango insisten en que él entró a negociar esa extorsión a petición de la empresa, y que fue contactado por un emisario llamado Leonardo Mena: un exguerrillero –que tuvo un breve y muy secundario papel en política dentro del FMLN– que se presentó como asesor de la empresa.

Paolo Lüers, miembro del equipo de Mijango durante la Tregua, asegura que buscó a Leonardo Mena cuando Mijango fue acusado de extorsión, para pedirle que localizara a Francisco y que lo convenciera de testificar a favor de Mijango. Lüers dice que Leonardo Mena no hizo nada. El abogado defensor de Mijango también dice haberse sentado con él para pedirle que fuera parte de sus testigos de descargo, pero no quiso involucrarse, aunque prometió que movería “sus influencias” para que el ministro de Defensa –y padre de la Tregua–, David Munguía Payés, abogara directamente ante los dueños de la empresa. Tampoco hizo nada.

Leonardo Mena en cambio es más escueto: dice que apenas recuerda quién es ese tal Mijango, porque lo conoció durante la guerra civil y en su paso por el partido FMLN. Pero que tiene muchos años de no verlo ni de hablar con él; que jamás le pidió que se involucrara en negociaciones con empresa alguna, y que no recuerda haberse reunido ni con Lüers ni con el abogado de Mijango. Ante esa respuesta, Lüers masculla un improperio y alcanza a decir: “Es un mentiroso”. 

La Fiscalía presenta como pruebas contra Mijango lo dicho por Toreto Uno y el acta en la que un policía consigna que la esposa del Chivo de Centrales dijo que aquellos productos pertenecían a la institución en la que trabajaba Mijango.

La defensa insiste en que su cliente no es un extorsionista, sino un mediador entre unos extorsionistas y un extorsionado. Su éxito dependerá, probablemente, de lo mucho o poco que importen en el juicio los matices.

Raúl Mijango llegó a tribunales custodiado por agentes el 6 de mayo de 2016. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Raúl Mijango llegó a tribunales custodiado por agentes el 6 de mayo de 2016. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Post-it de colores

Haciendo a un lado la polémica que suscita Mijango, habrá algo en lo que todos podemos estar de acuerdo, como por ejemplo que él no luce como Rambo y que nunca lo ha hecho. No siempre fue tan voluminoso, alguna vez tuvo un vientre de soldado, pero siempre ha sido más bien bajito, con un rostro desprolijo, con el moreno intenso que viene de nacimiento más una que otra manita de sol.

Solía ser un guerrillero menudo, fibroso como un árbol de jiote, fumador empedernido, capaz de trotar toda la noche sin tropezar con las piedras, portador de una AK-47 –obsequio del mismísimo Fidel Castro– y jefe de las unidades militares especiales del Ejército Revolucionario del Pueblo: gente entrenada para disfrazarse de tierra o de lodo o de árbol y avanzar camuflados, descalzos, sin hacer crujir una hoja, para surgir de pronto de entre el monte y asolar un cuartel militar. Mijango es –o fue– un guerrero especializado en pelear en los cerros de Morazán, en emboscar, en llegar silencioso hasta el enemigo y eliminarlo… diríase, pese a los comunes acuerdos, como Rambo.

Antes de incorporarse a la guerrilla, fue de los pocos muchachos los suficientemente rebeldes como para declararse trotskista, cuando aquello lo hacía a uno merecedor del mote de “revisionista”, o alguno de esos insultos tan circunspectos con que se flagelaban unos a otros los muchachos izquierdistas de los setenta.

En la guerra, dice, lo enervaban los guerrilleros capaces de recitar El capital y de disertar sobre el proceso bolchevique y las luchas del proletariado… “Yo solo les preguntaba: ¿A cuántos guardias has matado? ¿A cuántos soldados? Lo demás me vale verga”.

***

Al terminar la guerra, Mijango siguió su carrera política dentro del FMLN y podría decirse que conoció el éxito: en 1997 se convirtió en diputado; en 1999 fue electo secretario general adjunto –o sea, el número dos del partido– y en el año 2000…. lo echaron, aunque técnicamente él renunció cuando ya era obvio que estaban a punto de echarlo. Las bases más radicales del partido lo acusaban –palabras más, palabras menos– de revisionista. Y su nombre fue desapareciendo de a poco de la vida pública de El Salvador hasta que, en mayo de 2009, la Policía lo capturó y lo presentó ante la prensa como miembro de una banda de asaltantes que se dedicaba a robar tambos de gas propano. El que fuera subdirector de Investigaciones –hoy ministro de Seguridad–, Mauricio Ramírez Landaverde, dijo que Mijango compraba todos los tambos de gas que la banda robaba, a sabiendas que eran producto de atracos, y luego los vendía a precio regular. Según la Policía habría comprado al menos mil tambos.

Cuando lo arrestaron en su casa de Mejicanos, la Policía le decomisó un fusil AK-47 y le sumó una acusación por tenencia ilegal de armas de guerra. Él alegó que esa arma tenía un valor sentimental, debido a que era un regalo de Fidel. Argumentó también que durante la ofensiva guerrillera de 1989, ese fusil le salvó la vida cuando un soldado lo sorprendió distraído y le disparó a corta distancia. Parte de las balas rebotaron en su AK-47.

A los pocos días fue encontrado inocente por una juez que lo dejó en libertad, aunque le decomisó su fusil. Mijango volvió a desaparecer, pero no por mucho tiempo.

***

En marzo de 2012, Mijango reapareció en público contando un cuento fantástico sobre un milagro. En aquel momento todo parecía un disparate, un rompecabezas con piezas inconexas, una burla.

Fue durante una conferencia de prensa celebrada en la sede de la Nunciatura apostólica –o sea, de la embajada del Vaticano en El Salvador– en la que estaban el nuncio Luigi Pezzuto, monseñor Colindres y Mijango. Vaticano-Colindres-Mijango. Semejante juntura era como una inmensa falta de ortografía. Pero el surrealismo apenas estaba comenzando; durante una hora, los tres mintieron a manos rotas: dijeron que iban a hablar de una obra de la Iglesia católica, cuando se trataba de un plan diseñado por el ministro y aprobado por el presidente Funes; dijeron que monseñor Colindres tenía años de visitar Zacatraz, cuando acababa de conocerlo hacía dos meses; dijeron que el traslado de los líderes desde la cárcel de máxima seguridad hasta penales comunes no tenía nada que ver con la súbita reducción de homicidios, cuando fue un requisito impuesto por las pandillas; dijeron que los barrios habían decidido dejar de matarse a cambio de nada, cuando existía un documento en el que consignaba las múltiples y variadas demandas de las pandillas; dijeron que todo aquello tenía una explicación divina, milagrosa, cuando… en fin.

Dijeron también que si Mijango formaba parte de aquella hazaña sobrenatural era por solicitud de los pandilleros, que siendo tan devotos a sus libros –Mijango había escrito algunos libros sobre la guerra civil–, solicitaron su presencia a través de sus familiares. “Ellos pidieron que yo fuera parte de los facilitadores porque la mayoría había leído mis libros”, mintió Mijango.

Durante varias semanas, él y el ministro Munguía Payés habían planeado un proceso de diálogo con las pandillas que condujera a la reducción de los asesinatos en el país. El plan –incluida la presencia protagónica de Mijango– había sido aprobado por el presidente Funes.

***

“Raúl no es un hombre pulido”, dice el ministro Munguía Payés. Y es cierto: basta conocerlo un poco para entender que Mijango no combina con ninguna corbata ni con zapatitos brillantes ni con palabras rimbombantes. Tiene que hacer un esfuerzo consciente para no encajar la palabra “mierda” en cada frase.

Una vez que me concedió una entrevista en su oficina, vestía una de sus camisas con botones muy sufridos, a un respiro de tirar la toalla. Cuando sintió demasiado calor, sudando profusamente, por suerte –para los botones, digo– se quitó la camisa sin dejar de hablar, y se quiso secar el cuerpo con lo primero que encontró, que era un bloque de post-it de colores. Arrancaba uno, se lo paseaba por el cuello y por la barriga y, cuando había perdido sus limitadísimas propiedades absorbentes, lo arrugaba y lo tiraba a la papelera.

Sus maneras hoscas serían un lunar en cenas con vinos y canapés y embajadores y esas cosas que parecen ser tan necesarias en procesos como la Tregua. “Pero es un hombre muy inteligente”, remata el ministro.

Su rol durante el proceso está delimitado con gran claridad por esas dos consideraciones del ministro: el protagonista de los eventos con canapés solía ser el propio ministro y también –sobre todo cuando había sotanas de por medio– monseñor Colindres y también –cuando había empresarios adinerados en juego– Paolo Lüers.

Pero Mijango era el motor diario de la Tregua casi de forma exclusiva. Dotado, como estaba, de una carta blanca para dar órdenes al propio director general de Centros Penales, condujo el proceso con una enorme discrecionalidad, echando mano de una viveza y de un extraordinario talento para entender las lógicas propias de los bajos fondos, y también para sacarle el mayor provecho a pequeñas concesiones que en el mundo de los presos cambian la vida cotidiana de la noche al día.

Por ejemplo, consiguió que el Diablo de Hollywood obtuviera un permiso para asistir unos minutos al funeral de su madre de crianza. Desde ese día, el Diablo expresó, cada vez que pudo, su gratitud, e incluso le otorgó un diploma diseñado por él mismo, que hizo enmarcar: en el documento se lee que el Diablo le entrega ese reconocimiento por sus “aportes a la patria”.

Mijango consiguió además que todos los pandilleros presos pudieran ver a sus hijos y tener derecho a visita íntima con sus parejas. Bregó para que los reos pudieran ingresar televisores en las celdas, o para que hubiera servicio de agua en las horas en las que los presos están en las áreas comunes. 

Tenía también alguna noción del balance entre el palo y la zanahoria. Por ejemplo, cada pocos días, hacía trasladar a los líderes hacia una prisión “neutral” para monitorear el cumplimiento de los acuerdos y para señalar a quiénes estaba aflojando. En esas reuniones participaba como representante de la 18-Revolucionarios Víctor García Cerón, el Duke, con quien Mijango tuvo un encontronazo sonoro. Más de alguno que estuvo en aquella reunión asegura que se hizo un silencio incómodo cuando el mediador dio un manotazo sobre la mesa.

Mijango también recuerda aquel episodio como un encontronazo: “Yo les decía (a los pandilleros): ustedes la han cagado tanto que por más que pidan perdón y que hablen toda mierda la gente no les va a creer; para eso la gente necesita hechos concretos. Hubo un momento en que Duke se puso como defensor de los que la cagaban, decía:‘es que el gobierno no hace programas’ y no sé qué putas más excusas, hasta que le dije: ‘Mirá, Víctor, cuando te incluí a vos para ser parte del equipo lo hice porque pensé que entendías del proceso y que tenían la madurez necesaria, pero eso de que querrás encabezar a los que la cagan no te lo voy a aceptar nunca y de hoy en adelante vos ya no sos ante mí el referente de los Revolucionarios, no voy a volver a aceptar más una solicitud de hablar con vos en nombre de tu gente. No te fui a sacar a Zacatecoluca para que defendieras a los que la cagan, para eso te hubieras quedado allá. No jodás. Te traté así ante todos porque no puedo permitir que otro asuma actitudes como las tuyas”. Después –dice Mijango- se sintió mál por habér sido “quizá” un poco grosero. 

***

Había en Apopa –ya no– un pandillero llamado el Snyper. Él había sido comisionado por sus líderes para coordinar con Mijango cualquier acontecimiento relacionado con la Tregua, que dicho sea de paso no tenía nada parecido a una hoja de ruta.

Mijango debía improvisar cada siguiente paso, aplicando el método de prueba y error –que en muchas ocasiones terminó dando error– con sus respectivas consecuencias. Así, se le ocurrió probar qué pasaba si pedía a los pandilleros de un sector específico que suspendieran por completo las extorsiones. Lo habló con la ranfla de la pandilla, y estos accedieron a intentarlo. Comisionaron al Snyper para que coordinara el trabajo.

Tal cual: los homeboys aflojaron a regañadientes la mano alrededor del cuello de sus víctimas, pero se las ingeniaron para seguir obteniendo ingresos, con el inconveniente de que ese ingenio no gozaba de la aprobación de la ranfla: en resumidas cuentas, cometieron un secuestro a espaldas a sus propios líderes.

La Policía, sabiendo que Mijango mantenía canales abiertos con la pandilla, lo buscó para probar si por las buenas era posible que liberaran a su presa.

“El clavo es que nos avisa la Policía del secuestro y cuando comenzamos a investigar, al primero que topamos fue al Snyper y le dijimos: ‘hay un secuestro y ustedes están señalados’, y me dijo que iba a investigar y que eso era muy grave.  Finalmente se hizo una intervención policial para liberar al secuestrado, y luego se empezó a hacer toda la investigación técnica y resultó que el Snyper estaba avalando la acción”, recuerda Mijango.

El mediador encaró a la ranfla, les reclamó haber faltado a su palabra, y les echó un largo regaño sobre la falta de credibilidad y sobre los acuerdos tembleques que trastocan la confianza en todo el proceso y sobre… “Cuando se le dijo a la pandilla, nos pidieron 72 horas para resolver la situación, ¡y en 72 el Snyper estaba muerto! Yo lo sentí un gran vergo, pensé que qué mierda es la vida. No les doy la razón de haber secuestrado, pero pensé: ¿por qué voy a andar pidiendo pureza en que no haya ningún tipo de acto delincuencial si yo no estoy siendo integral en lo que estoy ofreciendo? Yo no quería que lo mataran… ¡Claro, el gran problema es cómo ejercen su disciplina, pero eso no es mi problema, es de ellos!”, reflexiona Mijango, que pronto entendería –por las malas– que en este tipo de casos la Fiscalía General de la República no opina lo mismo.

Mijango sale esposado de tribunales luego de enfrentar la audiencia inicial. 6 de mayo de 2017. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Mijango sale esposado de tribunales luego de enfrentar la audiencia inicial. 6 de mayo de 2017. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Homicidio

Había un pandillero en la cárcel de Ciudad Barrios, bueno, había varios, muchísimos, una cárcel repleta de ellos, pandilleros hasta el techo, literalmente, colgados en hamacas. Pero dentro de aquel hacinamiento había un grupo –¿15, 20?– que a finales del año 2012 conformaban la ranfla nacional de la Mara Salvatrucha-13 en El Salvador. En medio de ellos había uno que no destacaba por ninguna razón y que apenas abrió la boca durante una larga entrevista que la cúpula de la pandilla concedió a El Faro.

Aquel muchacho posó alegremente para un retrato y no paraba de prodigar su sonrisa congelada y su amabilidad extrema. Al final alcanzó a hacer una pregunta: “¿Cuántos pandilleros creés que somos en el país? ¿Y si le sumamos a nuestros familiares? ¿Creés que somos un millón? ¿Creés que los políticos nos pueden ignorar?”.

Ese pandillero salió de la cárcel al año siguiente y volví a verlo a las orillas del lago de Ilopango, comiendo en uno de los tenderetes que venden pescado frito. Era el rey del local. A su alrededor orbitaba un avispero de pandilleros jóvenes con muchas ganas de mostrar cuán pandilleros eran, caminando como pandilleros, hablando como pandilleros y vistiendo exageradamente como pandilleros. Aquel día ya no tenía ni su sonrisa ni su amabilidad ni la más mínima gana de hablar conmigo. “Sí, me acuerdo de vos”, dijo, y me dirigió una mirada  que me inspiró irme de aquel lugar lo más rápido que pude.

Aquel ranflero se convirtió en una de las principales voces de su organización en libertad: él representaba a la MS-13 ante sus pares de las pandillas 18 y ante los principales partidos políticos que se turnaron para mendigar votos a esas organizaciones criminales durante la campaña por la presidencia en 2014. También se convirtió en pastor evangélico, luego de estudiar 1 252 horas de teología, y se recibió como capellán mayor en 2015.

Un año después fue arrestado y acusado de ser el cerebro financiero de la Mara Salvatrucha. Fue presentado ante los medios con gran pompa y el fiscal general llegó a decir que era el “CEO de la Mara Salvatrucha”. Pero no lo acusó de nada ni lo presentó ante ningún juez ni fue visto de nuevo los medios. Poco a poco su propia pandilla fue asumiendo que se había convertido en soplón, y todos aquellos que alguna vez fueron sus subalternos directos fueron puestos bajo sospecha y rebajados en su autoridad al interior de la Mara.

En efecto, aquel pandillero se convirtió en colaborador de la Fiscalía, que le otorgó el estatus de testigo criteriado. En los documentos judiciales se le conoce como Noé.

***

Edwin Kember Méndez Gámez fue atrapado por la Policía mientras enterraba la cabeza de un hombre cerca de la terminal de buses de Usulután en plena vigencia de la Tregua, en octubre de 2012. Era miembro activo de la Mara Salvatrucha.

Noé contó a la Fiscalía que estaba viendo noticias en la televisión dentro de la cárcel de Ciudad Barrios, junto a otros miembros de la ranfla, cuando apareció una nota sobre la siniestra actividad de Edwin Kember. Dijo que apenas había terminado la nota en el noticiero cuando sonó el teléfono al Crook de Hollywood, uno de los más importantes líderes de la pandilla, y este puso su celular en altavoz. Quien llamaba era Mijango.

“Vaya, ustedes se comprometieron a que no iban a pasar este tipo de homicidios y miren lo que acaba de hacer ese sujeto. No me vayan a salir con que no es de la Mara; ahora ustedes tienen que limpiar esa mierda”. Eso fue lo que dijo Mijango. O al menos eso es lo que recuerda Noé. O al menos eso fue lo que dijo a la Fiscalía. O al menos eso fue lo que la Fiscalía escribió en su acusación. Crook respondió: “Hey, tiene toda la razón. Nosotros vamos a arreglar esa situación, a dónde llegue ese sujeto lo vamos a arreglar y te vamos a demostrar que nosotros no tenemos nada que ver con ese homicidio”. A lo que Mijango contestó: “Está bien, espero que arreglen ese asunto de la mejor forma como ustedes saben hacerlo”. O al menos eso es lo que recuerda Noé. O al menos…

Según Noé, aquello fue una solicitud inequívoca de matar a Edwin Kember, así que la ranfla se puso manos a la obra: ordenaron a todos los penales asignados a la MS-13 que mataran al sujeto en tanto pusiera un pie dentro de alguna cárcel, con tal mal tino –para Edwin Kember, desde luego– que fue a parar justo a la cárcel de Ciudad Barrios.

Noé aseguró a la Fiscalía que apenas el sujeto llegó a la cárcel lo rodearon varios miembros de la ranfla –entre ellos el Diablo y el Crook– y le propinaron una paliza hasta dejarlo semiinconsciente. Dijo que Eduardo Erazo Nolasco, el Mustage de Western Locos, lo forzó a beber grandes cantidades de agua de una botella de plástico, con la idea de ahogarlo. Pero no se ahogó. Entonces el mismo Mustage le hizo una llave en el cuello para asfixiarlo. Pero no se asfixió. Entonces el Crook le puso una bolsa de plástico en la cara para que el sujeto no pudiera respirar. Luego de varios minutos, el hombre dejó de respirar.

Por este hecho, relatado por Noé, la Fiscalía ha acusado de homicidio a todos los pandilleros mencionados por él. Y a Mijango por haber ordenado la ejecución.

La defensa de Mijango no niega que llamara a los pandilleros para reclamar por ese homicidio, pero dice que no existe relación alguna entre esa llamada y el asesinato.

El juez del caso decidió que Mijango debía guardar prisión hasta que se desarrolle el juicio en su contra. Pero su abogado apeló esta decisión ante una instancia superior, que es la Cámara Especializada de lo Penal de Santa Tecla. La Cámara notó que en la acusación de la Fiscalía había algunas cosas que no cuadraban.

La autopsia reveló que Edwin Kember murió a causa de un edema cerebral y pulmonar y que en su estómago había altas cantidades de Metomil, un potente pesticida con una altísima toxicidad. O sea, que murió envenenado.

Según los jueces, los hallazgos de la autopsia no concuerdan con el relato de Noé. Además, apuntaron en su sentencia que el único vínculo que hay entre Mijango y ese asesinato es la interpretación que el testigo protegido hizo de sus palabras. Por eso decidieron que no hay motivos para obligarlo a guardar prisión mientras se desarrolla un juicio en su contra, basado en acusaciones que les parecen cuando menos, débiles.

Gracias a esta resolución, Mijango podría atender su juicio por homicidio en libertad. De no ser porque tiene pendiente un juicio por extorsión, el ex mediador de la Tregua con pandillas podría dejar de vestir de blanco.

Hoy ya no quedan amigos como los de antes: como los de 2012, que le entregaron a Raúl Mijango las llaves de las cárceles y le permitían mover reos según su criterio; que le pagaban pollo frito con dinero de la inteligencia del Estado; que le bendecían con conferencias de prensa en salones vaticanos.

Casi nadie queda con ganas de defender la inocencia de Mijango en público o del proceso que dirigió. Salvo Paolo Lüers, que lo ha acompañado en cada juicio, o el ministro Munguía Payés, actual ministro de defensa, que dice, desde su oficina: “La sociedad ha sido ingrata con Raúl, más adelante le van a reconocer sus esfuerzos”.

Ricardo Perdomo, ex director de la Oficina de Inteligencia del Estado, abomina de la Tregua y de su mediador principal, Raúl Mijango y ha decidido no opinar más sobre aquel proceso desde que fue nombrado superintendente del sistema financiero.

Monseñor Colindres, su inseparable compañero durante las negociaciones, ha decidido acatar la severa prohibición impuesta por la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica de decir una sola palabra sobre el tema: “Por mi voto de obediencia no puedo hablar”.

El ex presidente de la República, Mauricio Funes, que diseñó toda la estrategia de negociación con pandillas junto al ministro Munguía Payés, se ha declarado un perseguido político y huyó a Nicaragua, donde no ha vuelto a decir palabra sobre Tregua.

Mientras su suerte se decide en tribunales, y se pronuncia en lenguajes jurídicos, Mijango debe conformarse con la dosis de libertad que ofrece una clase de yoga semanal.

Raúl Mijango, principal mediador en la tregua entre pandillas promovida por el gobierno de Mauricio Funes en 2012, está acusado de haber introducido ilícitos en penales, de haber participado de un homicidio y una extorsión. En la imagen, tomada el 10 de mayo de 2017, Mijango reposa en una sala de audiencia antes de que fuera trasladado al hospital Médico Quirúrgico del Seguro Social, por complicaciones de salud. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Raúl Mijango, principal mediador en la tregua entre pandillas promovida por el gobierno de Mauricio Funes en 2012, está acusado de haber introducido ilícitos en penales, de haber participado de un homicidio y una extorsión. En la imagen, tomada el 10 de mayo de 2017, Mijango reposa en una sala de audiencia antes de que fuera trasladado al hospital Médico Quirúrgico del Seguro Social, por complicaciones de salud. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

]]>
Sala Negra Sun, 13 May 2018 23:00:34 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/salanegra/21859/Mijango-viste-de-blanco.htm
El Faro y Univisión ganan premio Hillman por trabajo sobre violencia y refugiados en Centroamérica http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028903.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/el_salvador/21857/El-Faro-y-Univisión-ganan-premio-Hillman-por-trabajo-sobre-violencia-y-refugiados-en-Centroamérica.htm Considerado como el "Pulitzer del pueblo", el premio de periodismo Hillman 2018 fue entregado a un trabajo de El Faro y Univisión que retrata la expulsión diaria de centroamericanos que huyen de la violencia que fractura a los países del Triángulo Norte. Esta es la primera vez, en 68 años de creado este reconocimiento, que se premia a una alianza entre un medio hispano basado en Estados Unidos y un periódico digital en español. En un hito histórico para el periodismo latinoamericano, una alianza entre el medio hispano Univisión, basado en Estados Unidos, y el periódico digital El Faro, en El Salvador, ha sido reconocida con una de las distinciones más importantes del periodismo anglosajón: el premio Hillman en su edición 2018. Esta es la primera vez que se premia a un medio hispano y a otro únicamente en español en los 68 años que lleva creado este reconocimiento.

El Faro y Univisión fueron premiados por el especial De migrantes a refugiados: el nuevo drama centroamericanoun proyecto periodístico que duró un año de trabajo y en el que se retrata cómo miles de personas huyen de la violencia en el Triángulo Norte y se acumulan en México, Belice, Costa Rica y Estados Unidos, pidiendo protección. Migrantes que se han convertido en refugiados, luego de ser expulsados de sus países a causa de la violencia. Habitantes de una región que sólo tienen dos opciones: morir o escapar. 

Migrantes escuchan al padre fraile franciscano, Tomás González, antes de ir dormir en el albergue La 72 en el municipio de Tenosique, Tabasco el 23 de febrero de 2017. Foto Fred Ramos.
 
Migrantes escuchan al padre fraile franciscano, Tomás González, antes de ir dormir en el albergue La 72 en el municipio de Tenosique, Tabasco el 23 de febrero de 2017. Foto Fred Ramos.

“Nosotros teníamos muy poca idea sobre la relevancia del Hillman porque no entraba en nuestra órbita. Es un premio para medios gringos. Luego nos fuimos enterando de qué cosa significa esto, después que alguien hiciera un artículo en The Washington Post donde, de manera muy rimbombante, lo llamaba ‘el Pulitzer del pueblo’”, comenta Carlos Martínez, uno de los periodistas de El Faro que participó en el proyecto y quien asistió a la ceremonia de entrega en Nueva York, realizada el 8 de mayo.

Martínez se refiere a una columna publicada en The Washington Post por la editora de The Nation, Katrina vanden Heuvel, quien fue uno de los jurados del premio junto a Ta-Nehisi Coates de The Atlantic, Harold Meyerson de American Prospect, Alix Freedman de Reuters, y Hendrik Hertzberg y Jelani Cobb de New Yorker. “Conocidos por algunos como los ‘People Pulitzers’, los premios Hillman se otorgan anualmente al periodismo que ilumina los grandes temas de nuestro tiempo, incluidos los derechos civiles, la justicia económica y la búsqueda de una paz duradera (...) Con los años, los ganadores del Premio Hillman han tenido un impacto significativo en el debate público”, escribió vanden Heuvel en el reconocido medio estadounidense. Desde 1950, The Sidney Hillman Foundation entrega este reconocimiento en honor al líder sindical estadounidense Sidney Hillman.

Entre los premiados han estado, por ejemplo, los reporteros Carl Bernstein y Robert Woodward por el caso Watergate, quienes en 1972 recibieron esta distinción. Esta vez, además de la alianza de Univisión y El Faro, también se premió un trabajo en conjunto entre The Washington Post y el programa de la cadena CBS 60 Minutes sobre cómo el lobby farmacéutico en Estados Unidos ha conseguido flexibilizar las leyes para lograr la venta indiscriminada de opiácidos; una droga que cada día hace crecer una epidemia de adictos única en el mundo. Otros de los medios distinguidos en esta edición fueron la revista New York Times y USA Today.

Aunque El Faro había publicado previamente en Estados Unidos en alianza con The New York Times, y algunos de los libros publicados por sus periodistas también han sido reseñados en medios importantes del mercado estadounidense, esta es la primera vez que el periódico es reconocido con un premio exclusivo para periódicos impresos y digitales y televisoras norteamericanos. “Creo que El Faro, institucionalmente, ha sido muy audaz para sortear sus propias limitaciones financieras, en término de expansión y de eco, y ha conseguido, siendo un medio en internet en El Salvador, sostener diálogos como iguales con monstruos con el The New York Times y Univisión. Esto a punta de un solo activo -que es lo que nos conduce a este diálogo entre pares y con monstruos financieros que nada tienen que ver con nuestra precariedad-: creen que periodísticamente nosotros aportamos. Se alían con nosotros porque nuestro activo es el periodismo”, destaca Martínez.

Un activo que no escapa a las razones que llevaron a Univisión a buscar esta alianza con El Faro. “Teníamos muchas ganas de trabajar con El Faro porque nos parece que es uno de los medios más sólidos de Centroamérica, que tienen 20 años trabajando estos temas de violencia y migración y que son una referencia en la región”, resalta Maye Primera, una de las periodistas de Univisión que participó en el proyecto y que también ejerce como editora de ese medio para América Latina y El Caribe. "Trabajar con El Faro era una garantía de calidad”, reconoce Primera, quien durante la edición 2016 del Festival Grabiel García Márquez de la Fundación Nuevo Periodismo -celebrado en Medellín, Colombia-, fraguó con el director de El Faro, José Luis Sanz, este trabajo en conjunto. 

"Nuestra idea era cruzarnos, cruzar miradas. Que los reporteros de El Faro vinieran a Estados Unidos a reportear historias, y nosotros ir a El Salvador y cruzar puntos de vista sobre ambas realidades", dice Primera. Para ella, uno de los fuertes de este proyecto es que ambos medios usaron, a su favor, lo mejor que cada uno sabía hacer: El Faro plasmó el carácter narrativo de sus historias y Univisión plasmó su experiencia en formatos audiovisuales y nuevas tecnologías para expandir, aún más, el conocimiento sobre esta problemática. "La colaboración es clave entre medios y redacciones para sacar adelante grandes proyectos. Incluso para nutrir una historia con diferentes puntos de vista. Estamos viviendo un momento en el que pocos medios tienen la capacidad de invertir en periodismo".

Ambos reporteros coinciden que el reto este trabajo periodístico no era presentar un grupo de historias distanciadas entre sí, sino contar un fenómeno que está arrastrando a salvadoreños, hondureños y guatemaltecos fuera de sus fronteras de forma silenciosa y sin el reconocimiento de la existencia de esta situación por parte de sus gobiernos y sus instituciones. "Este premio sólo puede ser un aliciente para no abandonar una responsabilidad propia del periodismo y propia de la manera en la que nos hemos impuesto nosotros creer en periodismo", reivindica Carlos Martínez.  

Este premio llega con la celebración de los 20 años de fundación de El Faro que esta semana, desde el lunes 14 al domingo 20 de mayo, llevará a cabo la octava edición del Foro Centroamericano de Periodismo, con la participación de distinguidos periodistas que están haciendo brillar el periodismo latinoamericano alrededor del mundo. 

]]>
El Salvador Sun, 13 May 2018 22:49:08 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/el_salvador/21857/El-Faro-y-Univisión-ganan-premio-Hillman-por-trabajo-sobre-violencia-y-refugiados-en-Centroamérica.htm
El trofeo del Mundial brilla más en Milán que en ningún otro lugar Stanislas Touchot (AFP) / El Faro http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028888.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21858/El-trofeo-del-Mundial-brilla-más-en-Milán-que-en-ningún-otro-lugar.htm La copa que los campeones del mundo pasearán el 15 de julio por el césped del Estadio Luzhnikí, en Moscú, no es la misma que se llevarán a su país y que conservarán cuatro años. El trofeo original lo custodia la FIFA, y se repara y embellece en un solo sitio: un pequeño taller ubicado en las afueras de Milán. Así se hace desde la década de los setenta. De las 11 veces en disputa ya, esta copa ha sido levantada en siete ocasiones por equipos europeos, y otras cuatro por latinoamericanos. Paderno Dugnano, ITALIA. El objeto dorado que alzan al cielo los campeones del Mundial –quizá el trofeo más conocido del planeta– ha regresado al taller italiano en el que se forjó hace casi medio siglo. “Cuando el original vuelve a casa, siempre supone un sentimiento especial. Aquí tenemos una réplica, pero el original es el original”, dice Valentina Losa, la actual directora de Bertoni, el nombre del taller. “Es como ver la Gioconda o una copia de la Gioconda. La emoción no es igual”, remata.

La pequeña empresa fundada por el bisabuelo de Valentina –unas oficinas, un taller y 12 empleados en total– está instalada en una zona industrial del municipio de Paderno Dugnano, muy cerca de Milán, la capital industrial italiana.

Fue en este rincón de Lombardía donde el trofeo del Mundial fue diseñado y creado en 1971 por Silvio Gazzaniga, escultor y director artístico de la empresa, ayudado por Giorgio Losa, el padre de Valentina, que le sugirió reemplazar en la parte superior del trofeo un balón por un globo terrestre.

“Brasil acababa de ganar la Copa Jules Rimet (el anterior trofeo del Mundial) por tercera vez, y la FIFA lanzó un concurso para tener un nuevo trofeo”, cuenta Valentina Losa, delante de una foto dedicada de Franz Beckenbauer, primer capitán en haber levantado el cielo la nueva copa, en el Mundial de Alemania 1974. Luego lo emularían Diego Maradona, Dino Zoff, Didier Deschamps, Iker Casillas...

Junto al balón oficial del Mundial de Rusia, una réplica del trofeo que los campeones levantarán el 15 de julio. Contrario a la creencia popular, la copa que se lleva el equipo ganador a su país es también una réplica. Foto cortesía FIFA.
 
Junto al balón oficial del Mundial de Rusia, una réplica del trofeo que los campeones levantarán el 15 de julio. Contrario a la creencia popular, la copa que se lleva el equipo ganador a su país es también una réplica. Foto cortesía FIFA.

“Hubo 53 propuestas procedentes de todo el mundo, pero nosotros éramos los únicos en haber hecho un modelo, un producto físico, aunque no estuviera terminado. El hecho de tenerlo delante de los ojos, no solamente un dibujo, jugó a nuestro favor, porque es un objeto bello”, sonríe.

Cada cuatro años, ese “objeto bello” de 37 centímetros y poco menos de 14 libras de oro de 18 quilates, con incrustaciones de malaquita, regresa a casa.

La FIFA es la única propietaria del trofeo original, pero entre un Mundial y el siguiente confía a Bertoni y a sus expertos el cuidado del mismo para que brille y luzca como el primer día.

“Durante cuatro años, es transportado, expuesto. Se daña un poco. Nosotros le devolvemos su estado”, explica Pietro Brambilla, uno de los ocho obreros especializados del taller. A Pietro, paradojas de la vida, el fútbol no le procura “ninguna emoción”, admite, pero sí cuando ve al capitán del equipo campeón recibiendo ese trofeo. “En ese momento se me escapa una lágrima. Ha estado entre mis manos y sé la emoción que brinda. Es un sentimiento increíble. Pocas personas en el mundo pueden decir, como nosotros, que hemos tenido esa copa entre las manos”, dice.

Réplicas “a ojo”

Además de la restauración del modelo original, Bertoni se encarga de fabricar para cada torneo una réplica única, que el equipo vencedor podrá conservar. Esa réplica no es de oro sino de latón. Una vez fundido y moldeado, el trofeo se somete a diferentes tratamientos antes de su baño en oro de 24 quilates.

“Lo hacemos a ojo. Cuando vemos que está bonito, lo sacamos”, explica Ahmed Ait Siti Abdelkader, otro de los trabajadores de Bertoni, antes de poner un barniz que protegerá la copa del frío y del calor, y que le permitirá conservar el brillo durante casi diez años.

“La Copa del Mundo es diferente. Aquí fabricamos muchas cosas, para África, para el golfo Pérsico, Europa, Centroamérica... Pero esta tiene un efecto excepcional, diferente a todas las demás”, asegura.

El 15 de julio de 2018, Neymar, Messi, Sergio Ramos u otro futbolista alzará el trofeo desde el Estadio Luzhnikí al cielo de Moscú, pero unos meses más tarde estará de regreso en Paderno Dugnano.

“Es un trofeo tan deseado que cuando los jugadores lo conquistan, lo miman y aprovechan. Quizás en exceso. A veces vuelve con un poco de trabajo por hacer”, cuenta Valentina Losa. ¿Algún equipo campeón se pasó en sus celebraciones con el trofeo? “Digamos que en 2006 los italianos lo celebraron mucho”, apunta.

© Agence France-Presse

]]>
Internacionales Sun, 13 May 2018 17:50:33 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21858/El-trofeo-del-Mundial-brilla-más-en-Milán-que-en-ningún-otro-lugar.htm
Nicaragua multiplica las protestas contra Ortega http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028889.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/centroamerica/21860/Nicaragua-multiplica-las-protestas-contra-Ortega.htm El sábado 12 se cumplieron 25 días de crisis en Nicaragua y las protestas y cortes de ruta se registraron en ciudades de ocho departamentos del país. En Masaya, agentes de seguridad, grupos de choque y manifestantes protagonizaron la jornada más violenta. El Ejército anuncia que no participará en actos de represión y la Iglesia pide calma y diálogo a las partes. Managua, NICARAGUA. Decenas de heridos e incendios dejaron este sábado 12 los enfrentamientos entre manifestantes, antimotines y fuerzas de choque en la ciudad nicaragüense de Masaya, denunciaron sacerdotes y pobladores, que imploraron al gobierno el cese de la represión.

"Lamento los incidentes que en este momento se están dando, es verdaderamente triste que nos estemos enfrentando. Me han comunicado que hay una muerte, que hay varios heridos, invito a todos a buscar cómo parar esta situación que está llevando más dolor al pueblo", escribió en un comunicado el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal.

Según el periódico Confidencial, Heriberto Antonio Rodríguez, de 45 años, fue la víctima mortal. "Falleció de inmediato al recibir un impacto de bala detrás de oreja, confirmó Danilo Martínez, responsable regional de la ANPDH en  Rivas, Masaya, Granada y Carazo", escribió el medio. 

25 días después del inicio de las protestas, la cifra de víctimas mortales ya superó las cinco decenas, según organismos de derechos humanos, y se ha convertido en la peor matanza de la posguerra nicaragüense. 

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, demandó por su lado en redes sociales que el presidente Daniel Ortega "explique claramente lo que sucede en Masaya, que detenga a las fuerzas represivas y muestre su voluntad de querer evitar un caos social".

Álvaro Leiva, representante de la Asociación Nicaragüense de Protección de Derechos Humanos (ANPD), informó que habían más de 100 heridos en Masaya desde que se iniciaron los disturbios en la noche del viernes.

En Masaya se registraron decenas de heridos, incendios y un fallecido, según organismos de derechos humanos. Foto Diana Ulloa (AFP).
 
En Masaya se registraron decenas de heridos, incendios y un fallecido, según organismos de derechos humanos. Foto Diana Ulloa (AFP).

Mientras se registraban los enfrentamientos, el presidente Daniel Ortega llamó a poner fin a la violencia en Masaya y subrayó que "la paz es el camino y la única puerta a la convivencia".

"Queremos reiterar el llamado y el compromiso de ponerle fin a la muerte y la destrucción. Que no se siga derramando sangre de hermanos", señaló Ortega en un comunicado que fue leído en televisión.

Un médico de las brigadas voluntarias que trabajan en Masaya, que pidió no ser identificado, dijo a la AFP que sólo en su puesto sanitario llegaron más de 25 personas heridas, varias de ellas por impacto de bala.

El sacerdote de la iglesia San Miguel, Edwin Román, dijo a la AFP que Masaya "es un campo de batalla" y que en medio del caos grupos de delincuentes incendiaron la alcaldía, el mercado de artesanía y algunos negocios y viviendas de la ciudad.

"Condenamos la represión que está viviendo el pueblo de Masaya. Hacemos un llamado al gobierno para que ordene a la policía que no siga disparando contra el pueblo", demandó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Los enfrentamientos en Masaya comenzaron la noche del viernes y se extendieron el sábado 12, como parte de las manifestaciones contra el gobierno que estremecen al país desde el 18 de abril y han dejado 51 muertos hasta el momento.

El presidente Ortega aceptó el viernes cesar la represión para facilitar un diálogo que será mediado por la iglesia católica, pero aún no se ha fijado la fecha para su celebración.

El Ejército se divorcia de Ortega

El gobierno del presidente Ortega enfrentó ste sábado nuevas protestas y cortes de rutas en reclamo de una democratización del país, mientras el episcopado busca apaciguar los ánimos para fijar fecha a un diálogo que ponga fin a la crisis que deja 51 muertos en menos de un mes.

El Ejército, por su parte, tomó distancia del mandatario al anunciar que sus efectivos no reprimirán a los manifestantes antigubernamentales.

"No tenemos porque reprimir (..) creemos que el diálogo es la solución para resolver la actual crisis", dijo a la AFP el portavoz del Ejército, el coronel Manuel Guevara.

Desde la madrugada del viernes, las protestas se extendieron en al menos ocho departamentos del país, donde se registraron enfrentamientos entre manifestantes, policías y fuerzas de choque del gobierno.

En las ciudades de Matagalpa, Estelí y en el histórico barrio indígena de Monimbó de Masaya (sur) -antiguos enclaves de la lucha sandinista contra la dictadura de los Somoza (1934-1979)- los manifestantes levantaron barricadas. En Masaya, los efectivos antimotines intentaron despejar las calles lanzando gases lacrimógenos.

Manifestantes se enfrentan a grupos antimotines en la ciudad de Masaya. Foto AFP | Diana Ulloa
 
Manifestantes se enfrentan a grupos antimotines en la ciudad de Masaya. Foto AFP | Diana Ulloa

"Que se vayan"

En Chontales (este), más de mil campesinos bloquearon el tráfico, afectando el paso de los camiones que trasladan alimentos a los mercados de la capital.

En Managua, en el Mercado Oriental, el mayor centro de compras de Nicaragua, los comerciantes construyeron barricadas con adoquines para defenderse de los saqueadores, que el viernes intentaron arrasar con sus negocios y repudiaron al gobierno.

"¡Que se vayan!", coreaban en alusión a Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Cientos de estudiantes universitarios se manifestaron el sábado en la capital para exigir justicia por los muertos en las protestas.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, lamentó en un tuit la muerte de más manifestantes y solicitó a "Nicaragua que permita la visita al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)".

En paralelo, el gobierno denunció la quema de dos alcaldías, una casa del oficialista Partido Sandinista y un camión por parte de "grupos vandálicos", a los que acusa de tratar de "desestabilizar" el país. Informó, además, que la casa de la diputada nicaragüense ante el Parlamento Centroamericano, Jacaranda Fernández, fue saqueada por delincuentes.

Entre el diálogo y la violencia

La intensa jornada de protestas se produce en medio de los esfuerzos que realiza la Conferencia Episcopal para calmar los ánimos y convocar a un dialogo, en el cual fungirán como mediadores.

Pero ante un nuevo empuje represivo del gobierno en los últimos días, los obispos urgieron a Ortega a frenar la violencia y permitir el ingreso de la CIDH como paso previo al diálogo.

También instaron a Ortega a dar "signos creíbles de su voluntad de diálogo", suprimiendo "los cuerpos paramilitares y fuerzas de choque".

Ortega respondió señalando que "estamos de acuerdo en trabajar cada uno de los puntos allí planteados (por los obispos), tomando en cuenta que en todos se recoge su buena voluntad como mediadores y testigos", aunque no específico cómo ni cuándo procederá a cumplir las demandas.

Las protestas comenzaron el 18 de abril en rechazo de una reforma del seguro social, que desencadenó protestas en todo el país ante la ira que causó la represión del gobierno y para reclamar democracia y libertad.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) contabiliza hasta el momento 51 muertos y más de 400 heridos.

A juicio del exdiplomático y analista Róger Guevara, Nicaragua intentará superar la crisis mediante "un diálogo que no parece avanzar, pero que es lo más saludable dentro del plano de soluciones pacíficas pese al rencor que hay por las vidas perdidas", dijo a la AFP

Consideró que el diálogo debe analizar la renuncia de la pareja presidencial, un escenario que admite sin embargo complicado de alcanzar y que podría generar más violencia en el país.

"Igual que Somoza"

Ortega, un exguerrillero de 72 años, gobernó tras la victoria de la revolución sandinista (1979-90) que puso fin a la dinastía de la familia Somoza y retornó al poder en 2007.

"La gente exige un cambio porque llegó a la convicción de que el régimen (de Ortega) no tiene nada que ofrecer para el futuro del país", advirtió en su blog el exdiputado de la disidencia sandinista, el abogado y economista Enrique Sáenz.

Ortega es "igual que Somoza. La diferencia está en que Somoza enfrentaba una insurrección armada (y) Ortega se ensaña en una insurrección cívica desarmada", apuntó Sáenz.

Mientras tanto, los manifestantes continuaban empeñados en seguir derrumbando los famosos "árboles de la vida", enormes estructuras metálicas que simbolizan el poder de la pareja presidencial y que fueron construidos en varias ciudades en Nicaragua.

bm/yow/cd

]]>
Centroamérica Sun, 13 May 2018 09:09:59 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/centroamerica/21860/Nicaragua-multiplica-las-protestas-contra-Ortega.htm
Julen Lopetegui: “España quiere ser protagonista en este Mundial” Gabriel Rubio Girón (AFP) / El Faro http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000019735.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21853/Julen-Lopetegui-“España-quiere-ser-protagonista-en-este-Mundial”.htm A poco más de un mes para que comience la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, el seleccionador de España, Julen Lopetegui, piensa y repiensa sus últimas dudas sobre el plantel antes de afrontar su primer gran desafío como entrenador. La apuesta se encamina a mezclar a partes iguales juventud y veteranía. Las Rozas de Madrid, ESPAÑA. Desde que en julio de 2016 Julen Lopetegui tomó las riendas de la selección española, la ‘Roja’ no conoce la derrota: 13 victorias y 5 empates. El técnico vasco ha logrado una brillante clasificación para el Mundial de Rusia, como primera de su grupo y tras dejar fuera a Italia, y ha ridiculizado 6-1 a Argentina en un amistoso, resultados que han logrado que los españoles recuperen la ilusión en su selección, tras la humillante eliminación en la fase de grupos de Brasil 2014.

“Ambición e ilusión son las dos palabras que podemos tener. Sabiendo la dificultad que entraña un Mundial, pero con ganas”, explicó esta semana Lopetegui, quien estuvo presente en el Mundial de Estados Unidos 1994, como tercer portero, a la sombra de Andoni Zubizarreta y Santi Cañizares, por lo que no pudo jugar ni un solo minuto. Ahora repite la experiencia en otro nivel.

“Tener la posibilidad de dirigir el equipo de tu país en un Mundial es maravilloso”, dice Lopetegui.

18 de junio de 2014. Iker Casillas y Andrés Iniesta abandonan el terreno de juego del Maracaná tras caer 2-0 frente a Chile, resultado que dejó fuera a los españoles del Mundial al que llegaron como campeones. De aquella exitosa generación, Iniesta es de los pocos que sobreviven en la España de Julen Lopetegui. Foto archivo El Faro.
 
18 de junio de 2014. Iker Casillas y Andrés Iniesta abandonan el terreno de juego del Maracaná tras caer 2-0 frente a Chile, resultado que dejó fuera a los españoles del Mundial al que llegaron como campeones. De aquella exitosa generación, Iniesta es de los pocos que sobreviven en la España de Julen Lopetegui. Foto archivo El Faro.

A Lopetegui le ha tocado dirigir España después de los exitosos períodos de Vicente del Bosque, campeón del Mundo en 2010 y de Europa en 2012; y de Luis Aragonés, vencedor de la Eurocopa 2008. “Son dos referentes absolutos de la historia del fútbol español, consiguieron llegar a lo más alto”, alaba Lopetegui: “Ese legado hemos tratado de aprovecharlo y seguir creciendo, pero trataremos de hacer nuestro camino”.

Con esa idea, el seleccionador español, buen conocedor de las categorías inferiores tras ganar la corona europea con la Sub-19 (2012) y Sub-21 (2013), ha sabido mezclar la juventud de los Asensio, Thiago o Isco junto con la veteranía de los Iniesta, Piqué o Ramos.

“Los jugadores jóvenes que tienen capacidad y tienen mentalidad tienen que hacerse notar y, si están aquí, es porque tienen la mentalidad adecuada para poder competir en la selección y poder pedir su espacio”, dice Lopetegui.

“Llevamos dos años con ellos y hemos tratado de tener muy claro lo que queremos y como queremos jugar, competir”, añade, “la respuesta de los futbolistas ha sido magnífica y estamos encantados con ellos”.

Las dudas de la lista

A pocos días de presentar el listado mundialista definitivo, algo previsto para el 18 de mayo, todavía “en algunas posiciones hay algunas dudas”, aunque el criterio básico es que “el que venga va a estar bien”. Entre esas dudas figuran, sobre todo, el puesto del delantero, por el que pugnan Diego Costa, Rodrigo o Iago Aspas; también está en disputa el refuerzo para Sergio Busquets, aún convaleciente de su lesión.

Lopetegui ha mantenido el juego de toque de la selección, pero no ha dudado en hacer variantes como utilizar velocidad por las bandas para desbloquear equipos demasiado cerrados: “Todas las opciones futbolísticas y de cómo jugar siempre están abiertas para mí”.

La ilusión renovada en esta ‘Roja’ ha hecho que los aficionados empiecen a pensar que su selección debe llegar lejos, aunque Lopetegui pide cautela. “Trataremos de llegar muy equilibrados, preparados mentalmente y en todos los aspectos, y con la firme convicción de que España quiere ser protagonista en el Mundial de Rusia”, dice.

Un grupo difícil

Un protagonismo que intentará empezar a ganarse el 15 junio ante Portugal, su principal rival en el grupo B mundialista. “Son jugadores muy completos en lo técnico, lo físico, táctico. Es una muy buena mezcla que evidentemente nos va a obligar a hacer un magnífico partido”, cree Lopetegui, rechazando poner el foco sólo en Cristiano Ronaldo.

“Cristiano juega con un grandísimo equipo detrás, y él es un grandísimo jugador, así que trataremos de combatirlo de la única manera que entendemos: con nuestro colectivo, nuestro fútbol, nuestro equipo, nuestra idea de juego”, añade. El grupo se completa, además, con Irán y Marruecos: “Irán es el mejor equipo de Asia de largo por los últimos seis anos, es evidente”. Sobre Marruecos, el vasco considera que “tiene un talento individual muy importante”.

“Nos enfrentamos al campeón de Europa, al mejor equipo de Asia y al mejor equipo africano”, concluye.

© Agence France-Presse

]]>
Internacionales Sat, 12 May 2018 11:56:44 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/internacionales/21853/Julen-Lopetegui-“España-quiere-ser-protagonista-en-este-Mundial”.htm
¿Y cuánto debe ganar un diputado? - Por Carlos López Salamanca http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21856/¿Y-cuánto-debe-ganar-un-diputado---Por-Carlos-López-Salamanca.htm 360 grados Fri, 11 May 2018 21:43:47 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21856/¿Y-cuánto-debe-ganar-un-diputado---Por-Carlos-López-Salamanca.htm El Luzhnikí como nunca antes lo habías visto Dmitry Serebryakov (AFP) http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028871.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/ef_foto/21827/El-Luzhnikí-como-nunca-antes-lo-habías-visto.htm El Gran Estadio Deportivo del Complejo Olímpico Luzhnikí (Estadio Luzhnikí a secas, para los amigos) será el escenario tanto del partido inaugural como de la final del Mundial de Rusia 2018. En esta bella postal, tomada a finales de abril desde un drone, al atardecer, se aprecia la majestuosidad de esta cancha moscovita en la que caben 81 500 personas sentadas, el doble de la capacidad de nuestro Estadio Cuscatlán. Ha sufrido una poderosa remodelación para el Mundial, pero el Luzhnikí no es de nueva construcción. Se inauguró en 1956, bajo la presidencia de Nikita Jrushchov, y a lo largo de su historia ha acogido citas deportivas de primerísimo orden, como los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 o la final de la Champions League de 2008. A partir del 14 de junio tendrá que añadir a su envidiable currículum el Mundial de Fútbol de Rusia 2018. EF Foto Fri, 11 May 2018 19:18:44 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_foto/21827/El-Luzhnikí-como-nunca-antes-lo-habías-visto.htm No estamos preparados para magistradas jóvenes, pensantes e independientes http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000025877.JPG http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21855/No-estamos-preparados-para-magistradas-jóvenes-pensantes-e-independientes.htm Conozco a la doctora Lidia Patricia Castillo desde hace unos cuantos años, y puedo afirmar con certeza que es una de las juristas mejor preparadas que tiene el país. Inquieta, joven, temperamental y siempre con ganas de crecer profesionalmente; sensible con causas más humanas, justas y menos ideologizadas.

La conocí, primero, como investigadora en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Dr. José Matías Delgado; luego como estudiante de un doctorado en Derecho Constitucional en Italia, en Università degli Studi di Bari Aldo Moro y en el Centro Didattico Euro Americano sulle Politiche Costituzionali UniSalento. Posteriormente, fue investigadora en el Instituto de Ciencias de la Universidad Francisco Gavidia bajo mi dirección, de donde partió a Brasil a realizar sus estudios posdoctorales en la Universidad Federal de Santa Catarina. En su trayecto académico logró publicaciones –en diversos idiomas- junto a destacados juristas internacionales.

A su regreso, luego de lograr una sólida formación académica, le ofrecieron un puesto de trabajo como asesora en derecho constitucional para la fracción del FMLN. Esto lo conversamos con Lidia, y para ella fue un trabajo “técnico” que nunca implicó una vinculación partidaria. Simplemente necesitaba trabajar y no había mayores opciones en el país. No obstante, aquí es pecado trabajar para un partido político, sea de derecha o de izquierda; los idiotas siempre tardan más en leer tu hoja de vida que en etiquetarte.

Hace unos meses se embarcó en el proyecto de aspirar a una magistratura en la Corte Suprema de Justicia, y ahí comenzó un calvario que lo resumiría más o menos así:

1. Nunca se le trató como “Doctora” sino como “Licenciada”. Esto, por supuesto, es simbólico, pero no deja de ser importante. Seguramente ocurrió debido al complejo de inferioridad de quienes la evaluaban. Véanse todas las publicaciones: siempre se referían a ella como “Lic. Castillo [sic]".

2. Iniciaron los ataques y rumores cobardes sobre su vinculación a la izquierda, sin conocer bien su trayectoria académica.

3. Le tendieron emboscadas en sus evaluaciones. A diferencia de otros candidatos, le hicieron preguntas y le plantearon temas con una intención que buscana hacerla verse mal, pero no lo lograron.

4. Su mayor debilidad fue ser joven y honesta. En la última evaluación del Consejo Nacional de la Judicatura, que cerró votaciones el pasado miércoles 9, luego de pasar todas las trampas que le pusieron, los evaluadores se agarraron de una hipótesis muy discutible: “limitada experiencia en el campo público”. Yo diría que eso, en este país, ¡es una virtud!

En realidad, Lidia, fuiste testigo –y a la vez víctima- de la ineficiencia de nuestro sistema judicial, siempre catalogado como corrupto. Tu caso es otra muestra de la intolerancia ideológica que guía a las instituciones que imparten justicia y a sus “aliados”. Por eso estamos como estamos…

De los Acuerdos de Paz (1992) hasta 2009, a nadie le importó que hacía la Corte Suprema de Justicia, la Sala de lo Constitucional y toda la camarilla judicial de parásitos. Hicieron y deshicieron a sus anchas; permitieron y legitimaron la corrupción; aplastaron cualquier intención de velar por la transparencia y la anticorrupción; entre otras iniciativas de ingrata recordación.

Con los nuevos magistrados de la Sala –F. Meléndez, S. Blanco, B. Jaime, R. González- se comenzó a descubrir –entre bemoles- lo importante que puede ser para la democracia la independencia judicial. La derecha política comenzó a celebrar lo que antes ignoraba, y la izquierda a sufrir las inclemencias de sus sentencias. Ahora, todos están más preocupados que nunca, ya que una buena Sala de lo Constitucional puede poner quieto al típico manoseo del Ejecutivo o Legislativo. Más allá de las hipótesis y conjeturas, hay vinculaciones de vinculaciones: se persiguen y expanden las teorías de vinculación partidarias que pondrían en jaque la independencia de la jurisprudencia, pero nadie dice nada de otras vinculaciones economicistas -asociadas a grupos de poder económico- igualmente perniciosas.

No era tu tiempo, Lidia, pero hiciste el mejor intento posible. Nuestra democracia no está preparada para tener magistradas jóvenes, independientes y pensantes; más bien se necesitan funcionarios judiciales obedientes a los poderes fácticos del momento. Yo no te veo ahí. Sigue estudiando e investigando, en algún momento el país te necesitará.

* Óscar Picardo Joao  ( opicardo@asu.edu )  es investigador y especialista en política educativa. Licenciado en Filosofía, con maestrías en Teología y Educación y  Doctorado en Didáctica y Organización Escolar;  en la actualidad dirige el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad Francisco Gavidia.  Foto El Faro: Víctor Peña
 
* Óscar Picardo Joao  ( opicardo@asu.edu )  es investigador y especialista en política educativa. Licenciado en Filosofía, con maestrías en Teología y Educación y  Doctorado en Didáctica y Organización Escolar;  en la actualidad dirige el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad Francisco Gavidia.  Foto El Faro: Víctor Peña

]]>
Columnas Fri, 11 May 2018 17:56:43 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21855/No-estamos-preparados-para-magistradas-jóvenes-pensantes-e-independientes.htm
Pronunciamiento de la prensa independiente de Nicaragua - Por Periodistas independientes de Nicaragua http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21852/Pronunciamiento-de-la-prensa-independiente-de-Nicaragua---Por-Periodistas-independientes-de-Nicaragua.htm 360 grados Wed, 09 May 2018 16:12:13 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/360grados/21852/Pronunciamiento-de-la-prensa-independiente-de-Nicaragua---Por-Periodistas-independientes-de-Nicaragua.htm Pronunciamiento de la prensa independiente de Nicaragua Periodistas independientes de Nicaragua* http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000028819.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21851/Pronunciamiento-de-la-prensa-independiente-de-Nicaragua.htm En defensa de la libertad de prensa y la libertad de expresión, exigimos el cese de la represión y las agresiones contra los periodistas y medios de comunicación

Nosotros, los abajo firmantes, periodistas independientes: reporteros, editores, columnistas, fotógrafos, camarógrafos, caricaturistas, blogueros, corresponsales, propietarios de espacios y medios de comunicación locales y nacionales.

Ante la gravedad de los actos de represión que se han desatado en Nicaragua desde el 18 de abril de 2018, y que han dejado más de 46 muertos, decenas de heridos y desaparecidos:

1. Condenamos la masacre y exigimos que sea investigada por una comisión independiente del Estado que establezca la verdad, para someter a los responsables ante la justicia.

2. Condenamos las agresiones sufridas por periodistas y medios de comunicación, que se mantienen en la impunidad:

· El asesinato de Ángel Gahona, ocurrido en Bluefields.

· El ataque y la destrucción de Radio Darío, ocurrido en León.

· Las agresiones físicas contra los periodistas que cubren las protestas y el robo de sus medios de trabajo.

· La censura ilegal impuesta por Telcor contra 100% Noticias, Canal 12, Telenorte en la ciudad de Estelí, y otros medios de televisión.

El asesinato de periodistas, las agresiones contra reporteros y camarógrafos mientras desarrollan su labor periodística, y la censura de medios, son prácticas que deben ser desterradas para siempre.

3) Rechazamos toda agresión -directa o indirecta- contra periodistas de cualquier medio de comunicación, y demandamos al Estado y a la sociedad, una política de cero tolerancia ante las agresiones contra periodistas.

4) Exigimos al gobierno del presidente Daniel Ortega, el pleno respeto al derecho a la libertad de pensamiento y el derecho a la información, consagrados en los artículos 30, 66, 67 y 68 de la Constitución Política de Nicaragua.

5) Reconocemos el extraordinario despliegue de los ciudadanos que, haciendo uso de su derecho constitucional, están brindando información a través de las redes sociales. Gracias a su empoderamiento, se está derrotando a la censura y el monólogo oficial. Rechazamos los planes del régimen de imponer la censura y cortapisas para limitar este derecho ciudadano.

6) Reiteramos nuestro compromiso como periodistas profesionales, por la autorregulación ética y la búsqueda de la verdad, divulgando información confirmada en base a un riguroso contraste de fuentes.

7) Rechazamos las campañas de calumnias y difamación promovidas contra periodistas, y responsabilizamos al Estado por sus consecuencias.

8) Exigimos el cese del secretismo en la política estatal de comunicación, y demandamos que se restituya el derecho a la información pública consagrado en la Ley 621, Ley de Acceso a la Información Pública y en la Constitución.

9) La distribución de la publicidad oficial no puede seguir siendo un monopolio de los medios de la familia gobernante y sus allegados, ni ser utilizada para castigar a los medios críticos de la gestión del Estado.

10) Telcor debería funcionar como una institución ajena a los intereses del gobernante, para que no siga siendo utilizada como garrote contra los medios críticos del Gobierno. La Dirección General de Ingresos (DGI), la Dirección General de Aduanas (DGA), y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), deben de dejar de ser instrumentos de coacción contra los medios de comunicación.

A lo largo de nuestra historia, la conquista de la libertad de expresión en Nicaragua ha tenido un altísimo costo; periodistas asesinados, desterrados, encarcelados, medios confiscados y objeto de cuantiosas multas.

La cobertura de las protestas, forma parte del trabajo cotidiano e ineludible que realizan los periodistas de distintos medios de comunicación. Los nicaragüenses tienen derecho a conocer el desarrollo de los acontecimientos que marcan el rumbo de la nación.

En virtud de lo anterior hacemos un llamado al Estado, en primer lugar, y a todos los nicaragüenses, a respetar el derecho y el deber que tienen los periodistas a realizar su trabajo sin recibir ningún tipo de vejación.

Demandamos cero agresiones contra los periodistas, ni ningún tipo de represalias de parte del Estado contra los medios, por el simple cumplimiento de su sagrada labor de informar.

Managua, Nicaragua 9 de mayo 2018

 

*FIRMAS

NOMBRE                                       MEDIO DE COMUNICACIÓN

                                            Fabio Gadea Mantilla                        Radio Corporación, Managua

                                            Anibal Toruño                                  Radio Darío, León

                                            Miguel Mora                                     Primicias, Sociedad Anónima (100% Noticias)

                                            Argentina Olivas                               Radio Vos, Matagalpa

                                            Jaime Chamorro Cardenal                 La Prensa y periódico Hoy

                                            Sergio León                                     Radio La Costeñísima, Bluefields

                                            Mariano Valle P.                                Canal 12

                                            Francisco Gadea                               Radio Romance, Jinotepe

                                            Eleana Gutiérrez                               Radio Universidad

                                            William Solís                                    TELENORTE, Estelí

                                            Patricia Orozco                                 Programa Multiplataforma Onda Local

                                            Carlos F. Chamorro                           Esta Semana y Confidencial

                                            Luis Galeano                                    Café con Vos

                                            Xavier Reyes Alba                             Trinchera de la Noticia

                                            Mauricio Madrigal                              Acción 10, Canal 10

                                            Eduardo Enríquez                              La Prensa

Homenaje a las victimas de las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en Managua, Nicaragua. Redondel Jean Paul Genie. 20/04/2018 Foto: Fred Ramos
 
Homenaje a las victimas de las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en Managua, Nicaragua. Redondel Jean Paul Genie. 20/04/2018 Foto: Fred Ramos

]]>
Columnas Wed, 09 May 2018 15:55:33 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/columnas/21851/Pronunciamiento-de-la-prensa-independiente-de-Nicaragua.htm
“En la clausura del ForoCap presentaremos a nuestra ‘Defensora del Lector’” http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000026808.jpg http://www.elfaro.net/es/201805/ef_radio/21850/“En-la-clausura-del-ForoCap-presentaremos-a-nuestra-‘Defensora-del-Lector’”.htm 8/05/18 - En este bloque hablamos con Omnionn y José Luis Sanz de El Faro, sobre el Foro Centroamericano de Periodismo que inicia el lunes 14 de mayo. EF Radio Wed, 09 May 2018 10:47:38 +0100 http://www.elfaro.net/es/201805/ef_radio/21850/“En-la-clausura-del-ForoCap-presentaremos-a-nuestra-‘Defensora-del-Lector’”.htm