El Faro http://elfaro.net Periodismo independiente y audaz de El Salvador y Centroamerica con noticias, reportajes, investigac es Copyright 2019, El Faro Tue, 26 Mar 2019 08:34:41 +0100 El Faro Los desafíos del Infod: ¿cuánto hemos avanzado en un año? http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23157/Los-desafíos-del-Infod-¿cuánto-hemos-avanzado-en-un-año.htm 360 grados Mon, 25 Mar 2019 16:45:25 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23157/Los-desafíos-del-Infod-¿cuánto-hemos-avanzado-en-un-año.htm Mitos y verdades sobre la privatización del agua en El Salvador http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23156/Mitos-y-verdades-sobre-la-privatización-del-agua-en-El-Salvador.htm 360 grados Mon, 25 Mar 2019 16:42:27 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23156/Mitos-y-verdades-sobre-la-privatización-del-agua-en-El-Salvador.htm Sí a la salida democrática, no a un país ingobernable http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_2000_1333/images%7Ccms-image-000027528.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23155/Sí-a-la-salida-democrática-no-a-un-país-ingobernable.htm Para que el diálogo en Nicaragua pueda avanzar hacia los temas de fondo –reformas electorales y justicia sin impunidad–, hay que terminar con la asimetría que pretende imponer el poder de la represión. Después de haber negado la existencia de más de 700 presos políticos, calificándolos como “delincuentes y terroristas”, el miércoles pasado, la dictadura se comprometió con la OEA, el Vaticano y la Alianza Cívica a liberar a todos los manifestantes detenidos por haber participado en la protesta cívica en un plazo máximo de 90 días. Ortega no se atrevió a admitir ante sus partidarios fanatizados que la narrativa del “fallido golpe de Estado” y la crimizalización de la protesta cívica eran solamente una estrategia de negociación, pero, a través de un documento oficial su Cancillería, reveló que todos los presos serán liberados.

Sin embargo, aún existen discrepancias sobre la cantidad de presos que están en las cárcelas de la dictadura. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA hay 647 reos de conciencia en las cárceles, sin incluir a más de un centenar que se encuentra en arresto domiciliario, mientras que el régimen únicamente reconoce a menos de 300.

Más allá de esta abismal discrepancia de cifras, la liberación de los presos depende, en esencia, de la voluntad política de la presidencia y la Corte Suprema de Justicia, sin necesidad de esperar 90 días manteniendo a los presos como rehenes de Daniel Ortega. La liberación de todos los presos, a través de la anulación de sus juicios, se puede hacer en tres días, en una semana o, a lo sumo, en quince días, como demanda el Comité Pro Liberación de los Presos Políticos. Los reos de conciencia nunca han sido un tema de negociación y, por lo tanto, al aceptar la Alianza este plazo máximo, convalidó su condición oficial de rehenes políticos de Ortega. La justificación de esta concesión es que el plazo de los 90 días fue una oferta hecha por Ortega y aceptada por la OEA, y que la Alianza no podía modificar ni rechazar. Pero en realidad esto confirma la existencia de una negociación sometida al chantaje de la fuerza, como resultado de la disparidad política que existe entre las partes.

Con el precedente de esta desventaja, que solo se puede compensar con la movilización del pueblo en las calles, se reinstaló el diálogo nacional para negociar los temas sustantivos de la agenda. Este lunes 25 de marzo 2018, se programó discutir en la mesa de negociación lo que el Gobierno llama, imponiendo otra vez su lenguaje a la Alianza, “fortalecer los derechos y garantías ciudadanas”, que se encuentran aplastadas por la imposición de un Estado de excepción de facto.

El restablecimiento de las libertades públicas no debería convertirse en otro tema de negociación, en tanto se trata de derechos constitucionales que están siendo conculcados por el régimen, violando la Carta Democrática Interamericana. No puede haber, por lo tanto, ningún término medio, negociación o ambigüedad para restituir plenamente las libertades de prensa, expresión, reunión y movilización. El movimiento autoconvocado tiene derecho a protestar cívicamente y a marchar en las calles hoy y mañana, sin pedirle permiso a la dictadura, porque ese es un derecho constitucional que, como dice el Cenidh, “se defiende o se pierde”.

En consecuencia, para que este diálogo pueda avanzar hacia los temas de fondo –reformas electorales y justicia sin impunidad–, hay que terminar con la asimetría que pretende imponer el poder de la represión. Y solamente con plena libertad de prensa, sin censura, sin presos políticos y con el pueblo en las calles, sin que sea reprimido por la Policía o los paramilitares, se puede dialogar en igualdad de condiciones para negociar un acuerdo nacional.

De lo contrario, de continuar la negociación con rehenes en las cárceles, con más represión y bajo el Estado de sitio de la dictadura, el resultado más probable de ese diálogo será un “mal arreglo”, con amnistía e impunidad, dejando intocables las estructuras represivas de la dictadura con los paramilitares, la Policía y la Fiscalía, y su conglomerado económico de corrupción.

Un arreglo que se limite a la promesa de reformas electorales y cambios en el Consejo Supremo Electoral, incluyendo anticipar las elecciones para marzo de 2020, podría tener algún impacto positivo temporal en la economía, pero si no incluye garantías para desmantelar las estructuras represivas de la dictadura y terminar con la impunidad, nos dejará con un país ingobernable, con el orteguismo “gobernando desde abajo”, aun si perdiera el control del Ejecutivo en una elección libre y competitiva. Un “mal arreglo” con impunidad y sin responder al reclamo de los familiares de más de 300 asesinados, alimentaría, además, la división en la gran alianza nacional azul y blanco en las elecciones anticipadas, aumentando la cuota de poder poselectoral del Orteguismo.

En consecuencia, el propósito de esta negociación no debería ser regresar al statu quo anterior al 18 de abril, sin presos políticos, sino responder a la demanda de justicia por los crímenes de la dictadura que no pueden quedar en la impunidad, y abrir el camino a la democratización, como originalmente planteó la Conferencia Episcopal en mayo del año pasado. Lo que liquidó la alianza entre el gran capital y Ortega –el mal llamado modelo de “diálogo y consenso” que prevaleció desde 2010–, no fueron los ignorados fraudes electorales ni las reformas unilaterales a la seguridad social, sino la matanza de abril y los crímenes de lesa humanidad, que exhibieron la inviabilidad de ese “modelo” por razones éticas y políticas.

Por ello, si de verdad las cámaras empresariales y los grandes empresarios están urgidos por resolver la crisis política para reactivar la economía y salvar el ciclo agrícola, deberían abogar por una salida democrática integral, que ataque de raíz la crisis de derechos humanos y siente las bases políticas de la reconstrucción nacional. Y el primer paso consiste en el inmediato retorno al país de la CIDH, el cumplimiento de sus recomendaciones –empezando por el desarme y desmantelamiento de los grupos parapoliciales– y por la creación de una Fiscalía Independiente para investigar los crímenes, como ha recomendado el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Si el acuerdo demanda credibilidad, así como crear las bases para la reforma electoral, judicial y policial, para convocar a elecciones anticipadas, todos los funcionarios públicos señalados por sus responsabilidades directas o indirectas en el ejercicio de la represión deberían ser separados de sus cargos para someterse a una investigación independiente.

Ciertamente, hay urgencia por alcanzar un acuerdo político lo más pronto posible, pero no debería aceptarse cualquier salida precipitada para someterse a los términos actuales del chantaje de Ortega o a los intereses de la presión externa, sino un acuerdo político de fondo para reconstruir y refundar la democracia.

Un acuerdo, con o sin Ortega y Murillo, que además de reformas electorales y elecciones libres, conduzca a desarmar a los paramilitares, eliminar la ley del terrorismo y establecer el control de la Policía bajo una nueva instancia, fuera del control del presidente Ortega. Y para llegar a este arreglo político o acuerdo nacional en un plazo corto, hoy se requiere ejercer máxima presión cívica del pueblo en las calles, liderado por los presos políticos liberados, acompañados con máxima presión diplomática y económica internacional.

No es hora de esperar y ver los resultados del diálogo el 28 de marzo, sino de presionar a fondo ahora, para salvar las banderas de esta revolución pacífica y sembrar la semilla de un país que sea gobernable mañana.

Carlos Fernando Chamorro es director del periódico Confidencial de Nicaragua. 
 
Carlos Fernando Chamorro es director del periódico Confidencial de Nicaragua. 

]]>
Columnas Mon, 25 Mar 2019 16:30:57 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23155/Sí-a-la-salida-democrática-no-a-un-país-ingobernable.htm
Los desafíos del Infod: ¿cuánto hemos avanzado en un año? http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_273_1728_1425/images%7Ccms-image-000031502.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23154/Los-desafíos-del-Infod-¿cuánto-hemos-avanzado-en-un-año.htm Más allá de una columna, replantear la formación inicial docente es un reto que debemos tomarnos muy en serio, significa construir los docentes que una educación de calidad demanda y que el desarrollo nacional requiere. Recientemente, en una columna publicada en este mismo espacio, el investigador Oscar Picardo Joao se preguntaba por los resultados, las proyecciones, la naturaleza y el modelo de formación docente del Infod, por lo que agradecemos la oportunidad de informar a la población sobre el estado de la institución.

No quisiera dejar de mencionar que el análisis y cuestionamientos del doctor Picardo sobre el Infod se sustentan fundamentalmente en una lectura del presupuesto de 2018, sin considerar la opinión de los docentes, los especialistas y académicos del Plan Nacional de Formación Docente o los resultados que en varias ocasiones hemos presentado en diferentes espacios públicos, con la participación de docentes universitarios, sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, funcionarios públicos, docentes de centros escolares e incluso estudiantes. Una lectura desatenta deja entredicho nuestra probidad y austeridad; no obstante, como puede constatarse al releer el documento presupuestario con más cuidado, los recursos cuestionados no responden a salarios mensuales sino a montos globales de consultorías, como la de 4 mil dólares para 7 meses de un corrector de estilo.

El presupuesto de 2018 fue ejecutado vía implementadora, para agilizar los procesos administrativos y contar con recursos antes de los desembolsos que realiza el Ministerio de Hacienda (que normalmente se dan bien entrado el año). Esto tiene un costo que varía según implementadora, que podríamos ahorrarnos si tuviéramos una estructura gubernamental moderna y eficiente. No obstante, son mecanismos legales, las instituciones que implementan recursos son aprobadas por la Asamblea Legislativa, son debidamente auditadas, y en muchos casos son IES (Instituciones de Educación Superior) como la Universidad Francisco Gavidia, la Universidad José Matías Delgado o la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas.

El presupuesto inicial no da cuenta totalmente de cómo se usaron finalmente todos los recursos. Para tener una imagen completa, deben solicitarse vía OIR, los montos ejecutados, las economías, entre otros documentos que están disponibles de forma transparente y que estamos dispuestos a compartir públicamente. Todo esto debería saberlo muy bien alguien que ha sido consultor para el Ministerio de Educación en repetidas ocasiones, incluso desde los años en que muchas de estas prácticas se instalaron con los gobiernos de Arena.

Al revisar el destino de los fondos se puede constatar que no ejecutamos todo lo destinado al sitio Web, el cual será lanzado públicamente. Lo mismo sucede con la investigación sobre el escalafón docente, para lo cual no logró integrarse un equipo lo suficientemente robusto que generara un resultado superior a los planteados con anterioridad. Asimismo, en infraestructura no solo invertimos en la adecuación del espacio físico que alquilamos para funcionar temporalmente, y donde aún seguimos instalados, sino que además invertimos en los Centros de Formación Docente (CDF) de Santa Tecla, Santa Ana y San Miguel, para contar con espacios dignos de atención a los docentes y para desarrollar actividades formativas en los territorios.

Sin duda, el Infod no puede contentarse con una infraestructura mínima y, peor aún, alquilada. En este sentido, somos conscientes de que el Estado debe destinar más recursos para ampliar los CDF o construir una edificación propia que dignifique al magisterio, pero esto no puede hacerse solo con 1,5 millones de dólares al año. Este presupuesto solo permite contratar un equipo de trabajo y financiar los diferentes proyectos. En materia de infraestructura para la formación docente, sigue estando latente el uso que se dio a Ciudad Normal Alberto Masferrer después de su cierre, y que es un espacio físico que no fue reintegrado tras la firma de la paz.

El Infod no nació prematuro, si con eso quiere decirse que vino al mundo antes de tiempo o de forma apresurada. Dadas las dinámicas de producción de docentes en el país desde 1980, altamente concentradas en unas áreas y sin oferta en otras, es importante que el Estado asumiera por fin su rol de planificador de la formación inicial para evitar los desatinos de un modelo que no responde a las necesidades reales del sistema educativo y que ha sobreproducido más de 35 mil docente que hoy no tienen espacios para ejercer y contar con un trabajo digno. En este sentido nació tarde, porque hemos soportado por más de 30 años un sistema de formación docente que no ha podido resolver los retos y exigencias del desarrollo nacional.

El Infod en tanto instancia planificadora y reguladora de la formación docente se presentó por primera vez a mediados de 2016 al Consejo Nacional de Educación, a través del documento Bases para la Reformulación de la Formación Inicial Docente. Posteriormente, tras las discusiones generadas por los diferentes sectores y ajustes a la propuesta inicial, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén anunció el 22 de junio de 2017 la creación del Instituto, que fue concebido como una instancia de dinamización del sistema de formación docente, mediante la creación de conocimiento, la evaluación, el desarrollo de procesos formativos de alto nivel y el diálogo permanente con todas las instituciones formadoras.

Simultáneamente, al interior de la Asamblea Legislativa se discutió un proyecto de Instituto, que en efecto enfatizaba al Infod como una IES formadora, y que finalmente se plasmó en un decreto aprobado el 22 de febrero de 2018, donde se limitan las competencias en materia de evaluación, certificación y acreditación y se priorizan las áreas formativas. Sin embargo, nunca hemos abandonado la vocación de discutir públicamente con los diferentes sectores nuestras propuestas. Por ello presentamos al CONED (Consejo Nacional de Educación), a una comisión especial de la UES y al resto de instituciones formadoras un plan de trabajo que establecía una mediación entre los dos modelos, y que planteamos como fase preparatoria para la instalación del Instituto, pues siempre estuvo claro que el Infod no podría sumarse sin más a la lógica del actual sistema. Para impulsar este Plan, se creó la unidad Infod, adscrita al despacho ministerial, y que ejecuta los procesos y todas las acciones preparatorias mientras se instala el Consejo Superior Directivo.

En el Plan de trabajo 2018 se propuso seis líneas estratégicas: la creación de un sistema de formación y certificación de formadores, impulsar el desarrollo curricular para completar una oferta de formación integral, desarrollar procesos de formación para el desarrollo de capacidades nacionales, iniciar una plataforma de investigación educativa, generar espacio de diálogo permanente con los sectores y establecer alianzas estratégicas con instituciones nacionales e internacionales.

En cuanto al Sistema de Formación y Certificación de Formadores nos propusimos atender a un sector del magisterio históricamente desatendido, arrancando con aquellas áreas tradicionalmente deficitarias, como matemática, primera infancia y educación artística, diseñando en primer lugar un proceso de formación de formadores que va por su quinto módulo y que ha atendido a cerca de 190 docentes de todas las instituciones formadoras de docentes. Con esto ensayamos un Infod que acompaña a las IES formadoras, e impactamos en la formación de quienes están atendiendo a los futuros docentes, además de construir planta de formadores en áreas para las que contamos con muy pocos. Este proceso está articulado con la certificación de sus competencias, que es un proceso de evaluación de sus desempeños en base a estándares construidos por expertos y sancionados públicamente. Este sistema busca poner un sello de calidad. En el presente año extenderemos la formación a educación física, ciencias naturales e inglés.

En investigación educativa nos propusimos estudiar a profundidad las dinámicas del sistema e iniciar procesos de formación de capacidades institucionales para la investigación, precisamente para depender cada vez menos de consultores independientes. Arrancamos haciendo un balance de la investigación educativa; estudiamos los perfiles de los formadores de docentes; la lógica de oferta, demanda y capacidad de las IES formadoras; la flexibilización laboral del campo docente y sus salarios, así como un mapeo nacional de artistas con miras a generar procesos de certificación de sus competencias pedagógicas para que puedan convertirse en docentes de educación artística. Este es un legado importante para el Consejo Superior de Directores, que será integrado por el nuevo Gobierno, pues es conocimiento actualizado para la toma de decisiones.

En innovación curricular nos hemos propuesto desarrollar procesos de ciclo completo, como el que estamos realizando en estudios sociales y cívica, que significa armonizar el replanteamiento curricular de los primeros niveles con los programas de formación inicial. Revisamos los fundamentos curriculares, estamos trabajando en matemática, educación básica y primera infancia y definimos el enfoque socioformativo como el modelo que podía sustentar la formación docente. Todo esto con la participación de docentes de todos los territorios, docentes universitarios y sectores de la sociedad civil.

Para estas tareas nos hemos apoyado en académicos y expertos de la educación de las instituciones hermanas de América Latina y del mundo. Con el programa de movilidad académica del Infod invitamos en el 2018 a más de 60 expertos internacionales, los cuales fueron a los territorios y desarrollaron más de 95 acciones formativas con las IES formadoras y nos permitieron atender, con una oferta variada de temas necesarios para refrescar la discusión educativas, a más de 4 mil personas. Asimismo, abrimos relaciones institucionales con universidades e instancias de prestigio como la Universidad de Chile, la Universidad Nacional Autónoma o la Academia de Ciencias de México, por lo cual hemos avanzado en la preparación de al menos siete convenios de cooperación académica y científica.

Estamos claros que la ley de creación del Infod tiene muchas limitaciones, que hemos madurado con los diferentes sectores y que, como planteó FUSADES en 2018, debemos presentar una reforma de ley que ya estamos preparando. El país necesita una instancia que armonice las necesidades del sistema educativo con la oferta de formación inicial docente, y que además gestione procesos de mejora permanente.

Sabemos que hay mucho por hacer y que las reformas legales son necesarias. Vamos a dejar planteada la reglamentación para la elección del Consejo Superior Directivo y simultáneamente presentaremos un pliego de reformas a la Asamblea Legislativa, todo esto con la participación de los sectores y el acompañamiento del Coned. Más allá de una columna, replantear la formación inicial docente es un reto que debemos tomarnos muy en serio, significa construir los docentes que una educación de calidad demanda y que el desarrollo nacional requiere.

 

Carlos Rodríguez Rivas es el coordinador del Instituto Nacional de Formación Docente. Es licenciado en Filosofía con estudios de maestría en Filosofía Iberoamericana. Es coordinador del Centro Nacional de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades (CENICSH). Ha sido formador del Plan Nacional de Formación de Docentes en Servicio del Sector Público (PNFD), y actualmente es coordinador del área de ciencias sociales del PNFD. 
 
Carlos Rodríguez Rivas es el coordinador del Instituto Nacional de Formación Docente. Es licenciado en Filosofía con estudios de maestría en Filosofía Iberoamericana. Es coordinador del Centro Nacional de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades (CENICSH). Ha sido formador del Plan Nacional de Formación de Docentes en Servicio del Sector Público (PNFD), y actualmente es coordinador del área de ciencias sociales del PNFD. 

]]>
Columnas Mon, 25 Mar 2019 11:57:56 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23154/Los-desafíos-del-Infod-¿cuánto-hemos-avanzado-en-un-año.htm
Palabra del señor http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_64_205_1113_904/images%7Ccms-image-000031522.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/el_farolero/23153/Palabra-del-señor.htm La mirada de Otto a las declaraciones del presidente electo Nayib Bukele. 

]]>
El Farolero Mon, 25 Mar 2019 11:07:18 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/el_farolero/23153/Palabra-del-señor.htm
“No están dadas las condiciones para regresar a Guatemala” http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000026265.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23149/“No-están-dadas-las-condiciones-para-regresar-a-Guatemala”.htm La exfiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, dice que no se siente segura en Guatemala y que volverá a ese país cuando haya condiciones mínimas de seguridad, algo que temporalmente ubica en un lapso de uno o dos días. Por ahora sigue diseñando su estrategia de campaña, para lo cual cuenta con los consejos de Porfirio Chica, ex asesor del gobierno de Antonio Saca. Aldana también dice que espera contratar a Roy Campos, de la encuestadora Mitosfky y exsesor de Nayib Bukele. A menos de dos semanas de haber sido nominada como candidata presidencial del partido Movimiento Semilla de Guatemala, la ex fiscal general, Thelma Aldana, enfrenta un escenario turbulento. Su candidatura aun no está en firme pues primero debe superar todos los recursos de nulidad que, en menos de 72 horas, se han interpuesto en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Además, contra ella hay una orden de captura por una acusación de supuestas contrataciones irregulares en su paso por el Ministerio Público. La ley electoral en Guatemala otorga inmunidad a los candidatos inscritos y su caso ha generado controversia.

Según Aldana y su equipo, es una coincidencia que ella arribara en El Salvador el lunes 18 por la mañana, el día en que se emitió la orden. En esta entrevista, brindada vía Skype desde algún punto de San Salvador, la candidata asegura que todas las demandas en su contra no tienen sustento y solo buscan bloquearla. Ella planea regresar a Guatemala dependiendo de si las condiciones de seguridad están garantizadas. Asegura que incluso en El Salvador ha sido víctima de hostigamiento: "Donde estoy hospedada hemos visto vehículos con placas guatemaltecas, con agentes encubiertos, y también personas han tomado fotografías de nosotros, y es evidente que hay una persecución".

Aldana asumió como jefa fiscal en Guatemala en 2014, y se convirtió en mano derecha de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG). Un año después de haber asumido el cargo, procesó y envió a la cárcel a al expresidente Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Roxana Baldetti por casos de corrupción. Desde entonces comenzó a ser una fiscal incómoda para el poder económico-político de las viejas élites en Guatemala, esas a las que Aldana llama “alianza criminal”. Aldana también acusó al actual presidente Jimmy Morales, por presunto financiamiento ilegal, y lo señala de pertenecer al "pacto de corruptos". Aldana terminó su período de fiscal a mediados de 2018.

Thelma Aldana Hernández llegó al cargo de fiscal general del MP en 2014. Foto de archivo. Fred Ramos
 
Thelma Aldana Hernández llegó al cargo de fiscal general del MP en 2014. Foto de archivo. Fred Ramos

Su aspiración presidencial fue un secreto a voces desde la segunda mitad de 2018, pero su candidatura y su compañero de fórmula fueron oficializados hasta el 10 de marzo pasado. A ella la acompaña Jonathan Menkos, quien ha sido director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi). Las elecciones están convocadas para junio proximo, y en ellas se elegirá a la o él sucersor de Jimmy Morales, cuyo gobierno se caracterizó por marcar un retroceso en el combate a la corrupción y por aliarse con sectores políticos que ahora están fraguando una amnistía para crímenes de guerra

Guatemala, por ahora, atraviesa una crisis institucional que apunta a una escalada sin precedentes. Iván Velásquez, jefe de la Cicig, desde septiembre de 2018 tiene prohibido el ingreso a Guatemala por orden del presidente Morales, aunque esas y otras decisiones han sido frenadas por la Corte de Constitucionalidad y la Procuraduría de Derechos Humanos. "Todo lo que estamos viviendo en Guatemala solo nos muestra la magnitud de la impunidad y de la corrupción que hay en el país. entonces, más allá de una propuesta de campaña de que la CICIG continúe, yo tengo la propiedad en base a mi experiencia, para decir que Guatemala necesita una CICIG renovada, fortalecida y que nos ayude a cerrar este capítulo tan doloroso de la historia", dice.

Según la candidata, desde mayo de 2018 visita varias veces al mes El Salvador, entre otras cosas, para reunirse con asesores que comparte con el presidente electo salvadoreño Nayib Bukele. Aldana dice que está buscando los servicios del experto en estudios de opinión pública Roy Campos (presidente de la encuestadora mexicana Mitofsfky y ex asesor de Bukele en la campaña presidencial). Confirma que entre las personas que ya le colaboran está Porfirio Chica, un exasesor del expresidente Elías Antonio Saca y del ex ministro de Seguridad René Figueroa (2004-2009). 

El miércoles 19 de marzo, un día después de que se conociera la orden de captura en su contra, ella concedió una entrevista a la cadena internacional CNN desde una oficina que se ha convertido, desde hace algún tiempo, en un lugar para "hacer reuniones cuando vengo a El Salvador". Ubicada en la colonia La Mascota de San Salvador, esa oficina es sede Inteligencia Digital S.A. de C.V., una empresa de asesorías en comunicaciones dirigida por Chica. En 2018, Chica confirmó a El Faro que asesoró "de cortesía" al ex fiscal general Luis Martínez en 2015, cuando este último buscaba su reelección. 

En una investigación de Revista Factum que revela audios de reuniones entre los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes, Chica aparece retratado por los expresidentes como un operador al que se le pidió recabar información sobre la participación del expresidente Francisco Flores en el desvío de fondos donados por Taiwán. La investigación también revela que Chica era contactado por Herbert Saca (primo del expresidente Saca y un oscuro operador político de su gobierno,  y luego del  gobierno Funes)  para buscar que el caso se posicionara en medios de comunicación nacionales e internacionales. Por este trabajo, según las grabaciones, habría negociado con Herbert Saca un pago de 15 000 dólares. 

Aldana dice que desconoce la trayectoria de Chica. Al preguntarle si hará averiguaciones responde con evasivas y termina la entrevista.  

Parece una rara coincidencia la orden de captura y su viaje a El Salvador.

Desde mayo del año pasado vengo varias veces al mes a El Salvador. He venido bastantes veces, y tenía planificada una reunión para el día lunes, estuvimos Jonathan Menkos, candidato a la vicepresidencia; José Carlos Marroquín, que es asesor de mi campaña y otras personas. Dialogamos sobre la estrategia a seguir durante la campaña, viendo el plan de gobierno, viendo los mensajes que se van a dar y otra serie de acciones con las limitaciones por la incertidumbre de iniciar la campaña después del resto de partidos.

¿Cómo responde a los señalamientos de que usted buscó salir de Guatemala cuando supo que pronto se emitiría una orden de captura en su contra?

(Habla José Carlos Marroquín): Te puedo mandar copia de una captura de pantalla del chat con Thelma cuando le dije que tenía que estar aquí en El Salvador, cuando pactamos la hora en que venía, para qué venía. Yo compré el boleto, te puedo enseñar que no fue una salida corriendo para evadir la información por una orden ni nada, sino que fue con días antes (de antelación).

¿Cómo afrontará esta persecución penal?

Con mucha tranquilidad. Tengo mi conciencia súper tranquila. Sé a lo que me estoy enfrentando, conozco cómo opera el pacto de corruptos en el país y estoy consciente que me corresponde, porque así lo decidí, luchar por el partido político Movimiento Semilla, por la candidatura de la presidencia y por ganar la elección para recuperar al Estado capturado y generar un proyecto al servicio del pueblo.

Usted había dicho que iba a regresar a Guatemala hoy (jueves 21 de marzo). ¿Aún piensa hacerlo?

No están dadas las condiciones de seguridad que necesito porque donde estoy hospedada hemos visto vehículos con placas guatemaltecas, con agentes encubiertos, y también personas han tomado fotografías de nosotros. Es evidente que hay una persecución. Estimo entonces que no están dadas las condiciones en este momento. Tengo medidas de seguridad por amenazas de muerte, brindadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por el riesgo que corro. Tengo que esperar prudentemente uno o dos días y vuelvo a Guatemala.

Captura de pantalla de la entrevista brindada por la candidata presidencial Thelma Aldana a la cadena de noticias CNN, el miércoles 19 de marzo de 2019. Las instalaciones usadas para dicha entrevista son las oficinas de Porfirio Chica, un exasesor del gobierno de Elías Antonio Saca.
 
Captura de pantalla de la entrevista brindada por la candidata presidencial Thelma Aldana a la cadena de noticias CNN, el miércoles 19 de marzo de 2019. Las instalaciones usadas para dicha entrevista son las oficinas de Porfirio Chica, un exasesor del gobierno de Elías Antonio Saca.

Hay algunas inquietudes generales sobre las irregularidades que le señalan. La orden de captura en su contra se origina por la presunta contratación irregular de un decano de la Universidad San Carlos. La jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, pidió la reserva total del caso y por ello no podemos evaluar si los argumentos de la demanda son débiles. ¿Usted cree que las instituciones están siendo utilizadas políticamente?

Por la declaración de reserva total, no tengo conocimiento de qué se trata. Sé que es una denuncia de una organización que se ha dedicado a atacar a defensores de derechos humanos, fiscales y jueces que hemos luchado contra la corrupción. No sé si es la Fundación contra el Terrorismo o si es la organización Guatemala Inmortal, pero es lo mismo, son entidades manipuladas y dedicadas a presentar acusaciones falsas. Yo contraté en el año 2015 a quien hoy es el decano de la facultad de Derecho de la Universidad San Carlos, un reconocido docente con más de 30 años de servicio, para que diera capacitación a los fiscales y él así lo hizo, dio sus clases. Tuve conocimiento de que el decano presentó un memorial diciéndole al juez que la investigación está sesgada porque no recabaron ningún dato de las clases que impartió por una cuestión muy sencilla, que no requiere grandes métodos de investigación. Es cuestión de escuchar a los alumnos a quien les dio clase, pero evidentemente no lo hacen porque hay sesgo, porque les interesa afectar mi candidatura, les interesa detener mi participación política. Ese es el punto real en este asunto.

Hay otra denuncia en su contra que hizo la Contraloría de Guatemala que señala que en tiempos que usted dirigía el MP, contrató a alguien que es uno de sus actuales asesores de campaña, José Carlos Marroquín Pérez. El MP lo contrató para que elaborara el "Compendio de buenas prácticas y lecciones aprendidas en el fortalecimiento de las capacidades de investigación penal estratégica". La contratación existió pero hay investigadores en la Contraloría que cuestionan el resultado, y dicen que el trabajo de Marroquín no rindió frutos.

No, lo que ellos dicen es que el manual de buenas prácticas que elaboró el consultor y que tiene el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no se socializó, pero el señor Marroquín entregó su consultoría a finales de abril del año 2018. Yo entregué 15 días después como fiscal general de la República y entonces ¿quién tenía que socializarlo? Yo no podía hacerlo porque ya no era fiscal general. Él no, porque no estaba dentro de los términos de contratación. Es evidente, mire, es evidente que los hechos se caen y uno no requiere ser experto en derecho penal para darse cuenta que son acusaciones infundadas, manipuladas y sesgadas, y están intentando impedir mi candidatura.

Nómada publicó hace unos días una lista de preguntas que le hubiera gustado hacerle por estas contrataciones señaladas como irregulares. Yo retomo una: Una de las contrataciones es la del señor Marroquín, que ahora es uno de sus asesores de la campaña. 

José Carlos Marroquín es consultor, a eso se dedica. Ese ha sido su trabajo, de hecho, cuando lo conocí, fue en el año 2014, a finales, 2015. Lo conocí en el BID, él era consultor del BID en ese momento. Ha tenido diversas consultorías. Y mire, extrabajadores del MP conmigo en campaña hay 15, incluyéndolo a él. Quiere decir que quienes trabajaron en el MP y ya no están por diversas razones, están trabajando la campaña, son voluntarios en este esfuerzo político.

Otra. Lo que se le pagó al señor Marroquín está dentro de los márgenes de mercado, es cierto. ¿Pero acaso no habría sido más eficiente y efectivo un consultor en Guatemala para hacer ese trabajo?

El BID sacó una convocatoria, la manejó el BID, no sé cuántas personas postularon para la convocatoria, no tengo conocimiento. El BID hizo la selección y se manejó la contratación con los términos transparentes del banco, y es el BID el que puso la no objeción al manual que presentó el señor José Carlos Marroquín. Así es de que yo me atengo por ley y por sentido común a lo que el BID dijo en la contratación y en la no objeción del documento.

Ok. Una pregunta un poco más general. ¿Cómo debe interpretarse que en Guatemala los principales candidatos a la presidencia tienen señalamientos por irregularidades? Pareciera que, dependiendo del bando, así se acusa.

Estoy convencida que en mi caso están intentando impedir mi candidatura. Y en general esa es la razón por la cual hay que generar partidos políticos nuevos. La vieja política de Guatemala está colapsada, ya no sirve. Los partidos han sido responsables del sistema de corrupción y de impunidad en el que vive nuestro país porque a través del sistema de partidos políticos se cooptó el Estado guatemalteco, está capturado. Es un Estado excluyente que solo genera migración y pobreza en el país.

A propósito, le hemos escuchado en sus diversas intervenciones y es constante que usted se refiera a sus adversarios como el "pacto de corruptos". Es una narrativa que conviene en una contienda electoral pero que también permite preguntarse cuál es el sustento de esa afirmación, de que todos los demás son parte del "pacto de corruptos", liderado por Jimmy Morales. No cualquiera puede acusar a un presidente de estar al frente de pacto de corruptos. ¿Cuál es el sustento de la acusación?

Solo quiero aclarar algo, no digo que todos los que están contra mía son del pacto de corruptos, no, porque puede haber personas que pueden estar en contra de mi plan de gobierno, en contra de mi participación y eso es válido porque así debe funcionar una democracia, pero hay agentes del Estado que tratan de evitar mi participación política . Y el sustento para afirmar de que en Guatemala existe un pacto de corruptos se puede buscar, solo por mencionar un ejemplo, en un documento que se dio a conocer por parte de CICIG, la Fundación Mack y Nómada, precisamente, donde se hace un análisis y trascienden nombres de algunos diputados, y personas que generan estas redes político-económicas ilícitas. Son los CIACS (Siglas para Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad) los que están controlando el Gobierno. Y mire, esto se entiende cuando el propio gobierno guatemalteco, hace 10 años, fue ante Naciones Unidas a pedir auxilio, a pedir ayuda, para desarticular las estructuras criminales porque el Gobierno dijo "yo no puedo", hay confesos y los CIACS siguen ahí, siguen controlando todo el Gobierno. Esas redes político-económicas tienen que desaparecer y le insisto, no solo lo digo yo, que tengo propiedad para decirlo porque me di cuenta a través de las investigaciones en el MP, sino también instituciones con respaldo de CICIG, Nómada y Fundación Mack. Pero por si eso no fuera suficiente, está la confesión lisa y llana del gobierno guatemalteco ante Naciones Unidas pidiéndole ayuda para generar y crear una Cicig. Esa es la realidad del país, ese es el pacto de corruptos.

Como fiscal, usted dijo ser garante del principio de presunción de inocencia, del debido proceso y que una vez que un juez dictamine que un funcionario es corrupto, entonces ya se le puede llamar así, no antes. Pero en este caso, usted señala al presidente de corrupto desde ya, y eso va muy bien con la etapa de campaña. ¿No vale el principio de presunción de inocencia y no habría que esperar a que haya un debido proceso?

Lo que le puedo asegurar es que los guatemaltecos sabemos que hay un pacto de corruptos en el país, le insisto. Hay ahora este estudio que le he mencionado que nos refleja esa realidad. Si el presidente Jimmy Morales expulsó al comisionado Iván Velásquez, si el presidente tampoco acata las órdenes de la Corte de Constitucionalidad, y si el presidente debilita la Cicig ¿cómo se puede llamar a eso? No podemos decir que es un aliado de la lucha contra la corrupción, es un enemigo de la lucha contra la corrupción, y lo ha demostrado con estas y otras acciones. La Policía Nacional Civil, que tanto esfuerzo ha costado para convertirse en una institución profesional, técnica, el gobierno la ha desarticulado y echó marcha atrás en todos los avances. ¿Cómo se le puede llamar a eso?

Usted ha dicho que quiere continuar con la Cicig, pero tomando en cuenta la realidad actual de la Comisión, que se encuentra sin recursos, sin jefe, y debilitada...  Con las condiciones estructurales que existen en Guatemala y que impiden su funcionamiento, ¿no es solo una promesa fácil de campaña?

Es un sueño y un deseo, los sueños son metas de vida. Yo sé que la Cicig es el mecanismo más exitoso de Naciones Unidas en la lucha contra la criminalidad y la corrupción. Y por eso la quiero para mi país, fortalecida, renovada. Tenemos que revisar, claro, su actuación para mejorar, fortalecerla y en cuatro años posiblemente decir que Guatemala ya no necesita la Cicig porque ya tenemos instituciones fortalecidas, tenemos una PNC fortalecida, jueces independientes, un poder judicial que funcione con carrera judicial sin que se inmiscuya la vieja política a manipular el presupuesto del Poder Judicial, a manipular el nombramiento de magistrados de Corte de Apelaciones y de Corte Suprema de Justicia. Pero por ahora Guatemala necesita la Cicig, todo lo que estamos viviendo en el país solo nos muestra la magnitud de la impunidad y de la corrupción que hay en el país. Entonces, más allá de una propuesta de campaña, en base a mi experiencia, tengo la propiedad para decir que Guatemala necesita una Cicig renovada, fortalecida y que nos ayude a cerrar este capítulo tan doloroso de corrupción en la historia del país.

Desde que es candidata presidencial, en su retórica hemos detectado que suele decir que en Guatemala hay una especie de combate entre la gente decente y los intereses oscuros. Eso tiene tintes populistas porque, obviamente, nadie va a decir que está del lado de intereses oscuros, todos se consideran gente decente. Para alejarse de la demagogia ¿usted no debería renunciar a la inmunidad y demostrar que de verdad no tiene nada que ocultar?

Cuando estén dadas las condiciones de objetividad y transparencia, con muchísimo gusto, voy a donde sea y con quien sea a hablar del caso, e incluso a someterme al polígrafo, encantada. Pero sí necesito que las condiciones tanto de seguridad como de transparencia se den. Porque cuando veo que se está sesgando para evitar mi participación política, eso es lo que no voy a permitir nunca. Yo lucho por mis derechos, soy una persona honrada, decente, que no tiene nada que ocultar y que puedo dar y rendir cuentas a quien me da la cara, no a los netcenters ni a los pactos de corruptos. Sí lo puedo hacer sin ningún problema, pero exijo que se respeten mis derechos y que se me den todas las garantías como guatemalteca para mi participación política. Soy candidata a la presidencia nominada por mi partido y eso se tiene que respetarse en Guatemala.

La ex fiscal general guatemalteca (2014-2018) Thelma Aldana (C) saluda junto a su compañero de fórmula, el economista Jonathan Menkos, y Samuel Pérez, secretario general de Movimiento Semilla, el partido que impulsa la candidatura presidencial de Aldana para las elecciones de junio de 2019. Foto: Johan Ordonez/ AFP.
 
La ex fiscal general guatemalteca (2014-2018) Thelma Aldana (C) saluda junto a su compañero de fórmula, el economista Jonathan Menkos, y Samuel Pérez, secretario general de Movimiento Semilla, el partido que impulsa la candidatura presidencial de Aldana para las elecciones de junio de 2019. Foto: Johan Ordonez/ AFP.

Hace poco teníamos en El Faro Radio una entrevista con el secretario general del Movimiento Semilla, el señor Samuel Pérez. Él nos hablaba de una relación cercana y de un intercambio con el actual presidente electo Nayib Bukele. ¿En qué consiste ese intercambio de información?

El presidente electo de El Salvador es una persona que está muy comprometida en la lucha anticorrupción, y conociendo la experiencia que yo tengo desde Guatemala, su equipo me contactó desde el año pasado. He trabajado muy de cerca con ellos, con Félix Ulloa, con el equipo, trasladándoles la buena experiencia guatemalteca, y aportando todo lo que puedo para que El Salvador también pueda, a través de Nayib, aprovechando esa voluntad política, iniciar una verdadera lucha anticorrupción.

Parte de lo que siempre ha dicho el comisionado Iván Velásquez es que el financiamiento de campaña es el origen de la corrupción en Guatemala. El secretario del partido, Samuel Pérez, nos decía que también tienen asesores que comparten. ¿Puede brindarnos más nombres y detalles?

Todavía estamos en el proceso de formalizar alguna asesoría porque no tenemos dinero, porque si usted ve las penas que estamos pasando dentro del partido político. Se lo podemos preguntar a Samuel, que hasta para papel estamos recolectando dinero. No puedo decirle en este momento mire, ya tenemos confirmada la contratación, por ejemplo, de Roy Campos, que es un experto que trabajó en campaña con Nayib y que yo quiero que esté con nosotros, pero tenemos que hacer la recaudación y en este momento no podemos por todos los obstáculos que me ponen en Guatemala. Yo ahora debería de estar tratando de tener reuniones para tener financiamiento electoral lícito, porque el problema en Guatemala es que ha habido financiamiento electoral ilícito, es decir que no se reporta al Tribunal Supremo Electoral. Entonces tengo que generar esas actividades para recaudar el dinero y entonces, sí, decir, bueno, vamos a contratar a Roy Campos, vamos a contratar a otros expertos. Por ahora lo que he recibido del equipo en El Salvador son consejos y muchos ánimos para seguir adelante, pero nada más.

Nos ha llamado la atención que la entrevista con CNN la brindó en un inmueble donde el señor Porfirio Chica tiene una oficina de trabajo. ¿Porfirio Chica tiene relación de trabajo con usted?

En esa casa José Carlos Marroquín, con quien trabajamos juntos, tiene una oficina y aprovechamos ese espacio para incluso hacer reuniones cuando vengo a El Salvador. Ahí, efectivamente, se realizó la entrevista con CNN.

¿Y el señor Porfirio Chica forma parte de sus asesores?

Porfirio está trabajando con José Carlos Marroquín. No tenemos ninguna contratación con él pero sí es de las personas que me ha estado aconsejando sobre estrategia, sobre aspectos que hay que decidir en una campaña.

¿Él hace una labor de asesoría en mensajes de campaña?

Consejos, porque no estamos en campaña realmente. Estoy esperando que se clarifique la situación de la candidatura para arrancar con la campaña y lo primero que tengo que hacer, insisto, es llevar a cabo una recaudación para ingresar fondos al partido político Movimiento Semilla y, a partir de ahí, empezar a ver la posibilidad de las contrataciones de asesoría que necesariamente tenemos que hacer. Nosotros somos un partido nuevo, no tenemos experiencia en campañas electorales. Sí tenemos a José Carlos que tiene esa experiencia, y bueno, ahí vamos tratando de salir adelante.

No sé si está al tanto pero el señor Chica ha sido asesor de personas que han salido investigadas por la Fiscalía aquí en El Salvador. En particular, asesoró al exfiscal Luis Martínez, que está preso por revelar escuchas telefónicas y también está procesado por corrupción. El señor Chica también aparece mencionado en una investigación de la revista Factum donde los expresidentes Mauricio Funes y Antonio Saca lo retratan como una persona que recibía dinero para conseguir información contra el expresidente Francisco Flores, y para intentar colocar esa información en medios nacionales e internacionales. ¿Usted estaba al tanto de esto?

No, no tengo idea. No tengo la menor idea de esto. Perdone, ya estamos sobre el tiempo...

La última pregunta. ¿Esto que le menciono del señor Chica es algo que le llama la atención o lo tomará en cuenta para hacer averiguaciones propias?

Mire, el presidente electo Bukele tuvo 40 denuncias y querellas penales; yo llevo 18 o 19, ya perdí la cuenta. Quiere decir que hay algunos patrones que se reproducen cuando hay personas que luchamos contra la corrupción y contra la impunidad. La última denuncia que me presentaron es porque en un hospital en Guatemala no tienen medicamento, y cada vez que presentan una denuncia, evidentemente sobre hechos inconsistentes, lo que hace falta en nuestros países es que se tome con seriedad el movimiento político. A partir de un sistema político transparente podemos construir mejores países. Y lo dejo porque ya llegué al final de mi tiempo.

]]>
Centroamérica Sat, 23 Mar 2019 11:31:41 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23149/“No-están-dadas-las-condiciones-para-regresar-a-Guatemala”.htm
Esperando a Nayib Bukele: ¿seguiremos contando corruptos? http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23152/Esperando-a-Nayib-Bukele-¿seguiremos-contando-corruptos.htm 360 grados Fri, 22 Mar 2019 11:53:40 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23152/Esperando-a-Nayib-Bukele-¿seguiremos-contando-corruptos.htm Mitos y verdades sobre la privatización del agua en El Salvador http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000030705.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23151/Mitos-y-verdades-sobre-la-privatización-del-agua-en-El-Salvador.htm El debate sobre el manejo del agua en el país se ha agitado en los últimos días, a partir de la decisión de la Comisión del Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa de incluir cuatro entidades privadas (de siete) en la institución rectora que tomaría las decisiones más importantes sobre la distribución del agua en el país. Ante este escenario el debate se ha plagado de una serie de mitos, confusiones y engaños que convierten el tema en algo más complicado de lo que ya era. Lejos de profundizar en las complejidades sobre el manejo del agua, estas confusiones obedecen a una lógica de la política partidaria que busca balancear entre los compromisos que los partidos tienen con sus financistas y el costo electoral de sus acciones. Por ello es importante mantenernos atentos a la información que pudiera llegar a nuestras manos, no creer en todo lo que dicen los medios o redes sociales, y verificar la información lo más que se pueda. Por este medio comento algunas de las dudas, mitos y mentiras con mayor presencia en este debate.

“No es privatización, porque el ente rector sería una institución pública”

Lo primero que hay que entender es que lo que se está poniendo en juego en el artículo 14 de la propuesta de Ley Integral de Aguas no es necesariamente la privatización del suministro de agua. Lo que se está proponiendo es la inclusión de cuatro entidades privadas en la junta directiva de la Autoridad Nacional del Agua, estas son: sector productivo agropecuario, sector industrial, Comures y juntas de agua. Estas lograrían mayoría frente a 2 entidades públicas (MARN y MAG) y 1a autónoma de servicio público (UES). Si bien esto no significa una privatización del suministro de agua, es una privatización de facto en la toma de decisiones importantes sobre el uso del agua, decisiones que incluyen la emisión de permisos, tarifas, multas, y resolución de conflictos por el agua en el territorio. En un futuro esto podría conllevar a una privatización del suministro de agua.

“Comures es un ente público porque son las municipalidades”

Comures no es una institución pública. Comures, como lo indica su propio sitio web , es una “entidad gremial de derecho privado no gubernamental”. El hecho de que esté compuesto por alcaldes no implica que sus acciones estén en función de la población. Si bien su objetivo, según dicen ellos, es generar desarrollo local, eso no es tan distinto de cuando la ANEP dice que su objetivo principal es generar empleo. Pasando del ámbito del discurso a lo real, lo que debemos entender por “apoyar el desarrollo local” es el esfuerzo que Comures hace para atraer la inversión privada a sus municipios para incrementar los ingresos de sus respectivas comunas, pero estos no necesariamente se ven reflejados en proyectos para la población. Dada la red clientelar que existe dentro del gremio, la función real de Comures es la de facilitarle la entrada en los territorios a las inversiones privadas; usualmente inversiones de gran impacto ecológico como hoteleras y residenciales de lujo, como ocurre actualmente en la cordillera del bálsamo y en la costa de La Libertad.

“ANDA no sirve, hay que privatizar”

Frente a este mito lo primero es aclarar que ANDA no es la autoridad del agua en El Salvador. ANDA es una operadora que administra el servicio de agua en las zonas urbanas del territorio. Esta no rige como se usa el agua a nivel nacional. Como la UES, que es una institución autónoma de servicio público. Su junta directiva está compuesta por 5 miembros del sector público y 1 privado de la Cámara Salvadoreña de la Construcción (Casalco). Decir que ANDA no funciona porque es pública es no entender el origen de su ineficiencia. Es no entender cómo, por qué, y para quién ha funcionado esta institución a lo largo de su historia.

ANDA fue creada para satisfacer las necesidades de agua de las poblaciones urbanas, en particular aquellos sectores acomodados que viven en residenciales dónde el agua raramente hace falta. La razón de esto no es por su carácter de “servicio público” sino más bien por la incidencia que el sector privado de la construcción tiene en las decisiones del suministro de agua. Incidencia que no sólo viene de la representación de Casalco en la junta directiva sino de la procedencia del resto de sus miembros. Sin ir más lejos, el anterior presidente de ANDA, Marco Fortín, trabajó más de 10 años en el sector privado de construcción antes de llegar a su puesto . Asimismo, el fracaso del asocio público-privado FIHIDRO en La Libertad es un ejemplo magistral del poder que tiene este sector en el manejo del agua. Si ANDA no funciona pareciera que tiene más que ver con sus vínculos privados que con su carácter público .

Entre los financistas y el electorado

Estas y muchas más son las falacias que buscan manipular el debate público sobre la privatización del agua en El Salvador. A esto podríamos agregar el uso de conceptos como “sector productivo agropecuario” y “sector productivo industrial” en la propuesta de ley para alentar y legitimar la participación de gremiales como Camagro y la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) en la próxima Autoridad Nacional del Agua. Creer que una gremial como Camagro representa a la totalidad del sector agropecuario, incluyendo al campesinado, es como creer que la ANEP representa al micro-empresariado o incluso a los vendedores ambulantes. La lógica que opera detrás de estas confusiones malintencionadas es una lógica de la política partidaria que busca balancear entre sus compromisos con los financistas y el costo electoral de sus decisiones. Ante esto, la población debe informarse adecuadamente, identificar a los privatizadores, y evitar las divisiones que el bloque partidario busque generar en la alianza a partir de esta coyuntura.

 

Julio Gutiérrez es economista con maestría en Estudios Latinoamericanos. Actualmente estudia un doctorado en antropología social en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.
 
Julio Gutiérrez es economista con maestría en Estudios Latinoamericanos. Actualmente estudia un doctorado en antropología social en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

]]>
Columnas Fri, 22 Mar 2019 11:47:11 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23151/Mitos-y-verdades-sobre-la-privatización-del-agua-en-El-Salvador.htm
CSJ niega que Funes sea perseguido político y pide a Nicaragua su extradición http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_161_151_1931_1332/images%7Ccms-image-000029178.JPG http://www.elfaro.net/es/201903/el_salvador/23148/CSJ-niega-que-Funes-sea-perseguido-político-y-pide-a-Nicaragua-su-extradición.htm La Corte Plena pide la extradición del expresidente Mauricio Funes, sus hijos Diego y Carlos Funes y su actual pareja, Ada Mitchell Guzmán Sigüenza. A falta de la tramitación diplomática, quedará en manos de la Corte Suprema de Nicaragua, afín al régimen orteguista, decidir si aceptan la solicitud de la justicia salvadoreña. Consultado por el fallo, el subjefe de fracción del FMLN respondió: "No tenemos por qué dar ningún comunicado ni pronunciamiento al respecto", dijo. Los 15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia han aprobado solicitar la extradición del primer presidente de izquierdas y tres miembros de su familia en una resolución que intenta convencer al orteguismo de que El Salvador lo persigue por graves casos de corrupción, y no por intereses políticos, como alegó Funes al tramitar su asilo político en 2016.

Los magistrados acordaron este 21 de marzo, de manera unánime, que la importancia del trámite radica en que a Funes se le persigue por los delitos de peculado, lavado de dinero y activos en el desvío de 351 millones de dólares durante su gestión. En el fallo (de un proyecto trabajado desde el 27 de noviembre de 2018), la Corte salvadoreña busca vencer una posible negativa de Nicaragua con el argumento de que los delitos que se le imputan al expresidente “son de naturaleza común y no de carácter político o militar, ni resultan conexos con ninguno de estos”.

La Corte salvadoreña también aprobó que la orden de extradición abarque a dos de los hijos del exmandatario (Carlos Funes Velasco y Diego Funes Cañas) y a su actual pareja, Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, como había solicitado la Fiscalía y el Juzgado Séptimo de Instrucción. A ellos se les persigue también por lavado de dinero.

De los tres, solo Diego Funes fue condenado junto a su padre en noviembre de 2017 por enriquecimiento ilícito. La Cámara Segundo de lo Civil determinó que el expresidente gastó más de lo que ingresó en su periodo (2009-2014), pero aún así tuvo suficiente para "adquirir vehículos y armas de fuego; haber pagado sumas considerables a instituciones educativas; haber realizado movimientos en instituciones financieras, tales como pago a tarjetas de crédito, abonos a préstamos y cuentas de ahorro y corrientes".

A Guzmán Sigüenza, ahora también se le vincula en una trama de desvío de fondos públicos y sobornos relacionada con la construcción de la presa El Chaparral y un spa. En 2014, El Faro reveló la conexión entre Miguel Menéndez, "Mecafé", un préstamo del Banco Hipotecario y un Spa administrado por Guzmán Sigüenza (Latin America Spas). Cuatro años más tarde, la Fiscalía reveló que Funes y Miguel Menéndez se beneficiaron de un soborno de $3.5 millones de una empresa constructora italiana, Astaldi. A cambio de este pago, la empresa se libró de un litigio internacional y recibió de la estatal Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) un pago que no se correspondía con las obras realizadas, $45 millones sin justificación. El soborno del que habla la Fiscalía permitió la compra de propiedades para la construcción de un lujoso spa para Guzmán Sigüenza .

Funes acumula otras dos órdenes de captura: una por el desvío de $351 millones del erario hacia cuentas bancarias privadas y no autorizadas por el Ministerio de Hacienda. Según la Fiscalía, Funes dirigió una red de funcionarios que extrajo millones de dólares de las arcas del Estados a través diferentes mecanismos que implicaban la partida de gastos reservados de la presidencia.

[excavacion tipo="Transparencia"]

Estos fondos públicos, indica la FGR, Funes los gastó en “la compra de vehículos propios y ajenos, compra y alquiler de inmuebles, viajes, entrega de dinero a terceros, compra de armas de fuego por medio de prestanombres, pago de servicios hospitalarios, compra de artículos de lujo, simulación de contratos, pagos de servicios en instituciones educativas, manejo de efectivos, pago de impuestos a terceros, pago de construcciones y remodelaciones inmobiliarias, transferencia de dinero sin justificación legal a Cosase S. A. de C. V. y Sociedad Hugo Barrientos Arquitectos”.

El expresidente también tiene otro caso abierto por la supuesta entrega de dádivas al ex fiscal general Luis Martínez a cambio de omitirlo en investigaciones.

Un último caso contra Funes se abrió el 4 de enero. La Fiscalía lo acusa por divulgar un Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) elaborado por The International Bank of Miami, en el que se revelaba el desvío de los 10 millones de dólares de la cooperación de Taiwán durante la administración Francisco Flores, expresidente de la República. Funes lo hizo público en su entonces programa de radio “Conversando con el presidente”, en noviembre de 2013. Junto con Funes es procesado junto con Diego Balmore Escobar Portillo y el periodista Lafitte Fernández Rojas. Este caso fue abierto a raíz de una publicación de la Revista Factum, en la que se reveló audios de conversaciones entre Funes y el expresidente Antonio Saca . En una de esas reuniones, los expresidentes conversan, junto a cercanos colaboradores, conversan como conseguir ilegalmente el ROS.

El 3 de febrero de 2016, meses antes de refugiarse en Nicaragua, el expresidente Mauricio Funes acudió a la Fiscalía Genral de la República para rendir cuentas sobre La Tregua, la negociación entre el gobierno y las pandillas para reducir homicidios a cambio de beneficios carcelarios. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
El 3 de febrero de 2016, meses antes de refugiarse en Nicaragua, el expresidente Mauricio Funes acudió a la Fiscalía Genral de la República para rendir cuentas sobre La Tregua, la negociación entre el gobierno y las pandillas para reducir homicidios a cambio de beneficios carcelarios. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Una extradición cuesta arriba

Funes y su familia se encuentran asilados en Nicaragua desde principios de septiembre de 2016, cuando el entonces secretario de Comunicaciones de la Presidencia de El Salvador, Eugenio Chicas, informó a través de su cuenta de Twitter que el Gobierno de Nicaragua, aliado del FMLN, le había concedido asilo al exmandatario. Según el documento del Ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense, Funes pidió asilo por “considerar estar en peligro su vida e integridad física y la de su familia, por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos, y su filiación política en la república de El Salvador”.

La solicitud de extradición contra Funes y su familia fue tramitada desde octubre de 2018 por el Juzgado Séptimo de Instrucción, donde se tramita el caso de corrupción por el desvío de 351 millones de dólares de su presidencia. Ahora esta solicitud está a la espera de un trámite diplomático para que llegue a conocimiento de la Corte Suprema de Nicaragua, que es quien tendrá la última palabra.

De acuerdo con el artículo 164 numeral 6 de la Constitución de Nicaragua, es la Corte Suprema de Justicia de ese país la encargada de “resolver sobre las solicitudes de extradición de ciudadanos de otros países y denegar las de los nacionales”.

Los partidos oficiales de Nicaragua y El Salvador, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), respectivamente, han sido socios históricos desde su pasado armado durante las guerras civiles del siglo pasado.

Según publicaciones periodísticas, 10 de los 16 magistrados que conforman a CSJ de Nicaragua están ligados al partido de Gobierno. Estos serán los encargados de definir si el primer presidente por la bandera del FMLN son extraditados a El Salvador.

Los magistrados salvadoreños citan el artículo 1 de el Convenio de Extradición Centroamericana, el cual establece que los países de la zona “convienen en entregarse recíprocamente los individuos que se refugien en el territorio de cada una de ellas”.

La Corte acordó el martes 27 de noviembre de 2018 colocar reserva total a la deliberación sobre el caso de extradición del expresidente Funes. Básicamente los magistrados resolvieron que las discusiones sobre el caso tendrían reserva para evitar especulaciones. Uno de los magistrado, que votó a favor de extraditar a Funes, dijo a El Faro que cuando el proceso sea notificado formalmente “se tiene que levantar (reserva)”.

Funes declaró ser un perseguido político cuando en El Salvador es su partido, el FMLN, el que gobierna desde 2014. El actual gobierno, y su partido, de hecho, se han pronunciado con tibieza sobre el caso. Tras las derrotas electorales de 2018 y 2019, hay algunos dirigentes que se han atrevido a declarar que la falta de contundencia en un mensaje anticorrupción por el caso de Funes le hizo daño al FMLN.

Consultado por la solicitud de extradición, el subjefe de fracción del FMLN, Schafik Hándal, dijo que no estaban obligados a dar declaraciones al respecto: "La posición que tenemos es que se sigan los procesos. No tenemos por qué dar ningún comunicado ni pronunciamiento al respecto", dijo.

Roberto Lorenzana, secretario de Comunicaciones de la Presidencia de El Salvador, respondió a El Faro que Cancillería debe de dar una respuesta de acuerdo con la ley. Lorenzana, uno de los dirigentes más críticos por la actitud de su partido en el caso Funes, agregó: “Mi opinión es que Cancillería, al recibir la solicitud, debe trasladarla al gobierno de Nicaragua”.

Luego de conocida la resolución, Funes reaccionó en su cuenta oficial de Twitter. Dijo que la resolución de la CSJ es “irrelevante porque quién decide es el gobierno de Nicaragua”.

Si la Corte Suprema nicaragüense, dominada por el presidente Ortega, aliado del FMLN, decide denegar la extradición, Funes y su familia mantendrían el estatus de asilados. Por lo pronto, la CSJ salvadoreña debe tramitar por canales diplomáticos su solicitud de extradición.

A finales de septiembre, el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, informó que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) se negó a tramitar la difusión roja contra Funes y su familia por tratarse de asilados políticos. El artículo 3 de sus estatutos de la Interpol, “está rigurosamente prohibida a la Organización toda actividad o intervención en cuestiones o asuntos de carácter político, militar, religioso o racial”.

*Con reportes de Nelson Rauda, Roxana Lazo, María Luz Nóchez y Gabriel Labrador

]]>
El Salvador Thu, 21 Mar 2019 18:36:41 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/el_salvador/23148/CSJ-niega-que-Funes-sea-perseguido-político-y-pide-a-Nicaragua-su-extradición.htm
El poder y la muerte http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23147/El-poder-y-la-muerte.htm 360 grados Thu, 21 Mar 2019 11:32:32 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23147/El-poder-y-la-muerte.htm El poder y la muerte http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_2362_1574/images%7Ccms-image-000024217.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23146/El-poder-y-la-muerte.htm La revolución argelina fue uno de los grandes íconos de la lucha anticolonial en el siglo pasado, y alentó la rebeldía juvenil que hizo proliferar los frentes de liberación nacional como en Nicaragua, donde se fundó por esos mismos años el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Imperialismo, colonialismo, tiranos cipayos, venían a ser parte del mismo lenguaje aprendido en las páginas de Los condenados de la tierra de Franz Fanon, el profeta de aquellos tiempos incandescentes.

Abdelaziz Bouteflika, el actual presidente de Argelia, viene desde ese pasado que ahora parece tan remoto en el siglo veintiuno, sobre todo a los jóvenes. Se alistó a los 17 años de edad en aquella guerra que buscaba liberar a su patria de la égida colonial francesa, y tras la independencia conquistada en 1962 entró y salió de la cúpula del poder a lo largo de las décadas. Por fin llegó a la cúspide absoluta en 1999 al ganar las elecciones, para sumar ahora cuatro periodos.

Un total de veinte años en el poder, siempre triunfador por abrumadora mayoría de votos, tan abultada que desde lejos huele a fraude y engaño, en un país que lejos de los tiempos heroicos de la independencia, sufre la carcoma de la corrupción.

Ha envejecido, pero parece que no lo sabe, o no quiere darse cuenta. Ya tiene 82 años, más que suficiente para sentarse a contemplar el pasado de la propia vida. Pero desde su lecho de enfermo en un hospital de Ginebra, ya a las puertas del fin de su cuarto periodo, anunció que se presentaría por quinta vez como candidato.

Es la ambición del poder sin fin, hasta la muerte, o si se pudiera, más allá de la muerte. El asunto es que los jóvenes que llenan las calles en tumultuosas manifestaciones en su contra, como no se veía desde la primavera árabe de 2010, no quieren saber nada de él. Quieren que se vaya. Entonces, mandó decir que ya no se presenta, y que llamará a elecciones, pero sin poner un plazo. Es decir, siempre se queda.

Si la gente no quiere saber ya nada de él, tampoco su propio cuerpo. Bouteflika sufre de una ancianidad penosa, y la lista de sus males se vuelve profusa. Tras un derrame cerebral severo, ha quedado sin la posibilidad de darse a entender de voz, y lo que quiere decir debe ser explicado por los médicos que lo custodian; cuando traga la comida el bocado suele desviarse a las vías respiratorias, lo que le causa infecciones severas en los pulmones; sus funciones neurológicas están deterioradas, y debe ser movilizado en una silla de ruedas.

Su condición clínica es de “riesgo vital permanente”, y está lejos de hallarse habilitado para gobernar. Pero insiste. Se cree insustituible. Sufre el síndrome del poder para siempre, tan conocido entre nosotros, obcecado en su ambición aunque sea al borde de la tumba, o convertido en su propia fantasma mudo.

Pero por mucho que no pueda articular palabra, y se escape de ahogar cada vez que da un bocado, aunque tenga que ser asistido para realizar sus funciones fisiológicas, que su dormitorio haya sido convertido en un cuarto de hospital, que tenga una guardia médica veinticuatro horas al día, que deba acudir a una mascarilla de oxígeno, no cede, no se rinde. Prisionero de la enfermedad no la toma en cuenta, y si lo hace sopesa entre la enfermedad, que se queda en ilusión, y el poder, que se torna la realidad. El peor de los delirios.

En su balance, cada vez que abre los ojos rodeado de aparatos, tubos y batas blancas, se impone su amor malsano al poder aunque de verdad ya no lo ejerza, y otros se lo repartan para mandar en su nombre. No se reconoce como paciente geriátrico. El dolor, la incapacidad física, son prescindibles; lo que importa es no salirse de ese cono de luz que nunca va a apagarse aunque en el escenario lo que los reflectores alumbren sea su lecho. Una puesta en escena en la que atrás suena una fanfarria militar.

Y seguramente alguien le sopla al oído: usted es imprescindible, Excelencia, volverá a recuperarse, saldrá de nuevo al balcón para escuchar ese rumor inmenso de las multitudes, ese bramido que es como el del mar. Ese es su verdadero alimento, el único que no se va a las vías respiratorias. Y todo debe ocurrir como en sueños donde no se cuelan los gritos de verdad, los que exigen su marcha.

Pero Bouteflika y sus pares, porque los ejemplos sobran, tampoco conciben la muerte como algo que pueda afectarlos a ellos, en lo personal. La muerte es algo que ocurre a los demás. Un mal ajeno. Algo que le pasa sólo a los enemigos.

Es lo que consigna Oriana Falaci en su célebre entrevista del año 1972 al emperador Haile Selassie, quien entonces ya tenía 80 años. Ella hizo una pregunta final que lo desconcertó: “¿cómo mira a la muerte? Él se mostró extrañado: “¿A qué? ¿A qué?”, preguntó a su vez. “A la muerte, Majestad”, insistió ella. Y eso desbordó la paciencia del soberano, que ahora sí parecía haber comprendido: “¿La muerte? ¿La muerte? ¿Quién es esta mujer? ¿De dónde viene? ¿Qué quiere de mí? ¡Fuera, basta!”.

Allí, entre las paredes inexpugnables de su palacio de Addis Abeba, la periodista era para él la embajadora de la muerte, o la muerte misma que le recordaba lo indeseado, o lo que no existía del todo, o no debería insistir. Moriría tres años después, pero por supuesto no lo sabía, ni querría saberlo.

El poder para siempre, regalo de los dioses, o de la represión sangrienta y los votos falsificados, es consustancial con la idea de inmortalidad. Y se convierte en una piel que jamás se arruga, recubre el cuerpo del que lo detenta renovándose una y otra vez, como las mudas de las serpientes.

Mérida, Yucatán, marzo 2019


Sergio Ramírez, escritor nicaragüense. Premio Carlos Fuentes, Premio Alfaguara de Novela y Premio Miguel de Cervantes.
 
Sergio Ramírez, escritor nicaragüense. Premio Carlos Fuentes, Premio Alfaguara de Novela y Premio Miguel de Cervantes.

]]>
Columnas Thu, 21 Mar 2019 11:30:57 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23146/El-poder-y-la-muerte.htm
La marcha por el agua se desliga del FMLN http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_2000_1333/images%7Ccms-image-000031518.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/ef_foto/23143/La-marcha-por-el-agua-se-desliga-del-FMLN.htm Cerca de mil manifestantes, la mayoría estudiantes de la Universidad de El Salvador, marcharon el miércoles 20 hasta las inmediaciones de la Asamblea Legislativa en protesta por la aprobación del artículo 14 de la ley de aguas que discute la Comisión del Medio Ambiente. La marcha convocada por la UES tenía un fin claro: demostrar el descontento hacia la Junta Directiva de un nuevo ente rector del agua que la Comisión acordó el lunes 18 con la mayoría de votos de los partidos de derechas: Arena, PCN, PDC y un diputado de Gana. La apuesta de este grupo es que la Autoridad Nacional del Agua (ANA) esté integrada por una mayoría de representantes del sector privado, incluidas una plaza para el “sector productivo agropecuario” y una más para el “sector productivo industrial”. Para organismos de la sociedad civil, la empresa privada no puede conformar un ente rector en el que es juez y parte, dado que tiene interés en el uso del agua para la industria y el agro. Lo más grave ahora, advierten, es que en la conformación de la ANA, el Estado es minoría para regular los permisos de explotación, aprobar cobros sobre el uso y aprovechamiento del agua y monitorear y fiscalizar el uso eficiente del recurso. El Estado solo tiene dos de siete plazas: una para el Ministerio de Medioambiente y otra para el Ministerio de Agricultura. Una tercera plaza para el sector público es para la UES. En una nueva demostración de fuerza que intentó emular las multitudinarias marchas contra la conformación del ente rector realizadas en junio de 2018, los manifestantes recriminaron a los partidos de derechas, pero también a los diputados del partido de gobierno. Al FMLN, que no apoya ese artículo, le reclaman por no haber impulsado una ley acorde a los intereses de la población durante sus dos periodos presidenciales. Sobre todo cuando tuvo el control de la Asamblea Legislativa, en alianza con el partido Gana, desde 2009 hasta mayo de 2018. En la legislatura 2019-2021, con 23 diputados, el partido es intrascendente en la aritmética de la Asamblea, dominada por Arena. La manifestación fue liderada por el rector de la UES, Roger Arias. Salió cerca de las 8:30 a.m. y llegó a las inmediaciones del centro de gobierno cerca de las 10:00 a.m. Querían llegar hasta el Salón Azul, pero fueron bloqueados por barricadas de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO). La marcha continuó pese a que temprano, el presidente de la Asamblea, Norman Quijano, anunció que la suspensión de la plenaria por razones de seguridad. Una comitiva del grupo parlamentario del FMLN llegó hasta la barricada para acompañar la protesta. Los diputados gritaban con el puño levantado: “El agua no se vende, se cuida y se defiende”. Al principio, algunos estudiantes corearon el estribillo, y hasta le dieron un micrófono a la diputada Rina Araujo, miembro de la Comisión de Medio Ambiente. Sin embargo, segundos después, los silbidos comenzaron. Para cuando el subjefe de fracción, Schafik Hándal (hijo de uno de los líderes histórico del partido) intentó tomar la palabra, entre los silbidos e insultos se alcanzó a escuchar: “Tu padre estaría avergonzado”. Hándal desistió, se dio la vuelta y desanudó el camino de regreso a la Asamblea Legislativa. A los del Frente, los manifestantes les gritaron "en 10 años no hicieron nada", “vende patria”, “corruptos”. Cerca de las 10:30 a.m., mientras Roger Arias exponía las razones por las cuáles se estaba manifestando, subido en la cama de un pick up, algunos estudiantes comenzaron a empujar las barricadas, lanzar piedras, botellas de agua y palos. Arias pidió calma e insistió en que “esta es una marcha pacífica”, pero el mensaje no caló. Los docentes de la universidad se alejaron, mientras un grupo de manifestantes lanzó piedras y provocó a la UMO. Al final de la jornada, quebraron vidrios del edificio de la Corte Suprema de Justicia y de vehículos de empleados del órgano judicial. La Policía capturó a Bryan Martínez y a un estudiante de periodismo de la UES, José Luis Bernal. Ambos fueron acusados de desórdenes públicos, actos vandálicos y amenazas contra la autoridad. Las protestas contra el artículo 14 parecen haber calado en el partido Arena. En la tarde del martes 19, el jefe de fracción, Carlos Reyes, dijo que estarían dispuestos a revisar de nuevo la conformación del ente rector. En la mañana de la marcha, la diputada Mayteé Iraheta, que votó a favor, publicó en su cuenta de Twitter: “(…) pido se convoque a Comisión de Medio Ambiente p/ dejar sin efecto la aprobación del Art. 14 del ente Rector de la Ley Integral de Aguas”.
Un manifestante lanza llamas durante la marcha en contra de la conformación del ente rector del agua. La marcha salió desde la Universidad de El Salvador y se dirigió hasta la Asamblea Legislativa. Foto: Fred Ramos
 
Un manifestante lanza llamas durante la marcha en contra de la conformación del ente rector del agua. La marcha salió desde la Universidad de El Salvador y se dirigió hasta la Asamblea Legislativa. Foto: Fred Ramos

 

 

Alrededor de mil personas participaron en esta nueva protesta contra una conformación de un ente rector del agua en el que el Estado tiene minoría de votos.  Foto: Fred Ramos
 
Alrededor de mil personas participaron en esta nueva protesta contra una conformación de un ente rector del agua en el que el Estado tiene minoría de votos.  Foto: Fred Ramos

 

 

La marcha de la Universidad de El Salvador fue convocada a las 8:30 a.m. del miércoles 20. En la imagen, tres jóvenes esperan el inicio de la protesta. Foto: Fred Ramos
 
La marcha de la Universidad de El Salvador fue convocada a las 8:30 a.m. del miércoles 20. En la imagen, tres jóvenes esperan el inicio de la protesta. Foto: Fred Ramos

 

 

Al llegar al centro de gobierno, los manifestantes se concentraron sobre la Diagonal Universitaria, entre la Corte Suprema de Justicia y el Instituto de Medicina Legal, debido a que miembros de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) bloquearon el acceso a la Asamblea Legislativa con alambre razor. Foto: Fred Ramos
 
Al llegar al centro de gobierno, los manifestantes se concentraron sobre la Diagonal Universitaria, entre la Corte Suprema de Justicia y el Instituto de Medicina Legal, debido a que miembros de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) bloquearon el acceso a la Asamblea Legislativa con alambre razor. Foto: Fred Ramos

 

 

Diputados del FMLN se acercaron a los manifestantes para demostrar su apoyo. Los del Frente han rechazado la propuesta de los partidos de derechas, pero las organizaciones sociales, y ahora también los estudiantes universitarios, no les perdonan que, en 10 años de Gobierno y con el control de la Asamblea hasta mayo de 2018, el partido no impulsó la discusión de la ley de aguas, pese a contar con propuestas provenientes de las organizaciones civiles y trabajadas junto al Ministerio del Medioambiente. Varios de los manifestantes les gritaron a los diputados:
 
Diputados del FMLN se acercaron a los manifestantes para demostrar su apoyo. Los del Frente han rechazado la propuesta de los partidos de derechas, pero las organizaciones sociales, y ahora también los estudiantes universitarios, no les perdonan que, en 10 años de Gobierno y con el control de la Asamblea hasta mayo de 2018, el partido no impulsó la discusión de la ley de aguas, pese a contar con propuestas provenientes de las organizaciones civiles y trabajadas junto al Ministerio del Medioambiente. Varios de los manifestantes les gritaron a los diputados: "en 10 años no hicieron nada", “vende patria”, “corruptos”.  Foto: Fred ramos

 

 

Un manifestante lanza una piedra hacia las ventanas de la Corte Suprema de Justicia. Otros también lanzaron a los policías de la UMO y a los carros de los empleados de la CSJ. Foto: Fred Ramos
 
Un manifestante lanza una piedra hacia las ventanas de la Corte Suprema de Justicia. Otros también lanzaron a los policías de la UMO y a los carros de los empleados de la CSJ. Foto: Fred Ramos

 

 

Las piedras dañaron ventanales del edificio de la Corte Suprema y vehículos de los empleados del Órgano Judicial. Foto: Víctor Peña.
 
Las piedras dañaron ventanales del edificio de la Corte Suprema y vehículos de los empleados del Órgano Judicial. Foto: Víctor Peña.

 

 

Los manifestantes fueron bloqueados por una barricada frente al Instituto de Medicina Legal, a unos 100 metros de la entrada de la Asamblea Legislativa. Hubo intentos por tirar la barricada. Foto: Víctor Peña.
 
Los manifestantes fueron bloqueados por una barricada frente al Instituto de Medicina Legal, a unos 100 metros de la entrada de la Asamblea Legislativa. Hubo intentos por tirar la barricada. Foto: Víctor Peña.

 

 

Agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) fueron atacados con piedras, morteros y botellas durante media hora, aproximadamente. Algunos apuntaron para repeler la protesta. Dos bloques de policías custodiaban la calle que conduce directo al Salón Azul. Foto: Víctor Peña.
 
Agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) fueron atacados con piedras, morteros y botellas durante media hora, aproximadamente. Algunos apuntaron para repeler la protesta. Dos bloques de policías custodiaban la calle que conduce directo al Salón Azul. Foto: Víctor Peña.

 

 

José Luis Bernal fue capturado al final de la protesta, acusado de desórdenes públicos y daño a la propiedad privada. “Me capturan por defender el derecho al agua”, sentenciaba, mientras unos cinco agentes intentaban subirlo a una patrulla. Foto: Víctor Peña.
 
José Luis Bernal fue capturado al final de la protesta, acusado de desórdenes públicos y daño a la propiedad privada. “Me capturan por defender el derecho al agua”, sentenciaba, mientras unos cinco agentes intentaban subirlo a una patrulla. Foto: Víctor Peña.

 

 

Una mayoría abandonó la protesta, después de que el rector de la Universidad de El Salvador los invitara a retirarse. Bryan Martínez dirigió un discurso a la policía sobre la importancia del agua. Solo, frente a la barricada, gritaba nombres de algunos agentes a quienes decía conocer. La Policía lo capturó cuando caminaba solo, y lo acusó de ser uno de los líderes de la marcha y uno de los protagonistas del grupo que lanzó piedras y dañó el edificio de la Corte Suprema de Justicia.
 
Una mayoría abandonó la protesta, después de que el rector de la Universidad de El Salvador los invitara a retirarse. Bryan Martínez dirigió un discurso a la policía sobre la importancia del agua. Solo, frente a la barricada, gritaba nombres de algunos agentes a quienes decía conocer. La Policía lo capturó cuando caminaba solo, y lo acusó de ser uno de los líderes de la marcha y uno de los protagonistas del grupo que lanzó piedras y dañó el edificio de la Corte Suprema de Justicia.

]]>
EF Foto Wed, 20 Mar 2019 23:42:33 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/ef_foto/23143/La-marcha-por-el-agua-se-desliga-del-FMLN.htm
El santo y el mago: los dos salvadoreños más universales http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23144/El-santo-y-el-mago-los-dos-salvadoreños-más-universales.htm 360 grados Wed, 20 Mar 2019 16:39:20 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23144/El-santo-y-el-mago-los-dos-salvadoreños-más-universales.htm “La institucionalidad del agua ha sido privatizada” http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031504.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/ef_radio/23140/“La-institucionalidad-del-agua-ha-sido-privatizada”.htm El lunes 18 de marzo, la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa aprobó la conformación de la Autoridad Nacional del Agua, un ente rector en el que el sector público es minoría para regular los permisos de explotación, aprobar cobros sobre el uso y aprovechamiento del agua y monitorear y fiscalizar el uso eficiente del recurso. Por mayoría, los partidos Arena, PCN, PDC y uno de los diputados de Gana aprobaron una junta reguladora con siete representantes: uno por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (que tendría la presidencia del ente rector); uno por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, uno por la Universidad de El Salvador, un representante de las municipalidades convocadas por la corporación de Municipalidades de El Salvador (Comures), un representante de las juntas de agua, un representante para el “sector productivo agropecuario" y otro más para el "sector productivo industrial”. Para Andrés Mckinley, especialista en agua y minería de la Universidad Centroamericana, "la institucionalidad del agua ha sido privatizada". A esa misma conclusión han llegado organizaciones sociales y académicos después de la aprobación del artículo 14 de la Ley de aguas, uno de los artículos más controversiales del anteproyecto, cuestionado desde mediados de 2018, cuando el partido Arena defendió la intención de llevar a ese ente rector a dos representates de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP). "Una junta directiva dentro de un ente rector que se controla por elementos del sector privado es equivalente a privatizar el agua", asegura Mckinley, que pide entender un hecho fáctico: en esa conformación, el sector público solo cuenta con tres votos. Aunque de hecho, para ser más precisos, el Estado solo cuenta con dos: los representantes de los ministerios, dado que la Universidad de El Salvador (que ha rechazado esta propuesta) si bien es una institución del sector público, ha sido nombrada en esa instancia como representante de las universidades del país y no como una instancia del Estado. Aunque si se entiende a la plaza para la UES como proveniente del sector público, para Mckinley sigue siendo clara la desventaja para el Estado en la toma de decisiones (cuatro contra tres). "Arena logró impulsar la agenda que ha tenido desde hace años", dijo en El Faro Radio del 19 de marzo. "Una junta directiva controlada por elementos del sector privado implica dar prioridad en la toma de decisión sobre las políticas del agua, los planes hídricos, el uso del agua a los intereses del sector privado y, más que todo, de la gran empresa", cuestiona el experto. En ese sentido, el especialista reconoce un problema también señalado por la ministra de Ambiente Lina Pohl: que uno de los entes regulados no puede también ser parte del ente regulador. La integración del ente rector del agua fue uno de los puntos más discutidos en la comisión y provocó un estancamiento en los avances de la ley, hasta el punto de soslayarla durante casi toda la campaña electoral pasada. Sin embargo, la intención de los partidos de derecha, desde que comenzó a estudiarse el artículo 14, nunca varió. Un cambio de nombres El 5 de junio del 2018, la comisión decidió tomar como prioridad la aprobación de una ley de aguas que decidió basarse en la Ley Integral de Aguas presentada por el exdiputado de Arena Johnny Wright. En este anteproyecto se proponía como autoridades a un miembro designado por el presidente, dos de la Asociación Nacional de la Empresa Privada y dos de Comures. Inmediatamente la Universidad de El Salvador convocó una protesta que culminó con una trifulca a las puertas de la Asamblea, con guardias privados y algunos manifestantes como protagonistas. A partir de ese momento, la Comisión entró en un impasse y se tardó nueve meses para llegar a este veredicto. Pero la intención no varió, aunque la presidenta de la Comisión, Martha Evelyn Batres, aseguró a El Faro Radio que su partido, Arena, no tenía como pundo de honor defender dos plazas para la ANEP, una gremial que ha dicho que el Estado no debería de controlar al ente rector del agua. En octubre, los partidos de derecha maniobraron para incluir a representates del sector privado. En lugar de mencionar a dos plazas propuestas por la ANEP, los diputados le cambiaron el nombre a plazas de "sectores productivos agropecuarios e industriales". Esta propuesta surgió de Arena y fue respaldada por Gana, el partido del ahora presidente electo, Nayib Bukele. La inclusión de los sectores productivos agropecuarios e industriales implica la intervención de organismos que tienen intereses en el tema. Es el sector productivo agropecuario, según datos del Marn, es el mayor usuario del agua en El Salvador usando el 50 % del recurso. En la votación del lunes 18, el diputado Adelmo Rivas de Gana votó por el sector agropecuario pero no votó por el representante del sector productivo. Rivas tampoco voto por la plaza para la UES. "El sector productivo agropecuario son los que producen alimentos, en cambio el sector productivo industrial son los que procesan agua, como los embotelladores. Por eso no voté por ellas", se excuso Rivas. "Era agropecuario o industrial, no podían estar los dos", añadió. "La gran empresa ha sido de los factores causantes más importantes de la crisis hídrica, por la sobreexplotación y contaminación. Ha sido de los principales causantes de la crisis hídrica sin regulación, sanción ni legislación ni institucionalidad que garantice el manejo equitativo, eficiente y sostenible de este recurso", dijo Mckinley. Aunque asegura que el principal reclamo es sobre la participación de dos representantes del sector privado, Mckinley también opone resistencia a que la junta del agua o Comures tenga voto en esta directiva. "La junta de agua no debe estar en la junta directiva porque genera una contradicción de intereses. Tendrían que ser titulares de intereses para la extracción de agua y no puede estar en la junta directiva", dice Mckinley, quien alega que las juntas tienen un papel muy importante en la administración del agua, pero defiende que deben existir otros mecanismos para que participen e incidan en el ente rector, pero no como parte de su junta directiva. Sobre Comures, una corporación que aglutina a las municipalidades de El Salvador, Mckinley señala que es un "actor privado con intereses de privados" y señaló que la comisión votó por incorporar a municipalidades a la junta directiva, aunque el decreto estipula que será Comures quien designe a ese delegado a través de una asamblea. Comures, de hecho, se define como una entidad de derecho privado y "no gubernamental", aunque su conformación parte de un Congreso en el que participan representantes de los municipios agremiados. La maniobra de la Asamblea dominada por los partidos de derechas (Arena, PCN y PDC suman 49 votos) ha provocado un fuerte rechazo de los movimientos sociales, del FMLN y del presidente electo, Nayib Bukele. Este último se pronunció contra la forma de integración y llamó al presidente Salvador Sánchez Cerén a vetar la ley si se aprueba con esa integración de autoridades. “La junta directiva del Ente Rector del Agua debe estar conformada únicamente por miembros del sector público y de estos, los que más tienen que ver con su uso (a excepción de ANDA, que sería un proveedor de servicios). También podría incluirse un miembro de la academia”, dijo Bukele en sus redes sociales. La aprobación de ese artículo provocó que Bukele reanudara su enfrentamiento con el presidente de Arena, Mauricio Interiano, y suspendiera una reunión que habían programado con antelación. Arena y los diputados de derecha defienden que la participación de representantes de los sectores agropecuarios, industriales, Comures y junta de agua no implica una privatización. En la tarde del 19, el jefe de fracción de Arena, Carlos Reyes, declaró que Arena está abierta a llegar a consensos sobre la conformación de la Autoridad Nacional del Agua". Este 20 de marzo, sin embargo, organizaciones sociales marcharon hacia la Asamblea para protestar por la aprobación de ese artículo de la ley de aguas, que apenas va por el artículo 14 de 160. El diputado de Arena Gustavo Escalante ha pedido que se dé marcha atrás a la aprobación de este ente rector del agua. En el mismo sentido se pronunciaron las diputadas Milena Mayorga y Felissa Cristales a través de sus redes sociales. Ellos son tres de cuatro diputados de Arena que han estado enfrentados con la dirección de su partido desde que decidieron apoyar una propuesta de Bukele para reorientar un préstamo para la construcción del edificio legislativo de la Asamblea Legislativa. *Con reportes de Carmen Valeria Escobar EF Radio Wed, 20 Mar 2019 15:47:13 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/ef_radio/23140/“La-institucionalidad-del-agua-ha-sido-privatizada”.htm Esperando a Nayib Bukele: ¿Seguiremos contando corruptos? http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000029015.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/defensoria/23142/Esperando-a-Nayib-Bukele-¿Seguiremos-contando-corruptos.htm Faltan poco más de 70 días para que Nayib Bukele asuma el control de un nuevo gobierno y de los hilos del poder. Y a juzgar por los correos que recibe esta defensoría y de lo que se percibe en redes sociales, esta espera tiene rostros, crujidos, esperanzas y miedos distintos a otros periodos similares. Esos mensajes muestran que la diferencia no solo se origina en la aplastante derrota que le propinó al duopolio que por casi tres décadas se disputó el poder (Arena y FMLN) un político con seis años de experiencia como alcalde. ¿Qué es lo nuevo, entonces? El conocimiento que hoy tiene la sociedad de las redes urdidas por grupos del mundo político y empresarial para robar miles de millones de los dineros públicos.

Los ciudadanos saben que la enfermedad que corroe la democracia es la corrupción. Una epidemia que se ha ido expandiendo sin control por muchos países de América Latina, carcomiendo a su paso el combate contra la pobreza y la violencia, y que no dejó indemne a El Salvador. Su balance de destrucción y parte del botín están a la vista. De allí la inquietud expresada por algunos lectores por cómo fiscalizará El Faro en el próximo quinquenio, al estar en juego definiciones clave para la vida de los salvadoreños.

Rodrigo Salas lo dice así: “Si Bukele ganó fue porque apuntó directo a los corruptos y nadie pudo acusarlo de ser miembro del club. Pero la justicia actúa muy lenta y con una falta de transparencia que nos indigna. Al leer los reportajes de El Faro sobre los fraudes de los gobiernos de Antonio Saca y Mauricio Funes, cómo no sentir rabia, impotencia. Muchos de los que robaron están libres. ¿Qué debemos hacer para impedir que este saqueo continúe? ¿Qué hará El Faro?”

En efecto, Nayib Bukele bombardeó en sus mensajes de campaña la corrupción del sistema. Sabía que apuntaba por igual a sus adversarios. El hecho cierto estaba a la vista: dos expresidentes juzgados por corruptos, uno encarcelado y el otro prófugo y asilado en Nicaragua. Por ello, en la hora de la victoria proclamó: “A los mismos de siempre les digo que el dinero del pueblo se devuelve. No se perdona lo robado. Empiecen a ahorrar” .

Y es ahí donde empieza la inquietud. Y alcanza a lectores que votaron por Bukele y a los que optaron por otro candidato. Más allá de la euforia, la desconfianza y las cualidades del presidente electo, el problema es que hoy hay conciencia de que la epidemia del enriquecimiento político ilícito afecta al sistema en su conjunto. Ponerle atajo no depende de una sola persona.

La inquietud de algunos lectores de El Faro sintoniza con las preguntas, reflexiones y propuestas que por estos mismos días ocupa a grupos y organizaciones de periodistas que en América Latina han develado los escándalos de corrupción más graves. Todo ello apunta a un profundo análisis de cómo seguir haciendo la fiscalización del poder para ser eficaces. A los métodos y herramientas que debemos poner en práctica para bucear en los recodos subterráneos del poder donde se transan sus acuerdos. Y a buscar la forma de poner en primer lugar de la agenda aquellos forados legales e institucionales que hacen posible la corrupción y la impunidad. En breve: cómo impulsar el cambio.

Los hechos: La epidemia se ha vuelto sistémica y ha afectado por igual a gobiernos de distinto signo ideológico. El escándalo más bullado ha sido el de la empresa Odebrecht: desde Brasil extendió como un pulpo sus tentáculos por 10 países de Latinoamérica (y dos de África). La exposición pública del millonario fraude, del “mecanismo” utilizado para comprar a políticos de izquierda, centro y derecha; las confesiones de sus protagonistas, fue cual tsunami arrastrando a presidentes, ministros, parlamentarios y otras figuras del poder en varios países. Los juicios continúan.

Al “mecanismo” de Odebrecht se suman otros en distintos países con matices y fórmulas de saqueo que sorprenden y estremecen. Las consecuencias: América Latina sigue siendo el continente más desigual; las políticas para atacar la pobreza se estancaron al mismo tiempo que la violencia de narcotraficantes, pandillas y carteles de la industria minera, eléctrica, farmacéutica, entre otras, iban ganando poder en calles y oficinas gubernamentales. También en tribunales.

En El Salvador el saqueo de platas estatales que debían mejorar la calidad de vida de los ciudadanos ha corroído la confianza y la fe pública. Parte de ese engranaje ha sido develado por periodistas, en particular por El Faro. Pero falta mucho por descubrir. Así lo plantea el lector Braulio Guzmán: “Es cierto, tenemos a dos expresidentes en el banquillo, y algunos nombres de los que formaban parte de sus grupos, pero lo que me asombra es que falta mucho por descubrir. Y mi temor es que esos grupos estén bien instalados en algunas estructuras que nadie ha visto o investigado. Y que esto continúe. ¿Qué puede hacer El Faro?” .

Se repite la pregunta, y el lector tiene razón. Falta mucho por descubrir, por ejemplo, cómo operan esas redes más allá de las “Partidas Secretas”, cómo y dónde ocultaron sus fortunas mal habidas, de qué huecos de la ley se aprovecharon y quiénes han sido sus cómplices para un saqueo de tantos años en la impunidad.

Lo concreto es que la exposición pública de esa corrupción, junto a las preguntas sin respuesta que se repiten en los correos que recibe esta defensoría, son el nudo de un cambio que ha calado hondo según algunos lectores.

A poco más de 70 días de que un nuevo gobierno asuma el poder en El Salvador, imposible no asomarse a la ventana para ver lo que les ocurre a los vecinos. A diario nos llegan las esquirlas de lo que ocurre en Venezuela y Nicaragua, países en donde el autoritarismo y la corrupción castigan a sus ciudadanos y nos muestran la urgencia del desafío. Tan potente como la amenaza que nos llega desde Brasil, cuando su presidente proclama que si hay democracia es porque las Fuerzas Armadas lo permiten. O desde Guatemala, cuando se aprestan a dictar leyes que consagran la impunidad para los crímenes de guerra, dejando en libertad a asesinos ya condenados.

Hay ebullición en nuestros países.

En ese contexto, y mientras el presidente electo afina su equipo de gobierno y el despliegue de sus programas a sabiendas de que atacar corrupción, violencia y pobreza es prioritario, algunos lectores de El Faro se preguntan -inquietos- cómo se va a fortalecer la fiscalización del poder. Como dice Regina Aguilar, “quisiera saber si los periodistas de El Faro se están preparando para que todos conozcamos quiénes son los asesores y el equipo con el que gobernará Nayib Bukele, sus empresas, sus sueldos y si habrá nuevas partidas secretas para pagarlos” .

Regina hace mención de una fiscalización que ha resultado eficaz hasta ahora: someter a una rigurosa y exhaustiva radiografía al nuevo gabinete y a los principales asesores presidenciales para detectar posibles conflictos de interés. Esos secretos conductos por donde transita el dinero con el que privados compran a políticos y/o funcionarios para obtener contratos y leyes. Para asegurarse de que las decisiones del poder los beneficien.

Que la corrupción se haya expandido hasta afectar al sistema, es lo que nos obliga a entender que hoy se utilizan nuevas fórmulas, más sofisticadas. Y ello también nos dice que la fiscalización debe hoy salir a bucear para detectar las vías subterráneas por donde transita el enriquecimiento ilícito, allí dónde se toman las decisiones que afectan la vida cotidiana de los ciudadanos.

Eso es lo que plantea Ruby, una lectora que pide que se investigue “cómo administran y qué reglas se les impone a los privados que controlan los enormes fondos que les generan nuestros ahorros para pensiones y cómo y quiénes fiscalizan a quienes evaden impuestos escondiendo ganancias ilícitas en paraísos fiscales” . Para Ruby, el déficit principal es transparencia, por lo que pide que El Faro exija del gobierno y de otras instituciones transparencia de sus actos y decisiones.

Hay otros correos que apuntan a la importancia de instalar un debate sobre la Ley de Función Pública y desde allí generar escudos contra la corrupción. Se menciona una propuesta presentada a la Asamblea Legislativa por Sánchez-Cerén a fines de 2017. La tónica de esos correos es la urgencia. Y el convencimiento de que ya no basta con sacar a la luz uno a uno a los corruptos y los millones que robaron y que se pierden en las tinieblas. Todos mensajes que dicen que se requiere dar un salto.

La fiscalización a secas no requiere de mayor desafío intelectual. Y la amenaza que enfrentan hoy nuestras democracias exige del periodismo independencia y un esfuerzo intelectual. En estos últimos años, al hurgar en los bolsones más oscuros de la corrupción, hemos visto que detrás de ella se ha instalado una verdadera industria de defensa de la riqueza que viola la ley o actúa en sus bordes, en sus grietas. La integran destacados abogados, ingenieros, economistas y también periodistas. Construir espacios legales e institucionales que le acoten su margen de acción, es defender y perfeccionar la democrática. Contar historias, las que importan a los ciudadanos porque los afecta, siempre será una prioridad, pero esta vez puede que el foco de la narración sea el nudo que requiere ser extirpado o modificado. Para exigir el cambio.

En esta nueva ética de fiscalización del periodismo que se construye en estos días, ustedes lectores de El Faro pueden jugar un gran rol. Espero sus correos con sus exigencias, sus críticas, sus propuestas. Construir es siempre un desafío que hace volar la esperanza.

[excavacion tipo="Transparencia_2"]

]]>
Defensoría del lector Wed, 20 Mar 2019 15:30:21 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/defensoria/23142/Esperando-a-Nayib-Bukele-¿Seguiremos-contando-corruptos.htm
Ordenan captura de Thelma Aldana, la exfiscal que busca la presidencia de Guatemala http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031503.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23137/Ordenan-captura-de-Thelma-Aldana-la-exfiscal-que-busca-la-presidencia-de-Guatemala.htm Thelma Aldana, la ex jefa fiscal de Guatemala, tiene una orden de captura en su contra girada por un juez por supuestas irregularidades en contrataciones en el Ministerio Público. La candidatura de Aldana ahora entra a debate entre quienes aseguran que ella goza de fuero por estar inscrita, y quienes dicen que debería estar inhabilitada debido a que la orden de captura fue emitida el 18 de marzo, un día antes de que el TSE la inscribiera para las presidenciales.
Thelma Aldana, ex fiscal general de Guatemala y candidata a la presidencia por el Movimiento Semilla. Foto Johan Ordóñez (AFP).
 
Thelma Aldana, ex fiscal general de Guatemala y candidata a la presidencia por el Movimiento Semilla. Foto Johan Ordóñez (AFP).

Un juez de Primera Instancia Penal de Guatemala ha girado una orden de captura contra Thelma Aldana, la ex fiscal general y candidata presidencial del partido Movimiento Semilla, en un caso en el que se le acusa de haber hecho contrataciones irregulares cuando estuvo al frente del Ministerio Público. La orden de captura fue girada el lunes 18 y se dio a conocer hasta el martes 19, el mismo día en que el Tribunal Supremo Electoral inscribió a la fórmula presidencial de Movimiento Semilla.

"Hemos sido inscritos como candidatos ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE)", indicó Aldana en su cuenta de Twitter, para salir al paso por los señalamientos de corrupción en su contra. La inscripción le daría inmunidad y evitaría su captura, según diferentes abogados consultados por el periódico Nómada y AFP.

El caso por el que ha sido ordenada la captura de Aldana surgió a raíz de una denuncia del partido Todos, el partido del diputado vicepresidente del congreso de Guatemala Felipe Alejos, quien es investigado por el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig). Todos denunció a la exfiscal general por supuestas contrataciones irregulares en el MP durante la gestión de Aldana (entre 2014 y 2018).

Alejos, un declarado opositor de la gestión de Aldana y del comisionado de la Cicig Iván Velásquez, publicó un video donde mostraba documentación de los supuestos contratos irregulares, los pagos e informes de los resultados. Alejos presentó esa información mientras él evadía presentarse ante un juez para responder por la investigación en su contra (iniciada en el período de Aldana), en la que se le acusa de traficar con influencias para favorecer a empresarios con su investidura de diputado.

Según la denuncia contra la exfiscal, Aldana y su administración contrataron a Gustavo Bonilla, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Penales de la universidad pública de Guatemala, la Universidad San Carlos (Usac), como capacitador en el Ministerio Público. La denuncia dice que Bonilla no llegaba trabajar y que habría cobrado 20 mil quetzales, unos 2 mil 600 dólares.

La denuncia también plantea que hubo un alto costo y resultados cuestionables en la contratación, a través de una donación del BID, del periodista José Carlos Marroquín Pérez. Este habría sido contratado como consultor en el Ministerio Público.

La orden de captura fue emitida por Víctor Manuel Cruz, juez Décimo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala, según confirmó al periódico Nómada, el Organismo Judicial.

Una candidatura a debate

El partido Movimiento Semilla informó que su candidata presidencial salió del país el pasado fin de semana. Según publicación del medio Guatevision, Aldana viajó a El Salvador, país donde tiene la simpatía del reciente presidente electo Nayib Bukele. El salvadoreño mostró su apoyo a Aldana a quien calificó como “la próxima presidenta de Guatemala”.

Samuel Pérez, secretario general de Movimiento Semilla, confirmó a través de Twitter que Aldana se encuentra en El Salvador desde el fin de semana. 

Ahora la candidatura de Aldana entra a debate. Por un lado, el Registrador de Ciudadanos de Guatemala, Leopoldo Guerra, inscribió a la fórmula presidencial de Aldana y Jonathan Menkos antes de que la orden de aprehensión fuera debidamente notificada a Aldana. El acta de inscripción tiene fecha 19 de marzo y la orden de captura tiene fecha 18.

Mariana Rorhmoser, abogada, explicó a Nómada que la orden de captura contra Thelma Aldana solo tendría validez si la exfiscal ya hubiese sido legalmente notificada; de lo contrario no habría un fundamento legal para aprehenderla. Y agrega que, si Aldana ya fue inscrita como candidata presidencial, goza del derecho de antejuicio. La ley establece que desde el momento de su inscripción ya no podrá ser detenida o procesada, salvo que la Corte Suprema de Justicia declare que ha lugar a formación de causa en su contra.

Nómada habló con los abogados especializados en Derecho Penal, Julio Prado y Oswaldo Samayoa, y con el constitucionalista Alexander Aizenstatd para conocer los alcances que tiene la orden de captura versus la inscripción oficial del binomio en el TSE.

Los tres profesionales coincidieron en que tanto el Código Penal en el artículo 431 como la Ley Electoral en el 217 protegen a los candidatos presidenciales con el derecho de antejuicio. Por lo que aunque la orden de captura se haya girado el día 18, la inscripción como candidata del martes 19 impide que sea detenida o procesada.

No es la primera denuncia en contra de Aldana. El diputado Felipe Alejos ya había intentado bloquear la participación de Aldana en septiembre del 2018, cuando creó una comisión fiscalizadora (apoyada por la Fundación contra el Terrorismo) para investigar las supuestas anomalías en la compra de un edificio para uso del MP durante su gestión.

La intención del partido Todos y sus aliados era impedir que Aldana se postulara para la presidencia. Ella había demostrado sus intenciones cuando dejó el cargo en el ministerio público en mayo pasado.

La denuncia del edificio no prosperó y Aldana quiso salir un paso adelante al solicitar un finiquito en la Contraloría, en septiembre de 2018, para conservar la vigencia hasta el día de su inscripción como candidata presidencial. El domingo 10 de marzo, cuando anunció su candidatura, Aldana cuestionó las acusaciones que buscan frenar su candidatura. "Como yo sé cómo funcionan las estructuras criminales en Guatemala, porque las investigué, sabía que iban a tratar de afectar mi finiquito. Entonces me adelanté al Pacto de Corruptos y lo pedí con la antelación debida. Ahora hasta querrán allanar mi casa para llevarse el finiquito. Pero este documento legal está resguardado y nadie lo puede cuestionar", dijo.

En el Congreso, donde se reúnen los enemigos políticos de Aldana y el partido Movimiento Semilla, cuestionaron al contralor vigente sobre la autenticidad del finiquito y la vigencia del mismo. 

En el discurso de proclamación, Thelma Aldana dijo que su ingreso a la política y a la contienda electoral ponía nerviosos a los que llamó “miembros del Pacto de Corruptos” que fueron tocados por las investigaciones de hechos de corrupción en contra de políticos, empresarios y funcionarios públicos.

Los casos de corrupción del MP y la CICIG alcanzaron las supuestas ilegalidades en el financiamiento electoral de la campaña del 2015 y que beneficiaron a partidos políticos que luego de verse investigados voltearon su apoyo a la CICIG, le dieron su respaldo a Jimmy Morales para expulsar a la comisión y de nuevo compiten en las elecciones, por ejemplo, FCN-Nación, Encuentro por Guatemala y la UNE.

En las recientes encuestas, la dirigente de la UNE, Sandra Torres, y Thelma Aldana, estaban a la cabeza de las preferencias electorales. Les seguía de cerca de Zury Ríos Sosa, hija del dictador Efraín Ríos Montt, cuya candidatura estaría bloqueada luego de que la Corte de Constitucionalidad revocó un amparo de la Corte Suprema de Justicia que ordenó su inscripcion ante el TSE.  Si Aldana saliera de la competencia y si Ríos Sosa no consigue la inscripción definitiva, la principal beneficiada es Torres.

Contra Torres también hay una investigación abierta por un millonario financiamiento ilícito en la campaña de la UNE del 2015, pero en su caso ella obtuvo la credencial del TSE (lo cual le otorga inmunidad) antes de que se presentara el caso. 

*Este texto fue elaborado con información del periódico Nómada y AFP.

]]>
Centroamérica Tue, 19 Mar 2019 19:42:05 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23137/Ordenan-captura-de-Thelma-Aldana-la-exfiscal-que-busca-la-presidencia-de-Guatemala.htm
El legado de la UES a 178 años de fundación http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23139/El-legado-de-la-UES-a-178-años-de-fundación.htm 360 grados Tue, 19 Mar 2019 18:45:02 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23139/El-legado-de-la-UES-a-178-años-de-fundación.htm El legado de la UES a 178 años de fundación http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_255_1728_1406/images%7Ccms-image-000031502.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23138/El-legado-de-la-UES-a-178-años-de-fundación.htm A 178 años de su fundación, la UES tiene la obligación de revisarse críticamente, de pensar si está aportando al desarrollo de pensamiento crítico desde la apertura al mundo y en un ambiente de colaboración intelectual La universidad pública es una institución que fácilmente puede atestiguar y reflejar el proceso nacional a lo largo de su historia remota y reciente; pensar el bicentenario de la República, en tanto proceso que desde la comprensión de las tendencias y las rupturas proyecta posibilidades, implica ineludiblemente reflexionar sobre la Universidad de El Salvador. En 178 años, la UES tiene suficiente historia para coleccionar lecciones y para impulsarse desde una lectura crítica de su tradición y desde la asimilación de su legado intelectual, político y científico. Cuando hablamos de la grandeza de la UES suele pensarse inmediatamente en la época de oro previa a la intervención de 1972, teniendo como momento de máximo apogeo la reforma universitaria de los 60, encabezada por figuras como Fabio Castillo Figueroa, María Isabel Rodríguez, Manuel Luis Escamilla o Alejandro Dagoberto Marroquín. No obstante, estos periodos en parte son el resultado de una acumulación histórica, que desde luego es anterior, producto de un momento de apertura y ruptura con el pasado.

Tal y como ha insistido en repetidas ocasiones la doctora María Isabel Rodríguez, la antesala de la reforma de los 60 es el proyecto del médico Carlos Alfredo Llerena, quien fue rector en dos ocasiones entre 1944 y 1950. Esta afirmación no es menor, pues se hace desde la viva experiencia de alguien que se formó en la Facultad de Medicina justo en esos años. En este periodo, por mencionar solo un par de procesos interesantes, ​se creó la Facultad de Ciencias Económicas , se fundó la Facultad de Humanidades y el Instituto Tropical de Investigaciones Científicas que. desde su revista Comunicaciones, impulsó una serie de investigaciones y hallazgos científicos en las más variadas ramas, desde la arqueología, la biología o la geofísica hasta la oceanografía, entre otras.

Lo primero que salta a la vista al revisar el rectorado de Llerena, es la importancia de que la universidad sepa leer y aprovechar las aperturas políticas y democráticas del país. Llerena hizo suya la coyuntura propiciada por la caída del dictador Hernández Martínez para desencadenar un ambiente intelectual que potenció la investigación científica, la vida académica y la incidencia política de la universidad; el mismo doctor Llerena fue un baluarte de la lucha contra la dictadura junto a otros como su hermano José y el doctor Arturo Romero. En este sentido, conviene reflexionar si como universitarios hemos sido capaces de tener ese sentido de oportunidad, si cultivamos el oficio de estar a la escucha de los momentos favorables para el desarrollo de la universidad o si nos hemos ensimismado en la problemática interna, cerrándonos a dialogar con la sociedad y los problemas nacionales.

Otra característica muy valiosa del rectorado de Llerena fue su singular apertura al mundo y su vocación de integración regional. Los orígenes de su familia estaban en Guatemala y su padre se hizo un nombre en la lucha contra el dictador Estrada Cabrera. Los vínculos entre Carlos A. Llerena, Carlos Martínez Duran y Juan José Arévalo, permitieron una intensa colaboración intelectual entre Guatemala y El Salvador. Por estos años se impulsó la creación de un organismo pionero de la integración centroamericana, me refiero al Consejo Superior Universitario Centroamericano, que encabezó la defensa de la universidad pública y sus vinculaciones con el desarrollo nacional. Arévalo, un intelectual de renombre en América Latina y un político progresista que gobernó Guatemala antes de Arbenz, visitó en 1946 nuestra alma mater. La finalidad del encuentro era fortalecer los esfuerzos de fundación de las facultades de humanidades en la región, como punta de lanza de la superación de la universidad profesionista, que se caracterizaba por estar estrictamente conformada por facultades técnicas dando la espalda a las ciencias sociales, las humanidades y las artes.

Al pensamiento universitario salvadoreño se sumaron algunas de las voces más críticas de la región, el filósofo de la educación argentino Juan Mantovani disertó sobre la Misión de la Universidad; el pensador cubano Roberto Agramonte habló de la universidad y las humanidades; el filósofo costarricense Roberto Brenes Mesen discutió el sentido y misión de los estudios humanistas. El Salvador, gracias al repunte de la UES, formó parte de un corredor intelectual centroamericano que conectaba en sus polos los grandes epicentros situados en Argentina y en México. Fue esta agitación de las ideas la que propició que se discutiera a fondo en el Primer Congreso universitario de 1948, presidido por Llerena, temas fundamentales como la organización del gobierno universitario, la creación de la Facultad de Humanidades, la independencia económica de la universidad, la autonomía universitaria, la superación del profesionismo y la reorganización de la investigación científica. La pregunta necesaria ante este legado es si estamos cultivando esa movilidad intelectual íntimamente asociada con los problemas de la universidad y del desarrollo nacional. Pareciera que el sentido de la universidad y su misión ha dejado de ser un tema permanente de los universitarios.

Aunque la expresión “reforma universitaria” está más bien vinculada, en el imaginario nacional, a los años 60, es importante señalar que de 1944 a 1950 se institucionalizaron una serie de elementos como el desarrollo científico ligado a la solución de problemas nacionales, es decir, la universidad al servicio de la nación. Con la inauguración del Instituto Tropical de Investigaciones Científicas (1950) se emuló el modelo alemán de organización de la investigación. Adolf Meyer-Abich, un filósofo neokantiano de renombre, fue su primer director. Su hermano, Helmut Meyer-Abich, fue uno de los científicos más productivos del Instituto, que formó a nuevas generaciones de salvadoreños y que nos legó estudios fundamentales para la construcción de la carretera el litoral y el desarrollo hidroeléctrico del río Lempa. En el Instituto, además, se desarrolló investigación vulcanológica, geotérmica, de la flora y fauna, así como de enfermedades tropicales, las cuales aún siguen siendo motivo de consulta.

Es muy interesante resaltar que, a pesar de sus aportes al desarrollo universitario, Llerena es un desconocido en la UES, y esto tiene razones muy peculiares ligadas a la vida universitaria. En los últimos años no hemos sido precisamente cultivadores de la herencia científica y de pensamiento universitario de nuestra alma mater. La muestra más clara es que no abundan los estudios sobre la historia de la universidad y sus aportes a la nación. Llerena como otros, fue perseguido y atacado por quienes en diferentes momentos han hecho mal uso de la libertad política y de la democracia que caracteriza a las universidades públicas latinoamericanas. Y esto último es quizá una de las tareas más urgentes que tenemos los universitarios en la actualidad. A 178 años de su fundación, la UES tiene la obligación de revisarse críticamente, de pensar si está aportando al desarrollo de pensamiento crítico desde la apertura al mundo y en un ambiente de colaboración intelectual; los universitarios debemos asumir la revitalización de la política universitaria, para convertirla en un referente ético de la política nacional. No se trata simplemente de celebrar otro año más de fundación, sino de impulsar una transformación de la universidad que le restituya su lugar de conciencia crítica de la sociedad.

 

Carlos Rodríguez Rivas es el coordinador del Instituto Nacional de Formación Docente. Es licenciado en Filosofía con estudios de maestría en Filosofía Iberoamericana. Es coordinador del Centro Nacional de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades (CENICSH). Ha sido formador del Plan Nacional de Formación de Docentes en Servicio del Sector Público (PNFD), y actualmente es coordinador del área de ciencias sociales del PNFD. 
 
Carlos Rodríguez Rivas es el coordinador del Instituto Nacional de Formación Docente. Es licenciado en Filosofía con estudios de maestría en Filosofía Iberoamericana. Es coordinador del Centro Nacional de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades (CENICSH). Ha sido formador del Plan Nacional de Formación de Docentes en Servicio del Sector Público (PNFD), y actualmente es coordinador del área de ciencias sociales del PNFD. 

]]>
Columnas Tue, 19 Mar 2019 18:43:30 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23138/El-legado-de-la-UES-a-178-años-de-fundación.htm
El santo y el mago: los dos salvadoreños más universales http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000027317.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23136/El-santo-y-el-mago-los-dos-salvadoreños-más-universales.htm Más allá del marzo que zurce irónicamente sus biografías, Mágico y monseñor Romero han transitado por caminos muy diferentes, casi incompatibles, en teoría. Y, sin embargo, son los salvadoreños más universales. Un mago y un santo se parecen entre sí lo mismo que una pelota y una cruz. Más allá del marzo que zurce irónicamente sus biografías (uno nació el 13 de ese mes y al otro lo mataron un 24), Jorge Mágico González y monseñor Óscar Arnulfo Romero han transitado por caminos muy diferentes, casi incompatibles, en teoría.

Uno fue un religioso que a medida creció en su carrera eclesial y se convirtió en arzobispo pudo potenciar su voz contra los opresores gobiernos y guardias nacionales de turno hasta su asesinato al inicio de la guerra salvadoreña. Hoy es un santo católico. El otro es un habilidoso jugador de fútbol que empezó a destacar en El Salvador y en el Mundial del 82 hasta enamorar a grandes clubes de Europa, pero que finalmente recaló en el modesto Cádiz, de España, donde durmió –a veces literalmente– arropado por el éxito deportivo. Hoy ahí –y acá, sobre todo cada cumpleaños– es un ídolo.

¿Habrá, no obstante, algo más que una a esta pelota y a esta cruz aparte de su nacionalidad y del caluroso marzo? Sí. Por un lado, que los dos se han convertido en íconos de la cultura salvadoreña, en los más universales de un país más famoso por sus maras que por sus maravillas. Y por el otro, que de esa misma condición de iconicidad –como bien señala el académico francés Roland Barthes cuando teoriza sobre el concepto– han derivado por lo menos dos discursos sobre ellos: uno, el de seres que se admiran y generan adeptos como hormigas con la azúcar; y otro, el de personajes que alguna parte de la sociedad cuestiona y, en algunos casos extremos, hasta detesta. Íconos culturales, ajá, como Frida para México, como el Che para algunos países latinoamericanos. Tan queridos y tan criticados a la vez. Tan polémicos.

Veamos el primer lado: su universalidad. Los rostros de ambos –santo y mago– han sido pintados, esculpidos, escritos, cantados o dramatizados en al menos dos continentes. Hay estatuas o pinturas de monseñor Romero en Londres, en Apopa, en Panamá, en Los Ángeles, en San Carlos Lempa y en Roma, por citar algunos sitios; además se han escrito unos 100 libros sobre él, un par de obras de teatro, varias películas y algunas canciones.

Igual sobre el Mágico. En México lo han incluido en museos e inmortalizado en murales, hay puertas de estadio que llevan su nombre en Cádiz y recintos enteros bautizados en su honor en San Salvador; también una obra de teatro cuscatleca, bulerías andaluzas, libros, canciones, documentales y bocas argentinas como la de Maradona que pronuncian su nombre con respeto.

Además, si usamos las métricas que Google pone a disposición gratuitamente, ambos son los personajes de la cultura popular salvadoreña más buscados a nivel mundial. Valga este párrafo, a manera de homenaje, para mencionar a otros grandes compatriotas que figuran en esas estadísticas: Roque Dalton, Francisco Gavidia, Álvaro Torres… (Ojo: ninguna mujer, notará el investigador Lara Martínez en un texto sobre nuestra identidad nacional). Eso sí, ni uno de ellos cerca siquiera del Mágico. Y eso también: el Mágico tampoco cerca de San Romero; por mucho, el más buscado en más países y –como lo sostienen varios entendidos en la materia– el más universal.

Y del otro lado está el doble discurso que la sociedad construye en torno a ellos y que ambos también comparten. Monseñor no es un sacerdote, nada más: es un mártir. Es un símbolo de la izquierda, de la lucha contra la opresión que murió por una bala oligarca. Sin embargo, para una parte de la derecha también es solo un líder espiritual y religioso al que no conviene romantizar como revolucionario para no evocar a quien lo mató. Mientras que para otros, cada vez para menos, para los más recalcitrantes, es solo un comunista. Cura rojo y nada más.

El mágico también es un ícono mitológico. No en términos políticos, claro está, pero sí es en el imaginario colectivo algo más que solo un hombre corriendo tras el balón. Es la leyenda del salvadoreño que lleva dos machetes en las piernas con los que corta culebras rivales que, embobadas, no saben cómo picarlo. Es el de los goles messianos antes de Messi. La metáfora del que se va, tiene éxito y regresa como un héroe; un migrante, al fin y al cabo. Pero también es ese indisciplinado que, por anidar en bares, en clubes de flamenco y en varias camas –ya sea despierto con mujeres o dormido en soledad–, dejó ir la oportunidad de trascender en un equipo grande. Mal ejemplo.

No pretendo cerrar esta discusión sino apenas empezarla. Yo estoy convencido de que ambos –pero sobre todo Romero– se han convertido en los salvadoreños más universales, en los íconos por excelencia en un país de pocos íconos. Uno, un santo con una cruz sobre el hombro; y el otro, un mago que saca pelotas del sombrero. ¿Usted qué piensa?

*Basado en El mago y el beato: ensayo sobre dos íconos culturales de un país de pocos íconos, del autor de esta columna y ganador de la categoría Ensayo en los Juegos Florales 2017, publicado por el Ministerio de Cultura y disponible en el MUNA.

 

Willian Carballo ( @WillianConN )  es investigador, catedrático y consultor especializado en medios, cultura popular, jóvenes y violencia. Coordinador de investigación en la Escuela de Comunicación Mónica Herrera.
 
Willian Carballo ( @WillianConN )  es investigador, catedrático y consultor especializado en medios, cultura popular, jóvenes y violencia. Coordinador de investigación en la Escuela de Comunicación Mónica Herrera.

]]>
Columnas Tue, 19 Mar 2019 18:02:57 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23136/El-santo-y-el-mago-los-dos-salvadoreños-más-universales.htm
Los hijos pródigos del FMLN http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23134/Los-hijos-pródigos-del-FMLN.htm 360 grados Mon, 18 Mar 2019 12:24:59 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23134/Los-hijos-pródigos-del-FMLN.htm Los hijos pródigos del FMLN http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000030446.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23133/Los-hijos-pródigos-del-FMLN.htm En las religiones cristianas se suele utilizar mucho la parábola del Hijo Pródigo como un ejemplo de misericordia hacia los pecadores. El texto básicamente refiere que un padre tenía dos hijos y que el menor de ellos pidió la parte de su herencia para buscar fortuna en otra tierra. Allá le fue mal y tuvo que emplearse en pastorear cerdos, de los cuales hasta envidiaba lo que comían. Al final, ya arrepentido, decide volver adonde su padre y pedirle perdón por haberse ido. La atención del padre hacia el hijo menor le causa envidia al hijo mayor, que le reclama por el agasajo preparado para el retornado. La respuesta del padre es contundente: “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto, y ha vuelto a la vida; estaba perdido, y ha sido hallado”.

El 3 de febrero el FMLN tuvo uno de sus mayores descalabros electorales de toda su historia. Básicamente quedó relegado a ser la tercera fuerza del país, algo que no ocurrió ni siquiera la primera vez que participó en elecciones en 1994. Este golpe lo ha llevado a adelantar más de un año sus elecciones de autoridades, con el fin de elegir a una nueva dirección, que afronte las elecciones de 2021 y eviten que este partido, otrora glorioso, pase a la irrelevancia política.

Sin embargo, aparejado a esto que me parece una buena medida de cara a refrescar al partido, en los últimos días ha anunciado que realizará una comparación entre su padrón de militantes y los 176 mil respaldantes que firmaron para la constitución del partido Nuevas Ideas. Esto, con el fin de sacarlos por considerarlos traidores al FMLN.

Más allá de la valoración técnica de que estas personas en la práctica ya no están afiliadas a ningún instituto político, pues al firmar para la constitución de NI renunciaron tácitamente a su partido de origen, considero que es más importante valorar la acción del Frente. Su proclama dice mucho del enfoque que sigue gobernando en su interior y que a mi juicio es responsable, en parte, de los resultados en la elección legislativa de 2018 y el presidencial de 2019.

¿Por qué el FMLN decide expulsar a estos militantes en lugar de irlos a buscar para conocer las razones de su descontento? El partido parece no entender que esta gente que alguna vez vibró junto a otros simpatizantes, es la que mejor puede responder a las interrogantes que ahora se hacen en las asambleas internas de los últimos días. No sé si alguno de estos exafiliados va a regresar, tal como ocurre en la parábola del hijo pródigo, pero sí sé que son estos los que mejor podrían decirle al partido en qué falló, qué cosas no se hicieron bien y qué debió haberse cambiado.

Algunos podrían creer que esta gente que firmó por Nuevas Ideas lo hicieron simplemente porque cayeron bajo el embrujo de Bukele, debido a que tienen muy baja formación política. Pero me parece que esto solo podría ser cierto si la gran mayoría de los firmantes fueran personas que nunca asistieron a una escuela política, lo que además hablaría de la carencia de una verdadera práctica de formación de cuadros al interior del FMLN. Me inclino más por pensar que el verdadero responsable es la miopía política de no saber reconocer los errores a tiempo para corregirlos, cuando quizá varias de estas personas nos los advirtieron.

De acuerdo a algunas publicaciones, entre los firmantes están excombatientes, mandos medios durante el conflicto y sobre todo muchos que religiosamente votaba por el Frente. ¿Cuánta de esta gente votó porque le apareció una publicación de Nayib en redes sociales, más que por el descontento de un cambio que esperaron y que no les llegó? Por supuesto, esto no implica que ese cambio llegará con el ahora presidente electo, sino que la votación por Nayib, al menos de los antiguos votantes del Frente, parece basarse principalmente en el descontento y la frustración.

Quizá el error del FMLN es creer que estas personas son las pródigas, las descarriadas, cuando en realidad lo ha sido el partido al alejarse de su razón de ser. Por ello, creo que hay que salir al encuentro de estas personas, no tanto para que ellas regresen sino para escucharlas, pues somos nosotros los que debemos regresar a ganarnos la confianza de las mayorías. Solo hasta entonces alegrémonos, cuando aceptemos que estábamos perdidos, cuando logremos reencontrarnos.

 

Malcolm Cartagena cuenta con 14 años de trayectoria en materia electoral. Ha participado como observador electoral certificado por la OEA y por el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA) en varios países del mundo. Actualmente dirige capacitaciones y elabora materiales de divulgación electoral. Estudia Comunicaciones y es afiliado del partido FMLN.
 
Malcolm Cartagena cuenta con 14 años de trayectoria en materia electoral. Ha participado como observador electoral certificado por la OEA y por el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA) en varios países del mundo. Actualmente dirige capacitaciones y elabora materiales de divulgación electoral. Estudia Comunicaciones y es afiliado del partido FMLN.

]]>
Columnas Mon, 18 Mar 2019 12:22:20 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23133/Los-hijos-pródigos-del-FMLN.htm
El estado de sitio anuncia la derrota de la dictadura http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23135/El-estado-de-sitio-anuncia-la-derrota-de-la-dictadura.htm 360 grados Mon, 18 Mar 2019 06:55:59 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23135/El-estado-de-sitio-anuncia-la-derrota-de-la-dictadura.htm Los desafíos del Infod http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23132/Los-desafíos-del-Infod.htm 360 grados Sun, 17 Mar 2019 22:54:23 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23132/Los-desafíos-del-Infod.htm China: ¿una relación problemática? http://www.elfaro.net/themes/publication_1/theme_1/img/logo_rsi.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23131/China-¿una-relación-problemática.htm 360 grados Sun, 17 Mar 2019 22:50:43 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/360grados/23131/China-¿una-relación-problemática.htm Hoy sí: el penal de la esperanza http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop_0_0_2000_1333/images%7Ccms-image-000031435.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/ef_foto/23110/Hoy-sí-el-penal-de-la-esperanza.htm Hablar del Centro Penal La Esperanza, conocido como Mariona, ha sido por décadas hablar del oprobio: violaciones a internos, reos durmiendo apiñados bajo catres, sarna carcelaria, masacres, dominio de bandas criminales, extorsión. Y hedores: a orina, a humedad, a podrido. Por años, aquello no ha sido un espacio de rehabilitación y castigo, sino únicamente de castigo, vergüenza y más castigo. Así la cárcel que más internos alberga de El Salvador... Hasta ahora. Ahora Mariona no es así. Sus más de 5 300 reos ya no viven en el oprobio. Este penal fundado en 1972 es clave para entender la historia criminal salvadoreña. Aquí fueron encerrados a inicios de los noventa pandilleros deportados desde el sur de California, y sufrieron todo tipo de vejaciones cuando sus letras y números apenas sonaban en el país. Aquí nació La Raza, la banda carcelaria de civiles más grande, que aún existe y delinque en el país. Aquí ocurrió la mayor masacre habida en el sistema penitenciario, el 18 de agosto de 2004: 32 muertos y 20 heridos en un combate de horas entre La Raza y el Barrio 18 (antes de su división en dos). En julio del 2015, Élmer Mauricio Mira Guerra fue nombrado nuevo director de Mariona. Casi cuatro años después, la cárcel muestra estampas antes impensables: reos en sesiones de yoga, una ludoteca para los hijos de los internos, clases de inglés, cocina, computación, comida digna servida con dignidad... Y el olor, que ya no es un tufo permanente. De la mano del director Mira y bajo el llamado modelo 'Yo Cambio', la que por años fue la cárcel de la vergüenza ahora cuesta menos relacionarla con el concepto rehabilitación. Mariona se está convirtiendo en el ejemplo amable de un sistema penitenciario que, por otro lado, aún mantiene a varios miles bajo medidas de reclusión que según Naciones Unidas son inhumanas.
Mariona se divide cinco sectores y alberga a  5,362 reos que son vigilados por unos 70 custodios. La mayoría de los reos visten de blanco, a excepción de los reos cn un perfil más problemático, que son recluidos en el pequeño Sector 4 y la planta alta del Sector 2. Estos últimos visten de naranja y no tienen decrecho a los programas del penal.
 
Mariona se divide cinco sectores y alberga a  5,362 reos que son vigilados por unos 70 custodios. La mayoría de los reos visten de blanco, a excepción de los reos cn un perfil más problemático, que son recluidos en el pequeño Sector 4 y la planta alta del Sector 2. Estos últimos visten de naranja y no tienen decrecho a los programas del penal.

 

 

Cerca de 50 hombres practican yoga a diario desde hace cinco meses en el Sector 3 de Mariona. Parte del modelo 'Yo Cambio' consistió en entrenar reclusos en disciplinas como esta, para que luego condujeran la práctica de los demás. 
 
Cerca de 50 hombres practican yoga a diario desde hace cinco meses en el Sector 3 de Mariona. Parte del modelo 'Yo Cambio' consistió en entrenar reclusos en disciplinas como esta, para que luego condujeran la práctica de los demás. 

 

 

Jonathan Reyes tiene 34 años y es un expandillero del Barrio 18 Sureños. Desde hace cinco años paga una condena en Mariona por portación de armas de guerra. Hace dos años entró a la industria penitenciaria en el área de la maquila.
 
Jonathan Reyes tiene 34 años y es un expandillero del Barrio 18 Sureños. Desde hace cinco años paga una condena en Mariona por portación de armas de guerra. Hace dos años entró a la industria penitenciaria en el área de la maquila. "Aquí es donde he aprendido este oficio, estoy muy agradecido. Yo en el 2026 cumplo mi condena y de esto voy a poder trabajar y sobrevivir sin delinquir en las calles’’, dice.

 

 

40 reos de cuatro sectores forman parte del área de calzado. El proceso de industrialización de calzado es parte del 'Yo Cambio'. A futuro, el plan consiste en suministrar a la Policía Nacional Civil, Fuerza Armada y centros escolares.
 
40 reos de cuatro sectores forman parte del área de calzado. El proceso de industrialización de calzado es parte del 'Yo Cambio'. A futuro, el plan consiste en suministrar a la Policía Nacional Civil, Fuerza Armada y centros escolares.

 

 

Durante el día, los internos realizan actividades de mantenimiento a la infraestructura del centro penal. Según el director, Élmer Mauricio Mira, esta es una forma de reducir costos de mano de obra, mantener el espacio en condiciones decentes y eliminar el ocio carcelario.
 
Durante el día, los internos realizan actividades de mantenimiento a la infraestructura del centro penal. Según el director, Élmer Mauricio Mira, esta es una forma de reducir costos de mano de obra, mantener el espacio en condiciones decentes y eliminar el ocio carcelario.

 

 

En Mariona casi nadie lleva esposas para moverse en las instalaciones. Las de la imagen están reservadas para los reos de alta peligrosidad de los sectores 2 y 4. En este último pagan condenas 87 miembros y cabecillas de las bandas Los Trasladados y La Raza. Esa última organización gobernó por décadas Mariona. Su poder fue tal que podían ingresar drogas, alcohol y prostitutas para celebrar fiestas dentro de la cárcel. Los relusos tenían que pagar a la agrupación para hacer una llamada telefónica o participar en los pocos talleres que antes se impartían. 
 
En Mariona casi nadie lleva esposas para moverse en las instalaciones. Las de la imagen están reservadas para los reos de alta peligrosidad de los sectores 2 y 4. En este último pagan condenas 87 miembros y cabecillas de las bandas Los Trasladados y La Raza. Esa última organización gobernó por décadas Mariona. Su poder fue tal que podían ingresar drogas, alcohol y prostitutas para celebrar fiestas dentro de la cárcel. Los relusos tenían que pagar a la agrupación para hacer una llamada telefónica o participar en los pocos talleres que antes se impartían. 

 

 

La ludoteca es un lugar que fue adecuado para que los internos puedan recibir la visita de sus hijos. Nueve reos fueron capacitados en el uso del material de la ludoteca, juegos para que los niños compartan un momento de diversión con sus padres. En los peores años de Mariona, hubo muchas denuncias de visitas que eran violadas o asaltadas cuando llegaban a visitar a sus parientes. 
 
La ludoteca es un lugar que fue adecuado para que los internos puedan recibir la visita de sus hijos. Nueve reos fueron capacitados en el uso del material de la ludoteca, juegos para que los niños compartan un momento de diversión con sus padres. En los peores años de Mariona, hubo muchas denuncias de visitas que eran violadas o asaltadas cuando llegaban a visitar a sus parientes. 

 

 

Dibujos pintados con acuarelas y lápices de colores por los hijos de los reclusos en la ludoteca del Centro Penal La Esperanza.
 
Dibujos pintados con acuarelas y lápices de colores por los hijos de los reclusos en la ludoteca del Centro Penal La Esperanza.

 

 

El programa de educación incluye clases de lectura, computación e inglés. Cada nivel dura cinco meses y de cada proceso se escogen a los mejores alumnos para que impartan clases en niveles inferiores. En total, más de 2 600 reos asisten a las clases.
 
El programa de educación incluye clases de lectura, computación e inglés. Cada nivel dura cinco meses y de cada proceso se escogen a los mejores alumnos para que impartan clases en niveles inferiores. En total, más de 2 600 reos asisten a las clases.

 

 

Fachada del Centro Escolar General Francisco Menéndez ubicado dentro de Mariona. Aquí asisten a diario 542 reos a nivel básico de escolaridad y 242 a bachillerato, divididos en turnos de mañana y tarde.
 
Fachada del Centro Escolar General Francisco Menéndez ubicado dentro de Mariona. Aquí asisten a diario 542 reos a nivel básico de escolaridad y 242 a bachillerato, divididos en turnos de mañana y tarde.

 

 

Hace años, repartir alimentos en Mariona era un proceso repugnante: cada quien tenía que conseguir un recipiente para recibir su ración. Botellas cortadas a la mitad, guacales e incluso pedazos de tela eran utilizados como cuencos para comer con las manos. Ahora, reciben alimentación en recipientes dispuestos por la administración carcelaria. Cada día se entregan más de 15 000 raciones de comida entre desayuno, almuerzo y cena.
 
Hace años, repartir alimentos en Mariona era un proceso repugnante: cada quien tenía que conseguir un recipiente para recibir su ración. Botellas cortadas a la mitad, guacales e incluso pedazos de tela eran utilizados como cuencos para comer con las manos. Ahora, reciben alimentación en recipientes dispuestos por la administración carcelaria. Cada día se entregan más de 15 000 raciones de comida entre desayuno, almuerzo y cena.

 

 

Puntual, cada día el almuerzo empieza a entregarse a las 12 del mediodía en Mariona. Una de las raciones servidas el jueves 31 de enero del 2019 fue un revuelto de salchicha con pasta, arroz y tortillas en un recipiente con tapadera para conservar la temperatura.
 
Puntual, cada día el almuerzo empieza a entregarse a las 12 del mediodía en Mariona. Una de las raciones servidas el jueves 31 de enero del 2019 fue un revuelto de salchicha con pasta, arroz y tortillas en un recipiente con tapadera para conservar la temperatura.

 

 

Una veintena de reos hace ejercicio en el Rocas Gym de Mariona. Las mancuernas y el resto de equipos están hechos de forma artesanal. Los adoquines sirven de discos, algunas  barras son de madera y otras de de hierro.
 
Una veintena de reos hace ejercicio en el Rocas Gym de Mariona. Las mancuernas y el resto de equipos están hechos de forma artesanal. Los adoquines sirven de discos, algunas  barras son de madera y otras de de hierro.

 

El programa de deportes es el tercero con mayor número de reos inscritos en el penal, sólo superado por el de religión y el educativo. La mayoría de actividades deportivas se realizan en los sectores 2 y 3, los más amplios, al punto que el S-2 alberga una cancha polvosa para la práctica del futbol. 
 
El programa de deportes es el tercero con mayor número de reos inscritos en el penal, sólo superado por el de religión y el educativo. La mayoría de actividades deportivas se realizan en los sectores 2 y 3, los más amplios, al punto que el S-2 alberga una cancha polvosa para la práctica del futbol. 

 

 

En una visita que hizo El Faro a finales del 2011 se pudo constatar que más de 20 reos dormían apiñados en celdas fétidas de tres por cuatro metros, donde incluso no cabían estirados en el suelo. Hoy las celdas lucen limpias y el tema de los malos olores está cada vez más controlado.
 
En una visita que hizo El Faro a finales del 2011 se pudo constatar que más de 20 reos dormían apiñados en celdas fétidas de tres por cuatro metros, donde incluso no cabían estirados en el suelo. Hoy las celdas lucen limpias y el tema de los malos olores está cada vez más controlado.

 

 

Reos en fase tres de tratamiento para tuberculosis. Los enfermos son aislados durante su recuperación para evitar el contagio en la población del penal.
 
Reos en fase tres de tratamiento para tuberculosis. Los enfermos son aislados durante su recuperación para evitar el contagio en la población del penal.

 

 

Ariel Vides, de 32 años, padece de espasmo muscular crónico; y José Rivera, de 67 años, tiene dañado un disco de la columna. Ambos reciben tratamiento fisioterapéutico en la clínica del penal.
 
Ariel Vides, de 32 años, padece de espasmo muscular crónico; y José Rivera, de 67 años, tiene dañado un disco de la columna. Ambos reciben tratamiento fisioterapéutico en la clínica del penal.

 

 

En Mariona hay actividades los 365 días del año. En la imagen, un grupo de reos hace estiramientos antes de una práctica de deporte en la cancha del Sector 2. 
 
En Mariona hay actividades los 365 días del año. En la imagen, un grupo de reos hace estiramientos antes de una práctica de deporte en la cancha del Sector 2. 

]]>
EF Foto Sun, 17 Mar 2019 20:49:42 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/ef_foto/23110/Hoy-sí-el-penal-de-la-esperanza.htm
Mariona ya no es lo que era (afortunadamente) http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031421.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/el_salvador/23111/Mariona-ya-no-es-lo-que-era-(afortunadamente).htm La cárcel emblema del sistema penitenciario de El Salvador es hoy más humana, mejor. Esta crónica reporteada al interior de Mariona narra cómo se ha logrado el debilitamiento a niveles nunca antes conocidos de bandas de civiles como La Raza o Los Trasladados, cómo el Estado ahora controla todos los sectores, y cómo empieza a tener sentido el concepto de la rehabilitación, olvidado por décadas a pesar de ser la salvadoreña una de las sociedades del mundo a la que más le gusta encerrar a sus ciudadanos: de cada mil personas, seis viven encarceladas.
La torre que separa los sectores 2 y 3 es uno de los elementos que identifican Mariona, la cárcel que más privados de libertad alberga de todo el sistema penitenciario de El Salvador. Foto Carlos Barrera.
 
La torre que separa los sectores 2 y 3 es uno de los elementos que identifican Mariona, la cárcel que más privados de libertad alberga de todo el sistema penitenciario de El Salvador. Foto Carlos Barrera.

La última vez que estuve acá me fui con el zapato lleno de mierda. Ocurrió a inicios de 2011, cuando el director general de Centros Penales nos invitó a visitar de noche esta cárcel que todo mundo llama Mariona. Justo donde estoy tenían aislados a una cuarentena de presos en dos celdas diminutas y sin baños. Alguna vez esto había sido una biblioteca, nos dijeron. Aquellos reos sabían que sólo podían elegir entre aquel encierro medieval o su muerte, porque en todos los sectores del penal los querían asesinar. Pasaban encerrados 23 horas y media, y cagaban en bolsas o papeles que lanzaban fuera de la celda. Cuando me acerqué a platicar en la oscurana, me paré sobre uno de los cerotes, pero los olores eran tan nauseabundos que hasta que regresé a la casa no supe de la mierda en mi zapato.

—Esto aún era un chiquero cuando yo llegué –dice Élmer Mira, el director de Mariona desde julio de 2015.

Ahora son las 10 de la mañana del 31 de enero del año 2019, y me cuesta reconocerlo como el mismo lugar. Huele bien, a nada. Las dos celdas en las que se hacinaban cuarenta y tantos son dos oficinas con fluorescentes, pintadas de color beige apastelado, con su par de escritorios, laptops, archiveros, media docena de garrafones de agua y unas pizarras colgadas que registran al detalle qué hacen los más de 5 300 reos de esta cárcel, la más poblada y emblemática de El Salvador. Leo que hoy, por ejemplo, hay 37 internos en el taller de pintura, 58 en el de carpintería, 707 en programas deportivos, 22 en la orquesta carcelaria que canta Mi país.

Hace ocho años, fue al regresar a casa de madrugada cuando me percaté de la mierda en mi zapato, un zapato con una suela de surcos estrechos y profundos. Tocó hacer de tripas corazón y sacarla con palillos, entre arcadas, maldiciendo mi suerte. Hoy la visita a Mariona apenas está comenzando, y al final del día las sensaciones serán muy diferentes.

***

Mariona es al sistema carcelario de El Salvador lo que El Mozote a la guerra civil, lo que Auschwitz al Holocausto, lo que Hernán Cortés a la conquista. Mariona es un símbolo. Cuando Mariona estornuda, el sistema penitenciario entero se resfría.

Acá sucedió en agosto de 2004 la peor masacre registrada en una cárcel salvadoreña. Civiles y dieciocheros se toparon y el saldo fue de 32 cadáveres, aunque aún se escuchan voces que vivieron aquello que aseguran que hubo más muertos, pero que a varios los picaron y se perdieron por las alcantarillas. Dos semanas después de aquella masacre, el Gobierno tomó la inédita decisión de asignar penales completos a la Mara Salvatrucha (MS-13) y a la 18, y consumó así la segregación de los pandilleros, un hito en la evolución del fenómeno de las maras.

Cadáveres apilados tras la masacre ocurrida en la cárcel de Mariona el 18 de agosto de 2004, la más mortífera de la que se tiene registro en la historia del sistema penitenciario de El Salvador. Foto Roberto Escobar (AFP).
 
Cadáveres apilados tras la masacre ocurrida en la cárcel de Mariona el 18 de agosto de 2004, la más mortífera de la que se tiene registro en la historia del sistema penitenciario de El Salvador. Foto Roberto Escobar (AFP).

—Hasta un taller de reparación de teléfonos hemos encontrado –dice el director Mira.

Los números y datos elementales de Mariona son estos: comenzó a operar en 1972, sobre una infraestructura que iba a acoger una escuela; está en Ayutuxtepeque, el cantón San Luis Mariona, junto a una calle muy explícita llamada calle a Mariona; la distancia a Catedral metropolitana es de poco más de siete kilómetros; se extiende 52 000 metros cuadrados, un poco menos que lo que ocupan el Estadio Cuscatlán y su parqueo; está diseñada para 1 200 pero este viernes de 2019 alberga a 5 362 personas, más gente que la que gobiernan los alcaldes de 61 municipios de El Salvador; se divide en cinco sectores disparejos, además de un centro escolar, múltiples talleres y una generosa área administrativa; todo mundo le dice Mariona –o Miami–, pero su nombre cabal es Centro Preventivo y de Cumplimiento de Penas La Esperanza.

A finales del año 2011, El Faro publicó una larga crónica sobre este penal, titulada ‘La cárcel de la vergüenza’. Detallaba “las condiciones de vida medievales”, la definía atinadamente como “el símbolo histórico de las carencias y riesgos del sistema penitenciario”, y perfilaba el control asfixiante que en los sectores más concurridos ejercía una poderosa banda de civiles llamada La Raza.

El director Mira hoy habla de La Raza en pasado. Pocas cosas en El Salvador habrán cambiado tanto en estos ocho años como Mariona. Pero afuera, en la sociedad a la que los que viven acá algún día regresarán, nadie –casi nadie– sabe de la revolución silenciosa que ha ocurrido, que está ocurriendo.

***

—Vamos primero al Sector 1 –dice el director Mira.

Es el más cercano a las oficinas que antes fueron un chiquero inmundo y más antes una biblioteca. Hay hoy 543 internos en el S-1, apenas un 10 % del total, y todos son nivel 3 de peligrosidad, los menos peligrosos. Uno de ellos forma parte de la orquesta carcelaria que canta Mi país.

Todo está pintado o beige apastelado o amarillo o negro, estos dos últimos los colores del ‘Yo cambio’, la filosofía de trabajo implementada por la Dirección General de Centros Penales para honrar el concepto rehabilitación. No hay ni un papel en el suelo. No hiede. Los internos, todos uniformados de blanco: chores, camiseta y calcetines. El calzado varía entre tenis, yinas y crocs, y sí tiene alguna licencia cromática.

Todos ahora están sentados en sillas playeras, en grupos de 20 o 25, y escuchan libreta o libro en mano al monitor que les da clases con una pizarra como apoyo. En una esquina uno enseña inglés; a la par, otro explica el uso de las mayúsculas; enfrente, varios leen la biblia; y más allá, un reo que es ingeniero en computación explica –sin computadoras– cómo se maneja una computadora.

—¡Buenos días! –dice el director Mira.

—¡Buenos días! –responde un ciento de voces.

Parece más una escuela que una cárcel.

Esto no era así antes. Cuando el director Mira llegó a Mariona en 2015, este sector –como todos los demás– estaba controlado por las bandas que por décadas controlaron la cárcel. Y entre todas, una especialmente poderosa: La Raza, conformada por civiles. En Mariona no hay pandilleros activos de la MS-13 ni de la 18 desde hace 15 años.

Desmontar el poder acumulado por La Raza fue el primer objetivo que se trazó el director Mira. Va para cuatro años en ello, y aún falta.

“Lo primero fue mejorar los controles –dice–, porque el ingreso de ilícitos era a través de nuestro propio personal”. El director Mira despidió a custodios y a administrativos, llevó a gente de su confianza que había conocido en su paso por otros penales, gestionó el apoyo de la Fuerza Armada, y renovó los protocolos de ingreso y salida. No fue una cosa de días o semanas, porque “el problema en este país es que las órdenes se cumplen un tiempo, pero luego se vuelve a lo mismo”.

En los distintos sectores se han colocado teléfonos para que los reos puedan hablar a sus familias, pero todas las llamadas se hacen bajo estricto monitoreo, además de ser pagadas por los internos. Foto Carlos Barrera.
 
En los distintos sectores se han colocado teléfonos para que los reos puedan hablar a sus familias, pero todas las llamadas se hacen bajo estricto monitoreo, además de ser pagadas por los internos. Foto Carlos Barrera.

En algunas paredes del S-1 hay teléfonos azules más propios del siglo XX, con teclas, auricular y cable. Los ha instalado Centros Penales para que los internos llamen a sus familiares, sus abogados. Se utilizan sólo cuando la dirección lo permite, y en el decálogo de normas de uso se establece que hay que respetar al operador que enlaza la llamada, que sólo habrá una persona junto al teléfono, y que el tiempo máximo será cinco minutos.

Lo visto en este sector tiene muy poco que ver con el Mariona de hace unos años. Ordenado, limpio, organizado, pero lo más sorprendente quizá sea que el director Mira se mueve como Juan por su casa. Al S-1 hemos entrado él, tres periodistas de El Faro y una comunicadora de Centros Penales, sin siquiera un custodio. Es bajito, carga unos lentes que le dan plante de estudiante aplicado, y camina con un radio colgado en el cincho, pero los internos lo respetan como nunca yo había visto antes que respetaran a un director en una cárcel salvadoreña, y he visitado nueve.

Si pretendía impresionarnos, lo ha conseguido, pero este es el sector de los biemportados, el de los que están pensando más en cómo ganarse un traslado a un Centro de Detención Menor (CDM), para empezar a reducir días de condena mientras limpian playas, pintan escuelas o reparan unidades de salud. Habrá que ver en los demás sectores...

***

A El Salvador se le atragantan las personas como Fredy. Presentada en enero, una encuesta de la Universidad Centroamericana (UCA) reveló que cuatro de cada diez salvadoreños creen que hay gente imposible de rehabilitar, ni aunque el Estado y la sociedad les brindaran las condiciones idóneas.

Cuesta creerlo viéndolo en su celda, con las piernas tan flácidas que no camina sin muletas, pero Fredy Alberto Escamilla Ramírez (1976, 3 de noviembre) tuvo en la segunda mitad de los noventa rango y peso en la Teclas Locos (TLS) primero y en la Ateos Locos (ALS) luego, clicas ambas del programa La Libertad de la Mara Salvatrucha.

Fredy está en Mariona desde julio de 2015. Antes pasó nueve años en el Centro Penal de Sonsonate, la cárcel que el Estado salvadoreño asignó en 2004 a los pesetas, pandilleros amenazados de muerte por su propia pandilla, por considerarlos traidores.

—¿Sonsonate? ¿Usted es peseta entonces? –pregunto.

—Expandillero –me corrige–. Fui pandillero y ahora soy expandillero gracias a Dios, y estoy en busca de una reinserción social.

Fredy es de Jayaque, un pueblito de la cordillera del Bálsamo, pero la de su infancia no es una historia de pobreza extrema y pudo estudiar en un colegio privado en el centro de Santa Tecla, el Liceo Jorge Adalberto Lagos. Con 17 años, en 1994, se brincó en la TLS; la golpiza de nuevo ingreso que convirtió a Fredy en el Oso la recibió en El Cafetalón. En 2006 fue detenido y, dos años después, condenado a 40 años por homicidio agravado. Si cumpliera íntegra su condena, saldría en el año 2046.

En Mariona vive en el Sector 1, el de los menos problemáticos. Es monitor del ‘Yo cambio’ y todos los días, de 2 a 3:30 de la tarde, enseña historia de El Salvador a un grupo de reos. El modelo podría resumirse en esta frase: el reo que sabe enseña a los reos que no saben.

—Yo estudié hasta noveno –dice–, pero la pasión por la historia me nació acá. Empecé a leer y a leer y, como mi mente es receptiva gracias a Dios, aprendí mucho y hoy imparto esa materia.

A Fredy le faltan 28 años de condena. Pero a algo tiene que agarrarse y cree que su artritis reumatoide deformante y su hipertensión crónica le ayudarán a irse de Mariona después de cumplir la ‘tercia’, como le dicen acá a la tercera parte de la condena. Eso ocurrirá en enero de 2020.

—En la vida uno toma decisiones equivocadas que lo hacen venir a estos lugares –dice.

Fredy, un emeese retirado que imparte clases de historia, simboliza una idea incómoda para una parte significativa de la sociedad salvadoreña: que hay vida después de la pandilla. Y Fredy nomás es uno entre miles de expandilleros en El Salvador.

***

Dentro de Mariona hay una escuela que nada tiene que envidiar a cualquiera de las de allá afuera. Se llama Centro Escolar General Francisco Menéndez y se inauguró en 1995.

La matrícula este año es de 780 internos, de primer grado hasta bachillerato. Suena a mucho, pero apenas representa al 15 % de los inquilinos de Mariona. La demanda se come a la oferta, y a la hora de asignar pupitres la prioridad son los condenados, en detrimento de los que están a espera de juicio. “El procesado posiblemente se vaya”, justifica la criba Santiago Beltrán, 51 años, el director de este complejo educativo.

Unos 400 bachilleres han sido formados en estas aulas. La de 2019 será la novena promoción. “Justo hoy hemos recibido los resultados de la PAES”, dice Beltrán, “y tenemos a uno que se sacó 9.09”. La prueba la hicieron 43 reos, y la superaron dos de cada tres.

Reos matriculados en segundo grado reciben sus clases uniformados de blanco en el Centro Escolar General Francisco Menéndez, ubicado dentro de la cárcel. Foto Carlos Barrera.
 
Reos matriculados en segundo grado reciben sus clases uniformados de blanco en el Centro Escolar General Francisco Menéndez, ubicado dentro de la cárcel. Foto Carlos Barrera.

Todo esto estaba antes de que Mira asumiera como director, sólo que más desordenado, peor equipado y con los designios de La Raza como condición para decidir quién podía estudiar y quién no.

—La Raza está bien débil –dice el director Mira–, pero la persona que yo vine a sustituir aún pedía permiso para entrar en los sectores, y los internos le decían hasta dónde.

Retomar el control del penal está siendo largo y complejo. Una batalla simbólica fue la de uniformar a los internos. Todos de blanco, cabal como los que ahora están recibiendo clases. Hay otro uniforme en Mariona, uno anaranjado, pero quienes lo llevan no pueden estudiar acá. Más adelante se explicará.

No fue fácil uniformar a más de 5 300 reos en una cárcel en la que cada quien había vestido siempre como había querido. Pero el director Mira tuvo claro desde el inicio que, por su simbolismo, debía ser una de las primeras acciones.

—Yo no podría llamarme director si tuviera que pedir permiso a los internos –reitera.

Que todos terminaran uniformados tomó casi un año. Como los reos controlaban los sectores y hubo oposición, se apostó por una estrategia a medio-largo plazo basada en un control más estricto de lo que ingresaba en la cárcel.

—Prohibimos la ropa que no fuera blanca. Y ellos escondían su ropa, pero empezamos a quitarles o a esperar a que se quedaran sin nada; y ahí les decíamos: ¿quieren ropa nueva? Pues blanca es la única permitida.

El director Mira ganó la batalla, por eso ahora sólo se reciben clases si se viste de blanco. El siguiente paso es que haya también educación universitaria en Mariona. La apuesta es que la primera carrera sea Administración de Empresas.

—Y no a distancia, sino que los docentes van a venir a dar clases acá –dice el director Mira.

Todo suena lindo, meditado, incluso enternecedor. Hay tanto optimismo que hasta cuesta escribir párrafos como este: la referida encuesta de la UCA midió la tolerancia de los salvadoreños hacia sus reos preguntando qué tan seguros se sentirían si llegara a su colonia alguien recién salido de la cárcel. El 89 % de los encuestados respondió que inseguro o muy inseguro. Si el excarcelado era pandillero, el rechazo aumentaba hasta el 96 %. El Salvador parece ser un lugar en el que la condena no termina cuando termina la condena.

***

Mariona tiene una ludoteca para los niños que visitan a sus padres encarcelados que ya quisieran allá afuera. Es amplia, acogedora, con murales coloridos de animales y equipada con juegos, materiales educativos, televisores y personal que ayuda a que todo funcione. Se inauguró en mayo de 2018 y costó 25 000 dólares que donó la fundación La Niñez Primero.

—La ley nos exigía desde 2015 que existiera un espacio que genere condiciones de seguridad para los niños –dice el director Mira, el orgullo acentuando cada palabra.

Nueve internos atienden esta ludoteca. Ninguno condenado por delitos relacionados con violencia sexual, remarca el director Mira. Cuatro ahora están limpiando y desinfectando un rompecabezas que un niño recién utilizó. Rocían cada pieza con un vaporizador, la secan con un trapo y la vuelven a guardar.

—Cada vez que un niño juega, tenemos que echar este espray desinfectante, y también en las mesas –dice Emilio–. Y ahí tenemos jabón líquido, para que se laven las manos.

Emilio Alexander González Castro (1990, 11 de abril) es uno de los limpiadores. Lleva 10 años encarcelado, los 10 en Mariona. Cumple una condena de 15 por extorsión y agrupaciones ilícitas.

Entre 400 y 500 niños juegan en esta ludoteca cada mes. Emilio los ayuda y entretiene.

***

Sobre el portón hay un letrero colorido, con dibujos de árboles enrocados y de un sol rojo atardecer. ‘Bienvenidos Sector 2 Yo cambio’, dicen unas letras en relieve. Ya dentro, unas fotografías recuerdan cómo lucía esto hace cuatro años, lo mugriento, para que los que lo vivieron no olviden y los nuevos valoren. Hay álbumes fotográficos similares al entrar en cada sector de Mariona.

En el S-2 conviven dos grupos: acá en la planta baja, casi 1 200 internos con nivel 1 de peligrosidad, pero integrados todos en el ‘Yo cambio’ –seis de ellos forman parte de la orquesta carcelaria que canta Mi país– y por consiguiente vestidos de blanco; y en la planta alta, otros 700 a los que se les aplica lo que el director Mira llama “separación administrativa”, de anaranjado.

Ellos son los remanentes de las bandas (La Raza sobre todo, pero no solo), además de reos que generan problemas de convivencia: robos, peleas, indisciplinas graves. El naranja es como el que los gringos ponen a sus reos del corredor de la muerte. Ese color y la ‘separación administrativa’ aparejada son disuasivos poderosos en una cárcel en la que apenas 70 custodios manejan a más de 5 300 privados.

Excepto dos horas al día, los anaranjados pasan encerrados en sus celdas, en la planta alta de este Sector 2 y también en el pequeño Sector 4, donde hay otros 80 con el mismo perfil.

—¡Buenos días! –dice el director Mira.

—¡Buenos días! –responde un ciento de voces uniformadas de blanco.

No lo volveré a repetir porque así será todo este día, pero el director Mira camina en Mariona como Juan por su casa.

La dinámica es la misma que en el S-1, con grupos de reos que aprenden de otro reo que sabe más. Caminamos sobre al patio encementado hacia los barracones. Pasamos junto a un grupo en el que se enseña ‘Vida de Jesús’ y buenos días; justo a la par, otro sobre ‘Sexualidad humana’ y buenos días; y unos pasos adelante, el ‘Rocas Gym’, uno de los más concurridos, con pesas hechas con adoquines ensartados en barras de metal y buenos días.

Johnny Ochoa, de 34 años, se ejercita en el ‘Rocas Gym’, que es como los internos han bautizado el rudimentario gimnasio del Sector 2 de Mariona. Foto Carlos Barrera.
 
Johnny Ochoa, de 34 años, se ejercita en el ‘Rocas Gym’, que es como los internos han bautizado el rudimentario gimnasio del Sector 2 de Mariona. Foto Carlos Barrera.

Fue en este S-2 donde el director Mira tuvo que hacer frente a su primer motín. El 26 de agosto de 2015, mes y medio después de haber asumido, los internos se negaron al encierro como protesta ante las nuevas medidas. Hubo colchonetas quemadas, disparos al aire y obligada intervención de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía Nacional Civil.

Nueve meses después, el 24 de mayo de 2016, hubo otra revuelta más violenta aún. Ya la mayoría vestía de blanco, pero La Raza, aún vigorosa, no toleró el traslado a otra cárcel de Carlos Francisco Flores Rivera (a) el Rata, uno de sus líderes que mantenía poder en los patios de Mariona. Hubo más fuego, disparos de ambos lados, heridos y de nuevo la UMO.

—Se declaró emergencia, los encerramos un mes y, como teníamos el mapa de la estructura por el trabajo de inteligencia que se había hecho, fuimos a sacarlos uno a uno, foto en mano. Después de aquello comenzamos a vestirlos de naranja.

Este jueves, el 84 % de los inquilinos de Mariona viste de blanco, y el 16 %, de anaranjado. Establecida esa división, fue más fácil impulsar la idea de crear una comunidad penitenciaria.

—Que el interno sienta que mientras viva acá lo hará de forma digna. Se les enseñó a velar por el bienestar de sus compañeros de celda, a que la convivencia sea armónica, que tienen que limpiar, que no haya basura; por eso ya no siente tan fuerte ese olor putrefacto.

Y se hicieron algunas obras y mejoras de impacto. Justo estos días se está instalando un nuevo sistema de distribución de agua, y el director Mira lo muestra con orgullo paternal: “Toda el agua que se consuma va a ser filtrada”.

En los barracones del fondo –también pintados, ordenados, limpios– están las celdas, con diez camarotes en cada una con sendas colchonetas envueltas en sábanas lisas como si fuera hotel. Cero grafitis o pintas en las paredes.

—En teoría, en esta celda caben 20 internos.

—¿Y cuántos hay? –pregunto.

—Entre 40 o 45. Algunos duermen en las cuevas [el espacio bajo los camarotes, alzados sobre tacos de madera] y otros en hamacas.

El tema del hacinamiento sigue entre los pendientes y aún se siente olor a humanidad cuando uno entra en las celdas, pero nada que ver –absolutamente nada que ver– con lo inhalado hace ocho años.

“El Estado organizará los centros penitenciarios con objeto de corregir a los delincuentes, educarlos y formarles hábitos de trabajo, procurando su readaptación y la prevención de los delitos”, dice el artículo 27 de la Constitución. Las mejoras en Mariona y en el sistema penitenciario en torno al modelo ‘Yo cambio’ –con la excepción de las cárceles asignadas emeeses y dieciocheros activos– están entre los logros más relevantes del segundo gobierno del FMLN en El Salvador (2014-19). Y se han hecho a puerta cerrada, sin alharacas ni autobombos, quizá porque en una sociedad como la salvadoreña no genera simpatías –ni votos– que un gobierno garantice que un reo estudie, que su hija juegue en una ludoteca decorosa cuando lo visitan, o que la alimentación que recibe sea digna.

***

Una vez, en octubre del año 2012, pude ver el reparto de comida en la cárcel de Cojutepeque. Aquello fue grotesco. La empresa contratada por el Estado, Aliprac, dejaba unas bandejas metálicas en la entrada, los custodios dizque las revisaban para que no entraran ilícitos, y los propios internos se encargaban de repartir aquellos engrudos. Cualquier plástico servía como plato; a falta de, las manos entrelazadas para simular un guacalito y poder llevarse su ración de un líquido viscoso marrón con algo adentro que parecían salchichas destripadas.

En la nueva Mariona, los alimentos los recibe casi una veintena de reos seleccionados para ese trabajo. Todos visten uniformes y delantal y botas de hule, y llevan mascarilla y una red en el cabello. El coordinador de la Ranchería, que es como llaman este área, es Francisco.

—Llevo tres años y dos meses en este trabajo, por eso me hicieron encargado, porque conozco cómo es el tejemaneje –dice.

Francisco Alberto Cabrera Martínez (1986, 31 de agosto) llegó a Mariona en julio de 2013 y carga una condena de 30 años por un secuestro. Si la cumpliera entera, saldría con 57 años.

—Ahora estamos en el porcionado de la comida –dice Francisco–, algo que hacemos desde hace tres meses. A cada interno le damos su ración en un plato. Es algo serio. Este lugar no es para bromas. Trabajamos con la alimentación de nuestros compañeros.

Para alimentar a los 40 000 encarcelados que hay en El Salvador, el Estado ya no trabaja con Aliprac, sino con otra empresa llamada FoodTech. Francisco cree que el cambio ha sido para bien. Es más trabajo en la Ranchería, pero entregan a cada reo un recipiente compartimentado y sellado.

Francisco Cabrera, el encargado de la Ranchería, organiza el reparto de almuerzos en el Sector 3 de Mariona. Lo hace con delantal, mascarilla y red para el pelo, y la comida la entregan en raciones individuales, una mejora habida desde que el Estado contrató la FoodTech como suministradora de la alimentación. Foto Carlos Barrera.
 
Francisco Cabrera, el encargado de la Ranchería, organiza el reparto de almuerzos en el Sector 3 de Mariona. Lo hace con delantal, mascarilla y red para el pelo, y la comida la entregan en raciones individuales, una mejora habida desde que el Estado contrató la FoodTech como suministradora de la alimentación. Foto Carlos Barrera.

El menú hoy es arroz, algo de verdura, pasta con algún tropezón de carne, dos tortillas y fresco. No tiene tan mala pinta, la verdad. En unos minutos servirán 5 021 almuerzos de este tipo, más otras 295 raciones especiales para enfermos renales, hipertensos, personas que necesitan fibra, diabéticos.

—FoodTech trae un menú más variado –dice.

En la Ranchería trabajan 36 internos en dos turnos. Tres veces al día entregan los recipientes individuales, luego los reciben, los lavan y vuelta a empezar. Pero en los patios cada reo come donde puede, y al director Mira se le ha metido entre ceja y ceja que cada sector tenga un área para comer. “Yo creo que es más gratificante y más humano sentarse a una mesa y comer tranquilo”, dice.

***

—De aquí saqué mesas de billar –dice el director Mira.

Estamos en los barracones del S-3, el sector más amplio y nutrido de Mariona. Esta zona por la que ahora paseamos como si estuviéramos en un museo fue el centro de mando de La Raza.

—Aquí había una estructura –el director Mira señala el suelo y gesticula para simular paredes imaginarias– y todo estaba cerrado. Los cabecillas vivían en la celda 27, creo recordar, y aquí no entraba nadie.

Hoy miles dormirán en este Sector 3; en concreto, 2 640 reos catalogados como nivel 2 de peligrosidad, que el director Mira resume así: “Personas con condenas no tan largas y que su vida en prisión ha sido tranquila, sin formar parte de bandas; del Sector 3 sale la mayoría de las personas incorporadas en las áreas laborales”.

De los 22 que integran la orquesta carcelaria que canta Mi país, 14 son del S-3. Es la orquesta que lleva “la cumbia, la alegría, la parte pachanguera”. En un par de horas, en el patio de este sector arrancará el concierto más extraño que he visto en mi vida, pero nada permite suponerlo aún.

***

El 8 de octubre del año 2000, la Selecta enfrentó a San Vicente y las Granadinas en partido clasificatorio para Corea del Sur/Japón 2002. El Salvador ganó 1-2 aquel choque en Kingstown, la capital sanvicentina, y el gol que abrió el marcador lo anotó Daniel Sagastizado Velásquez (1971, 10 de abril). No es cualquier cosa golear de azul y blanco en partido oficial y en ruta a una Copa Mundial. Pues bien, aquel Sagastizado es desde hace una década inquilino de Mariona.

En el patio del Sector 3 hay delimitada una cancha sobre el piso de concreto. Es casi mediodía y el sol cae maldito, pero nueve reos en chores y camisas blancas trotan, se ejercitan, sudan. El director Mira llama al hombre que dirige el entreno, que se acerca raudo y sumiso. Sagastizado tiene ya 47 años, pero conserva el plante de futbolista, fibra pura.

—Son jóvenes, hacen buenas rutinas de trabajo, tienen disciplina, buena conducta... todos podrían jugar en cualquier equipo –dice sobre los internos que siguen corriendo.

Sagastizado vistió las camisolas de Dragón, Marte, Atlético Balboa, Limeño, Once Municipal y Club Deportivo FAS, equipo de cuya defensa devino un pilar fundamental y con el que ganó cinco campeonatos nacionales. Sagastizado fue un referente del fútbol salvadoreño, un seleccionado, alguien de los buenos, alguien que en principio nunca debía haber sido encarcelado.

Y sin embargo.

Colgadas las botas, Sagastizado fue condenado en el año 2009 a cinco años y medio de cárcel por acosar sexualmente a tres niñas en una escuela rural de Conchagua, y a otros diez años por extorsionar a un vecino de San Miguel.

—La disciplina del futbolista es lo principal –nos dice, cabizbajo.

La distancia entre ser poco menos que un héroe nacional y alguien odiado, prescindible y embodegable es mucho más pequeña y porosa que lo que da a entender una sociedad como la salvadoreña, tan dada a etiquetar a los buenos versus los malos.

Un grupo de internos juega baloncesto en la cancha del Sector 2 de Mariona. Foto Carlos Barrera.
 
Un grupo de internos juega baloncesto en la cancha del Sector 2 de Mariona. Foto Carlos Barrera.

***

En los talleres de Mariona se fabrica calidad. Está de más esa condescendencia altanera del no-está-mal-para-haberlo-hecho-un-reo. Los uniformes que acá se confeccionan, las cemitas que acá se hornean, los muebles que acá se barnizan, las artesanías que acá se manufacturan, los cuadros que acá se pintan, o los platos que acá se cocinan podrían venderse en Multiplaza, Metrocentro o cualquier centro comercial.

En Mariona hay talleres de cocina, calzado, peluquería, serigrafía, corte y confección, piñatería, arte en bambú, pintura, metal-mecánica, carpintería y panadería. Unos 500 internos trabajan sin cobrar un cinco; sólo esperan a cambio que ese trabajo les ayude en las evaluaciones y pequeñas prebendas, como una mayor frecuencia en las visitas familiares.

—La materia prima que entra en los talleres ya no la traen los familiares –dice el director Mira–. Todo lo compra el Estado. Todo.

Lo que acá se fabrica se vende en ferias, a particulares, a empresas. Y la idea es expandirlo; se ha creado, de hecho, Industrias Penitenciarias de El Salvador (IPES), con un potencial infinito, vista la calidad de lo que se está haciendo. En un país tan permeado por la corrupción como El Salvador suena demasiado tentador.

—La proyección es que podamos hacer el calzado para la Policía o los soldados –dice.

—¿Pero quién va a controlar esos ingresos?

—Nosotros sólo vamos a producir. El dinero no lo manejaremos nosotros. Sólo vamos a ver papeles, actas, órdenes de trabajo.

Rodil Hernández y Nelson Rauda, los dos directores generales de Centros Penales previos al actual, están siendo procesados por actos arbitrarios y administración fraudulenta, por el supuesto manejo malicioso del dinero que generan las tiendas que hay en las cárceles.

***

—¿Aldo qué...? –pregunto.

—Aldomares.

—¿Todo junto? –asiente–. ¿Y es nombre o apellido?

—Es mi segundo nombre.

Ricardo Aldomares Peralta Castillo (1994, 3 de abril) es el segundo a cargo de la maquila de Mariona. No es exageración llamarla maquila. Es una bodega espaciosa, bien iluminada y llena de máquinas de coser en la que trabajan más de 130 reos. Cada día confeccionan unas 1 400 camisas, además de vestidos, uniformes, faldas, mochilas y todo lo que pueda ser zurcido. Justo ahora están haciendo uniformes para los empleados de las 12 sucursales de La Casa del Repuesto.

—Fuera yo tenía un taller de costura con mi mamá; queda ahí por la Alcaldía de San Salvador –dice Aldomares.

En 2015, el 25 de octubre, se dejó convencer por cuatro conocidos para que vigilara mientras ellos asaltaban a un hombre en Santo Tomás. Le robaron 500 dólares y dos celulares. Pero la Policía detuvo a los cinco y un año después un tribunal los condenó a ocho años de cárcel.

—Sólo tenía que mirar que no viniera una patrulla –dice–. Fue una mala decisión participar porque yo tenía dos trabajos: en el taller de mi mamá y uno de mensajería.

Aldomares tenía 21 años cuando cometió aquel error. Ya va para cuatro encarcelado en Mariona. Resignado, él aspira a que, por su buen comportamiento y su trabajo en la maquila, lo transfieran pronto a un Centro de Detención Menor. No ha dejado de sonreír en el rato que hemos hablado, y cuando en unas semanas yo esté escribiendo sobre él, pensaré que en Mariona, si hubiera un incendio o una masacre y este joven muriera, miles de salvadoreños buenos celebrarían su muerte con comentarios miserables en las redes sociales.

***

Silbar está prohibido en la nueva Mariona.

Por décadas, el silbido se usó para avisar si venían custodios cuando los malos fumaban un puro de marihuana, violaban a otro reo o planificaban villanías por celular.

—No sé si se han fijado –dice el director Mira al entrar en el taller de zapatería–, pero nadie silba cuando llegamos a un sector.

Quiere que veamos todo: la enfermería que ya quisieran en muchos cantones de allá afuera, las clases de yoga, la comida exquisita preparada por los reo-chefs del taller de cocina, la ambulancia “adquirida con fondos propios”, las paredes virginales –sin grafitis–, el grupo de música andina con sus quenas y zampoñas, la peluquería con televisores para mientras…

Más de 130 internos trabajan a diario en la maquila que hay dentro de Mariona, en la que se confeccionan no menos de 1 400 camisas cada día, entre otros enseres. Foto Carlos Barrera.
 
Más de 130 internos trabajan a diario en la maquila que hay dentro de Mariona, en la que se confeccionan no menos de 1 400 camisas cada día, entre otros enseres. Foto Carlos Barrera.

En esas llegamos al Sector 5, que años atrás acogió a Los Trasladados, una banda muy violenta que se atrevió a cuestionar la supremacía de La Raza en las cárceles de civiles.

—¡Buenas tardes! –dice el director Mira.

—¡Buenas tardes! –responden dosquetrés docenas de voces uniformadas de blanco.

En su día, esta también fue área de ‘separación administrativa’. Dejó de serlo y desde hace algunas semanas sus inquilinos participan en actividades y de a poco están siendo alojados en los sectores 2 o 3, cuando las autoridades se convencen de que no los lincharán.

—Una pistola, dos cargadores y 30 cartuchos sacamos de aquí –dice el director Mira, y su zapato señala un cuadrado relleno de cemento claro entre baldosas oscuras.

Hoy apenas quedan 98 inquilinos en el S-5. Cuando se libere por completo, a mediados de marzo, esto dejará de ser sector y se instalarán talleres industriales. Se tienen apalabrados fondos de la Embajada de Estados Unidos para una imprenta.

Los talleres industriales son el último punto del decálogo del director Mira para recuperar el control en una cárcel. Va después de haber adecentado las áreas comunes y las celdas; “sacamos toneladas de basura, pero toneladas… si este penal no se incendió fue porque Dios no quiso”, dice. Va después de haber humanizado los servicios que se prestan a los internos, sobre todo la atención médica. Y va después de haber garantizado que los beneficios carcelarios recogidos en la ley son para quien los merezca, no para quien los pague.

—¿Podemos visitar el Sector 9? –preguntamos, visto el talante.

—No, para eso necesito una autorización.

El S-9 es una pequeña galera situada sobre el área administrativa, en la segunda planta. Alberga a los reos más prominentes de El Salvador, como Elías Antonio Saca, el expresidente de la República; o Luis Martínez, el ex fiscal general de la República; o Raúl Mijango, el más visible de los mediadores de la Tregua. Hoy son 13 los inquilinos. Todos con raciones especiales de FoodTech, por hipertensión o diabetes la mayoría.

—No es un sector vip, como se ha manejado afuera; de hecho, el sol les cae todo el día y a partir de la 1 son un horno esas celdas.

Al pasar por debajo, miramos con la esperanza de que algún ilustre asome la cabeza por una ventana. Una fotografía del expresidente Saca en su celda no tendría precio. Ralentizamos el paso. El director Mira se adelanta un poco, luego se detiene, se gira y señala una caja externa de un aire acondicionado en la planta baja.

—Conste que este es del área administrativa –bromea.

***

Élmer Mauricio Mira Guerra (1973, 16 de septiembre) es un director de penal atípico. Viene de abajo. Se graduó como agente de la PNC en la promoción 41 del nivel básico, en marzo de 1997.

—Yo, Élmer Mira, ¿cómo quisiera que me trataran si estuviera preso? –dice–. ¡Ese es el motor de todo!

Durante más de una década fue agente policial raso, de los que se juega la vida por poco más de 400 dólares mensuales. Quizá esa sea la clave para haber puesto orden en una de las cárceles más problemáticas de América Latina. “Para que los internos confíen lo primero es que vean que no tratan con un corrupto”, dice, consciente de que afirmaciones así embarran a los que lo precedieron o a sus homólogos en otras cárceles.

Habla bien de él que, después de tres años y medio, su despacho sea modesto y la habitación en la que duerme, espartana, con un colchón sobre un somier en un penal en el que los reos fabrican muebles calidad.

El director Mira está convencido de que lo ocurrido en Mariona puede replicarse en otros penales.

—Pero esos nueve pasos que ha detallado –le comento– suenan a que lo ocurrido acá fue más una cuestión de voluntad que de grandes inversiones.

—Nosotros empezamos con cero recursos.

—A eso voy: ¿por qué el sistema está como está si lograr mejoras ni siquiera era una cuestión de inversiones millonarias?

—La filosofía del ‘Yo cambio’ es hacer mucho con lo poco que se tiene. Yo encontré un montón de cosas tiradas en la bodega, que al reutilizarlas me sirvieron para dar señales de que queríamos mejorar. Cuando estuve de director en el penal de Izalco, descubrí que sí puede transformarse cualquier penal. Los penales pueden controlarse, pero primero hay que tener voluntad; segundo, hay que establecer una estrategia; y tercero, hay que conjuntar un equipo de trabajo sólido y confiable.

Élmer Mauricio Mira Guerra, director del Centro Penal La Esperanza. Foto Carlos Barrera.
 
Élmer Mauricio Mira Guerra, director del Centro Penal La Esperanza. Foto Carlos Barrera.

El director Mira comenzó a trabajar para la Dirección General de Centros Penales como supervisor de seguridad en el Centro Penal de Izalco, una cárcel de pandilleros. En septiembre de 2013 fue ascendido a director y estuvo 16 meses al frente; luego pasó a ser director del penal de Usulután, apenas medio año; y de ahí dio el salto a Mariona, en julio de 2015.

—¿Cuál es la diferencia entre en un penal de pandilleros y uno de civiles?

—Las pandillas tienen a sus líderes definidos y, aunque usted vaya a hablar con gente que no tiene el liderazgo y les proponga cosas, ellos siempre esperan directrices de sus líderes. La pandilla se mueve a un solo bloque. En Mariona, no. Las personas que no pertenecen a estructuras viven su vida sin depender del liderazgo de otro interno.

—¿‘Yo cambio’ puede funcionar en un penal de pandilleros?

—Sí. De hecho, en 2014 a mí me tocó iniciar el ‘Yo cambio’ en Izalco, con la 18-Sureños, y creamos huertos, creamos una estructura de educación, y sí, funcionó.

—¿Los pandilleros pueden rehabilitarse?

—Sí, pero tenemos que generar las condiciones. El ‘Yo cambio’ es personal. El propio interno da señales de que quiere modificar su conducta, pero primero hay que quebrar los liderazgos negativos. Hay mucho pandillero que quiere esa oportunidad para rehabilitarse.

Así, como quien no quiere la cosa, el director Mira sugiere soluciones al problema que más ha condicionado el diario vivir de los salvadoreños en los últimos veinte años.

***

Las 2 era la hora acordada para finalizar esta visita. Unos minutos antes, el director Mira nos pide regresar al Sector 3.

—Vamos a ver arte y cultura –dice–, se me ocurrió hace una hora.

En el patio ya no hay clases ni entrenos ni lecturas. Más de 2 600 reos están sentados en los contornos, excepto en el muro sur, ocupado por grupos musicales y de baile engalanados como si esto fuera el Carnaval de San Miguel. El más colorido es la Orquesta Nueva Esperanza, integrada por una veintena. Los cinco que cantan y bailan están en primera fila frente a cinco micros, con pantalones negros y camisas de manga larga de color verde aguacate. Los demás tocan algún instrumento y lucen también catrines, solo que de color vino tinto la camisa.

—¡Démosle pues! –grita el director Mira.

El equipo de sonido es poderoso y la música irrumpe como si fuera fiesta patronal. Uno de los cantantes se arranca: “Sean bienvenidos a lo que es el Sector 3 y el Centro Penitenciario La Esperanza. Nosotros nos dedicamos a llevar lo que es la cumbia, la alegría, la parte pachanguera. Esta es la voz de… ¡Orquesta Nueva Esperanza!”. Y comienzan los primeros compases de Mi país, de los Hermanos Flores.

Sentada en mi ranchito, una mañana linda de verano...”

Uno de los cinco aguacates moldea con éxito su voz para asemejarla a la de una mujer, como en la canción original. Los otros cuatro cabriolan sincronizados.

Así compuse esta canción, que nace del corazón.

Mi país, mi país, ¡qué lindo es mi país!”

De todas las esquinas surgen personajes estrafalarios. Viene un payaso en zancos, frac rojo y pelucón arcoíris. Luego otro reo disfrazado como se disfraza la Tenchis. Y otro de ogro Shrek, moviendo sus manitas arriba y abajo. Y otro payaso multicolor en zancos. Y un hombre con sombrero jaripeo y un artilugio que, al moverse él, mueve dos muñecas que tiene delante y detrás. ¿Esto es Mariona? Salen dos gigantas de Jocoro serias. Y tres payasos más sin zancos, como los que se suben a los buses para agarrar de base a algún pasajero. Y todos bailan y se menean bajo el sol maldito al ritmo de Mi país. Y hacen el tonto. Y bromean. Y ríen. Y esto parece cualquier cosa menos una cárcel. Y quizá lindo sea El Salvador.

Mi país, mi país, ¡qué lindo es mi país!

Están ahí, las razas todas en mi país...”

“También me toca de promotor musical”, bromea el director Mira. Y alrededor, los 2 600 hombres condenados o procesados disfrutan el show sentados como alumnos bien portados.

Y yo anoto en mi libreta: ‘Esto es surrealista’; y a la par dibujo la estrella de cinco puntas con la que destaco siempre las ideas que intuyo que terminarán en la crónica.

Cuando al fin todos comprendan que mi país

es corazón del mundo, y por eso canto yo a mi país.”

Definitivamente Mariona ya no es lo que era, afortunadamente.

Reos del programa 'Arte y cultura' posan tras una presentación en el patio del Sector 3 de Mariona. Estar en ese programa les permite salir cuando alguna alcaldía u oenegé solicita apoyo para actividades culturales o festivas. Foto Carlos Barrera.
 
Reos del programa 'Arte y cultura' posan tras una presentación en el patio del Sector 3 de Mariona. Estar en ese programa les permite salir cuando alguna alcaldía u oenegé solicita apoyo para actividades culturales o festivas. Foto Carlos Barrera.

]]>
El Salvador Sun, 17 Mar 2019 20:12:03 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/el_salvador/23111/Mariona-ya-no-es-lo-que-era-(afortunadamente).htm
Mónica Baltodano: “Los policías nos agredieron como si fuéramos cerdos” Blanca Morel (AFP) / El Faro http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031499.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23129/Mónica-Baltodano-“Los-policías-nos-agredieron-como-si-fuéramos-cerdos”.htm Más de 100 opositores fueron liberados la noche del sábado 16 de marzo, horas después de haber sido detenidos por la Policía Nacional, que los reprimió con violencia cuando se disponían a protestar contra el gobierno de Nicaragua. La liberación ocurrió tras airadas protestas tanto del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos como de la Organización de Estados Americanos.
Opositores al régimen de Ortega se manifiestan el 16 de marzo en la zona comercial de Managua, la capital nicaragüense. Foto Maynor Valenzuela (AFP).
 
Opositores al régimen de Ortega se manifiestan el 16 de marzo en la zona comercial de Managua, la capital nicaragüense. Foto Maynor Valenzuela (AFP).

Managua, NICARAGUA. Entre los liberados tras haber sido detenidos, figuran dos delegados de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que a finales de febrero le apostó al diálogo con el gobierno para buscar una salida a la crisis que vive el país. “Nicaragua pide libertad, justicia, elecciones adelantadas, pide poder marchar sin ser reprimidos”, declaró al salir de la cárcel la abogada Azáhalea Solís, delegada de la ACJD en la mesa de negociaciones.

Los detenidos salieron de la cárcel en dos autobuses ondeando banderas de Nicaragua por las ventanas mientras coreaban ‘No tenemos miedo’, según imágenes de la televisora Canal 10.

En el trayecto hacia la sede de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (FAGANIC), donde fueron entregados a sus familias, varias personas salieron a las calles a saludar el paso de los buses con la bandera nacional, convertida en símbolo de protesta contra el gobierno de Ortega, un exguerrillero de 73 años que gobierna desde 2007 y es acusado por la oposición de instaurar una dictadura.

Brutalmente golpeados”

El dirigente estudiantil Max Jerez, miembro de la ACJD, denunció que fueron “detenidos por fuerzas policiales y brutalmente golpeados”.

“Los policías nos agredieron como si fuéramos cerdos, nos tiraron a las tinas de las patrullas y nos dieron un trato brutal. Esto es un dictadura y hay que acabar con eso”, protestó la exguerrillera Mónica Baltodano, que también fue detenida.

El dirigente empresarial miembro de la ACJD, José Aguerri, señaló que manejaban una lista de 160 arrestos ocurrido el sábado 16 de marzo, aunque la Policía Nacional dijo en un comunicado que detuvo a 107 personas por intentar manifestarse contra el gobierno.

Las liberaciones se efectuaron por gestiones del nuncio apostólico, Waldemar Stanislaw Sommertag, testigo del diálogo entre el Gobierno y la oposición, indicó la Policía.

La marcha había sido convocada por la coalición opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) para reclamar la liberación de presos por participar en las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega el año pasado.

Desde horas de la mañana, cientos de policías antimotines fueron desplegados en Managua, principalmente en la zona sur, para evitar que la ciudadanía asistiera a la protesta, que no se realizó debido a la represión y arrestos que se produjeron en diferentes puntos de la capital. La Policía también atacó a varios periodistas, entre ellos de la AFP.

Preocupante”

“Es condenable y preocupante la forma bárbara en que las autoridades actuaron”, denunció Pablo Cuevas, asesor legal de la no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) en rueda de prensa.

La Policía dispersó con violencia a todos los manifestantes que se encontraban en la calle; entre ellos, varios periodistas y opositores que estaban en una estación de gasolina, de donde fueron perseguidos hasta las oficinas de un banco, al sur de la capital, donde luego fueron atacados.

“Están atacando el edificio con gases lacrimógenos y tirando balas”, dijo el videoreportero de AFP Luis Sequeira, quien se encontraba en el lugar.

El incidente, que no dejó heridos, ocurrió en la sede del Banco Lafise de Managua, donde los antimotines abrieron la puerta principal del parqueo para disparar y luego se retiraron, lo que permitió a los periodistas huir por una puerta trasera del edificio, relató el fotógrafo de AFP Maynor Valenzuela.

Una hora antes del ataque, Sequeira fue agredido en otro punto por policías que le quitaron su equipo de trabajo e intentaron detenerlo. “Estaba filmando cuando detenían a una mujer cuando de repente llegó la Policía, golpeó la cámara, me robó el equipo y me golpeó”, contó Sequeira.

Diálogo en peligro

La represión ocurrió en medio del diálogo iniciado el 27 de febrero entre el gobierno de Daniel Ortega y la oposición para buscar una salida a la crisis que vive el país desde las protestas iniciadas en abril, que dejaron al menos 325 muertos y casi 680 detenido, de los cuales unos 162 fueron pasados a arresto domiciliario.

“Que sepa el Gobierno de Ortega que con estas acciones esta poniendo en peligro la totalidad del proceso de negociación que él mismo convocó”, advirtió el jefe de la delegación opositora en la mesa de diálogo, Carlos Tünnermann, en declaraciones a la prensa.

La represión causó la condena inmediata de la comunidad internacional, en momentos en que Europa analiza aplicar sanciones contra el Gobierno de Ortega, y la Organización de Estados Americanos (OEA) sopesa implementar la Carta Democrática, algo que podría provocar la expulsión del país del organismo.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos afirmó en Twitter que es “inaceptable la represión de la policía contra ciudadanos que intentan protestar pacíficamente en Managua y otros lugares del país” y urgió “al gobierno poner fin de inmediato a la represión”.

La represión “debe cesar de inmediato”, exigió en tanto el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en Twitter.

© Agence France-Presse

]]>
Centroamérica Sun, 17 Mar 2019 11:07:32 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23129/Mónica-Baltodano-“Los-policías-nos-agredieron-como-si-fuéramos-cerdos”.htm
Un grupo de jóvenes campesinos chalatecos busca llevar su arte a Alemania http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031495.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/ef_radio/23124/Un-grupo-de-jóvenes-campesinos-chalatecos-busca-llevar-su-arte-a-Alemania.htm La Asociación Tiempos Nuevos Teatro (TNT Teatro) busca apoyo financiero para llevar a un grupo de ocho jóvenes salvadoreños a una gira artística por Alemania. "Son jóvenes que en la mañana trabajan la tierra con sus padres y en la tarde dedican su tiempo a realizar actividades artísticas", comentó el director ejecutivo de la organización, Walter Romero, en el programa de El Faro Radio del jueves 14 de marzo. Dedicada a promover la educación artística en comunidades rurales, la oenegé prepara al grupo de jóvenes para participar en la programación de la 'Caravana de la Niñez y la Juventud', una iniciativa que cada año se realiza en el país europeo y a la que TNT Teatro ha sido invitado por segunda vez en tres años. Con el apoyo de cuatro profesores, los jóvenes salvadoreños trabajan en la presentación de la obra La gran travesía de la cipotada y el chucho, que retrata la cotidianidad nacional y que ha sido escrita y dirigida por la dramaturga Jorgelina Cerritos. El espacio también servirá para que reciban talleres dirigidos a ampliar su formación artística. "De alguna manera, nosotros pretendemos que con estas iniciativas no solo noticias malas lleguen a Europa. El reto es llevar unos aires frescos de lo que realmente es El Salvador", dijo Romero en el programa de radio. El también actor especificó que la asociación necesita dinero para cubrir los gastos de producción de la obra con la finalidad de llevar una producción de calidad. Por esta razón, decidieron iniciar una campaña de recolección online para recabar el dinero que necesitan, al tiempo que esperan recibir una pronta respuesta del Ministerio de Cultura o del presidente electo, Nayib Bukele. La asocación ha buscado acercamientos con la institución pública y con el político salvadoreño para sumar apoyos que permitan la participación de El Salvador en la gira internacional. Con más de dos décadas de trabajo, TNT Teatro se dedica a impartir formación artística en comunidades de Chalatenango. También es la responsable de centros culturales ubicados en ese departamento. "El Centro Cultural Jon Cortina, allá en Los Ranchos, tiene diez años de estar operando. Ese espacio ha posibilitado poner como ejemplo otras prácticas para la gestión cultural. Es la única sala de teatro independiente que está fuera de la capital", comentó Romero. EF Radio Sat, 16 Mar 2019 18:56:25 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/ef_radio/23124/Un-grupo-de-jóvenes-campesinos-chalatecos-busca-llevar-su-arte-a-Alemania.htm El estado de sitio anuncia la derrota de la dictadura http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000027528.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23128/El-estado-de-sitio-anuncia-la-derrota-de-la-dictadura.htm La prohibición ilegal del derecho a la protesta cívica evidencia el fracaso definitivo del régimen de Daniel Ortega: no puede gobernar ni negociar sin recurrir a la fuerza. El jueves pasado, bajo la protesta del movimiento estudiantil, la Alianza Cívica se reintegró a las negociaciones con la dictadura, con el nuncio apostólico como testigo, cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) condicionó su participación como garante internacional del diálogo a la liberación de todos los presos políticos.

Siguiendo el mandato del secretario general de la OEA, Luis Almagro, su enviado especial en Managua, Luis Ángel Rosadilla, demandó al régimen que libere a todos los presos políticos y que presente un cronograma de su liberación, que sería negociado con la Alianza este viernes. “Nosotros estamos de acuerdo con un proceso de diálogo, no exactamente como mediadores, pero como garantes de ese proceso”, dijo Almagro, semanas atrás. Y añadió: “Hemos solicitado la liberación de todos los presos políticos porque nosotros no podemos entrar en una negociación en la que tengamos que negociar libertades”.

Sin embargo, este viernes la dictadura agravó la crisis nacional al excarcelar únicamente a cincuenta presos políticos, a los que otorgó el régimen de casa por cárcel, mientras la Policía Nacional desató una nueva ola de represión al prohibir una marcha cívica convocada para este sábado por la Unidad Nacional Azul y Blanco.

El incumplimiento de Ortega ha provocado un nuevo estancamiento en las negociaciones, y aviva el reclamo nacional en torno a la liberación de todos los presos, que en realidad son rehenes políticos de la dictadura. Mientras que la imposición de un estado de sitio de facto para impedir que el pueblo pueda manifestarse está demostrando que el tiempo político de Ortega y Murillo ha llegado a su punto final.

Lo que el movimiento nacional Azul y Blanco está demandando, ahora con el pleno respaldo de la comunidad internacional, es el cese de la represión y la persecución política, y la anulación de todos los juicios políticos, para que no quede un solo rehén en manos de la dictadura. La excarcelación de 162 presos políticos —50 el viernes y otros 112 el 27 de febrero— representa una rotunda victoria política y moral del movimiento autoconvocado. Dentro y fuera de la cárcel, ellos simbolizan la dignidad nacional, el mayor ejemplo de resistencia contra la dictadura, y la derrota de la narrativa oficial del “golpe de Estado” que ya está provocando un creciente desconcierto, aun entre los fanatizados partidarios del régimen. Pero ninguno está libre, y quedan más de 500 presos políticos en las cárceles.

Y la recuperación de la libertad consiste en ejercer plenamente los derechos de reunión, movilización, y libertad de expresión, para que el pueblo autovococado pueda manifestarse y promover sus demandas en el diálogo, sin ser reprimido ni hostigado por la Policía o los paramilitares.

La Policía Nacional no tiene ninguna potestad legal para prohibir y reprimir una marcha cívica, como la que convocó para este sábado la Unidad Nacional Azul y Blanco. Esta prohibición inconstitucional y la imposición de un estado de militarización a través de la Policía, evidencia el colapso de un régimen que no se puede mantener ni un solo día en el poder, sin recurrir al uso de la fuerza y la represión. Ortega y Murillo no tienen voluntad política para restituir las libertades públicas, porque solo pueden ejercer el poder como dictadores.

No existe término medio entre el derecho a la libertad y el estado de sitio de facto. A los policías que se resisten a reprimir, y a los partidarios del FSLN que se proponen reivindicar el papel del sandinismo en una sociedad democrática, tampoco les conviene la dictadura. En cambio, para Ortega y Murillo, restituir el derecho del pueblo a las calles y a expresarse en plena libertad equivale a reconocer el fracaso y la inviabilidad de su modelo de gobierno dictatorial.

En consecuencia, la única posibilidad de que esta negociación entre la Alianza Cívica y el Gobierno y el partido Frente Sandinista pueda retomarse con alguna posibilidad de éxito, pasa por la separación del poder de Daniel Ortega y Rosario Murillo, para facilitar una salida política y constitucional.

Ante la renuencia de Ortega y Murillo a renunciar, como correspondería a un estadista con algún grado de compromiso con el interés nacional, es imperativo ejercer máxima presión cívica nacional y presión diplomática internacional. Con los ciudadanos en las calles, sin represión; con la presión económica de los grandes empresarios, que aún pueden convertirse en actores democráticos; y con la condena de la comunidad internacional, que no puede sentarse a “esperar y ver” el resultado del diálogo, sin ejercer máxima presión ahora. De la presión simultánea de la calle, los empresarios y la diplomacia, sumado al malestar social que está provocando el agravamiento de la crisis económica y la renuencia de las fuerzas del régimen a continuar reprimiendo, depende el desenlace de las negociaciones. Los plazos, por lo tanto, son políticos, y no se pueden predeterminar para el 28 de marzo, como proclaman los negociadores, ni para el 3 de abril, como sugiere el Gobierno de Estados Unidos.

La crisis provocada por las gravísimas violaciones a los derechos humanos es inseparable de la crisis derivada de la falta de democracia y los fraudes electorales. Por eso, el punto toral de la negociación serán las reformas políticas para convocar a elecciones anticipadas, sin Ortega y sin Murillo, y la investigación a cargo de una fiscalía especial, de todos los crímenes de la represión, para sentar las bases de una justicia sin impunidad. También el Ejército de Nicaragua debe asumir su responsabilidad institucional y desarmar las bandas paramilitares, que deben ser objeto de investigación para que rindan cuenta ante la justicia.

Esa es la única negociación que le puede devolver la paz al país, y establecer un camino de recuperación económica sostenible, con justicia y democracia.

Carlos Fernando Chamorro es director del periódico Confidencial de Nicaragua. 
 
Carlos Fernando Chamorro es director del periódico Confidencial de Nicaragua. 

]]>
Columnas Sat, 16 Mar 2019 17:57:33 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/columnas/23128/El-estado-de-sitio-anuncia-la-derrota-de-la-dictadura.htm
Policías atacan a manifestantes y periodistas para impedir protestas en Nicaragua http://elfaro.net/images/cache/555x370/crop/images%7Ccms-image-000031498.jpg http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23127/Policías-atacan-a-manifestantes-y-periodistas-para-impedir-protestas-en-Nicaragua.htm La policía antimotines de Nicaragua atacó este sábado a varios periodistas y decenas de manifestantes que se encontraban dentro de las instalaciones de un banco, al sur de la capital, donde se refugiaron tras ser perseguidos previo al inicio de una protesta convocada por la oposición para demandar la libertad de los presos políticos, constató la agencia AFP.
Agentes de la Policía Nacional de Nicaragua detienen con violencia a manifestantes que se habían concentrado este sábado 16 de marzo para protestar contra el régimen de Daniel Ortega. Foto Maynor Valenzuela (AFP).
 
Agentes de la Policía Nacional de Nicaragua detienen con violencia a manifestantes que se habían concentrado este sábado 16 de marzo para protestar contra el régimen de Daniel Ortega. Foto Maynor Valenzuela (AFP).

Managua, NICARAGUA. “Están atacando el edificio con gases lacrimógenos y tirando balas”, dijo un periodista de video de la agencia AFP en el lugar, Luis Sequeira, quien una hora antes del ataque fue agredido en otro punto por policías que le robaron su equipo de trabajo e intentaron detenerlo.

El incidente, que no dejó heridos, ocurrió en la sede central del Banco Lafise de Managua, donde los antimotines abrieron la puerta principal del parqueo para disparar y luego se retiraron. Poco después, los periodistas lograron salir del lugar, incluido un equipo de AFP, pero la zona continuaba asediada por policías.

Previo al ataque, la oposición reportó que al menos 30 personas fueron detenidas por intentar participar en la protesta de este sábado, que no logró salir. Entre quienes se tiene confirmación de sus familiares que están arrestados figuran la exguerrillera Mónica Baltodano y su hermana Sofana Arce.

También habrían sido detenidos dos delegados de la oposición en la mesa de diálogo que se inició en febrero con el gobierno de Daniel Ortega para buscar una salida a la crisis que vive el país desde las protestas iniciadas en abril, que dejaron al menos 325 muertos y decenas de presos.

Desde temprano, cientos de policías antimotines fueron desplegados en Managua, principalmente en la zona sur, para evitar que la ciudadanía asistiera a una protesta convocada por la coalición opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

La marcha es la primera que la oposición intenta realizar desde octubre pasado, cuando las manifestaciones fueron prohibidas por la Policía. La reciente excarcelación de 50 personas fue considerada “insuficiente” por las fuerzas contrarias al gobierno de Ortega.

El viernes, la Policía desautorizó la protesta y advirtió que presentará cargos contra quienes pretendan “alterar la paz” con una marcha. Pero la oposición decidió desafiar la prohibición a manifestarse amparados en el derecho constitucional a la libre movilización y expresión.

© Agence France-Presse

]]>
Centroamérica Sat, 16 Mar 2019 17:14:16 +0100 http://www.elfaro.net/es/201903/centroamerica/23127/Policías-atacan-a-manifestantes-y-periodistas-para-impedir-protestas-en-Nicaragua.htm