El Salvador / TRANSPARENCIA
César Addario: el asesor financiero del Gobierno que gana montos millonarios

El Gobierno de Bukele tiene un asesor financiero que gana millones de dólares en contratos clasificados como confidenciales. Una empresa del Gobierno, ETESAL, pagó $1.5 millones por los servicios de la empresa de César Addario, un ejecutivo de Paraguay contratado para asesorar en la emisión de deuda a la administración Bukele. Según personas que han participado de las reuniones del gabinete económico, Addario tiene mayor influencia en la toma de decisiones que algunos titulares de autónomas y ministros.

El Faro

Fecha inválida
Jimmy Alvarado

El Gobierno de El Salvador tiene un experto en emisión de deuda como su principal asesor financiero. Su nombre es César Antonio Addario Soljancic, un economista paraguayo que es considerado, entre empleados del gabinete económico, como el principal asesor en finanzas del presidente Nayib Bukele y sus tres hermanos, tomadores de decisiones del Gobierno. 

Addario es descrito como una especie de asesor presidencial, según documentos y testimonios de fuentes del Gobierno consultadas por El Faro. Las personas que lo conocen aseguran que tiene más poder que los titulares de instancias como  Anda -autónoma a cargo de la distribución de agua-, Grupo Cel -principal empresa estatal de electricidad-, Fovial -fondo de Obras Públicas- y hasta el mismo ministro de Hacienda. Sus servicios, en un solo contrato -tiene varios- costaron hasta 1.5 millones de dólares, según un documento interno de cobro realizado por el paraguayo.

Dos fuentes que han sido testigos del ejercicio de sus funciones aseguran que Addario ha sido contratado para asesorar en la reestructuración de la deuda de El Salvador y para asesorar a empresas autónomas sobre cómo obtener recursos a través de créditos. El asesor es un intermediario entre acreedores y el Gobierno, pero también tiene responsabilidades muy parecidas a las del ministro de Hacienda, quien es el funcionario encargado de delegar a subordinados estudios de factibilidad  y la planificación de créditos u otro tipo de colocaciones de deuda, según la Ley de Administración Financiera. Pero Addario cumple estas funciones sin las obligaciones formales del cargo, la presentación de una declaración de patrimonio o someterse a proceso de fiscalización de la Corte de Cuentas. Sus contratos son confidenciales.

Sus funciones las realiza formalmente a través de Exor, el nombre comercial de un grupo de empresas cuya casa matriz está en Reino Unido, pero que tiene empresas constituidas en Latinoamérica y el Caribe, Estados Unidos, Europa y Hong Kong. El 11 de octubre de 2019, Addario inscribió a Exor Investment Corporate El Salvador en el Registro Público de El Salvador y un mes antes de abrir su empresa obtuvo contratos de asesoría con el Gobierno de El Salvador.

En su primer año de funcionamiento, Exor Investment Corporate El Salvador dio un saltó importante de crecimiento: inició con $20,000 en activos y al siguiente año declaró $15,123,078, según datos publicados en la página web del Registro de Comercio de El Salvador. Aunque los estados financieros de la empresa no están disponibles para consulta, entre los principales deudores de Exor está la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) que, desde el 18 de septiembre de 2020, le debe $200 millones a la empresa de César Addario en El Salvador, según documentos consultados en el Diario Oficial.

El Gobierno nunca ha presentado a Addario como un asesor a sueldo, aunque cumple funciones para el Gobierno, muy similares a las de los asesores del gabinete oculto de asesores venezolanos liderado por Sara Hanna. En mayo de 2021, Exor se encargó de organizar ruedas de negocios con 170 inversores y clientes de los 8 bancos más grandes de Wall Street para desvanecer la incertidumbre de que El Salvador pueda caer en default y deje de pagar sus compromisos. La participación de Exor en la organización de estas reuniones con inversionistas fue informada por la ministra de Economía, María Luis Hayem, quien en mayo de 2021 agradeció a la empresa por sus gestiones a través de una publicación en su cuenta oficial de Twitter.

Entre febrero y marzo de 2022, la empresa de Addario ha pagado $90,000 a lobistas y a una agencia de relaciones públicas en Estados Unidos para mejorar la imagen del Gobierno de El Salvador con inversionistas, según documentos de esas empresas subcontratadas por Exor y que pueden ser consultados en Fara, el registro público del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Los servicios de Addario los paga una empresa de energía del Gobierno, Etesal, según aparece detallado en una notificación de cobro enviada por Addario al presidente de ETESAL, Edwin Patricio Núñez Alguera. La notificación de Addario es del 1 junio de 2021 y describe un cobro de $1,584,698.42 por servicios que su empresa Exor prestó a Etesal. Otro documento, del 10 de junio de 2021, detalla el contenido de un pagaré de Etesal por $224,000 a favor de otra sociedad de Exor, que está domiciliada en Nueva York. El Faro también tuvo acceso a dos órdenes de compra al exterior y dos cheque emitidos por Etesal: uno del 26 de septiembre de 2019 por $267,000 y otro cheque del 17 de febrero de 2020, por $353,000, pagos a favor de una sociedad de Exor, en Islas Vírgenes Británicas.

Etesal se ha convertido en una especie de bolsa para gastos discrecionales del Gobierno: de esta institución salieron pagos de consultoría a una empresa de la familia del fiscal impuesto, Rodolfo Delgado, y también desde esta institución se ha canalizado la estructuración de una sociedad privada para administrar la billetera gubernamental de criptomonedas, Chivo, S.A de C.V.

Una empresa del Gobierno, ETESAL,  emitió dos cheques a favor de Exor.
 
Una empresa del Gobierno, ETESAL,  emitió dos cheques a favor de Exor.

El 1 de junio de 2019, Addario asistió a una fiesta privada en Casa Presidencial en el marco de la toma de posesión de Bukele. Dos fuentes consultadas aseguran que, desde entonces, el paraguayo tiene las puertas abiertas en las entidades públicas del gabinete económico y en las empresas estatales de energía debido a su cercanía a Ibrajim Bukele, el hermano del presidente Bukele que reclutó a los titulares de esas instituciones.  “Yo llevé a cabo al menos 270 entrevistas que sirvieron al presidente como filtro para el área de economía y energética”, presumió Ibrajim a un periodista de El Faro el 1 de junio de 2019, aunque luego matizó su aseveración: 'los nombramientos dependían al final del presidente'. 

La empresa principal del grupo que ocupa el nombre comercial y la marca “Exor” es “Exor International Limited”, fundada el 29 de septiembre de 1995. Esta holding ( empresa tenedora de acciones) está domiciliada en Islas Vírgenes Británicas, una jurisdicción que protege el anonimato de los accionistas o beneficiarios finales de la empresa. El presidente de Etesal, Edwin Patricio Núñez Alguera, contrató a esta empresa para que asesorara en la suscripción de créditos con condiciones favorables para la entidad pública (bajas tasas de interés). Sin embargo, el 10 de junio de 2021 Núñez Alguera dejó sin efecto por mutuo acuerdo el contrato por “servicios financieros” con Exor International Limited.

“Etesal contrató a Exor para la prestación de servicios de asesoría financiera para que la contratante pudiera obtener una facilidad financiera bajo condiciones financieras que sean más  favorables”, dice el documento del 10 de junio de 2021, que menciona que Etesal al final no suscribió ningún crédito. A pesar de esto, Etesal acordó reconocer el trabajo de Exor a través de un “quedan” o pagaré por los servicios prestados. El pagaré no fue extendido a favor de la sociedad en Islas Vírgenes Británicas, sino a nombre de la empresa neoyorquina del grupo: Exor Global LLC. Para liquidar los gastos detallados, Etesal se obliga a extender a favor de Exor Global LLC un quedan por $224,000”, dice el acuerdo entre Núñez Alguera y César Addario.

El Faro solo pudo confirmar, con documentos del Ministerio Público de Uruguay, que Addario es un ejecutivo de Exor desde 2008, que desde entonces representa a la firma en el cono Sur. Desde 2019, es el representante para Centroamérica, pero no está clara su participación accionaria en la empresa principal inscrita en Islas Vírgenes Británicas. En el caso de la empresa inscrita en El Salvador, Exor Investment Corporate El Salvador, Addario suscribió el 99% de las acciones de la empresa, según la escritura de constitución.

Este asesor presidencial y su firma tienen huellas en otros países. En 2017, Addario fue investigado en Uruguay por su rol como intermediario en la negociación de la deuda de una empresa pública uruguaya con Pdvsa, la empresa estatal petrolera de Venezuela. Addario, incluso fue entrevistado por la Fiscalía de Uruguay, y en su testimonio aseguró que sus asesorías estaban respaldadas por un acuerdo con Pdvsa.

“En Caracas, el servicio jurídico y financiero de Pdvsa se nos acerca y no pide una reunión extra. Nos piden si podíamos (asesorar) ya que había una deuda de cerca de $860 millones (que debía Ancap, una empresa estatal uruguaya)”, relató Addario a la Fiscalía de ese país. El paraguayo asesoró a la empresa estatal uruguaya en una compra anticipada de unos bonos que iban a ser cobrados por Pdvsa. “La operación lograba un ahorro al deudor y que el acreedor se cobre el 100 % en menos tiempo, en 6 años, también le permite a Pdvsa cobrarse en vez de 17 años y le abría al instante el canal para nuevos endeudamientos”, dijo Addario.

En su relato a las autoridades de Uruguay, este asesor financiero dijo que antes habían ayudado a Pdvsa en una operación similar en Paraguay relacionada a una deuda acumulada por envíos de petróleo respaldados por un acuerdo energético suscrito en Caracas, Venezuela. Pdvsa también tiene relación con nuestro país, ya que posee el 60% de las acciones de Alba Petróleos de El Salvador, una empresa que ha sido financista del presidente Bukele y acreedora de algunos de los funcionarios de su gabinete, como la coordinadora de operaciones del gabinete, Carolina Recinos, y el exministro de Agricultura, Pablo Anliker.

El Faro pidió una entrevista con César Addario el miércoles 12 de octubre de 2022. Ese día, la asistente del economista paraguayo pidió por escrito las preguntas y el periódico le envió una lista de temas sobre las que iba a tratar la entrevista. No hubo respuesta. El martes 18 de octubre, El Faro habló al teléfono personal de Addario y le fue reiterada la solicitud de entrevista, pero tampoco hubo respuesta. Presidencia de la República tampoco respondió las preguntas enviadas al secretario de prensa, Ernesto Sanabria, y a la secretaria de comunicaciones, Sofía Medina.

El 30 de octubre de 2021, el presidente Nayib Bukele acompañó la inauguración de las oficinas de Exor Latam en El Salvador. Fotografía, Casa Presidencial.
 
El 30 de octubre de 2021, el presidente Nayib Bukele acompañó la inauguración de las oficinas de Exor Latam en El Salvador. Fotografía, Casa Presidencial.

Exor llega a El Salvador

En septiembre de 2019, un mes antes de abrir su empresa en El Salvador, Addario tuvo reuniones con titulares de autónomas y de instituciones del gabinete económico para ofrecer sus servicios. Addario envió una correspondencia al director ejecutivo de Fovial, Alvaro Ernesto O´Byrne, y a través de esa carta, con fecha 9 de septiembre, se presentó como un “alto ejecutivo de la empresa Exor Stifel Bank”. El paraguayo invitó al funcionario a participar en “una serie de reuniones de trabajo en Nueva York -del 19 al 24 de septiembre de 2019- a fin de explorar propuestas de financiamiento para la institución”, dice el acta de la junta directiva de Fovial del 12 de septiembre. O´Byrne pidió permiso a la junta directiva de Fovial para viajar y esta autorización le fue concedida ese día. “Es a fin de mejorar la capacidad de contratación de proyectos viales en beneficio del país y población en general, asimismo se tendrá participación de otras instituciones autónomas como Cel, Anda, Cepa, Banco Hipotecario, entre otras”, explicó O´Byrne.

Un día antes del viaje, el 18 de septiembre de 2019, la directiva de Fovial recibió a Addario, quien ofreció “servicios de ingenierías financieras, financiamiento de proyectos, reestructuraciones de deuda, consolidaciones  de pasivos, elaboraciones de estructuras específicas de inversión”, dice el acta de Fovial. Ese día, una entidad autónoma, la Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa (Cel), y una empresa del Gobierno, Etesal, contrataron los servicios de Addario y firmaron un contrato con Exor Global LLC, una empresa domiciliada en Nueva York.

El interés de Cel y Etesal era estructurar títulos y encontrar a inversores dispuestos a comprarlos para obtener liquidez a través de este tipo de endeudamiento. “Solventar una emisión bursátil en el mercado de USD 600 millones como piso, cuyos lineamientos se encuentran previamente determinados en la oferta de servicios”, dice el acuerdo entre las empresas estatales y la filial neoyorquina de Exor.

Cel y Etesal acordaron pagar comisiones del 1.5% a la empresa de Addario por cada crédito, colocación de deuda u otro tipo de empréstito obtenido. “Etesal deberá pagar a Exor honorarios. Un único honorario de gestión por una suma equivalente al 1.5% del monto de la facilidad financiera otorgada: los honorarios de EXOR por los servicios aquí descritos y los impuestos correspondientes”. En el caso de una colocación exitosa de los $600 millones, el 1.5% de esa operación equivale a $9 millones.

 

César Addario asistió el 1 de junio de 2019 a la fiesta por la toma de posesión del presidente Nayib Bukele. Fotografía de una persona que asistió a la fiesta y que publicó las fotos.
 
César Addario asistió el 1 de junio de 2019 a la fiesta por la toma de posesión del presidente Nayib Bukele. Fotografía de una persona que asistió a la fiesta y que publicó las fotos.

La empresa de Addario también ha trabajado de la mano con el Ministerio de Hacienda. En julio de 2020, asesoró a Hacienda en una colocación de $1,000 millones en bonos del Gobierno de El Salvador, emitidos con una tasa anual del 9.5% a un plazo de 32 años, una de las tasas más altas de deuda. “Exor, una sociedad global de servicios financieros, fue el asesor de mercados del gobierno salvadoreño”, dice el artículo de Forbes que describe a Exor como responsable de “elaborar el cronograma de ejecución” y “medir las condiciones volátiles del mercado”. Esos bonos debían ser destinados para Firempresa y para programas de recuperación económica post pandemia, pero una Comisión Legislativa que indagó en el uso de los fondos no pudo acreditar que los fondos fueron utilizados para los fines propuestos.

El 18 de septiembre de 2020, la empresa de Addario se convirtió en acreedora de una institución pública de El Salvador: la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda). Ese día, esa autónoma suscribió un “Contrato de Apertura de Crédito Simple” otorgado por Exor Investment Corporate de El Salvador por $200,000,000. “A la fecha se han recibido desembolsos por un valor de $34,000,000, según comprobantes de transferencias recibidas en las cuentas corrientes de la institución con fecha 19 de febrero”, dice un decreto publicado en el Diario Oficial.

Addario también tiene relaciones comerciales con el principal contratista de alimentos del Gobierno: la empresa Negocios y Servicios Bursátiles (Nsb), de Munir Miguel Bendeck Miguel. Nsb ayudó a Addario a cobrar $1.5 millones de Etesal de manera anticipada.

El 1 de junio de 2021, Addario remitió una notificación de cobro a Etesal por $1.5 millones por los servicios prestados. La empresa del Gobierno programó el pago para el 1 de diciembre de 2021, pero Addario prefirió no esperar el desembolso y el 15 de julio de 2021 recibió ese pago de Nsb. A cambio, Nsb obtuvo a su favor un “quedan” (pagaré) que lo facultaba a cobrar los 1.5 millones de Etesal en diciembre de ese año.

Los documentos muestran que Nsb prestó servicios de factoraje a Exor. Un contrato de factoraje funciona así: una empresa A (en este caso Exor) tiene una factura o una cuenta por cobrar por un servicio prestado, pero no quiere o no puede esperar a que el deudor (Etesal) le pague. Entonces vende el derecho de cobro a una empresa B (Nsb). Por lo general, este tipo de figuras son utilizadas por empresas con problemas de liquidez, aseguraron dos expertos financieros consultados.

“Exor Global LLC ha cedido el derecho de recibir el pago del quedan por un valor de $1,584,698.42”, dice una carta suscrita por Addario, en la que informa a Etesal que Nsb ahora tiene el derecho de cobrar el desembolso. “Cede a favor de la sociedad Nsb, S.A de C.V misma que ha sido debidamente aceptada por parte del representante legal de dicha sociedad”. En el documento no detalla si Nsb negoció algún tipo de comisión por ayudarle a tener liquidez a Exor, además del pagaré con el que adquirió el derecho a cobrar el desembolso de Etesal. El representante de Nsb, Munir Bendeck, no respondió a la solicitud de entrevista, aunque su abogado había prometido hacer llegar una respuesta en la tarde del 18 de octubre.

El 14 de octubre pasado, El Faro hizo llegar una serie de preguntas al abogado de Munir Bendeck con respecto al origen de la relación comercial de su empresa con la de Addario.  Este lunes 17 de octubre, el abogado del señor Bendeck respondió que su cliente podía respondernos hasta este martes 18.  Hasta el cierre de este texto, El Faro no obtuvo respuestas. 

Este documento de cesión de cobro, de Etesal,  refleja el monto de pago por  $1.5 millones a la empresa de Addario. Este documento, que refleja una transacción comercial de factoraje, dice que Exor cedió el cobro a NSB, la principal contratista de alimentos del Gobierno.
 
Este documento de cesión de cobro, de Etesal,  refleja el monto de pago por  $1.5 millones a la empresa de Addario. Este documento, que refleja una transacción comercial de factoraje, dice que Exor cedió el cobro a NSB, la principal contratista de alimentos del Gobierno.

Los lobistas del Gobierno

El 30 de octubre de 2021, Exor organizó una ceremonia para anunciar el inicio de operaciones de la firma regional en El Salvador y para inaugurar sus oficinas. Los invitados de honor fueron el presidente Bukele, su hermano Ibrajim y el amigo del presidente, socio y ahora presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro. El aparato de propaganda de Casa Presidencial promocionó este evento como la llegada de nueva inversión extranjera.

“Las principales razones que llevaron a esta firma internacional a establecerse en nuestro país son: el gran valor de nuestra gente, el calor humano y el buen clima de inversión que existe desde hace dos años y medio, con la llegada de nuestro Gobierno”, dice el comunicado de la Casa Presidencial. Cuando se llevó a cabo la ceremonia, Exor llevaba cuatro meses bajo contrato de Etesal, prestando asesorías financieras para obtener recursos a través de créditos.

Dos meses antes, Hacienda envió una presentación a la comunidad de inversionistas de Wall Street, donde explicaba tres escenarios del Gobierno para evitar caer en default y en cada escenario incluyeron entre 13 y 16 “facilidades financieras”, entre préstamos con organismos multilaterales, roll-over de Letes y Cetes y volver a la mesa de negociación con el FMI para obtener un acuerdo que permita al Gobierno cumplir compromisos de 2023 y 2025.

Esas pláticas culminaron con el anuncio del Gobierno de El Salvador de una recompra anticipada de bonos de 2023 y 2025. Esa operación del Gobierno fue concretada el 21 de septiembre de 2022 con la recompra del 17% de los bonos que vencen en 2023 y la recompra del 46% de los bonos que vencen en 2025.

El 30 de enero de 2022, Exor Investment Corporate El Salvador comenzó a trabajar en Washington para mejorar la imagen del Gobierno de El Salvador, como parte de una estrategia comunicacional para acompañar los esfuerzos de reestructuración de la deuda de El Salvador. Ese día, la empresa de Addario contrató al bufete de abogados Brownstein Hyatt Farber Schreck, para un periodo de 6 meses en el que acordaron pagos por $50,000 mensuales a partir de febrero hasta agosto de este año, es decir, un contrato de $300,000. 'Proveer servicios de relaciones públicas y servicios de relaciones gubernamentales, incluido esfuerzos para contactar a funcionarios estadounidenses”, dice el objeto del contrato.

El 31 de julio de 2022, Brownstein Hyatt entregó un reporte al Departamento de Justicia de Estados Unidos. El documento menciona la contratación de una firma de relaciones públicas denominada Blueprint Communications LLC para llevar a cabo un “análisis de cobertura de la prensa y planificación estratégica”. La firma de abogados, a nombre de Exor, acordó pagar $30,000 a estos relacionistas públicos de Virginia. “Las actividades incluyen asesoría en relaciones públicas; la creación de materiales y contenido a ser distribuidos en Estados Unidos e incluye contactar a reporteros y editores estadounidenses”, dice el informe.

Entre el 18 de febrero y el 22 de abril de 2022, la firma estadounidense también designó a seis lobistas para manejar la cuenta de Exor Investment Corporate El Salvador. Uno de ellos es Lauren Diekman y fue designado para “proveer servicios de relaciones públicas y relaciones gubernamentales, relacionados a servicios financieros y criptomonedas, así como para ayudar a contactar a oficiales estadounidenses”.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.

Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.