Publicidad

La tasa de homicidios de El Salvador supera a la de Honduras

Honduras ha sido certificado por Naciones Unidas como el país más violento del mundo entre 2010 y 2014. Pero el desbordamiento de la violencia en El Salvador y la reducción de los asesinatos en el vecino país hacen que las tasas de homicidios por cada 100,000 habitantes proyectadas para 2015 sean de 91 en El Salvador por 58 en Honduras.

 
 

El Salvador ya es más violento que Honduras. Consumidos casi ocho meses de los 12 de 2015, las cifras oficiales de homicidios cometidos en uno y otro países son tan rotundas que no hace falta siquiera esperar a que termine el año para aseverar que al ritmo actual la tasa de homicidios por cada 100,000 salvadoreños será en 2015 muy superior a la tasa hondureña, el país que ha sido etiquetado por Naciones Unidas como el más violento del mundo entre 2010 y 2014.

Según el Instituto de Medicina Legal, en El Salvador se han cometido hasta el 11 de agosto 3,603 homicidios, un promedio de 16 al día. En Honduras, según los datos de la Policía Nacional, hasta el 17 de agosto se contaron 3,256 asesinatos, 14 cada día. Como la población salvadoreña es de 6.5 millones de personas frente a 8.9 millones de Honduras, la tasa proyectada para todo 2015 es de 91 homicidios por cada 100,000 habitantes en El Salvador, mientras que en Honduras se situaría en torno a 58.

El vecino país tuvo en 2011 su tasa de homicidios más elevada: 91, una cifra no alcanzada nunca antes en el presente siglo por ningún otro país del hemisferio. Sin embargo, desde aquel hito, si bien aún conservan el título de país más violento del mundo, la tasa ha descendido año tras año, hasta situarse en 68 en 2014.

En El Salvador el proceso ha sido el inverso. Después del espejismo estadístico de dos años que provocó la Tregua acordada a inicios de 2012 entre el gobierno y las principales pandillas, en 2014 hubo un fuerte repunte en la tasa. El presente año el deterioro en la seguridad pública se ha profundizado, y las cifras de homicidios están siendo las más altas desde los años inmediatamente posteriores a la firma de los Acuerdos de Paz.

A menos que la tendencia tenga un giro brusco, antes de que finalice agosto se habrá superado los asesinatos que se cometieron en todo el año 2014.

Agosto sangriento

Pese a que el promedio diario en 2015 es de 16.2 homicidios, la tendencia de las últimas semanas es aún más aguda y, salvo un cambio radical, la proyección de 91 homicidios por cada 100,000 habitantes podría quedarse corta. Los meses más ‘tranquilos’ del año fueron enero y febrero, con 336 y 307 homicidios respectivamente. Mayo y junio superaron los 600, y agosto lleva el mismo camino; es muy probable que se superen los 700.

Los días 16, 17 y 18 de agosto, de hecho, se han convertido en los más violentos del año, con 40, 42 y 43 homicidios, según los datos facilitados por el subdirector de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto. Desde que empezó el siglo XXI no hay registro de tal cantidad de homicidios cometidos en un solo día.

La situación que atraviesa estos días El Salvador se da cuando se cumplen seis meses desde que el Gobierno trasladó de regreso al Centro Penal de Seguridad Zacatecoluca a los principales palabreros de las pandillas Mara Salvatrucha, Barrio 18-Revolucionarios y Barrio 18-Sureños; siete son los meses que han transcurrido desde que se presentó el Plan El Salvador Seguro; y 11 los que han pasado desde que tuvo su primera sesión el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC).

El gabinete de seguridad presentó en su día las tres medidas como herramientas para contribuir a mejorar la seguridad pública en El Salvador.

Un cuerpo sin vida permanece sobre una carretera en el municipio de Tapalhuaca, en el departamento de La Paz, el pasado 10 de agosto. Salvo cambio radical en la tendencia en los días que falta, agosto se convertirá en el mes más violento del siglo. Foto Marvin Recinos (AFP).

Un cuerpo sin vida permanece sobre una carretera en el municipio de Tapalhuaca, en el departamento de La Paz, el pasado 10 de agosto. Salvo cambio radical en la tendencia en los días que falta, agosto se convertirá en el mes más violento del siglo. Foto Marvin Recinos (AFP).

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad