Publicidad
Internacionales /
Fuertes oleajes dejan damnificados, daños y desaparecidos en una Centroamérica desprevenida

A lo largo de la costa Pacífica de la región se reportan daños materiales y decenas de damnificados en las comunidades costeras. En Costa Rica y El Salvador hasta se reportan desaparecidos y en Panamá un muerto como consecuencia de los fuertes oleajes registrados el fin de semana. El inusual oleaje se registró también en las playas de Acapulco, México, y Valparaíso, en Chile.


Fecha inválida
AFP / El Faro*

Un inusual fenómeno de olas que llegaron a sobrepasar los dos metros sobre el nivel del mar provocaron decenas de damnificados, evacuados y daños en infraestructura (todavía sin calcular) en las playas del Pacífico centroamericano entre el sábado 2 y el domingo 3 de mayo. De la región, las costas de El Salvador sobresalen entre las más golpeadas, a juzgar por los reportes de las entidades de socorro y de los medios de comunicación del istmo.

Desde el sábado 2 de mayo, las agencias de prevención de los países del área decretaron alertas para prevenir a los pobladores y a los bañistas del peligro real de las olas, que para la tarde de este domingo inundaron hasta 200 metros tierra adentro (en algunas playas turísticas de El Salvador) o uno de los carriles de la ‘cinta costera’ en la turística Ciudad de Panamá, según reportó el periódico La Prensa.

En Panamá, en la zona costera de Farallón, Antón, municipio de Coclé, 57 personas (27 menores de edad) fueron evacuadas en la madrugada del domingo 3 de las orillas de la playa debido al fuerte oleaje. Por la tarde, el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) ordenó el cierre de las playas del litoral del Pacífico y reportó la muerte de una persona. 'Fallece persona que ingresó en playa Malibú durante los oleajes se presume bajo efectos alcohol', escribió el director del Sinaproc, José Donderis, en su cuenta personal de la red social Twitter.

En toda la región, desde el sábado 2 se registró el incremento del oleaje. En Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) decretó alerta amarilla en la franja del Golfo de Fonseca, debido a que las olas afectaron a seis comunidades costeras (El Edén, Los Delgaditos, Cedeño Centro, Espíritu Santo, La Coquera y Punta Ratón), destruyendo casas y negocios e inundando “hasta dos cuadras” tierra adentro, según reportó el periódico El Heraldo.

En Guatemala, el periódico Prensa Libre reportó que en una playa de Champerico, Retalhuleu, ocho personas resultaron con heridas luego de que una ola “gigantesca” golpeara a los turistas y lugareños, arrastrándolos unos 150 metros tierra adentro.

La Prensa de Nicaragua reportó en la tarde del domingo 3 que en la ciudad de Corinto, Chinandega, el Comité Municipal para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred) evacuó a 20 familias de sus viviendas. Un día antes, autoridades reportaron que 22 viviendas fueron afectadas por el fuerte oleaje en la comunidad de Miramar, 61 kilómetros al noroeste de Managua.

En Costa Rica, el periódico La Nación reporta que Josué Rodríguez Mora, un bañista de 25 años, fue arrastrado por una fuerte ola mientras departía con sus dos hermanos en la playa Jacó, Puntarenas. Socorristas lograron rescatar a dos de los tres jóvenes, pero para la noche del domingo 3 las autoridades seguían sin ubicar el cuerpo de Josué.

Un desaparecido, damnificados y daños en El Salvador

La Dirección General de Protección Civil (DGPC) decretó este domingo alerta verde (de prevención) en la zona costera salvadoreña por el fuerte oleaje que desde el sábado provocó la desaparición de un joven y que causó daños materiales, aún no cuantificados.

La alerta fue decretada por el director de la DGPC, Jorge Meléndez. El Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) recomendó desde el sábado 2 de abril alejarse hasta 200 metros de la orilla debido a las marejadas e inundaciones de hasta '150 metros lineales' tierra adentro. En declaraciones a varios medios nacionales, la ministra del ramo, Lina Pohl, dijo que los daños materiales en la franja costera del país son todavía incalculables y que la destrucción se debió en parte a los estragos de la fuerza del mar, en parte a las edificaciones de baja calidad de los negocios y viviendas ubicados a la orilla de las playas.

En balnearios de la costa Pacífica, como El Majahual, en La Libertad, las calles fueron inundadas. Lo mismo ocurrió en Conchalío, donde los comerciantes reportan haberlo 'perdido todo' y en la playa Toluca fueron evacuadas unas 25 familias que también sufrieron pérdidas. Según reportes divulgados por varios medios de comunicación en la red social Twitter, en Toluca no quedó “ninguna casa en pie”.

El sábado, en la playa Metalío, unos 90 kilómetros al suroeste de San Salvador, departamento de Sonsonate, desapareció un pescador de 14 años, llamado Rayan López, 'cuya lancha volcó debido a una ola cuando el joven salía de pesca', dijeron las autoridades.

Los reportes de inundaciones y llanos llegaron desde el occidente y el oriente del país. En la Barra de Santiago, Ahuachapán, se reportaron familias evacuadas y con daños materiales en sus viviendas; en Garita Palmera, siempre en Ahuachapán, decenas de familias evacuaron sus hogares por sus propios medios. Las autoridades no han cuantificado los daños materiales que, en el caso de El Puerto de La Libertad, incluye el muelle artesanal e infraestructura turística.

En condiciones normales la velocidad promedio del oleaje en la costa salvadoreña es de 30 kilómetros por hora y la altura promedio de 1,3 metros. A las dos de la tarde del domingo 3 de abril, el Ministerio del Medioambiente reportó olas de 1.90 metros sobre el nivel del mar, que alcanzaron hasta los 2.2 metros en horas de la tarde.

Según Medio Ambiente, el intenso oleaje es 'generado por tormentas extra tropicales en el Hemisferio Sur' y afecta la Costa Pacífico desde México hasta Chile, con hasta ahora un saldo de tres muertos y decenas de evacuados en esa región.

El alto oleaje se debe a un fenómeno conocido como 'marea de fondo'. En México, en la playa El Revolcadero de Acapulco, una persona murió ahogada. Lo mismo ocurrió en Valparaíso, Chile, donde un turista ecuatoriano fue arrastrado por la marejada. En total son tres muertos y un desparecido por el fuerte oleaje en las costas del Pacífico americano.

*El titular y el contenido de esta nota fueron modificado y actualizados a las 10:24 de la noche del domingo 3 de mayo de 2015.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Publicidad
Publicidad
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.