Nacionales / Transparencia
Tribunal de ética de Arena suspende proceso interno contra expresidente Flores

El tribunal que vela porque los miembros del partido Arena cumplan los estatutos internos ha suspendido el proceso disciplinario contra el expresidente Francisco Flores y está a la espera de que el proceso judicial termine. El exmandatario fue trasladado este jueves a un hospital privado para que se le efectúen una serie de exámenes, aquejado de una posible trombosis.


Fecha inválida
Gabriel Labrador

Agentes de la PNC trasladaron hoy, 30 de octubre de 2014, al expresidente Francisco Flores de las bartolinas de la División Antinarcóticos de la PNC hacia el Hospital de la Mujer en la colonia Escalón, por problemas de salud relacionados con una trombosis. Foto AFP
 
Agentes de la PNC trasladaron hoy, 30 de octubre de 2014, al expresidente Francisco Flores de las bartolinas de la División Antinarcóticos de la PNC hacia el Hospital de la Mujer en la colonia Escalón, por problemas de salud relacionados con una trombosis. Foto AFP

Mientras el partido Arena ha dejado en suspenso la investigación contra el expresidente Francisco Flores por posibles violaciones a la ética partidaria, el exgobernante fue trasladado este jueves a un hospital privado en la capital salvadoreña, un mes y medio después de que ingresara a las bartolinas policiales acusado de corrupción en relación con millonarios donativos de Taiwán durante su gobierno (1999-2004).

Flores fue escoltado por agentes de la Policía Nacional Civil hacia su internamiento en el Hospital de la Mujer, donde será examinado por una presunta trombosis en su pierna derecha, una afección que contrajo durante su internamiento, según confirmó la oficina de prensa de los juzgados capitalinos.

El traslado ocurrió por un oficio que libró el juez Primero de Instrucción de San Salvador, Levis Italmir Orellana, en el cual ordenaba a la Policía que llevara a Flores al hospital para que se le efectuaran exámenes. “El juez libró el oficio hoy por la mañana basado en lo sugerido por médicos del Instituto de Medicina Legal, en el sentido que el imputado necesita un tratamiento intrahospitalario para que se le hagan los exámenes que correspondan”, dice un comunicado de los tribunales.

A Flores le fueron suspendidos sus derechos partidarios en Arena después de que declarara ante una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa que recibió directamente varios donativos millonarios de Taiwán y que nadie vigiló la administración de esos fondos. El exgobernante podría regresar a las bartolinas en tres días, que se cumplen el domingo, si Medicina Legal así lo determina.

Una trombosis es la formación de un coágulo en un vaso sanguíneo y suele presentarse en personas que permanecen mucho tiempo inmovilizadas o postradas en una cama. Un oficial de la Policía dijo este jueves a El Noticiero, del canal 6, que Flores tenía oportunidad de hacer ejercicio una hora y media en la mañana y otro período similar por la tarde, aunque no especificó si el expresidente hacía uso de ese tiempo para ejercitarse.

Los tribunales informaron que la familia del político pagó el internamiento en el Hospital de la Mujer, y que de no haberlo hecho, Flores habría sido trasladado al Hospital Nacional Rosales debido al diagnóstico de Medicina Legal, que estableció la posibilidad de que padezca trombosis.

El expresidente fue recluido en las bartolinas el 19 de septiembre después de que la Cámara Primera de lo Penal revocara una decisión inicial del juez Orellana en la cual ordenaba que la etapa de instrucción, de seis meses que se cumplen la próxima semana, la enfrentara con arresto domiciliar.

Flores admitió el 7 de enero pasado que él dispuso libremente y sin ningún control de al menos 15 millones de dólares que el gobierno de Taiwán donó a El Salvador, a través suyo. Esos fondos estaban destinados, según una información que proporcionó el Ministerio de Relaciones Exteriores a la Fiscalía, para atender necesidades de los sobrevivientes de los terremotos de 2001 y para financiar programas de atención a la pobreza.

Investigaciones recientes de la Fiscalía determinan que 10 de esos millones ingresaron, entre octubre de 2003 y abril de 2004, a una cuenta del partido Arena en el extinto Banco Cuscatlán. Por aquellos días de enero, en los que Flores dijo que había recibido los cheques y que los había entregado en su debido momento a los destinatarios, Arena acuerpó a su presidente honorario pero poco a poco su discurso fue cambiando a tal punto que el 21 de febrero el tribunal de ética decidió no solo abrir un expediente contra él si no además suspenderle sus derechos como militante.

Ahora, Arena ha dejado en suspenso la causa interna, a la espera de que el proceso judicial llegue a conclusión.

Los cuatro presidentes que ha tenido el partido Arena, Alfredo Cristiani, Francisco Flores, Antonio Saca y Armando Calderón, aparecían en un banner en el Coena en San Salvador durante la asamblea general del partido en octubre de 2009. Foto del archivo de El Faro
 
Los cuatro presidentes que ha tenido el partido Arena, Alfredo Cristiani, Francisco Flores, Antonio Saca y Armando Calderón, aparecían en un banner en el Coena en San Salvador durante la asamblea general del partido en octubre de 2009. Foto del archivo de El Faro

En ocho meses, no obstante, la suspensión de los derechos como militante de Arena es el único paso que ha dado el tribunal de ética arenero contra Flores. Un tribunal que, desde la apertura del proceso disciplinario contra Flores, en febrero, ha padecido inestabilidad. El tribunal comenzó a enfrentar la renuncia de sus miembros. El primero en renunciar fue Roberto Llach, un empresario y exdirectivo del Centro de Estudios Políticos “José Antonio Rodríguez Porth”, institución que según la Fiscalía trianguló el desvío de fondos de Taiwán para otros fines. Llach había sido nombrado como miembro del tribunal hasta septiembre de este año, pero decidió apartarse antes sin que el partido nombrara un sustituto de manera inmediata.

Fue hasta en mayo cuando uno de los otros dirigentes del tribunal, Samuel Quirós, reveló a El Faro que el tribunal había suspendido el estudio del caso Flores debido a la renuncia de uno de sus miembros. Días después, la dirigencia de Arena anunció que había encontrado un sustituto para Llach: Roberto Moreria.

Luego, en septiembre, llegó la renuncia de Guillermo Ávila Qüehl, exdiputado y exsecretario de asuntos jurídicos de la presidencia (1994 - 1999). “Me salí del tribunal excusándome porque salgo mencionado en el expediente contra Francisco Flores como alguien que tenía una firma autorizada en una cuenta que salió involucrada”, explicó este jueves a El Faro.

Ávila Qüehl no explicó por qué, si la acusación de la Fiscalía en la que aparece mencionado se hizo pública a finales de abril, tomó la decisión de apartarse del tribunal de ética hasta septiembre. “Son dos situaciones distintas”, dijo Ernesto Muyshondt, segundo al mando en Arena y actual candidato a diputado por San Salvador. “Una cosa es el proceso que se ha judicializado y otra es que hubo gente en el partido que consideró que el expresidente le había hecho daño a la campaña de Norman Quijano y por eso pidió al tribunal de ética que abriera un expediente”, agregó.

El mismo presidente de Arena, Jorge Velado, dijo hace unos meses que la decisión del candidato presidencial de Arena, Norman Quijano, de permitir que Flores siguiera siendo su principal asesor de campaña a pesar de los señalamientos, perjudicó sus posibilidades de triunfo en las urnas. Una expresidenta de Arena, Gloria Salguero Gross, demandó la expulsión de Flores.

El tribunal de ética está completo desde hace 11 días: el 19 de octubre pasado, más de mil miembros de Arena ratificaron en sus cargos a tres miembros titulares y tres suplentes. Moreira es el único que se mantiene en el cargo. Los otros dos miembros propietarios son Francia Brevé y Jaime Romero Ventura. Como suplentes fueron elegidos Francisco Álvarez Prunera, Rafael Hernández y Ricardo Montenegro.

No obstante, el tribunal se mantendrá inmóvil, según confirmó Francia Brevé a El Faro, por medio de una llamada telefónica. “En este momento, el caso del expresidente está judicializado y el tribunal de ética ya tenía una resolución previa en la cual se le suspendían los derechos como militante mientras las autoridades competentes no resolvieran su situación jurídica”, dijo. Añadió que el tribunal tampoco conocerá nueva información del proceso. 'El tribunal no continuará el estudio mientras no haya una resolución judicial'. 

Fue el alcalde de San Salvador Norman Quijano quien junto a su compañero de fórmula René Portillo Cuadra, pidió en febrero al tribunal de ética que se abriera el expediente contra Flores. Antes, sin embargo, el propio Quijano había dicho que no veía motivos para pedir una investigación contra Flores, mucho menos separarse de él, pues en esos días era el principal asesor de su campaña electoral.

La suspensión definitiva es una de las tres sanciones posibles que los estatutos de Arena establecen para los militantes que violen las reglas del partido. El artículo 105 define que la suspensión se aplica a quien haya cometido una falta 'muy grave', aunque recoge una caracterización muy amplia de lo que se considera como tal. “El Tribunal de Ética deberá considerar como falta muy grave y proceder a suspensión o expulsión del miembro afiliado en los siguientes casos: incumplimiento con el código de Ética; traición al partido; conducta contraria a los principios, objetivos, estatutos y normativas del partido; e incumplimiento reiterado de sus deberes”.

El caso contra el expresidente está judicializado desde el 6 de mayo gracias a la acusación que presentó unos días antes la Fiscalía General de la República. El 6 de mayo, una jueza de Paz emitió una orden de captura contra Flores, quien para ese momento ya llevaba dos meses sin que se conociera su paradero, pues una comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga el desvío de millonarios donativos del gobierno de Taiwán lo había mandado a citar sin que el exgobernante apareciera.

La Fiscalía lo acusa de dos delitos de corrupción, peculado y enriquecimiento ilícito, y además le imputa haber incurrido en desobediencia de particulares, al negarse a acudir a una audiencia de investigación a la Asamblea Legislativa, después de dos sesiones de interrogatorios los días 7 y 28 de enero, cuando declaró que ni un funcionario ni institución estatal controló que los donativos de Taiwán se utilizaran correctamente. 

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.