Nacionales / Política
Arena suspende militancia a Francisco Flores

Velado afirma que es una medida “cautelar” y “temporal” mientras el tribunal de ética del partido analiza las denuncias de posible corrupción en su contra. Tras semanas respaldando al expresidente, fue Norman Quijano el que pidió a Arena que sancionara a su hasta hace poco principal asesor de campaña.


Fecha inválida
Gabriel Labrador

Jorge Velado, presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena), máximo órgano de dirigencia de Arena, anunció hoy viernes que su partido ha decidido suspender temporalmente los derechos de militancia del expresidente de la república Francisco Flores, investigado por el presunto desvío de fondos de cooperación procedentes de Taiwán. Flores es actualmente, y a falta de otras posibles sanciones, presidente honorario de Arena y miembro de la Comisión Política, uno de sus principales órganos de decisión. Hasta hace tres semanas había sido además el principal asesor de campaña del candidato arenero a la presidencia, Norman Quijano, que perdió la primera vuelta de la votación el pasado 2 de febrero y se enfrentará al candidato del FMLN en segunda vuelta el próximo 9 de marzo.

Fueron precisamente Quijano y su compañero de fórmula presidencial, René Portillo Cuadra, quienes pidieron este jueves por escrito al tribunal de ética de Arena que se suspendieran los derechos de militancia del exmandatario, en un evidente cambio de postura después de semanas defendiendo al expresidente, que está siendo investigado por la Fiscalía General de la República por el posible desvío millonario de fondos de cooperación donados por el gobierno de Taiwán durante su administración (1999-2004). Flores compareció además, días antes de la votación del 2 de febrero, ante una comisión legislativa de investigación, para reconocer que había recibido esos fondos pero negarse a revelar su destino final. El expresidente se limitó a decir que estos habían sido entregados “a sus destinatarios”.

Después de aquella comparecencia, la Fiscalía ordenó inmovilizar los bienes y cuentas bancarias de Flores, y él se nego a comparecer de nuevo ante la comisión. La Policía Nacional Civil tiene orden de detener al expresidente y conducirle a la Asamblea para proseguir con los interrogatorios, pero desde hace semanas se desconoce su paradero. Dirigentes areneros han reconocido que la comparecencia de Flores, su negativa a dar respuestas y su posterior desaparición tuvieron un impacto en el resultado electoral.

Mientras el tribunal toma una decisión definitiva sobre el caso, Flores no podrá asistir a reuniones de Arena ni tener voz o voto en la toma de decisiones, en virtud al artículo 9 de los estatutos areneros. Tampoco podrá optar a cargos de dirección interna. “El tribunal debe evaluar la suspensión del expresidente mientras su situación no se defina en las instancias (judiciales) correspondientes”, dijo Quijano este viernes en un hotel capitalino donde se reunió con empresarios transportistas en un acto proselitista.

Jorge Velado dijo este viernes a El Faro que el tribunal de ética ya dio por admitida que la solicitud de la fórmula presidencial. “El tribunal de ética también señala que ante la imposibilidad de comunicarse con el licenciado Flores toman la decisión de suspenderle sus derechos como militante mientras estudia por completo el caso y llegan a una conclusión”, aseguró el presidente arenero.

La suspensión definitiva es una de las tres sanciones posibles que los estatutos de Arena establecen para los militantes que violen las reglas del partido. El artículo 105 define que la suspensión se aplica a quien haya cometido una falta 'muy grave', aunque recoge una caracterización muy amplia de lo que se considera como tal. “El Tribunal de Ética deberá considerar como falta muy grave y proceder a suspensión o expulsión del miembro afiliado en los siguientes casos: incumplimiento con el código de Ética; traición al partido; conducta contraria a los principios, objetivos, estatutos y normativas del Partido; e incumplimiento reiterado de sus deberes”.

Según Ernesto Muyshondt, segundo al mando en Arena y vicepresidente de ideología del Coena, el tribunal de ética tomará en cuenta durante su proceso las declaraciones que el expresidente Flores dio ante la comisión especial legislativa . “Nuestro tribunal de ética estudiará, conforme a los estatutos, cuál fue comportamiento del expresidente, cómo manejó su caso ante la comisión en la Asamblea Legislativa”, dijo Muyshondt el jueves 20.

Ni el candidato Quijano ni el candidato a la vicepresidencia René Portillo Cuadra precisaron en cuál de las causales de suspensión ha incurrido concretamente Flores según ellos. Cuando El Faro preguntó a Quijano si consideraba que Flores había cometido una falta muy grave, como lo dicen sus estatutos, fue parco: “No puedo seguir interiorizando en el procedimiento, ya creo que lo que tenía que decir lo dije”.

Esto es parte de nuestro rompimiento con Flores”

Ninguno de los integrantes de la fórmula fue contundente tampoco a la hora de explicar por qué piden medidas correctivas precisamente ahora, después de meses teniendo a Flores como principal asesor de campaña a pesar de las sospechas en su contra, y después de haber perdido la primera vuelta de las elecciones presidenciales por cerca de diez puntos porcentuales ante el FMLN.

En términos formales, la situación de Flores es idéntica a la de hace casi dos meses, cuando el 7 de enero admitió ante una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa que había recibido en cheques a su nombre no menos de 15 millones de dólares en donativos de Taiwán, y que los había gestionado sin incorporarlos a las finanzas públicas. El Faro preguntó entonces a Quijano si pensaba pedir a Flores que abandonara la campaña, pero él respondió que si había algo que cuestionar al expresidente había que preguntárselo a él. “Yo tengo asesores de todo tipo a mi alrededor que permanentemente me están alimentando con ideas. Yo soy lo suficientemente inteligente como para agarrar lo que yo crea conveniente para el país”, dijo.

El candidato da ahora al caso una dimensión que negaba en aquel momento: “El caso ha ido tomando tal dimensión que llega, pues, el momento en que nosotros pedimos al tribunal de ética que actúe”, responde hoy Quijano. “La situación jurídica del presidente no ha cambiado (respeto de hace meses) pero la situación sigue ventilándose con mayor intensidad”.

Aunque Quijano evitó decir si el caso Taiwán-Flores fue uno de los elementos que influyeron en su derrota del 2 de febrero, otras fuentes areneras confirman que este es uno de los cambios de postura con los que Arena pretende reducir la ventaja que el 2 de febrero le sacó el FMLN en las urnas. El partido de derecha también ha eliminado de su discurso de campaña la propaganda antipandillas y ha removido a personas de cargos clave.

El candidato a la vicepresidencia, René Portillo Cuadra, es uno de los que considera que el caso sí afectó la votación y admite que esa es en parte la razón por la que han decidido impulsar un proceso disciplinario contra Flores. “Pudo haber tenido un grado de afectación (en la campaña), por supuesto que sí, esto todos los salvadoreños lo sabemos, eso es de sentido común. Sobre todo porque mucha gente considera vinculado el partido al expresidente Flores y esto es parte ya de un rompimiento de esa vinculación”. Según Portillo Cuadra, es importante para Arena y sus candidatos marcar distancia con el expresidente: 'Sin lugar a dudas hay mucha gente que cree que quien va a seguir gobernando es este señor (Flores), y no, los que vamos a gobernar somos Norman y yo”.

Portillo Cuadra ya había tenido antes duras palabras contra Flores: “Si es culpable, que vaya preso”, dijo a La Prensa Gráfica en noviembre. Cuando tres días antes de la votación Arena separó a Flores del equipo de campaña, Portillo Cuadra dio a entender sin embargo que no pedirían un mayor castigo para el expresidente: “Francamente no sé qué más podríamos hacer”. Ahora parece haber olvidado aquellas declaraciones y se defiende de las críticas por la tardanza de este distanciamiento: “Hacer lo correcto no tiene tiempo, hacer lo correcto en cualquier momento es viable (...) Si el escenario contra él no ha cambiado eso significa que la respuesta que estamos dando en este momento es oportuna. Lo más importante es en este tema que el presidente (Flores) pueda dedicarse, sin ninguna vinculación partidaria, a desvanecer todos los señalamientos”.

También Velado confirma que la investigación contra Flores los afectó en las urnas: “Cuando uno lee las encuestas y la opinión de la gente, mucha gente ha visto como que Arena y los candidatos han protegido a Francisco Flores en este proceso cuando eso en realidad no es así, ya lo hemos dicho: Arena no es tapadera de nadie y eso debe quedar más claro... No tengo ninguna duda de que en algún momento perdimos algunos votos a consecuencia de esto”, dice Velado.

El segundo expresidente sancionado

Flores es investigado por la Fiscalía General de la República por posibles actos de corrupción, con base en un reporte de operaciones sospechosas (ROS) emitido por el International Bank of Miami a finales de 2004. Además, una comisión legislativa también ha iniciado investigaciones por el destino de los 10 millones donados por Taiwán y que, según el ROS, fueron manejados por Flores. Flores ha dicho que no recuerda quiénes son los destinatarios a quienes entregó el dinero y que, en algunos casos, no puede revelar sus identidades.

El tribuna de ética de Arena es la instancia que puede investigar la conducta de sus miembros. Amparados en el Código de Ética creado en 2011, el tribunal de ética puede sancionar a un miembro del partido de tres maneras: con amonestación, con suspensión y con expulsión, según el artículo 103 de los estatutos de Arena.

El tribunal de ética se formó en 2011, después de que Arena expulsara sin ningún proceso interno previo al expresidente Antonio Saca y dirigentes del partido consideraran que necesitaban sistematizar este tipo de procesos. Edwin Perla, quien fue dirigente local de Arena en San Miguel, fue ese mismo año el primero en ser expulsado del partido por este tribunal, que está integrado por Guillermo Ávila Qüehl, exdiputado y exsecretario jurídico de Armando Calderón Sol, por el empresario Samuel Quirós y por el exmiembro del Coena y también empresario Roberto Llach.

Lea además

Arena elimina su discurso antipandillas y hace rodar las primeras cabezas 

¿Quién salvó la candidatura de Norman Quijano? 

Los fieles solitarios de Norman Quijano 

Quijano incendia Arena en su lucha por la postulación presidencial

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.