Regresar al inicio

La presunta corrupción en la Selecta sí escandaliza a los salvadoreños

Carlos Mario Márquez (AFP) / El Faro
El Faro / Publicado el 23 de Agosto de 2013
La suspensión por un mes de 22 jugadores de la selección de fútbol de El Salvador debido a una investigación por posibles amaños de partidos provocó la indignación y una andanada de críticas de aficionados, que ahora los tildan de “traidores” y “vendepatrias”, una reacción de la sociedad mucho más agresiva que cuando se denuncia o comprueba corrupción en otros estamentos.

Foto archivo El Faro.

Foto archivo El Faro.

El tema de la presunta corrupción cobró fuerza desde julio, cuando el jugador Víctor Turcios en el marco de la Copa Oro 2013, de la cual El Salvador quedó eliminado en segunda fase, declaró a una televisora internacional que el tema de los arreglos de partidos era “una realidad”.

“Con todas sus falencias, la selección era el último elemento de la identidad nacional, porque en cada juego el país se unía con la ilusión o la esperanza de un triunfo y que frustración nos da saber que había partidos arreglados”, declaró a la agencia AFP el analista y profesor universitario Roberto Cañas.

Para el analista, la selección representa al país, y que sus jugadores se hayan vendido “por unos dólares más es aterrador y desconcertante” para todos, y en especial para quienes vestían la camiseta o se pintaban la cara con los colores azul y blanco de la bandera nacional.

La frustración de la afición salvadoreña se expresó en comentarios en la radio y televisión en los que utilizaban calificativos de sinvergüenzas, traidores, vendepatrias y mediocres.

La denominada Barra Azul, que anima los encuentros de la Selecta, en un comunicado titulado Nadie vende mi país, dijo que los jugadores suspendidos forman parte de la “generación de la vergüenza”, y confían en que “sean apartados de por vida del fútbol nacional” y que “sus nombres queden con una mancha negra en la historia del fútbol nacional”.

En repudio, la Barra Azul pidió a la afición que no acuda a los ya vacíos estadios durante dos años.

El impacto económico sobre el fútbol puede ser aún mucho mayor, ya que el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, Luis Cardenal, advirtió que el escándalo va a “dificultar el patrocinio” del fútbol porque ninguna empresa seria se manchará con una selección enturbiada.

La noche del jueves, al anunciar la suspensión de los jugadores, el presidente de la Federación Salvadoraña de Fútbol, Carlos Méndez, aclaró que la suspensión de los 22 jugadores formaba parte de “medidas provisionales precautorias” y descartó que la FIFA le haya dado un ultimátum.

Los partidos que llevaron a la Federación a tomar esta decisión son los amistosos realizados en Tampa (Estados Unidos) el 24 de febrero de 2010, donde El Salvador perdió 2-1 con Estados Unidos; y el disputado en Washington el 19 de junio del mismo año, cuando El Salvador perdió 1-0 al enfrentarse con el DC United.

El tercer encuentro fue el realizado en el marco de la Copa de Oro, en Dallas (Estados Unidos), el 5 de junio de 2011, cuando El Salvador perdió 5-0 contra México y un posible cuarto encuentro es un amistoso disputado el el 6 de febrero de 2012 frente a Paraguay, con resultado adverso de 4-1 para los salvadoreños.

La prensa local advierte que, más allá de los encuentros que se mencionan, hay otros que también ameritan ser investigados.

“Lo que se anunció el jueves es el principio de una larga investigación, faltan cuatro partidos más de la selección, los de la selección Sub-20 y la participación de los clubes en la liga de Campeones de la Concacaf. Es necesario llegar al final”, comentó a la AFP el director de deportes de Radio Monumental, Carlos Aranzamendi.

Los presidentes de clubes de la Liga Mayor brindaron el respaldo a la Federación, a pesar de que se quedaron para el torneo local sin algunos de los jugadores sancionados. “Nadie levantará un dedo por nadie. Que castiguen a quien tengan que castigar”, declaró Carlos Méndez Flores, el presidente del club de primera división Luis Ángel Firpo, conjunto que tiene a cuatro jugadores suspendidos.

A pesar de los nubarrones sobre la Selecta, el joven portero de FAS, Adolfo Menéndez, es optimista de un cambio de escenario en el fútbol nacional. “Estoy impactado. De algunos (jugadores) no se discutía, pero de algunos me sorprende. A los que quedamos nos toca levantar esto”, advierte Menéndez.

El Salvador ha participado en los Mundiales México 1970 y España 1982, y en la actualidad figura en el sitio 83 del escalafón de la FIFA.

© Agence France-Presse

Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (0)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.