Regresar al inicio

Siria

Angustia en Damasco ante los anuncios de ataques militares de las potencias occidentales

AFP / El Faro
El Faro / Publicado el 28 de Agosto de 2013
El temor se instaló en la capital, donde se concentra el poder, con la multiplicación de señales de una intervención militar contra el régimen, acusado de haber matado a cientos de civiles en un ataque químico el 21 de agosto, si bien aún no hay pruebas que demuestren que el ataque lo realizaron las tropas gubernamentales.

Damasco, SIRIA. Jihane, que vive cerca del aeropuerto militar de Mazzé en Damasco, hizo sus maletas y decidió mudarse con su familia, convencida de que Estados Unidos apuntará primero contra este sitio estratégico del régimen de Bashar al Asad. “Van a disparar contra Mazzé, estoy segura, es un blanco sensible”, afirma Jihane, al refereirse al aeropuerto militar más importante de Siria, usado por el presidente Bashar al Asad en sus escasos desplazamientos al interior del país.

El aeropuerto está protegido por la cuarta división del Ejército, encargada de proteger Damasco y sus alrededores y comandada por el hermano del presidente, Maher al Asad.

La joven se mudó el lunes a la casa de familiares en Malki, un barrio “más seguro” en el corazón de la capital, donde abundan pronósticos sobre los posibles blancos de ataques.

En las calles del centro, el tránsito ya menguado en relación a tiempos anteriores a la guerra, se relentizó, y los habitantes afirman que sólo se desplazan para lo imprescindible. “Hay menos gente en las calles. Mi mujer no visita a su madre todos los días, como acostumbraba. Vuelve de su trabajo directamente a casa”, cuenta Adel, banquero.

“Desde hace tres días, corren rumores locos. Mi madre está aterrada porque vivimos muy cerca de la sede del Estado mayor y esto sí que es un blanco”, cuenta Mohamad, de 35 años, en el céntrico barrio privilegiado de Abu Rumane.

“Desde que se habla de intervención, tengo tanto miedo que sufro de hipertensión”, afirma por su parte Futún, ama de casa con domicilio en el mismo barrio.

Reservas de alimentos

En la plaza Saba Bahrat, en el corazón de la capital, la tensión se lee en el rostro de Malek, un vendedor de electrodomésticos. “Todo el mundo está nervioso después de haber escuchado a John Kerry ayer (lunes)”, asegura, en referencia al secretario de Estado estadounidense, que afirmó que quienes usan armas químicas contra civiles “deben rendir cuentas”.

“En Al-Arabiya (cadena de televisión por satélite de capital saudí y opositora al régimen sirio), dijeron que atacarán Mazzé y el aeropuerto internacional de Damasco”, agregó.

Su tienda, que acostumbraba recibir a muchos clientes, estaba desierta el martes.Su hermana, también muy preocupada, sacó su dinero del banco. “Le dije a mi mujer que comprara en el mercado grandes cantidades de carne, tomate, pan y pasta”, dijo, “porque me contó que había posibilidades de que quedáramos bloqueados mucho tiempo”.

En los almacenes, se percibe el mismo pánico. “La gente viene a abastecerse en grandes cantidades por la mañana y después del trabajo”, asegura Mohamad, mayorista de arroz, aceite de oliva y pasta.

En cambio para Michel, vendedor de cosméticos que vive en el barrio de mayoría cristiana de Tijara, los disparos con mortero lanzados por rebeldes contra el centro de la capital son peores que cualquier ataque occidental. “Estos disparos dan miedo porque caen sobre nuestras cabezas”, agrega el hombre.

Otros imaginan escenarios apocalípticos.

“Si atacan, Rusia e Irán nos van a ayudar”, asegura Abú Ahmad, un repostero del centro de Damasco. “Será la tercera guerra mundial y entonces el fuego no se apagará”.

Mayssa, arquitecta, es aún más fatalista. “El ataque es inevitable porque Obama está bajo la presión de la opinión internacional”, dijo. “De todas maneras, nuestro país ya está en guerra”, sentenció en referencia a la guerra civil que asola desde hace más de dos años Siria y que ya ha dejado más de 100,000 muertos.

© Agence France-Presse

Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (0)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.