Regresar al inicio

Estados Unidos

Decenas de miles en Washington para celebrar el 50 aniversario de 'I have a dream'

Célia Sampol y Robert MacPherson (AFP) / El Faro
El Faro / Publicado el 25 de Agosto de 2013
Bajo un cielo azul límpido, decenas de miles de manifestantes, la mayoría negros norteamericanos, se reunieron este sábado en el corazón de Washington para conmemorar los 50 años del histórico discurso de Martin Luther King “I have a dream” (Tengo un sueño) sobre los derechos civiles.

Estatua de Martin Luther King ubicada en el memorial levantado en su memoria en Washington, donde este fin de semana se conmemoró el 50 aniversario del célebre discurso I have a dream  Foto Jewel Samad (AFP).

Estatua de Martin Luther King ubicada en el memorial levantado en su memoria en Washington, donde este fin de semana se conmemoró el 50 aniversario del célebre discurso I have a dream  Foto Jewel Samad (AFP).

Washington, ESTADOS UNIDOS. Una muchedumbre con pancartas se congregó alrededor del Reflecting Pool, el estrecho y largo estanque frente a la estatua del expresidente Abraham Lincoln, precisamente allí donde el 28 de agosto de 1963 el pastor Martin Luther King pronunció su famosa alocución contra la segregación, que marcaría profundamente a la sociedad estadounidense.

“El trabajo no ha concluido, el viaje no ha terminado”, aseguró en una emocionada intervención el hijo de Luther King, Martin Luther King III, a propósito de la lucha en defensa de los derechos civiles de los afroestadounidenses emprendida por su ilustre padre.

“¡Cuando la gente de color tiene éxito, Estados Unidos tiene éxito!”, declaró la jefa de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en medio de los aplausos de un público también integrado por blancos, hispanos y asiáticos.

Para los líderes demócratas, los escritos de Martin Luther King, asesinado en abril de 1968 en Memphis (Tennessee, sur) por un blanco, deben “seguir inspirándonos”.

El representante John Lewis, un negro estadounidense, contó en el escenario: “Fui detenido 40 veces en los años 1960. Fui golpeado, (quedé) ensangrentado e inconsciente, pero nunca me cansé, no estoy dispuesto a renunciar y abandonar (la lucha). Estoy dispuesto a luchar, a seguir luchando, y ustedes deben luchar. ¡Hay que mantener la fe!”.

Discriminación

Otros muchos oradores tomarán la palabra a lo largo de la jornada, entre ellos miembros de la familia de Trayvon Martin, el adolescente negro asesinado en 2012 en Florida por un vigilante, George Zimmerman, cuya absolución en julio provocó manifestaciones de cólera en varias ciudades de Estados Unidos.

“Nos manifestamos para que la apariencia (de una persona) deje de ser un delito”, “La herencia del doctor King: empleos, no guerra”, se podía leer en algunas pancartas desplegadas este sábado.

El evento también permite a varios grupos de personas reclamar mejores condiciones de vida para todos.

“No hemos progresado. Diría que hemos retrocedido en los últimos 20 años”, dijo Vera Peele de South Bend, Indiana, quien se manifestó preocupada por las dificultades de los ancianos para llegar a los centros de votación.

“Creo que nos estamos alejando de lo que realmente importa: la gente”, agregó una madre de seis hijos, Tameka Johnson, de Scotland Neck, Carolina del Norte, una profesora ayudante preocupada por los recortes en la educación.

Se esperan más de 150,000 personas en el National Mall, la inmensa explanada que se extiende entre el Capitolio y la estatua de Lincoln.

El discurso de Luther King de hace 50 años atrajo a cerca de 250,000 personas en las marchas hacia el Lincoln Memorial y su famosa letanía “I have a dream” expresaba sus esperanzas de que al fin las relaciones entre comunidades fueran armoniosas.

Aquellas palabras están grabadas en los escalones del monumento en el lugar preciso donde pronunció ese discurso, desde los tiempos en que el presidente Lyndon Johnson promulgó las leyes sobre derechos civiles en 1964 y 1965.

“Su marcha es ahora nuestra marcha, y debe continuar”, dijo por su parte el secretario de Justicia, Eric Holder, al honrar las manifestaciones de hace medio siglo.

“Hoy miramos el trabajo que quedó sin acabar”, agregó Holder, primer secretario de Justicia negro en la historia del país. “Queremos que este país se convierta en todo lo que estaba destinado a ser y en todo lo que puede ser”.

Washington celebra hasta el 28 de agosto este aniversario con servicios religiosos, una marcha que recorrerá el mismo trayecto que hace 50 años, un festival de la libertad y conferencias, debates, conciertos y exposiciones.

El punto alto de las celebraciones será el miércoles, cuando Barack Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, pronuncie un discurso frente a la estatua de Lincoln.

© Agence France-Presse

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.