Regresar al inicio

La captura de Grande Cuatro, el aliado del ganadero vinculado al Cártel de Texis

Sergio Arauz
El Faro / Publicado el 23 de Julio de 2013
La madrugada del martes, un grupo de 166 agentes policiales y un puñado de fiscales realizaron un operativo que terminó con la captura de 15 personas a quienes la Policía y la Fiscalía presentaron como la banda de robaautos que lidera Roberto Herrera, alias El Burro, un personaje vinculado al Cártel de Texis.

¡Pom, pom, pom!, rompen el silencio de la madrugada los estruendososo golpes en una puerta en una vivienda al norte de San Salvador. "¡Abran la puerta! ¡Es la policía!", dicen algunos de los más de 20 agentes uniformados que irrumpen en dos de las casas de un estrecho pasaje de la Residencial Lincoln, un barrio de clase media baja de Mejicanos, adonde la Policía ha llegado a buscar a dos de cinco perseguidos por la justicia. 

―¡¿Cuál es el teléfono intervenido?! -pregunta, a gritos, un agente encapuchado a uno de sus compañeros.

―¡Ahí está! -le responde el otro, también con un grito, mientras le señala un aparato telefónico en un pequeño cuarto de la casa que hace las veces de sala, comedor y cocina.

Un sillón roído abraza a una señora que se esconde de las cámaras de televisión. A la par de la señora está sentada una adolescente con la mirada perdida en las luces de uno de los reflectores que apunta un camarógrafo en busca de las imágenes para su noticiario.

A las puertas de la casa, en el suelo, está sentado y esposado un hombre de espaldas anchas, sin camisa. Es el Cuatro, quien aparenta los 37 años de edad que dice la ficha policial. Cuatro al parecer es aficionado al baloncesto. Lo dicen unos trofeos de su casa, su calzoneta de la NBA y su Facebook. Su nombre completo es Mauricio Grande Cuatro.

―¿A qué se dedica? -le preguntan los periodistas.

―Me dedico a estudiar, en la Universidad -responde.

―Usted parece ser muy importante en la red de Roberto "El Burro" Herrera.

―No conozco a ese señor, no lo conozco.

―Los policías que lo capturaron parecen conocerlo muy bien, y le han dado seguimiento.

―Puede que por llevarse uno con alguna gente lo quieran incriminar, pero eso no significa que yo esté metido.

Después de las preguntas al Cuatro, que al parecer es el pez principal en la pesca de esta noche hecha en varios puntos de El Salvador, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, se atreve a decir algo a todos los periodistas que asistieron al operativo. Todos saben ya que las capturas están relacionadas con la red de robacarros a cuya cabeza las autoridades ponen a Roberto "El Burro" Herrera, un ganadero del occidente del país capturado el domingo, a quien por cierto varias investigaciones oficiales ubican como parte importante de la estructura del narcotráfico conocida como el Cártel de Texis. Perdomo enfrenta los flashazos y las luces de las cámaras y habla:

―Esto muestra que estamos trabajando, el llamado es para la población, para que le tenga confianza a sus autoridades…

―Ministro, en el grupo de personas por detener, ¿está algún alcalde? ¿Tiene este operativo que ver con el Cártel de Texis? ¿Hay personajes de la vida política involucrados?

―En estos momentos no le puedo responder nada. Pero les podemos decir que a estas horas, las 2:35 de la mañana, llevamos 13 capturas y que mañana les daremos más detalles.

El ministro deja de hablar y se marcha. Al final del operativo tendrán capturadas a 15 personas, 12 hombres y tres mujeres.

El Cuatro es la cereza del pastel del operativo que tiene a 166 agentes de policía irrumpiendo en las casas de las 17 personas que pretenden capturar esta madrugada del martes 23 de julio. Los periodistas se preguntan qué tiene la importancia tal que los más altos funcionarios del área de Seguridad Pública se desvelen y monten un operativo ante la prensa. Porque además de Perdomo en estas vueltas andan el director de la Policía Nacional Civil, Rigoberto Pleités, y el fiscal general, Luis Martínez. Y con ellos, también, un pelotón de fiscales, e incluso un par de fiscales de la vecina Guatemala. 

***

El fiscal Luis Martínez lo declara ante la prensa en medio del operativo de capturas. Habla de más de 100 automotores robados en El Salvador por la banda de Roberto "El Burro" Herrera. Los vehículos, usualmente robados a mano armada, son vestidos con placas guatemaltecas para ser llevados a la vecina Guatemala.

Minutos antes, esta madrugada, un detective y una fiscal se ponen de acuerdo frente al tapiz de policías que cubre la calle. La mayoría de uniformados pertenece a la Unidad de Mantenimiento del Orden, la unidad antidisturbios. El detective, como casi todos los agentes policiales convocados esta madrugada, tiene el rostro cubierto con un gorro navarone, ese que hizo popular el subcomandante Marcos, líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). La fiscal es Marina de Ortega, que no cubre su rostro y a la que la mayoría de hombres le dicen "lic". Ella es la encargada de la Unidad de Hurto y Robo de Vehículos de la Fiscalía y junto con el detective discuten la ruta a seguir en el primero de una serie de operativos para dar con una red organizada de personas a que describen como una de las más grandes del país y a la que han llamado Los Exportadores.

Según las autoridades, las personas que van a buscar tienen como líder a un hombre que se llama Roberto Hernández, ex dirigente de la gremial de ganaderos de la zona occidental que en el mundo del crimen es reconocido como El Burro, y que en varios informes oficiales de inteligencia es señalado como miembro del Cártel de Texis.

A unos metros de distancia del pelotón, en el portón principal de la Dirección Central de Investigaciones, están el ministro, el fiscal general, el director de la Policía, y también el subdirector de Investigaciones, Héctor Mendoza Cordero. De todo el gabinete de seguridad, los únicos que faltan son los dos generales, el ministro de Defensa, David Munguía Payés, y el director del Organismo de Inteligencia del Estado, Francisco Salinas.

Casi todas las personas a las que buscarán esta madrugada han sido vigiladas durante más de un año para este propósito. Los agentes de a pie, a la luz de las conversaciones escuchadas en dos horas de un operativo policial, parecen conocer bien a los personajes en la lista de sospechosos. Hablan de una "Rubia" y de un "Cuatro".

―El ministro va a ir a la Lincoln, a buscar al Cuatro -explica un agente encubierto, que ya recibió la hoja de ruta y que estuvo más de una hora en formación.

Los 166 policías se empiezan a partir en tres grupos. La fiscal opta por ir a las capturas de la Lincoln. Según los agentes y fiscales, Cuatro es el más interesante de los cinco personajes de la banda de robaautos que van a buscar a la Residencial Lincoln, que puede resumirse como una cuadrícula de una docena de pasajes con casitas de concreto prefabricado.

La cuadrícula está partida por una amplia calle saturada de automóviles que sirve más de estacionamiento que de arteria vial. El director de la policía y el subdirector de investigaciones también van con el ministro. Sus seguidores, como se conocen a los carros que forman parte de una caravana de guardaespaldas, y las patrullas policiales, forman un gusano de más de 20 vehículos repletos de gente armada. Todos van a la colonia del Cuatro. Los otros grupos se dirigen a Lourdes y a una colonia de Santa Tecla.

***

Oficialmente, la investigación aún no está terminada y el operativo del martes es solo el primero de una serie de capturas contra redes criminales que operan en El Salvador y Guatemala. Oficialmente, no participó ningún agente especializado en tráfico de drogas, aunque los señalamientos sobre narcotráfico que pesan sobre El Burro y su vinculación con el Cártel de Texis revistieron de morbo el operativo de captura de una red de robaautos.

El resultado presentado este día por las autoridades se resume en los siguientes nombres: Karla Yessica Bolaños Aguirre ( 37 años), La Rubia; Alexandra Elizabeth Sibrián Vásquez (28); Roxana Yaneth Sibrián Vásquez ( 29), Roxi; Quenan Madai Martínez Palacios (26), El Quenan; Néstor Orlando Alfaro Márquez (20), El Zate; Francisco Geovanni Monterrosa Olano (37); José Alexander Torres Díaz (30); Juan Miguel Alfaro Valle (38), Bebeleche; Sergio Armando Bonilla Menjívar (23); José Daniel Cortez (22), Gazú; Francisco Antonio Vila Serrano (23), Paquito; Melvin Humberto Fuentes Durán (21), Mel; Jonathan Abimelec López Reyes (22), Jona; Mauricio Alfredo Grande Cuatro (37), y Julio César Argueta Portillo.

En la conferencia de prensa de este día, el ministro de Seguridad explicó que la banda robaba los vehículos, posteriormente los llevaba a moteles, donde cambiaban las placas salvadoreñas por guatemaltecas y luego, con documentos aparentemente legales, los sacaban del país por las fronteras oficiales.

Este caso se basa en la identificación de 50 vehículos con reporte de robo en El Salvador, y que actualmente se encuentran en la zona de Esquipulas, en Guatemala, donde fueron comercializados de manera ilegal. El fiscal general, sin embargo, dijo que la banda es responsable del robo de por lo menos 103 automotores.

Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (0)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.