Regresar al inicio

Funes llega con retraso a la audiencia con el papa Francisco

AFP / El Faro
El Faro / Publicado el 23 de Mayo de 2013
Según la agencia de noticias AFP, la razón oficial por la que Mauricio Funes llegó tarde a la audiencia con el papa Francisco es que se retrasó el vuelo que llevó a la comitiva presidencial desde Miami hasta Europa. El encuentro duró 12 minutos. Después, Francisco se retiró, y Funes fue recibido por el cardenal Tarcisio Bertone, el secretario de Estado.

Foto cortesía Casa Presidencial.

Foto cortesía Casa Presidencial.

El papa Francisco recibió este jueves en audiencia privada al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, quien le regaló un relicario con un trozo de la sotana que el arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero vestía cuando fue asesinado en 1980 por un comando de la ultraderecha, mientras oficiaba misa.

El papa argentino recibió a Funes en su biblioteca privada, en el segundo piso del palacio apostólico, para un encuentro a puerta cerrada que duró 12 minutos.

Funes llegó atrasado algunos minutos a la audiencia, retraso que fue justificado debido a retardos en el vuelo comercial procedente de Miami. El presidente salvadoreño aprovechó la visita para solicitar al primer pontífice de la historia latinoamericano que “interponga sus buenos oficios” por la pronta beatificación del arzobispo salvadoreño, considerado la voz de los sinvoz, por denunciar las injusticias sociales y la represión militar que azotaba entonces al país centroamericano.

Un comunicado oficial difundido por Casa Presidencial niega, sin embargo, tal retraso: "La audiencia se llevó a cabo tal y como estaba programada, a las 11 de la mañana de este jueves (hora del Vaticano), 3 de la madrugada hora de El Salvador".

El mandatario salvadoreño, el primero de izquierda en ese país, se refiere constantemente a Monseñor Romero como el guía espiritual de la nación y espera que el religioso alcance la gloria altares durante el pontificado de Francisco.

Los dos líderes “analizaron la figura” del arzobispo salvadoreño y, sobre todo, “la importancia de su testimonio para toda la nación salvadoreña”, subrayó en un comunicado oficial el Vaticano.

El papa Francisco desbloqueó hace un mes el proceso de beatificación del arzobispo asesinado, el cual estaba estancado desde hace unos diez años, al parecer por razones ideológicas, según indicó el arzobispo italiano Vincenzo Paglia, presidente del Consejo Pontificio para la Familia y postulador de la causa.

Mauricio Funes, quien llegó a la Santa Sede acompañado por una delegación de siete personas, se entrevistó también con el número dos del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado y el secretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Dominique Mamberti.

Durante la reunión se elogió “la contribución que la Iglesia católica ofrece para la reconciliación y para la consolidación de la paz así como su labor en los sectores de la caridad, la educación, la eliminación de la pobreza y la criminalidad organizada”, sostiene el comunicado vaticano. Según había trascendido el día anterior, el presidente trataría de vender las bondades de la tregua entre las pandillas Barrio 18 y MS-13.

La nota recalca que también se abordó “la defensa de la vida humana, del matrimonio y de la familia”.

Funes, quien no dio declaraciones a la prensa después de la audiencia papal, tiene programado partir este mismo jueves hacia su país.

Desde San Salvador, Casa Presidencial sí elaboró un extenso comunicado oficial que resume la visión del presidente Funes sobre el encuentro con Francisco. Puede consultarlo aquí.

© Agence France-Presse

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.