Regresar al inicio

Nepal

A puñetazo limpio en el Everest

Kyle Knight (AFP) / El Faro
El Faro / Publicado el 1 de Mayo de 2013
Montañistas europeos y sus guías de montaña nepaleses se liaron en una batalla campal a más de 6,500 metros de altura, en uno de los campamentos previos al ascenso final al monte Everest. Los más recientes testimonios sobre la reyerta indican que uno de los extranjeros fue quien inició la trifulca, al insultar a los locales antes de la pelea. 

Vista aérea del Himalaya, la cordillera coronada por el monte Everest (al centro), cuyos 8,848 metros lo convierten en la cima del mundo. Foto Prakash Mathema (AFP).

Vista aérea del Himalaya, la cordillera coronada por el monte Everest (al centro), cuyos 8,848 metros lo convierten en la cima del mundo. Foto Prakash Mathema (AFP).

Katmandú, NEPAL. El trío de montañistas occidentales involucrados en una reyerta con guías de montaña nepaleses en el Everest había anunciado el martes que abandonaba su expedición y se retiraba del Himalaya. El suizo Ueli Steck y el italiano Simone Moro, dos conocidos montañistas, quienes estaban acompañados por el fotógrafo británico Jonathan Griffith, habían afirmado inicialmente haber sido atacados por un grupo de guías.

Un testigo estadounidense había dicho el martes a la agencia AFP que los europeos habían ignorado un pedido de los guías de que marcaran una pausa en su ascenso, e hicieron caer hielo que golpeó a los guías que se encontraban más abajo, desencadenando un “espantoso” choque, con empujones y puñetazos, a 6,500 metros de altura.

El miércoles, nuevos testimonios brindaron mayor información sobre la actitud de los occidentales. “Simone empezó a gritar, muchas de sus palabras en idioma nepalés, y muchas de ellas incendiarias”, escribió el montañista estadounidense Garrett Madison en un mensaje electrónico enviado a la revista Outside Magazine.

“En determinado momento, Simone afirmó (...) que si el guía tenía un problema, que bajara al Campo Dos rápido para una ‘pelea de los cojones’”, escribió Madison.

Steck y Moro el martes habían asegurado que los había atacado una “turba descontrolada” de guías que los había amenazado de muerte y había lanzado piedras contra sus tiendas de campaña.

Madison y otro testigo, quien también realizó declaraciones a la agencia AFP, afirmaron que otro montañista occidental que no estaba involucrado inicialmente en la discusión desencadenó la reyerta, tras “enredarse físicamente con un guía” en momentos en que otros se esforzaban para mediar en la discusión.

“Lo ocurrido en el Campo Dos solo se puede describir como triste e inaceptable”, dijo por su parte Melissa Arnot, una montañista estadounidense que declaró haber intentado separar a ambas partes.

“Pienso que los montañistas extranjeros cometieron los errores y que los guías cometieron algunos errores de comunicación”, dijo posteriormente al canal de televisión estadounidense ABC.

El propio fotógrafo Griffith declaró al diario británico The Guardian que Moro insultó a los guías y elogió a Arnot por haber ayudado a salvarlos de una situación potencialmente peligrosa para sus vidas. “El ascenso se ha terminado para nosotros”, había indicado Griffith a la AFP, en un mensaje electrónico enviado el martes.

Moro también escribió a la AFP para indicar que no realizará más ascensos durante esta temporada: “Me limitaré a volar en helicópteros para realizar rescates”.

En un comunicado difundido el lunes, Moro había juzgado “sumamente improbable” que haya caído hielo sobre los guías nepaleses, como consecuencia de acciones del grupo del que formaba parte el montañista italiano.

Según Liz Hawley, periodista estadounidense y conocida historiadora del Everest, los incidentes violentos como este son “muy, muy raros”.

© Agence France-Presse

Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (0)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.