Regresar al inicio

Sudeste asiático

La “abuela de Chuck Norris” vive en una isla de Indonesia

AFP / El Faro
El Faro / Publicado el 12 de Abril de 2013
Un dragón de Komodo –el lagarto más grande del mundo– de dos metros atacó a una octogenaria en una isla del archipiélago de Indonesia. La bestia atrapó la mano de la anciana y le dejó heridas que requirieron 35 puntos de sutura, pero ella tuvo la sangre fría para asestarle una patada, lo que provocó la huída del dragón de Komodo.

Un dragón de Komodo (Varanus komodoensis), el largarto más grande del mundo, que puede medir hasta tres metros de longitud. Foto morgueFile.com

Un dragón de Komodo (Varanus komodoensis), el largarto más grande del mundo, que puede medir hasta tres metros de longitud. Foto morgueFile.com

Yakarta, INDONESIA. Una anciana indonesia de 83 años llamada Haisah consiguió liberarse de las fauces de un dragón de Komodo, el mayor lagarto del mundo, con una simple y valiente patada, relató ella misma este jueves a un periodista de la agencia AFP.

El dragón o varano de Komodo (Varanus komodoensis) es el mayor lagarto carnívoro del mundo y puede alcanzar los 3 metros. Esta especie superviviente de los tiempos prehistóricos es capaz de matar un ciervo de un coletazo y de devorar una cabra entera.

Haisah, quien como muchos indonesios no tiene apellido, se encontraba en la entrada de su casa tallando un palo de escoba en la pequeña isla de Rinca, uno de los pocos lugares del mundo donde vive este animal, cuando un dragón de dos metros de largo surgió de la nada y le mordió.

“De repente, me atrapó la mano derecha con sus fauces”, explicó en el hospital en el que está ingresada. “Yo tenía un cuchillo en la mano, pero lo solté cuando me mordió. No había nadie cerca y sabía que tenía que luchar para sobrevivir; entonces, le di una patada en una pata con todas mis fuerzas, solo era una patada, pero me soltó la mano”, contó Haisah.

“Ahora estoy bien”, aseguró la octogenaria tras haber recibido 35 puntos de sutura en la mano herida, “espero recuperar la movilidad de la mano para poder seguir fabricando escobas”.

Otros ataques

A comienzos de febrero, un dragón de Komodo atacó a dos empleados de la reserva animal en la que muchos de ellos viven, en la isla indonesia de Komodo, y los hirió gravemente.

En marzo de 2009, un pescador murió al ser atacado por un dragón y, dos años antes, un niño de 9 años perdió la vida en similares circunstancias.

Se estima que existen unos 3,000 dragones de Komodo. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ubica esta especie en la categoría de “vulnerable”; es decir, como una especie que experimentó una importante reducción en la población o disminución en su distribución natural.

© Agence France-Presse

Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (0)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.