Regresar al inicio

Fabio Castillo, ex coordinador general del FMLN:

"Creo que deberíamos decir nuestros pecados al pueblo, que ya nos restó diputados"

Sergio Arauz
El Faro / Publicado el 25 de Febrero de 2013
El excoordinador general del FMLN cree que el sistema de partidos políticos no es lo que está mal, sino el sistema de políticos. Y en esto incluye a los políticos del FMLN, partido que al igual que los demás ha incurrido en el pecado de decir una cosa y luego hacer la contraria. Una deuda de su partido, dice, es la denuncia y lucha contra la corrupción en Casa Presidencial.

Fabio Castillo, a la derecha en la primera fila, durante la Convención Nacional del FMLN en diciembre de 2009. Foto El Faro

Fabio Castillo, a la derecha en la primera fila, durante la Convención Nacional del FMLN en diciembre de 2009. Foto El Faro

Fabio Castillo es diputado suplente del FMLN y fue coordinador general del partido en 1999, tiempo en los que en el FMLN empezaba a hablar de renovadores y ortodoxos.  Aunque no tiene ningún cargo en estructura interna del partido, es una de las voces más respetadas en la dirigencias del FMLN y entre su militancia. Al hacer una evaluación de la salud de su partido, Castillo recomienda: "deberíamos decir nuestros pecados al confesor, en este caso sería el pueblo, que ya nos impuso alguna penitencia, porque ya nos restó diputados..."

Para Fabio Castillo, su partido también debe seguir los otros pasos que sigue un católico: el examen de conciencia, el propósito de la enmienda, que en este caso sería: "El decirle nuestros errores a la población y examen de conciencia que nos lleve a un dolor de corazón, a realmente lamentar los errores o pecados que hayamos cometido." Castillo, un abogado respetado en el mundo jurídico, político y empresarial del país, cree que uno de los principales puntos en los que el FMLN está fallando es en la lucha firme, tenaz, continuada e implacable contra la corrupción. 

En esta entrevista, Castillo también analiza los escenarios posibles en la contienda electoral de 2014. Cree que el más improbable es el de una segunda vuelta en la que no esté el FMLN. Y sobre las pretensiones del expresidente Antonio Saca de buscar un segundo mandato, dice tener la certeza de que el exgobernante tiene un impedimento constitucional: por ser concesionario del Estado está inhabilitado de competir. No puede ser ni candidato ni podría ser presidente. Cree que si el TSE lo inscribiera -cosa que pone en duda- habría quiénes acudirían a la Sala de lo Constitucional a objetar la candidatura. "Sala en la que yo confío plenamente".

¿Qué supone la entrada del expresidente Saca al escenario de la elección presidencial de 2014?
El expresidente Saca tiene toda la razón al decir, como ciudadano salvadoreño, "yo tengo aspiraciones y una de mis aspiraciones es volver a ser presidente de la República". En ese punto tiene toda la razón. El problema radica en que para ser presidente de la República se necesita reunir determinados requisitos. Unos implican ser o tener algo. Otros son no ser o no tener algo. Él es salvadoreño por nacimiento, está en el ejercicio de sus derechos, etcétera, etcétera, etcétera. No voy a hacer alusión al tema de moralidad e instrucción notarias, serán las autoridades pertinentes las que podrán decir si el expresidente Saca es una persona que apega sus actos y sus opiniones a la moral o si es una persona que demuestra claramente que tiene la instrucción para ser presidente de la República. No me voy a meter en eso.

¿Y entonces?

El problema para él radica en que él es concesionario de la emisión de varias radiodifusoras, no sé si habrá incursionado en la televisión, pero por lo menos la radiodifusión, y la Constitución dice que los que tengan pendientes concesiones con el Estado, contratos, etcétera, no podrán ser presidentes de la República, candidatos a la presidencia. Ahí él tiene un problema. Y no es de solucionarlo formalmente, de que él diga: la concesión está a nombre de una sociedad, porque es una sociedad, porque esa sociedad es propiedad él, las sociedades son él y su esposa, consecuentemente usted ve que hay un interés directo en el asunto. En Estados Unidos han encontrado una solución para un caso como ese: el que entra a un cargo público y se encuentra en un situación semejante, entrega sus bienes en fideicomiso para que sea el banco el que los administre. Aquí no hay jurisprudencia al respecto, ni creo que sea estable esa solución, porque hay una trama de intereses imbricados entre los bancos y los diversos grupos económicos del país. Yo creo que él por ese motivo no puede aspirar a la presidencia de la República. Claro, yo por otro lado creo que si acaso el Tribunal Suprema Electoral lo inscribe, seguramente va a haber recursos de inconstitucionalidad con respecto a su inscripción y veré qué resuelve la Sala de lo Constitucional, en la que yo confío plenamente.

Entiendo. Independientemente de si se inscribe o no, esta semana está previsto el anuncio oficial de su intención por competir por la presidencia. ¿Cree que Antonio Saca puede impactar en las encuestas en detrimento de los partidos políticos?

Estoy seguro de que su inclusión dentro de la política activa y con aspiraciones precisas va a causar un impacto dentro de las encuestas, y si llegara a la votación, dentro de la votación, no me cabe la menor duda. Lógicamente, él va con lo que los estadounidenses llaman "handicap", pues él ha sido acusado por Arena de corrupción. Arena lo expulsó de sus filas y denunció públicamente que había habido corrupción en su período presidencial. Curiosamente Arena lo que estaba haciendo era lavándose las manos. Él fue presidente de ANEP y ANEP lo impulsó para llegar a la presidencia y ganó, y ganó por una mayoría bastante amplia, pero sin duda él va a tener que luchar en contra de esa afirmación que hizo Arena desde 2009, cuando entregó la presidencia, que culminó con la expulsión del partido. Es un handicap, es una desventaja para él llevar sobre sus hombros la acusación de corrupción, hecha por el partido que lo postuló.

¿Usted cree que esto puede darle una ventaja al FMLN?

La ventaja de la inclusión de una tercera fuerza, como le llaman ellos, es que eso garantiza que vamos a ir a una segunda vuelta. Y la segunda vuelta en muchas ocasiones es beneficiosa. Los franceses con mucha sabiduría dicen: en la primera vuelta se escoge al que más le gusta a unos y en la segunda vuelta se elimina al que menos le gusta a uno. Yo veo tres posibles escenarios: la segunda vuelta entre el Frente y Arena. ¿Por quién van a votar los que votaron por Saca? ¿Van a votar por quien diga Saca? No. El salvadoreño es lo suficiente formado, sensato, como para votar de acuerdo con sus propios criterios y no al de un candidato derrotado. Así es que creo que la segunda vuelta entre Arena y el Frente sería decidida por los votantes de Saca, pero no se puede predecir a favor de quién inclinaría la mayoría de ellos para llegar a una victoria en la segunda vuelta.

El siguiente escenario.

Sería entre el presidente Saca, por un lado... le llamo así porque ni siquiera se sabe si va a ir por un partido o una coalición... Yo me preguntaba el otro día, conjuntamente con unos amigos y correligionarios: ¿Para la segunda vuelta qué va a pesar más en los votantes de Arena? ¿El odio que le tienen a Tony Saca o la desconfianza que le tienen al Frente? Que tienen alguna desconfianza. Ese factor que les daría a ellos la manera de escoger sería así: la gente de Arena que ha sostenido que Tony Saca es un inmoral, que es un corrupto, etcétera, eso lo ha dicho la gente de Arena, no soy yo el que lo está diciendo, yo veo muy difícil que se inclinen por Tony Saca. Pero ellos le han expresado un temor por el Frente, creo que eso lo pueden superar. Este gobierno, lo quiera yo o no lo quiera, un gobierno que aparece identificado con el Frente, este gobierno no tiene, no les has hecho absolutamente nada que justifique el temor que le tienen al Frente. Así es que creo que en ese escenario es más probable que la gente de Arena vote por el Frente a que vote por Tony Saca.

¿El tercer escenario es?

Es el que yo lo veo improbable, casi imposible, es que se enfrente Tony Saca y Arena, pero matemáticamente es posible. En ese escenario, le puedo decir, yo me abstendría de votar. No sé lo que haría el resto de militantes del Frente.

En la historia reciente de este país no se conoce que un ensayo de este tipo, una tercera fuerza alternativa a los dos grandes partidos políticos, haga tambalear al modelo de partidos políticos tradicionales. ¿Cree que la figura de Tony Saca puede hacer tambalear este modelo en el que los partidos FMLN y Arena tienen la hegemonía?

Lo que se da en llamar la tercera vía ha sido ensayado por varios grupos, el más serio, a mi modo de ver, fue el grupo del doctor Dada Hirezi, que es un hombre correcto, sin duda alguna. Eso está fuera de discusión y, sin embargo, no tuvo peso electoral. Entonces, yo no creo que esa tercera vía, que no se sabe lo que es, sea algo satisfactorio para el votante común y corriente en El Salvador.

Los líderes políticos que defienden la candidatura del expresidente hablan de defender los cambios de la gestión Saca y de la gestión Funes. El discurso entre los dirigentes de Gana, PCN y PDC es: Funes y Saca son las figuras a seguir. ¿Cree que este discurso impacte negativamente en el modelo actual en el que siempre ganan FMLN o Arena?

Yo me negaría a llamarle modelo lo que están haciendo ellos. Modelo es algo que de alguna manera se puede o debe imitar. No tiene sentido ese razonamiento. El propio candidato donde ellos están centrando sus esfuerzos, fue el presidente del Coena. Él presidió un partido político. Lo que hizo o dejó de hacer con ese partido político no es para que lo analicemos en este momento. ¿Pero qué nos dice a nosotros que el expresidente de un Coena, consecuentemente líder máximo de Arena, va a hacer una cosa diferente a lo que ya estuvo haciendo él antes? Eso es una continuidad del predominio del partido político Arena y de los intereses, no digo que lo representa, digo de los intereses que tiene en el país. Así que no creo que ese discurso pueda calar dentro de la población.

¿Cree que Saca puede partir el pastel de votos en tres grandes partes?

Sí, sí. No me gusta la expresión de partir el pastel en tres. Pero sí creo que la incursión, si la Sala considera que no es inconstitucional, haría que el electorado se dividiera en tres. Como primera fuerza el Frente, como segunda Arena y como tercera la de Tony Saca. Sin que la fuerza de Tony Saca logre otra cosa que llevar a una segunda vuelta.

¿Entonces el modelo de partidos no está en peligro?

Mire, el modelo de partidos está bueno. Lo que está malo es lo que usted llamaría el modelo de políticos. Lo que hemos logrado los políticos en general, y hablo de todos, hablo de mí también, es decepcionar al pueblo.

¿Cómo?

Le digo, el hecho de que nos comprometamos a una serie de cosas y no las cumplimos. Hemos decepcionado a la población sobre el no cumplimiento de nuestras promesas electorales y en algunos casos de nuestra carta de principios. Nos contradecimos: en un período sostenemos una cosa y en el siguiente período sostenemos la contraria. Creo que las opiniones de los partidos deben ser las mismas estando en el gobierno y estando en la oposición. Claro, uno puede decir, nos habíamos equivocado. Pero en ese caso debe explicarle a la población la razón por la cual se cambia de criterio. Así es que no es el modelo de partidos el que ha andado mal, es el modelo de políticos. Quiero decir que hemos pecado todos. Algunos más, algunos menos. Sin duda alguna, el Frente es el que más se ha mantenido consecuente con su ideario, sus principios, opiniones, etcétera.

Usted ha sido coordinador del FMLN, y ha sido bastante honesto a la hora de...

Mire, lo de bastante no me gusta...

Honesto, digamos.

O se es honesto o no.

Me refiero a que sus opiniones sobre su partido me parecen honestas.

Yo le agradezco ese concepto.

A partir de eso, quiero que me haga una evaluación de la salud de su partido.

Es el más sano del país, creo que esa es la opinión general de la población. Tiene sus errores, tiene sus fallas. Nos hemos equivocado, en algunos casos, el más notorio no lo voy a mencionar aquí por no parecer que es una opinión personal...

Je, je...

Pero el más notorio y lamentable ya sabemos cuál es, por eso es que precisamente ahora hemos escogido unos candidatos, porque Óscar Ortiz también, con respecto a los cuales tenemos la absoluta seguridad de que van actuar apegados totalmente a lo que el partido ha postulado siempre, a las promesas o propuestas que se van a hacer dentro de lo que es posible realizar en las actuales circunstancias. Yo creo que no podemos prometer que vamos a llevar computadoras a cada niño de las escuelas. Verá usted que la gente de derecha ha criticado a Salvador Sánchez Cerén porque daba un vaso de leche, es lo que podía dar, y gracias a Dios que lo dio. La gente de derecha, cuyos hijos nunca han ido al colegio sin desayunar, no pueden entender lo que significa el vaso de leche para los hijos de unos campesinos. Todo eso se va a profundizar.

Usted dice que el FMLN es el partido más sano. De cara a su dirigencia, ¿cómo lo evaluaría? La otra forma es cómo lo evalúa el electorado desde afuera.

Yo no creo que las cosas deben hacerse o decirse sobre la base de 'voy a quedar bien con el electorado o con la militancia'. Yo siempre he dicho siempre una frase: las consecuencias de la verdad, por terribles que sean, siempre son mejores que las consecuencias de una mentira. Yo creo que lo que el Frente debe hacer es decir: señores, las cosas en las que nos hemos equivocado son esta, esta, esta, esta. A esto le ponemos remedio de tal y de tal manera. Las cosas en las que hemos acertado son estas, estas y estas y en esas vamos a profundizar y ampliar las medidas del caso. Y desde ese punto de vista, lo veo igual hacia adentro que hacia afuera.

Es más sano que los demás partidos.

De eso no me cabe la menor duda. El FMLN no está enfermo, tiene algún tipo de problemas, pero no está enfermo. Los otros partidos, todos están enfermos, algunos de muerte, algunos están agonizando, andan con un diputado nada más, lo cual implica el rechazo de la población... partidos que antes gobernaron... agonía no significa el caso previo a la muerte, significa la lucha por sobrevivir, en el caso del ser humano el cuerpo, en el caso de los partidos por subir a uno o dos diputados.

Usted ha dicho que todos los políticos han decepcionado al no cumplir cosas que prometieron. ¿En el FMLN cómo se debería expresar esa verdad?

Yo no pertenezco a ninguna instancia de mando dentro del Frente, no puedo hablar como voz del Frente. Yo las críticas que tengo con el Frente procuro expresarlas dentro de las estructuras del Frente y ya lo he hecho. Algunas se me han salido y las he hecho públicamente, pero cuando se trata de actuaciones públicas que necesitan de una definición clara y precisa. En algunos casos he hecho críticas en las que posiblemente tenga la razón y en algunos otros casos he hecho críticas en lo que lo más probable es que no tenga la razón. Pero las he hecho. No me gustaría opinar ahora como en nombre del Frente, eso lo dejo para que la dirigencia haga lo que nosotros los católicos llamamos examen de conciencia.

¿Cómo así?

Se hace el examen de conciencia, luego del examen de conciencia viene lo que llamamos dolor de corazón. Después viene el próposito de la enmienda. Yo quisiera que hicierámos esas tres cosas.

Perfecto, me dice que quiere que su partido haga esos tres pasos.

Yo le digo, soy católico, y la confesión, que es un sacramento para que le absuelva a uno de los pecados, necesita de esos tres pasos. Decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia. Creo que también deberíamos decir nuestros pecados al confesor, en este caso sería el pueblo, que ya nos impuso alguna penitencia, porque ya nos restó diputados. Eso quiérase o no, es un castigo para un partido político. Teníamos 35 y ahora tenemos 31. Ya estamos cumpliendo la penitencia, pero se necesitan los otros pasos: el examen de conciencia, el propósito de la enmienda, el decirle nuestros errores a la población y examen de conciencia que nos lleve a un dolor de corazón, a realmente lamentar los errores o pecados que hayamos cometido.

Usted dijo algo: ya estamos cumpliendo una penitencia al bajar de 35 a 31 diputados. Las encuestas dicen que el voto de la zona rural ha empezado a beneficiar al Frente y el voto urbano ha empezado a perderlo. Es decir, ha disminuido su caudal en la clase media.

Ha pasado, es evidente. No se puede cuestionar eso. Yo no tengo una explicación de eso, pero sí le voy a comentar una cosa: el Frente había descuidado mucho el voto del campesinado, habíamos perdido contacto con el campesinado, eso se ha recuperado. Gracias a Dios se ha recuperado porque el campesinado es una de las clases por las que el Frente ha luchado toda la vida, militarmente en algún tiempo y políticamente en otro, pero había perdido el contacto. Yo recuerdo que para la campaña de 1999, nuestro candidato era Facundo Guardado, mire, el Frente se empeñó en convencer a los bancos de que no les íbamos a expropiar la banca... nunca hemos pensando en expropiar la banca... Concluimos que habían sido más vivos los de Arena, nosotros empeñados en explicar a los banqueros que no íbamos a expropiar, y ellos no iban a votar por nosotros, en cambio los areneros más listos que nosotros, les habían ido a decir a los campesinos que les iban a expropiar lo que tenían, y los campesinos votaron por Arena. Esos malos entendidos y esa falta de contacto creo yo que se ha superado notablemente y cada día se a va a superar más y vamos a contar con el voto del campesino.

Esa expresión me hace pensar que no han pensado en expropiar la banca, pero otras cosas sí.

¡Sí! Yo personalmente creo que hay cosas que sí hay que expropiar: las tierras improductivas hay que expropiarlas, las acciones de Enel de los italianos hay que expropiarlas, con toda la franqueza... ¡No, no, no! Yo no oculto nada de lo que creo.

Hablemos de otra cosa que tiene que ver con el voto urbarno. Arena votó por el decreto 743 y el FMLN pagó las consecuencias.

Fue un error nuestro, nosotros cometimos, actuamos correctamente no votando, no avalamos ese infame decreto con nuestros votos. Después, cuando se iba a dar la derogatoria, me imagino que la dirigencia pensó que con las consecuencias iba a cargar Arena, Arena fue más lista que nosotros y dio marcha atrás.

Ujum.

Entonces eso nos costó algo a nosotros sin haber tenido culpa. Como en ese caso, puede haber otros.

La pregunta es: ¿Eso tuvo un impacto en los resultados de las elecciones donde el Frente perdió alcaldía y diputados?

No creo que eso específicamente haya tenido un impacto, pero hay toda una serie de cosas que sí provocaron el que la población dijera: pero estos no son los que yo había votado. Han actuado de manera diferente.

A ver si está de acuerdo con lo siguiente: el FMLN está reproduciendo la forma de gobernar de Arena, en la forma de conseguir votaciones, en la forma en ejecutar la política...

Yo creo que los gobierno de Arena no se reproducen a menos que Arena llegue al poder, con excepción del período de Armando Calderón y la firma de los acuerdos de paz, ese mérito no se le puede quitar a Cristiani, él impulsó y firmó los acuerdos de paz. Pero reproducir las barbaridades que hizo Arena es imposible, ¡imposible!

Me refiero a formas de actuar de algunos dirigentes de la Asamblea...

Yo sé a lo que se refiere usted, se refiere a lo que el público llama la compra de los partidos pequeños...

¿Cómo?

La compra de los partidos pequeños, yo no puedo dar fe de que eso haya pasado ni en uno ni en otro caso. Le puedo decir que Arena hizo determinadas cosas por quebrantar nuestro bloque parlamentario y lo logró, y después criticaba el quiebre de su propio grupo parlamentario, con los señores de Gana. Los señores de Gana se apartaron de Arena no porque el Frente les pidiera ni los comprara, se apartaron de Arena porque su líder ideológico era el presidente Saca, y cuando Arena expulsa a Saca, lógicamente mucha gente se fue con Saca. Fue algo correcto o no de parte de ellos, no entro a eso. Pero en eso el Frente no tuvo nada que ver.

Pero yo me refería a otras conductas. Por ejemplo la votación por la reforma a la Ley de Acceso a la Información, fue lo último. Los madrugones, o diputados gastando en pasajes aéreos para viajes cuya utilidad no se aclara, o gastando en carros nuevos... El FMLN prometió que ese tipo de conductas iba a cambiar.

Hay cosas que habría que criticar, por ejemplo los viajes en primera clase. Yo creo que un funcionario debe viajar en clase normal, de eso me dio un ejemplo don Rafael Barraza, que es una persona de derecha. Yo venía con mi dinero, yo me pago mis viajes, venía en primera clase, y él entró, y yo le dije: sentate aquí a la par mía. Nooo, me dijo, es que yo voy atrás. ¿Y por qué atrás?, le dije. Porque estoy viajando con fondos del banco. Él era presidente del Banco Central, vaya, se ganó mi respeto y admiración. ¡Chapeau!, como dicen los franceses (expresión elogiosa que significa "me quito el sombrero"). Yo creo que en ese tipo de cosas deberían de ser comedidos. Pero yo no puedo criticar las compras de arte: en este país debemos impulsar el arte en todas sus expresiones. Se ha hecho un escándalo horrible porque compraron obras de arte en la Asamblea, yo creo que todas las oficinas públicas deberían impulsar la compra de expresiones culturales. Ya se trate de cuadros, ya se trate de esculturas, ya se trate de patrocinar obras de teatro, de lo que sea. Creo que en eso la gente hace muy mal en criticar, fundamentalmente al presidente de la Asamblea.

Yo me refiero a prometer cosas y cumplir, algo similar a lo que usted dijo.

Pero nunca el Frente ha prometido no impulsar el arte.

Yo no me refiero a ese tema, yo no creo que comprar arte sea un gasto... me refiero a que el FMLN ha sido un partido que pujaba por la transparencia y rendición de cuentas, por una forma de hacer las cosas en la política y luego ve uno que impulsa medidas como las reformas a la ley de acceso a la información.

Yo he expresado mi opinión. Yo creo que todas decisiones públicas deben tomarse con acceso a la prensa, reuniones de consejo de ministros, que podría haber periodistas acreditados en casa presidencial para asistir a reuniones de ministros, reuniones a directiva de la Asamblea de igual manera, Corte Plena asimismo. Es decir, no tiene que haber gastos ni decisiones secretas en el país. A menos que se trate de planes secretos de guerra o algo por el estilo, que claro, no existen en este país, no estamos pensando ni en declarar la guerra a ningunos de nuestros vecinos ni estamos esperando que nos la declaren. Pero si los hubiera, ya ve que los militares tienen una mentalidad especial, verdad.. esos no se pueden tratar en público. Me parece lo más lógico. Los gastos reservados de Casa Presidencial, puede haber un tipo de gastos que no se deben hacer públicos, pero en general sí. Mire, yo ya lo dije: los presidentes ganan algo así como 300 mil dólares en su período, si después del período, suponiendo que no hayan gastado en comprar cigarrillos ni nada, si han incrementado su capital en más de 300 mil dólares, eso se llama dinero mal habido. Así que presidentes que salgan con casa en el mar, que antes no tenían, que salgan con tremendas residencias, etcétera, etcétera, es que algo raro han hecho, seguramente con los gastos reservados. Con los gastos reservados el presidente puede puede disponer libremente de ellos, pero para cosas de interés estatal, no para otras cosas. Mucho menos para cuestiones de interés personal. Yo podría pasar porque ciertas cuestioncitas mínimas se pudieran hacer, como decir: el presidente en una visita oficial tiene que dar una recepción, es de Estado, que se pague con dinero del Estado, pero que se diga "mire, le dimos una recepción al Rey de España", correspondiendo atenciones, como decimos los de abajo, "y me gasté..." qué sé yo... Bien gastado está, pero son cosas de interés del Estado. Pero mire, fíjese que mi hermana cumple 55 años, le voy a dar una fiesta... eso no es gestión del interés del Estado. La realeza da un ejemplo en eso, si se casa el heredero del trono, los gastos corresponden al Estado, pero si se casa el segundón, allá que los pague la reina Isabel o su majestad don Juan Carlos, o cualquier otro, según el caso, de los monarcas reinantes. Ya esto forma de la vida privada de la familia real. Pero aquí estamos peor, aquí estamos con que se le pagan viajes a cuñadas, sobrinos, concuños, con dinero del Estado, eso no debe ser.

¿Y eso?

Conste, no se lo estoy atribuyendo a nadie.

Hablemos del presidente. En el último año, la relación del FMLN con el presidente parece más armoniosa, pues empezó muy tormentosa.

El presidente, el FMLN no. El presidente comenzó sacando un campo pagado, no sé si con dinero propio, él no era presidente todavía, o con qué dinero... en el que desautorizaba a Gerson Martínez por unas declaraciones que había hecho. A mí me disgustó, sobre todo con respecto a Gerson, que está dentro de los 50 salvadoreños a los que yo les rendiría pleitesía por honrado, apareció de esa forma y el partido no dijo nada. Yo lo expresé en su momento. Entendamos, el presidente se llama Mauricio Funes y la forma de llegar no podía ser de otra forma que no sea el FMLN, pero él en la presidencia puede actuar con el acuerdo o sin el acuerdo del partido. Hay ciertas expresiones que pueden sentirse como de ingratitud, pero ya en eso no puedo entrar.

Le decía esto, porque hasta en abril, el candidato a presidente del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, decía que muchas de las actuaciones de este gobierno no estaban en el plan de gobierno del FMLN y no representaban un cambio.

Así es.

Pero ahora el partido dice que hay que defender los cambios y ha desaperecido esa voz crítica.

No sé, no sé. Mire, mire, mire... ubiquémonos adecuadamente: hay ministerios que han funcionado muy bien y la población lo percibe: uno es el de Obras Públicas, otro es el de Relaciones Exteriores, otro es el de Educación y podría seguir con otros ministerios del FMLN. Otro es el de Salud, aunque María Isabel no pertenece al Frente, aunque yo la tomo como si fuera del Frente porque ella es una mujer que ha luchado por muuuchos años, y cuando digo muchos años, muchísimos años por el bienestar del pueblo.

Ahora parece que ya hicieron las paces el presidente y el partido.

No sé. No sé.

¿Y cómo es su relación con el presidente?

¡Ninguna!

Usted lo apoyó...

¡Claro!

Era una especie de mentor.

¡No, no! Mire, estoy seguro de que yo era amigo de ellos, pero ellos nunca fueron amigos míos. Mentor no. Mauricio se ganó su candidatura con 20 años de excelente labor periodística, ganó un enorme prestigio y llevó a que el Frente lo eligiera como candidato y la población lo eligió presidente. Yo no tuve nada que ver. ¿Que yo lo apoyé? Sin duda alguna. Pero la relación que había, cualquiera que haya sido, terminó.

¿Y por qué?

No sé, no sé por qué la terminó él.

¿No encuentra algún hecho concreto?

No sé, no sé.

Hablemos de la gestión del FMLN como partido en el poder. ¿Qué cosas cree que FMLN no ha hecho o ha dejado de hacer?

¿Lo que le debe a la población?

Exacto.

La denuncia y lucha contra la corrupción en Casa Presidencial. Eso no se ha hecho. El único que lo ha hecho he sido yo, nadie más.

¿Ese es su punto principal?
Es el punto. Mire, a mí cuando amigos me decían algo sobre la candidatura de Mauricio y que qué esperaba de este gobierno, yo les decía: solo dos cosas: una lucha firme, tenaz, continuada e implacable contra la corrupción y que suba un poco el nivel de vida de la gente pobre. Eso creo que de alguna manera el Ministerio de Educación ha logrado algo, no lo suficiente. En eso siempre hay que luchar siemp
re. Pero la lucha contra la corrupción en Casa Presidencial nadie, nadie la ha hecho. Me enorgullezco de haberlo dicho yo.

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.