Regresar al inicio

“Mecafé” ha ganado contratos por $14.6 millones durante gobierno de Funes

Efren Lemus
El Faro / Publicado el 25 de Febrero de 2013
Miguel Menéndez, conocido como Mecafé, uno de los impulsores de la candidatura presidencial de Mauricio Funes, ha ganado el 47% de los contratos de servicios de seguridad privada otorgados por el Ejecutivo desde 2009 hasta 2013. La empresa Cosase, que según el Registro de Comercio tenía activos valorados en poco más de 5 millones de dólares en 2008, para 2011 registraba 9 millones y medio.

Miguel Menéndez junto a Mauricio Funes, después del discurso del entonces candidato presidencial  en el ENADE 2009. Foto archivo El Faro

Miguel Menéndez junto a Mauricio Funes, después del discurso del entonces candidato presidencial en el ENADE 2009. Foto archivo El Faro

La Compañía Salvadoreña de Seguridad (Cosase), propiedad de Miguel Menéndez -uno de los fundadores del movimiento Amigos de Mauricio-, ha obtenido contratos con el gobierno del presidente Mauricio Funes que promedian los 4.2 millones de dólares anuales, con lo que se ha convertido en el proveedor al que el Ejecutivo otorga la tajada más grande del pastel de servicios de seguridad privada.

Menéndez, un empresario que hasta antes de la candidatura presidencial de Funes había apoyado al partido Arena, fue fundador de la organización Amigos de Mauricio, que posiblemente fue decisiva para que el partido FMLN pudiera ganar una elección presidencial.

Comparado con los contratos que el mismo Menéndez obtuvo durante la gestión presidencial de Antonio Saca, “Mecafé” ha triplicado sus ingresos gracias a los negocios con el actual gobierno.

Según el Ministerio de Hacienda, desde el 29 de julio de 2009 hasta enero de 2013, el Ejecutivo ha invertido en seguridad privada para pozos de ANDA, clínicas de Fosalud, hospitales, parqueos y vigilancia en oficinas administrativas de ministerios y autónomas, la cantidad de 30.6 millones de dólares. Cosase ha conseguido afianzar contratos por casi la mitad de ese monto: 14.6 millones de dólares en este período de 3 años y cinco meses.

Cosase ganó el 47.7 % del monto total de servicios de seguridad privada por medio de licitaciones públicas o compras directas. La hegemonía de Cosase sobre el resto de empresas dedicadas al rubro de la seguridad privada es tal que si las otras cinco compañías que más cuantiosos contratos han obtenido durante la presente administración juntaran sus ingresos por contratos con el gobierno, todavía les harían falta 3.4 millones de dólares para igualar los ingresos de la empresa de “Mecafé” en el mismo período.

 

Comprasal detalla que en los últimos tres años el Ejecutivo ha gastado $24.6 millones en seguridad privada. 36 proveedores han sido contratados. El Faro seleccionó a las 12 empresas que más contratos se les han adjudicado.

Comprasal detalla que en los últimos tres años el Ejecutivo ha gastado 24.6 millones en seguridad privada. 36 proveedores han sido contratados. El Faro seleccionó a las 12 empresas que más contratos se les han adjudicado.

Cuando Funes tomó las riendas del gobierno, el 1 de junio de 2009, Cosase era una compañía ya consolidada, con una trayectoria de 18 años, con 15 contratos firmados con el anterior gobierno, pero su máximo triunfo había sido conseguir una adjudicación con el Banco de Fomento Agropecuario (BFA), por un monto de 701 mil dólares.

El problema a la hora de establecer la comparación exacta entre lo ganado por Cosase en los períodos de Saca y Funes es que Comprasal, la página web que registra las compras del Estado, no reporta los contratos en ningún rubro del primer año de gestión de Saca. Por ello, las comparaciones que pueden hacerse tienen base en los números disponibles: el período 2005-2008 de Saca versus el período 2009-2013 de Funes. 

Lo que estos años sí permiten es establecer un promedio anual del monto de los contratos que la empresa de Menéndez ganaba con la administración anterior y los que gana con la actual. Una simple división entre el monto ganado y los años en los que se ha ganado arroja que Cosase ganaba 957 mil 475 anuales en contratos durante los últimos años de Saca y 3 millones 658 mil 759 anuales durante la gestión Funes. El amigo del presidente ha triplicado, si hacemos las cuentas a la baja, sus ingresos por servicios prestados al Ejecutivo. Apuntando hacia arriba, no es lejano a la realidad reformular y decir que casi ha cuadruplicado el monto de sus contratos.

Cuando Funes dijo en su discurso de toma de posesión, el 1 de junio de 2009, “el bien público no puede ser confundido con el bien personal, y la ética de los favores tiene que ser sustituida por la ética de la competencia sana y democrática”, Cosase ya era una empresa reconocida por la prestación de servicios de seguridad, la custodia de furgones, el traslado de valores y el monitoreo de sistemas de alarmas. Con esas credenciales el gobierno de Antonio Saca le adjudicó, entre 2005 y 2008, 2.8 millones.

En esa época, Menéndez era una persona que simpatizaba con el partido Arena; de hecho, integró un club de colaboradores llamado “Todos sumamos”, cuyo propósito era consolidar una red de medianos contribuyentes para ese partido. Pocos meses antes de las elecciones de 2009, Menéndez se alejó del partido Arena y por acercamientos con Luis Lagos, un político de derecha, se sumó a la consolidación del movimiento Amigos de Mauricio, una organización que consiguió sedes en 70 municipios del país y que, según sus cálculos, aportó unos 200 mil votos para el triunfo electoral del mandatario. Una vez Funes se sentó en la silla presidencial, algunos pasaron a ocupar puestos claves en el gabinete de gobierno.

Miguel Menéndez estaba entre estas, y funes lo hizo presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco). En los primeros dos años de gobierno, Menéndez regentaba una oficina pública y, al mismo tiempo, su empresa seguía participando y ganando contratos con el Ejecutivo porque la ley que regula las compras estatales no se lo impedía.

Comentarios:
  • Disqus
  • Facebook ()
comments powered by Disqus