Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • 0
  • 10575

Violencia

Propinan una paliza de muerte a Gustavito

Roberto Valencia

El Salvador tiene como tarjeta de presentación ser uno de los países más violentos del mundo, pero ni lo normalizada que está la violencia en la sociedad impide que surjan nuevas y más retorcidas expresiones. La más reciente, la noticia de que uno o varios humanos ingresaron con nocturnidad en el Parque Zoológico Nacional y golpearon y cortaron con saña al único ejemplar de hipopótamo (Hippopotamus amphibius) de la colección. “Se encuentra en delicado estado de salud tras haber sufrido múltiples golpes en varias partes de su cuerpo”, dice el comunicado hecho público el sábado 25 de febrero por la Secretaría de Cultura, la entidad estatal que administra el zoo.

Se maneja como opción que la agresión ocurrió entre el miércoles y el jueves, ya que fue este último día cuando su cuidador se percató de un comportamiento anómalo en Gustavito; permaneció todo el día sumergido en su piscina, sin salir siquiera para ingerir alimentos, como acostumbra hacer.

“El equipo de veterinarios y biólogos lo examinó y detectaron hematomas, laceraciones en la cabeza y cuerpo; también cólicos y dolor abdominal o timpanizados”, consigna el comunicado. Por el tipo de heridas, se cree que fue atacado con piedras, picahielos y hierros filosos. Tiene profundos cortes en su hocico y cabeza, de los que las autoridades infieren que trató de defenderse. El hipopótamo está sedado y bajo observación, la agresión ha sido denunciada ante la Policía Nacional Civil, y el zoológico se ha cerrado hasta nuevo aviso.

En cuanto al agresor o agresores, por vías oficiales no se ha informado de que se tenga la más mínima información.

Gustavito vive en el zoológico de San Salvador desde el 1 de octubre de 2004. Fue comprado en el Auto Safari Chapín, en Escuintla (Guatemala), y el traslado se realizó por vía terrestre. Su adquisición se agilizó tras la muerte de Alfredito, otro hipopótamo que vivió 26 años (entre 1978 y 2004) en el zoológico salvadoreño, y cuyo fallecimiento generó cierto impacto entre la ciudadanía.

El nombre de Gustavito salió de un concurso organizado por el diario La Prensa Gráfica; más de 600 personas propusieron nombres para el nuevo ejemplar, y las tres opciones con más votos fueron ‘Gustavito’, ‘Víctor Hugo’ y ‘Alfredito Junior’. Las máximas autoridades de Concultura –nombre que recibía antes la Secretaría de Cultura–, dirigida entonces por Federico Hernández Aguilar, certificaron la opción de la terna que mayor respaldo había obtenido: Gustavito.

La fotografía del ingreso de Gustavito en su estanque se tomó el 1 de diciembre de 2012.

x