Regresar al inicio

En la mente del candidato

Héctor Lindo
El Faro / Publicado el 29 de Diciembre de 2012

Con esto de que terminó el ciclo 13 Baktún se dieron fenómenos extraños. A mi me dio un como trance que me llevó a hackear los pensamientos de un candidato presidencial. Transcribo a continuación mis notas del trance (notando que no puedo garantizar si son los pensamientos de un candidato auténtico o de un facsimil).

Desde que me nombraron candidato veo las cosas diferentes, como que uno se siente responsable y trata de fijarse en todo lo que pueda ser útil a la hora de sentarse en el sillón presidencial (¿se dice trono o sillón? le voy a preguntar al doctor, él sabe de todo).

En todo caso, se me ocurrió que tengo que hacer un recuento de las lecciones que aprendí este año para que a la hora de las horas no se me olvide. Lo voy a apuntar todo en esa libreta que me regalaron en el partido. La primera lección es que no es bueno estar comprando votos en la Asamblea. Así es, la verdad que me sorprendió, pero hasta la majadita del Diario de Hoy estaba indignada. En mis tiempos como que era diferente la cosa. Teníamos aquella costumbre tan pintoresca de los partidos taxis. Una expresión simpática, "partido taxi", siempre me calló en gracia. Y no es que saliera tan barata la cosa. Hasta casas en la playa se hacían con el pisto. Pero ya no. Y todos están de acuerdo. No me extraña que la muchachada de El Faro salga con esas cosas, pero hasta FUSADES. En eso quedamos entonces, las reglas son las reglas, nada de comprar votos.

La segunda lección es con aquello de los señores de la Corte. Asunto muy delicado. Primero fue lo del decreto 743. Luego con el escándalo que hicieron con lo del voto del fiscal y el reemplazo de jueces. ¡La que se le armó al Frente! Los tres poderes del Estado deben servir de contrapeso el uno al otro, equilibrio de poderes, independencia judicial. Déjeme acordarme. Era más fácil aquello de incisivo central, incisivo lateral, canino, primer premolar, segundo premolar, primer molar. . . Todavía me acuerdo, y eso que han pasado los años. Como dicen ahora los principales voceros de las fuerzas vivas del país "es posible, y hasta conveniente, que tengamos actores en la vida política que actúen de acuerdo con principios dejando de lado ideologías e intereses partidaristas". La verdad que me suena raro. Cuando empezábamos daba gusto que uno podía tomar el teléfono y platicar las cosas con el Presidente de la Corte. Pero aquel señor hasta tuvo problemas con la Comisión de la Verdad. Voy a apuntar, hay que respetar la independencia de la Sala de lo Constitucional. No estoy seguro si esto se aplica al resto de la Corte, esas llamaditas telefónicas pueden ahorrar muchos dolores de cabezas, sería una lástima.

Hay otra cosa interesente que tengo que poner en la libreta. Eso de las maras. Antes uno decía "mano dura", y ya con eso. A lo mucho había que ponerse chaleco antibalas y salir en el diario rodeado de gorditos con ametralladoras. Todo se complica. Hoy con eso de la tregua y los mediadores ya como que está cambiando la conversación. Tan fácil que era lo de la mano dura. Si no daba resultado se decía "super dura". Pero bueno, cambian los tiempos. Ahora todos salen con que hay que escuchar a los mediadores. Que es lo único que ha dado resultado. Que hay que darle chance. Eso me decía el señor de la EMBAJADA el otro día (¿es embajada todo con mayúsculas? creo que sí, para los otros países no).

Y luego está aquello del patrimonio. El muchacho de aquí de la alcaldía tuvo hasta que sacar un anuncio en el periódico pidiendo disculpas. Como que había permitido la destrucción de un sitio arqueológico para que Don Mario hiciera una lotificación. Hasta juicio le hicieron al muchacho. No entiendo, porque cuando construyeron la EMBAJADA igual había un montón de cosas pipiles enterradas. Eso es lo que decían, pero tal vez como Concultura no dijo nada no era cierto. Pero ahora se llama Secultura, creo que ni Mauricio se acuerda de la diferencia. De cualquier manera, como que hay que tener cuidado con eso del patrimonio.

Y no se acaba la lista. Tengo que apuntar. Mucho te preocupás me dice la señora. Tal vez tiene razón. Total, hasta este año yo nunca había visto en los periódicos que no se pudieran comprar votos. Tal vez depende de quién los compra. Y lo de la Corte, ¿no poníamos en la Corte de Cuentas a aquel señor y nadie decía nada? Es cierto que era otra Corte pero para eso son las movidas en la Asamblea. Tal vez no es tan serio. Con lo del patrimonio voy a platicar con el Sr. Arzobispo, él parece que sabe la pasadita para zafarse.  Pero como dijeron el otro día en esa fiesta en Altamira, la ley de transparencia puede ser un problema. De paso, estaba bueno el trago. Voy a apuntar eso también. Single malt Glenlivet, muy sabroso. Ahora nos alegramos de complicarle la cosa a Mauricio con la Ley de Acceso a la Información. Pero cuidadito. Ese puede ser un caballo de Troya, así dijo el licenciado. Empieza a funcionar una de esas leyes y hay que tener cuidado. No, los matutinos no van a ser problema. Pero ahora cualquier choquita de la UES se siente periodista y empieza a hacer preguntas donde no se debe. Bueno, voy a tratar de acordarme de todas estas lecciones del 2012. A ver si con las fiestas de celebración no se me olvida. Pero como dice la señora, mucho me preocupo. A saber si el comandante también está tomando nota y le toca a él. ¿Y el Tony? Mucho me preocupo.

Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (1)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.