Regresar al inicio

¿Avanzamos?

Mauricio Silva
El Faro / Publicado el 17 de Diciembre de 2012

Estas eran noticias hace algunos años: Se suspende construcción de carretera Diego de Holguín por problemas con empresa constructora; ante elección partido de oposición FMLN en crisis por pleitos internos; partidos políticos en pugna por aprobación de presupuesto y préstamos; fracasan negociaciones ARENA – FMLN; FMLN niega votos a partido oficial para aprobación de préstamos; Presidente Saca acepta que mano dura no funcionó y violencia sigue en escalada; Izquierda pondría en peligro al país pues abriría relaciones con Cuba y Alba; falla acuerdo entre partidos para emisión de bonos; diputados vuelven hacer de Asamblea un circo; deuda de país sube a record histórico; eligen a fiscal general y Corte de cuentas otorga finiquito a ex presidente; partidos políticos se oponen a concejos municipales pluripartidistas. 

Hay varios temas que no hubieran sido noticia: propuestas de ley sobre partidos políticos; plan de ley para sostenibilidad fiscal; funcionarios públicos de alto nivel enjuiciados o cuyo fuero se suspende por violencia doméstica; eligen miembros de Sala de lo Constitucional; disputa entre poderes del estado; etc. Todos estos no eran noticia porque no se discutían o no se creían viables.

Todos esos temas son noticia ahora, sin embargo en muchos de ellos la posición ha variado o se ha logrado avanzar. La carretera Diego de Holguín se terminó, hubo que admitir que el paro no fue por problemas con la empresa constructora, sino que hubo corrupción de por medio, lo que tuvo un costo millonario para el país. La nueva licitación y contrato no solo se hicieron correctamente, si no que existe una oficina de Transparencia Internacional en el MOP para asegurar las buenas prácticas en sus licitaciones. También se le cambió el nombre a la carretera por el de Monseñor Romero, un personaje histórico mucho más cercano al pueblo.

Ante las elecciones vuelve a existir crisis en el partido de oposición, solo que esta vez es el otro partido el que está en la oposición. El FMLN por el contrario logra unirse más al seleccionar una fórmula presidencial unificadora. Los pleitos en la Asamblea continúan pero se logra aprobar préstamos; ARENA, al contrario de lo que hizo el FMLN, sí da sus votos para la mayoría de los préstamos internacionales, lo que permite al país tener una deuda más razonable. Los partidos se pusieron de acuerdo, aunque ello sigue siendo suceso raro, para autorizar la emisión de bonos, lo que lanza buenas señales al mundo financiero internacional y permite renegociar deuda que este gobierno heredó. La violencia ha caído desde la tregua, siguen existiendo muchas dudas sobre cuánto va a durar la misma y cuán válida es, pero el impacto por ahora es positivo para la población en general.

Se abrieron relaciones con Cuba y con Alba y las relaciones internacionales y comerciales del país no sufrieron, por el contrario se beneficiaron. Hay propuestas de ley para los partidos políticos y de responsabilidad fiscal, ambas serían de mucho beneficio para el país. Antes tenía que ser un caso muy sonado – como el del diputado borracho que enfrentó a policías, para que un delito cometido por un alto funcionario se hiciera público, aunque nunca se llegó, aun en ese caso extremo, a condenas. Ahora la violencia familiar se denuncia en más ocasiones e incluso se han dado casos de funcionarios públicos de alto nivel cuyos delitos en esa área no han quedado impunes.

La elección de los miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y el fiscal general no eran noticia porque nunca esas instancias ni siguiera pensaron en contradecir o separarse de lo que el Ejecutivo decía, por ello, quiénes eran sus miembros era poco relevante. Ahora su elección es tema de gran debate, pues se ha mostrado que esa independencia es posible, porque los poderes del Estado ya no son una sola argolla. La alternabilidad en el poder Ejecutivo es una realidad y una posibilidad a futuro, por lo que para muchos los buenos criterios de independencia, honorabilidad, ética, etc., son preferibles en la selección de esos funcionarios al único que se ocupaba antes: el de sumisión.

La noticia reciente principal ha sido la elección del fiscal general; elección que se da con la totalidad de los votos de la Asamblea y como producto de una larga negociación política. Negociación que no fue transparente, que como negociación produjo una solución de compromiso, una solución que no es la ideal para ninguno de los partidos mayoritarios; pero también una negociación que elimina los extremos que probablemente hubieran sido peores para el país. Negociación que demuestra que los partidos sí pueden llegar a acuerdos entre ellos. Esos posibles acuerdos entre los partidos principales son una alternativa viable, y probablemente más satisfactoria para el país que el que uno de ellos se asocie con los pequeños, lo que muchas veces ha llevado a corrupción, menos transparencia y sumisión de los intereses de país.

También existen áreas en las que no hay avance. La Asamblea sigue dando pena. Los partidos, la mayoría de las veces, sobreponen los intereses partidarios a los de nación. Los concejos municipales siguen perteneciendo a un solo partido, limitando la transparencia y frenando el avance de la democracia. Seguimos teniendo campañas de los partidos políticos interminables y contrarias a la ley, no empezamos a discutir un acuerdo político para un plan de nación sobre el cual trabajar en el próximo gobierno. Las leyes de responsabilidad fiscal y partidos políticos son solo propuestas, falta mucho para que se conviertan en ley, pero su presentación por actores claves de la vida nacional al debate público son pasos importantes. Se aprobaron unos préstamos internacionales, queda pendiente el de salud; es lastimoso que en la negociación de esos préstamos muchas veces se antepongan los intereses de partidos a los de nación.

De estos ejemplos se concluye que avanzamos en nuestro desarrollo, no tanto y tan rápido como deberíamos, pero que sí se han tomado medidas, algunas de las cuales hace unos años eran inconcebibles. Se siguen cometiendo grandes errores y falta mucho que hacer, esa es la otra mitad del vaso que esta medio vacío y que solo será posible llenarlo a través del juego democrático, de un aprender a convivir con todos, a respetar el derecho ajeno y la ley, a exigir transparencia y empoderar a la sociedad civil. En ese proceso de desarrollar la democracia tiene mucha validez lo que dijo el ex presidente Calderón: “El que se haya hecho en el pasado no es justificación para que se haga ahora”.

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.