Regresar al inicio

Fracasa la reunión para evitar el "precipicio fiscal" en Estados Unidos

AFP
El Faro / Publicado el 28 de Diciembre de 2012
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y representantes del Partido Republicano se reunieron en la Casa Blanca este viernes, pero no lograron ningún acuerdo sobre el mecanismo para reducir el déficit de las finanzas públicas. El próximo martes expirarán las exenciones fiscales para la mayoría de contribuyentes y Obama dice que está "modestamente optimista" para lograr un acuerdo de última hora.

Washington. El presidente estadounidense Barack Obama dijo este viernes que era "modestamente optimista" de que pueda alcanzarse un acuerdo de último minuto en el Congreso que evite antes del fin del año caer en el denominado precipicio fiscal.

"El pueblo estadounidense está observando que estamos haciendo. Obviamente su paciencia es actualmente muy poca", dijo Obama, advirtiendo que si no se alcanza un acuerdo le pedirá al jefe de la mayoría demócrata en el Senado que presente un proyecto de ley para bloquear las alzas de impuestos automáticas que entrarían a regir el 1 de enero.

Obama y los líderes del Congreso se reunieron este viernes para tratar de evitar in extremis una crisis fiscal que golpearía desde el primero de enero al país, pero terminado el encuentro, los políticos no lograron ponerse de acuerdo en un mecanismo para reducir el déficit de las finanzas públicas.

En la reunión participaron el presidente republicano de la Cámara de representantes John Boehner; el jefe de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell; así como el jefe demócrato de la mayoría en el Senado, Harry Reid, y la líder de la minoría de la Cámara, Nancy Pelosi. También estuvieron presentes el vicepresidente Joe Biden y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, informó la Casa Blanca.

Salvo acuerdo de último momento, el martes expirarán las exenciones fiscales para la mayoría de los contribuyentes, adoptadas durante la presidencia de George W. Bush, y además entrarán en vigor drásticos recortes en el gasto público.

Los impuestos de casi todos los contribuyentes aumentarán unos 2.200 dólares, según la Casa Blanca. Los recortes, consecuencia de  un pacto entre demócratas y republicanos en 2011, se sentirían sobre todo en el presupuesto de Defensa y podrían derivar en despidos masivos.

Según los economistas, un problema de esta naturaleza podría arrastrar a la economía estadounidense nuevamente a la recesión.

Comentarios:
  • Facebook ()
  • Disqus (0)
comments powered by Disqus