Regresar al inicio

Juez chileno ordena captura de ocho exmilitares por crimen de Víctor Jara

AFP
El Faro / Publicado el 28 de Diciembre de 2012

Habían pasado cinco días del golpe de estado del dictador Augusto Pinochet, el 16 de septiembre de 1973, cuando el cuerpo del cantautor chileno Víctor Jara Martínez, de 41 años, fue encontrado en un terreno baldío con 44 impactos de bala y sus manos mutiladas. Este viernes, después de 39 años, un juez chileno ordenó la captura de ocho exmilitares, acusados como autores y cómplices del asesinato.

 

 

La justicia chilena ordenó este viernes la detención de ocho exoficiales del Ejército, acusados como autores y cómplices del asesinato del cantautor Víctor Jara, ocurrido pocos días después de la instalación de la dictadura de Augusto Pinoche, en 1973, informó el Poder Judicial.

"El ministro en visita (juez especial) de la Corte de Apelaciones de Santigo, Miguel Vásquez Plaza, dictó procesamiento en la investigación por el homicidio del cantautor Víctor Jara Martínez, ejecutado el 16 de septiembre de 1973, en el Estadio Chile", señaló en un comunicado.

La resolución judicial acusa a dos exoficiales como autores del delito de "homicidio calificado" y a otros seis como cómplices del delito. Inicialmente, el Poder Judicial informó de siete acusados, pero tras una rectificación oficial el juez sumó un octavo imputado.

"Luego de reunir muchos antecedentes, hay un momento en que uno debe poner término a esa investigación y tratar de avanzar dictando esta resolución", comentó a periodistas el juez Vásquez tras anunciar el fallo.

"Nosotros, como querellantes en este juicio, estamos bastante satisfechos con lo que hemos logrado", dijo por su parte el abogado de la familia del cantante, Nelson Caucoto.

Víctor Jara, autor de canciones como "Te recuerdo Amanda" o "El Cigarrito", fue detenido al día siguiente del golpe de Estado que derrocó al gobierno del socialista Salvador Allende e instaló la dictadura de Augusto Pinoche (1973-1990).

Días después, tras permanecer detenido junto a otros 5.000 prisioneros en un estadio de Santiago, el cuerpo de Jara fue encontrado en un terreno baldío con 44 impactos de bala y sus manos mutiladas. Tenía 41 años.

Hasta ahora, la justicia no había logrado identificar a los autores materiales de su asesinato, uno de los crímenes más emblemáticos de la cruenta dictardura de Pinochet, que dejó más de 3.000 víctimas mortales.

En su resolución, el juez Vásquez ordenó la detención -como autores del delito de homicidio calificado- de los exoficiales, Hugo Sánchez Marmonti y Pedro Barrientos Núñez, quien vive actualmente en Estados Unidos, por lo cual se emitió una orden de captura internacional. 

De acuerdo a investigaciones periodísticas, Barrientos, apodado "El Príncipe", habría sido el autor material del homicidio.

Como cómplices, el juez ordenó la captura de los exmilitares Roberto Souper Onfray, Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Hasse Mazzei, Luis Bethke Wulf y Jorge Smith Gumucio, que no había sido incluido en la primera resolución.

En la resolución judicial de este viernes, el juez Vásquez estableció que Jara fue detenido cuando se encontraba en la Universidad Técnica del Estado, donde ejercía como profesor, y luego trasladado al Estadio Chile, un recinto cerrado en el centro de Santiago que hoy lleva el nombre del cantautor y que fue usado como centro de tortura tras el golpe de Estado. 

Durante su detención, el cantante "fue reconocido por el personal militar instalado al interior del Estadio Chile, siendo separado del resto de los prisioneros para ser llevado a otras dependencias ubicadas en los camarines, ocupadas como salas de interrogatorios y apremios, donde fuera agredido físicamente en forma permanente, por varios oficiales".

"El día 16 de septiembre de 1973 (...) se dio muerte a Víctor Lidio Jara Martínez, hecho que se produjo a consecuencia de, al menos, 44 impactos de bala, según se precisa en el respectivo informe de autopsia", concluye la resolución.

La investigación judicial se reactivó en 2009, luego de que un soldado que estuvo en el Estadio Chile reconoció haberle disparado, aunque luego se retractó. Su versión, no obstante, llevó a la justicia a ordenar la exhumación de su cuerpo. En diciembre de ese año, miles de chilenos acompañaron a su viuda, la británica Joan Turner, y sus hijas Manuela y Amanda, a otorgar al músico el funeral que no tuvo en 1973, cuando fue sepultado en el casi total anonimato.

Su viuda, junto a un amigo y el funcionario que lo identificó, lo habían enterrado secretamente el 18 de septiembre de 1973, en una modesta tumba donde permaneció 36 años hasta que una orden judicial determinó su exhumación.

Comentarios:
  • Disqus
  • Facebook ()
comments powered by Disqus