Regresar al inicio

Chavismo arrasó en regionales, pero Capriles triunfó en su estado

AFP
El Faro / Publicado el 16 de Diciembre de 2012
Los simpatizantes políticos del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ganaron el domingo las gobernaciones de  20 de los 23 estados de Venezuela, frente a una oposición que logró mantener a su líder, Henrique Capriles, al frente del estado clave de Miranda, en unas elecciones marcadas por la incertidumbre política que suscita el delicado estado de salud de Chávez, operado el martes en Cuba de un rebrote del cáncer. 
Caracas. El chavismo ganó el domingo las gobernaciones de 20 de los 23 estados de Venezuela, frente a una oposición que logró mantener a su líder, Henrique Capriles, al frente del estado clave de Miranda, en unas elecciones marcadas por la incertidumbre política que suscita el delicado estado de salud del presidente Hugo Chávez.

El gobierno propinó "una derrota estrepitosa (a la oposición) y de derrota en derrota vienen", dijo el vicepresidente Nicolás Maduro, aludiendo también a la reelección de Chávez en las presidenciales de octubre. "Nos sentimos muy contentos de decirle (al mandatario) a esta hora del 16 de diciembre que su pueblo aquí le cumplió con un acto gigantesco de amor", agregó.

La oposición retuvo además de Miranda (norte) el norteño estado de Lara y el de Amazonas (sur) pero perdió el más poblado, el petrolero Zulia (noroeste), el industrial Carabobo (norte), Táchira, fronterizo con Colombia, y el insular Nueva Esparta.

El independiente Monagas (noroeste) se lo llevó también el chavismo, que hasta ahora controlaba 15 estados.

Los resultados dejaron una sensación agridulce a la oposición, ya que al menos logró resistir en Miranda, el segundo estado más populoso, que abarca parte de Caracas, y reforzar el liderazgo de Capriles.

Capriles, que perdió las elecciones contra Chávez en octubre, fue reelegido gobernador de Miranda con 50,35% de los votos, frente al exvicepresidente Elías Jaua, con 46,13%, anunció el Consejo Nacional Electoral (CNE), una vez escrutados casi el 95% de los votos. Capriles podría ser nuevamente candidato en unas próximas presidenciales si Chávez, enfermo de cáncer en Cuba, es "inhabilitado" para ejercer la jefatura de Estado y deben convocarse nuevos comicios en un plazo de 30 días.

El gobernador queda "definido como el candidato opositor (en unas eventuales presidenciales) y nadie lo va a poder retar" dentro de su campo, dijo a la AFP el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León.

"Aquí no estamos trabajando con hipótesis", dijo empero Capriles tras su victoria, interrogado sobre la eventualidad de nuevas elecciones: "No está planteado en el país", insistió.

Capriles festejó a la vez su triunfo pero admitió que la oposición entra "en un momento difícil" con la pérdida de cuatro estados de los siete en los que gobernaba. "¡Vamos a tratar de disfrutar que ganamos Miranda!", gritó uno de sus simpatizantes, Oscar Rojas, frente al comando de campaña opositor en Caracas.

"Hasta (el estado) Zulia lo perdimos, no lo puedo creer no es normal", dijo a su vez una mujer entre la multitud, que no se identificó.

En Zulia, el candidato oficialista, el ex militar Francisco Arias Cárdenas, que ya gobernó ese estado en dos periodos de 1995 a 2000, ganó por un 50,99% de los sufragios al hasta ahora gobernador Pablo Pérez, que obtuvo 46,74%.

La participación a nivel nacional fue del 53,94%, dijo el máximo órgano electoral.

León estimó que la gran victoria del chavismo era "previsible" al beneficiarse del triunfo de Chávez el 7 de octubre, reelegido por tercera vez con el 55% de los votos frente a 44% de Capriles.

También estimó que la fecha de las elecciones, "tan cercanas a la Navidad", motivaron una participación baja respecto a otros comicios, especialmente por parte de la oposición, que en Venezuela se identifica más con las clases medias y altas.

El candidato opositor al estado Bolívar (sur), el sindicalista Andrés Velásquez, denunció "maniobras irregulares" por parte del CNE, no reconoció su derrota frente al actual gobernador oficialista Francisco Rangel Gómez y convocó al pueblo "a la calle a defender" su victoria en ese estado, sede de las industrias básicas.

Las elecciones estuvieron marcadas por la posibilidad de que Chávez no pueda reasumir sus funciones el 10 de enero tras su reelección y deban celebrarse elecciones presidenciales en un plazo de 30 días, de acuerdo con la Constitución.

En su último parte divulgado este domingo, el gobierno dijo que Chávez, de 58 años, sigue evolucionando de manera "positiva" y ya empezó a gobernar, tras la intervención el martes en La Habana, la cuarta desde que le fue detectado un cáncer en junio de 2011 y cuya ubicación se desconoce.

Antes de partir a La Habana, Chávez designó a Maduro como sucesor en caso de que no pueda reasumir sus funciones para gobernar seis años más.

En ese caso, Maduro asumiría la presidencia temporal y sería el candidato del oficialismo en los comicios que deberían celebrarse.

El mandatario, que ha monopolizado la política venezolana desde que llegó al poder en 1999, por primera vez no realizó campaña por los candidatos oficialistas.

Estos pidieron a sus votantes durante la recta final de la campaña sufragios de "amor" por Chávez con el objetivo de "regalarle" una contundente victoria.

Además de gobernadores, se eligieron 237 diputados de consejos regionales.

La jornada transcurrió sin incidentes bajo la vigilancia de 141.000 efectivos de las fuerzas de seguridad.

El chavismo ganó el domingo las gobernaciones de 20 de los 23 estados de Venezuela, frente a una oposición que logró mantener a su líder, Henrique Capriles, al frente del estado clave de Miranda, en unas elecciones marcadas por la incertidumbre política que suscita el delicado estado de salud de Chávez, operado el martes en Cuba de un rebrote del cáncer. 

Las reacciones 

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, estimó este domingo que el oficialismo propinó una "derrota estrepitosa" a la oposición al ganar en 20 de los 23 estados en las elecciones regionales, con la cual el pueblo venezolano demostró un "acto gigantesco de amor" hacia el presidente Hugo Chávez, enfermo en Cuba.

El gobierno dio "una derrota estrepitosa (a la oposición) y de derrota en derrota vienen", dijo el vicepresidente, aludiendo también a la reelección de Chávez en los comicios presidenciales de octubre.

"Nos sentimos muy contentos de decirle a esta hora del 16 de diciembre que su pueblo aquí le cumplió (a Chávez) con un acto gigantesco de amor", añadió Maduro en diálogo telefónico con el canal oficial VTV.

Comentarios:
  • Disqus
  • Facebook ()
comments powered by Disqus