Mil culturas y el fin del mundo

  • Foto: Mauro Arias
    Dos amigas observan la estructura número siete del sitio arqueológico San Andrés, a 32 kilómetros de San Salvador, donde esperaban el inicio de los rituales de recibimiento del nuevo baktún organizados por el Consejo de Principales Ajq'ijab Mayas de El Salvador. 400 personas llegaron a San Andrés para participar de la ceremonia.
  • Foto: Mauro Arias
    Mujeres de la familia Rosales y Rosales realizan un ritual al pie de un robusto conacaste en San Andrés. En un comal, junto a algunas hierbas, queman el árbol genealógico de su antepasados escrito en una hoja de papel. El objetivo es quemar todos los males que alguna vez los miembros de la familia cometieron o pensaron y así iniciar la nueva era protegidos por el bien. El ritual fue acompañado de la lectura de oraciones.
  • Foto: Mauro Arias
    El poeta y escritor brasileño Daniel Soares realiza movimientos para despedir el 13 Baktún. Llegó a El Salvador especialmente para celebrar el inicio de la nueva era. Dice ser un ritualista de cuatro continentes y un artista polifacético. Terminará su visita a Centroamérica en Guatemala.
  • Foto: Mauro Arias
    Antes de entrar al espacio donde se celebraron los rituales, los participantes exponían sus cuerpos y objetos personales al humo del copal que se quemaba en un incensario.
  • Foto: Mauro Arias
    Javier Monge, de 22 años de edad, llegó al sitio arqueológico de San Andrés porque cree en cualquier ritual que evoca un principio superior. Desde pequeño, dice, sus padres le enseñaron la búsqueda de la espiritualidad no necesariamente dentro del cristianismo. 
  • Foto: Mauro Arias
    En la ceremonia participaron turistas extranjeros y turistas nacionales que se tomaban en serio el ritual u otros simplemente curiosos. Al inicio se advirtió a los presentes que apagaran los celulares para respetar el carácter sagrado de la ceremonia, pero muchos no resistieron la tentación de mandar sus fotos a las redes sociales.
  • Foto: Mauro Arias
    El sol se dirige a su ocaso mientras los participantes de la ceremonia caminan en círculos alrededor del fuego sagrado. El Sol fue parte central de la religión en toda América precolombina.
  • Foto: Mauro Arias
    Carlos Ruiz, de Santa Tecla, es miembro de la Fundación Feliciano Ama de Izalco. Sostiene dos frutos de cacao que encontró en el sitio arqueológico de San Andrés, donde se han plantado algunos árboles como parte de la museografía del lugar. Los recogió para utilizarlos de ofrenda para el fuego sagrado.
  • Foto: Mauro Arias
    Los rituales realizados por los sacerdotes en San Andrés son una mezcla de muchas culturas mesoamericanas y europeas. La vestimenta utilizada por los miembros del Consejo de Principales Ajq'ijab Mayas de El Salvador, copiadas de las vestimentas utilizadas en las comunidades indígenas del altiplano guatemalteco, son el resultado de una planificada colonización cultural por parte de España. Los colonizadores obligaban a los indígenas a vestirse como campesinos españoles con el objetivo de "civilizarlos".
  • Foto: Mauro Arias
    Una estructura de bambú delimitaba el espacio del fuego sagrado y sus cuatro soportes simbolizan los cuatro puntos cardinales. Al fondo, un vigilante privado de COSASE y unos turistas observan el ritual subidos a una de las estructuras de la acrópolis del sitio arqueológico San Andrés.
  • Foto: Mauro Arias
    Participantes de la ceremonia levantan las manos y saludan durante varios minutos a cada uno de los cuatro puntos cardinales.
  • Foto: Mauro Arias
    La secretaria de cultura de la presidencia, Magdalena Granadino, participa del ritual purificándose con humo del fuego sagrado. Los organizadores del evento agradecieron el apoyo de la Secretaría de Cultura que facilitó los sitios arqueológicos nacionales para que varias organizaciones indigenistas celebraran el cambio de era cósmica.
  • Foto: Mauro Arias
    Los participantes caminan y bailan alrededor del fuego sagrado formando dos círculos: El interior formado por mujeres y el exterior por hombres caminando en sentido contrario al de las mujeres.
  • Foto: Mauro Arias
    Un niño corre cerca de una de las estructuras de San Andrés, pasando al lado de una antena de transmisión en vivo de señal para la televisión nacional.
  • Foto: Mauro Arias
    Un hombre desciende de la estructura principal del sitio arqueológico El Tazumal, Chalchuapa,  vestido de indígena. Su taparrabo está decorado con figuras, entre ellas, una calavera típica de la simbología de la cultura Azteca. El Ministerio de Turismo organizó las actividades de la celebración del Baktún 13.
  • Foto: René Figueroa
    Miles de turistas llegaron al sitio arqueológico de El Tazumal. Los miembros de la Consejo de Principales Ajq'ijab Mayas de El Salvador C.A. que realizaron el ritual en San Andrés, criticaron las actividades en El Tazumal. Las consideraron como un espectáculo para el turismo y no una auténtica ceremonia espiritual. Eso provocó la molestia de los indígenas que celebraron en El Tazumal sobre todo porque Gustavo Pineda, coordinador de los Pueblos Indígenas desde la Secretaría de Cultura, es parte del Consejo de Principales.
Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (0)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.
Una irrelevante fecha para el mundo científico puso a nuestra región en la mira de todo el mundo, literalmente. Los encargados del turismo vieron una oportunidad para atraer visitantes y su dinero. Los indigenistas y los indígenas se sintieron ofendidos por la banalización de su cosmovisión. Probablemente todos los bandos involucrados tenían razón desde su punto de vista. Pero la llegada de una fecha marcada en un antiguo calendario confirmó que el verdadero signo  de nuestros tiempos es la tecnología, que propicia un vertiginoso entrelazamiento cultural.
Publicada el 24 de Diciembre de 2012
Publicidad
RECOMENDACIONES

Los huesos que no enterró la amnistía

Daniel Valencia Caravantes, Mauro Arias

ESFoto 2013

ESFotoperidismo 2013