Regresar al inicio

Colombia

Presidente de Colombia rechaza sentencia de La Haya sobre disputa con Nicaragua

AFP
El Faro / Publicado el 19 de Noviembre de 2012
La sentencia sobre una vieja disputa limítrofe confirma la soberanía colombiana sobre San Andrés y otras islas y cayos, pero extiende la soberanía martítima nicaragüense en el Mar Caribe. El presidente Juan Manuel Santos dijo "no puedo aceptar" el fallo de la Corte Internacional de Justicia.

BOGOTÃ, 20 Nov 2012 (AFP) - Colombia rechazó la delimitación marítima trazada este lunes por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en su litigio con Nicaragua por las islas de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y cayos adyacentes, anunció el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

"La Corte, al trazar la delimitación marítima, cometió errores graves que debo resaltar y que nos afectan negativamente (...) Todo esto son omisiones, errores, excesos, inconsistencias, que no podemos aceptar", señaló el mandatario en una alocución al país.

Santos se congratuló por la ratificación de la soberanía colombiana sobre islas y cayos pero no explicó de qué modo se opondrá Colombia a la delimitación marítima incluida en el fallo de la CIJ, que se considera inapelable.

"No vamos a descartar ningún recurso o mecanismo que nos concede el derecho internacional", sostuvo el mandatario.

"Pueden tener la seguridad de que obraremos respetando las normas jurídicas --como ha sido tradición de nuestro país-- pero también defendiendo con firmeza y determinación los derechos de todos los colombianos", añadió.

El embajador Julio Londoño Paredes, que encabezaba la delegación colombiana en La Haya, ya había anticipado cierto desacuerdo con su primera reacción, al declarar a la prensa, "tenemos que estudiar cuidadosamente el fallo".

La CIJ extendió este lunes la soberanía marítima de Nicaragua en el Caribe, pero mantuvo parte del límite al oeste de la isla San Andrés como quería Colombia, país al que atribuyó todos los cayos en disputa de esa región rica en petróleo y otros recursos naturales.

"La Corte le dio la razón a Colombia, no accediendo a la pretensión de Nicaragua (sobre los islotes), y ratificando la soberanía de Colombia sobre la totalidad del archipiélago", destacó Santos.

Los dos países se habían comprometido de antemano a acatar el fallo de los 15 jueces de la corte, principal órgano judicial de la ONU con jurisdicción universal, al cabo de décadas de disputas.

En su decisión, la CIJ extendió la jurisdicción de Nicaragua al este del meridiano 82 hasta donde Bogotá la ejerce actualmente. Las coordenadas del complejo trazado de la nueva frontera mantiene una lengua de jurisdicción colombiana a la altura de las islas de San Andrés y Providencia, así como en un radio de solo 12 millas náuticas alrededor de los cayos colombianos de Serrana y Quitasueño, ricos en peces, langostas y caracoles.

La Corte no precisó el total de la extensión marítima atribuida finalmente a cada país, ya que en dos sectores se trata de una frontera que quedó sin definir hacia el este luego de que los magistrados se negaron a pronunciarse más allá de las 200 millas de las costas.

El diferendo había comenzado en 1928 cuando Managua cedió a Bogotá las islas San Andrés y Providencia con la firma del tratado Bárcenas-Meneses Esguerra, que fue ratificado en 1933 cuando el país estaba intervenido por Estados Unidos.

En 1969 Colombia pretendió establecer su límite con Nicaragua en el meridiano 82, que Managua rechazó alegando que el tratado no fijó límites y que esa decisión cercenaba su plataforma continental en el Caribe. En 1980, Nicaragua declaró nulo el tratado.

En diciembre de 2001, Nicaragua denunció a Colombia ante la CIJ su soberanía sobre el archipiélago. Seis años más tarde, el tribunal reconoció la soberanía colombiana sobre las tres islas pero se declaró competente para dirimir la delimitación marítima entre los dos países y definir la soberanía de los cayos.

En 2007 la CIJ desestimó las objeciones de Colombia acerca de que no era competente para conocer del caso y determinó que no juzgaría sobre la posesión de las islas San Andrés, Santa Catalina y Providencia, confirmando la soberanía colombiana, pero sí sobre los límites marítimos.

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.