Regresar al inicio

Siria

Rebeldes sirios se apoderan de yacimiento de petróleo

AFP
El Faro / Publicado el 4 de Noviembre de 2012
La prensa oficial dijo que hubo 11 heridos en el atentado, que atribuyó a grupos "terroristas". Se produjo en un aparcamiento detrás del hotel Dama Rose, donde se encuentra la oficina del representante del emisario internacional Lakhdar Brahimi.

DAMASCO, 04 Nov 2012 (AFP) - Los rebeldes sirios tomaron el domingo un yacimiento de petróleo por primera vez desde el inicio del conflicto, y derribaron un avión, sumando éxitos militares mientras la oposición política intenta fortalecer su credibilidad.

En Damasco, el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dijo que hubo un importante despliegue policial y se cortaron carreteras, tras unos combates al amanecer y un atentado en un barrio que alberga numerosos centros del aparato de seguridad.

En el este del país, los rebeldes tomaron uno de los principales campos petroleros de la provincia de Deir Ezzor, que posee las mayores reservas energéticas de Siria.

"Los rebeldes tomaron el control del yacimiento Al Ward, al este de la ciudad de Mayadin, al término de un sitio de varios días", anunció el OSDH, una ONG opositora con sede en Gran Bretaña.

Unos 40 militares encargados de la custodia del yacimiento murieron o fueron capturados, indicó la fuente.

Además los rebeldes se apoderaron de un tanque, de varios vehículos blindados y de municiones, indicó la fuente. Según el OSDH, los insurgentes abatieron en la misma zona un avión del ejército regular.

La aviación del gobierno, su principal baza militar en el conflicto, golpeó este domingo numerosas regiones, entre ellas la Ghuta oriental, la zona de campo que rodea la capital, según el OSDH. El sábado ya murieron en esa zona 14 personas, víctimas de los bombardeos.

En el norte del país, los aviones mataron a cuatro civiles en Al Bab, según la misma fuente, y atacaron la región de Idleb (noroeste) con un saldo de 19 fallecidos.

En total, en la jornada de este domingo murieron al menos 134 personas, entre ellas 66 civiles, 27 rebeldes y 41 soldados, según el balance del OSDH, que se apoya en una red de militantes y fuentes médicas.

En el plano humanitario, el Comité Internacional de la Cruz Roja anunció que el sábado pudo entrar por primera vez en varios meses en dos barrios asediados de la localidad siria de Homs (centro) para distribuir ayuda humanitaria a sus habitantes.

El CNS se reúne en Doha

A nivel político, el Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición opositora, acusada por Estados Unidos de no ser suficientemente representativa, inició en Doha una reunión con vistas a reformarse. El jueves abrirá discusiones con miembros de otras organizaciones opositoras, para crear una instancia más inclusiva.

Desde Yeda (Arabia Saudita), el presidente francés François Hollande se pronunció en el debate abogando por que "la oposición siria se constituya en gobierno" transitorio.

Washington, por su lado, ejerce una fuerte presión sobre el CNS para que supere sus divisiones, y numerosas voces abogan por la creación de un gobierno en el exilio dirigido por un veterano de la oposición, el ex diputado Riad Seif, que vive fuera de su país.

Sin embargo, Riad Seif desmintió este domingo desde Doha que aspire a presidir un gobierno en el exilio, y afirmó que trabaja para que la oposición tenga una nueva dirección política.

"En ningún caso seré candidato a dirigir un gobierno sirio en el exilio", dijo Seif a los periodistas antes del inicio de la reunión del CNS.

En su lugar, trabajará en la formación de una nueva dirigencia política opositora, "que formará lo antes posible un gobierno de tecnócratas".

"Tengo 66 años y muchos problemas de salud", agregó Seif que pasó numerosos años en la cárcel y padece un cáncer.

Según el portavoz de Riyad Hijab, un ex primer ministro sirio que hizo defección, "la iniciativa nacional siria" propuesta por Seif "prevé la creación de un nuevo órgano político de la oposición que represente a todos sus componentes".

Por otro lado, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, se entrevistó en El Cairo con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, y el emisario internacional Lakhdar Brahimi sobre el conflicto en Siria, pero no se alcanzó ningún acuerdo, según Arabi.

Lavrov insistió en la necesidad de "convencer a las partes sirias de que acepten un alto el fuego y se sienten a negociar en conformidad con el acuerdo de Ginebra" del 30 de junio.

Dicho acuerdo, pactado por el Grupo de Acción sobre Siria, establece los principios para una transición en el país árabe. No pide al presidente Asad que renuncie al poder, y prevé un gobierno de transición en el que podrían participar tanto figuras del régimen como de la oposición.

Comentarios:
  • Facebook ()
  • Disqus (0)
comments powered by Disqus