Misa de acción de gracias a la MS-13

  • Foto: Frederick Meza
    El grupo de teatro "Estudiantil", formado por internos del penal de Ciudad Barrios, realizó una representación bíblica de la "Parábola del publicano y el fariseo" durante la visita del nuncio apostólico a la prisión.
  • Foto: Mauro Arias

    Los reclusos del grupo de teatro "Estudiantil" interpretaron la "Parábola de el publicano y el fariseo", que trata sobre quién tiene derecho a juzgar cuál persona es buena y cuál es mala. El publicano pide a Dios: "Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador".

  • Foto: Frederick Meza
    Como un símbolo de la tregua pactada entre las pandillas Barrio 18 y la MS-13, líderes de esta última, entre ellos Dionisio Arístides Umanzor, alias “El Sirra”, prendieron una vela junto al nuncio apostólico, Luigi Pezzuto, y ante la mirada del negociador de la tregua, Raúl Mijango (al centro), para comprometerse a reducir la violencia en el país.
  • Foto: Frederick Meza
    Fabio Colindres, obispo castrense, explica a los líderes de la MS, Romeo Enrique Henríquez alias "El Diablo", (a la izquierda) y Saúl Antonio Turcios Ángel, alias "El Trece" (a la derecha), el simbolismo del rosario bendecido y una medalla de San Benito que le acaba de regalar, la cual es usada por la Iglesia Católica para combatir al demonio y sus manifestaciones.
  • Foto: Frederick Meza
    Entre los obsequios que el nuncio apostólico Luigi Pezzuto llevó a los reclusos del penal de Ciudad Barrios estaba una estampa del papa Benedicto XVI.
  • Foto: Frederick Meza
    En el penal de Ciudad Barrios hay casi 3 mil internos, pertenecientes a la Mara Salvatrucha (MS-13).
  • Foto: Frederick Meza
    "Alberto", un interno del penal, declama un poema dedicado a monseñor Romero, quien nació en Ciudad Barrios, el municipio sede del penal donde este lunes el nuncio apostólico ofició misa.
  • Foto: Frederick Meza
    Un grupo de reos escucha las palabras del mediador de esta tregua, el obispo castrense Fabio Colindres, quien exhortó a su público a continuar con lo que llamó "este gesto extraordinario que les ha nacido del corazón", en referencia a la suspensión de asesinatos entre las dos principales pandillas del país.
  • Foto: Frederick Meza
    El obispo Fabio Colindres regala una medalla de San Benito luego de la misa. Tanto Colindres como el nuncio Luigi Pezzuto pidieron a los pandilleros de la MS-13 mantener la tregua y rezar el rosario.
  • Foto: Frederick Meza
    La mayoría de reclusos estuvieron presentes en el patio central del penal, pero los que no pudierone ubicarse ahí estuvieron pendientes del acto litúrgico desde sus celdas en el segundo nivel del penal.
  • Foto: Frederick Meza
    Reos del penal de Ciudad Barrios observan las actividades litúrgicas desde las celdas y los talleres de carpintería donde hacen actividades de rehabilitación.
Comentarios:
  • Facebook ()
  • El Faro (1)
Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.
Una semana después de que la Iglesia Católica reivindicó su rol clave en la abrupta baja de homicidios desde el 9 de marzo, el nuncio apostólico, Luigi Pezzoto, realizó este lunes una misa en el penal de Ciudad Barrios, a donde el gobierno trasladó a 15 cabecillas de la MS-13 recluidos antes en máxima seguridad, a cambio de que bajen los asesinatos.
Publicada el 26 de Marzo de 2012
Publicidad