Escenas de un viraje a la derecha

  • Foto: Mauro Arias

    Debido a que las instrucciones para las juntas receptoras de votos eran más complejas que en otros años, hubo un retraso en la apertura de la mayoría de los centros de votación. En el complejo educativo Concha viuda de Escalón, de San Salvador, a las 7 de la mañana, unas 150 personas hacían fila en espera de poder votar.

  • Foto: Mauro Arias

    Un anciano llega a las 7 de la mañana a votar al complejo educativo Concha viuda de Escalón, donde jóvenes areneros le brindan una silla de ruedas para llevarlo hasta las urnas.

  • Foto: Mauro Arias
    Los vigilantes del partido Arena ayudaron a votar a este anciano en la escuela Concha viuda de Escalón. Su ayuda llegó a tal punto que incluso doblaron las papeletas de votación para alcalde y diputados, y las depositaron en las urnas.
  • Foto: Mauro Arias
    Pasillo en el recién abierto centro de votación de la escuela Concha viuda de Escalón, de San Salvador.
  • Foto: Frederick Meza
    En el Instituto Nacional General Francisco Menéndez, de San Salvador, una vigilante de urnas del FMLN muestra un papel que fue supuestamente entregado por militantes areneros a un votante para inducirle cómo votar.
  • Foto: Mauro Arias
    En el centro de votación del parque Carlos Álvarez Pineda, de San Salvador, supervisores y vigilantes de difentes partidos tuvieron una acalorada discusión durante más de una hora sobre el caso de unos hermanos gemelos que iban a integrar la misma mesa receptora de votos, ya que uno representaba a Arena y el otro al FMLN. El Código Electoral prohíbe la participación de hermanos en una misma  mesa. Al final, el gemelo de Arena se fue y el centro de votación abrió con una hora y media de retraso.
  • Foto: Frederick Meza

    La votante María Hernández discute con un miembro de una junta receptora de votos en el Instituto Nacional General Francisco Menéndez, ya que esta le quería anular el voto aduciendo que la ciudadana le había mostrado su papeleta ya marcada al esposo, con lo que había violado el carácter secreto del sufragio. Finalmente, la mujer adujo que su esposo solo le ayudó a doblar la papeleta y pudo votar.

  • Foto: Mauro Arias
    Un votante tuvo una discusión con un miembro de la junta receptora de votos en el centro de votación Concha viuda de Escalón. El anciano acusaba a uno de los integranes de la mesa de haber hecho una señal a un militante para que viera por quién iba a votar. En respuesta, el votante sacó su celular y le tomó una foto. Se armó una discusión a gritos que fue apagada por un supervisor del FMLN y personal del TSE.
  • Foto: Mauro Arias
    Padrones electorales cuelgan de la alambrada perimetral que resguarda la escuela Concha viuda de Escalón, mientras votantes hacen fila para ingresar.
  • Foto: Mauro Arias
    Las sombras de los primeros votantes se reflejan en el piso del centro de votación en la escuela Concha viuda de Escalón.
  • Foto: Mauro Arias
    Un vigilante de urna de Arena observa el movimiento en una urna instalada en la escuela Concha viuda de Escalón.
  • Foto: Mauro Arias
    Dos personas votan frente a un mural en la escuela Concha viuda de Escalón.
  • Foto: Frederick Meza
    La novedad de esta elección fue el voto por rostros para diputados. Los electores podían emitir voto directamente por candidatos o por la bandera de su partido favorito. En este caso, esta señora optó por los candidatos de Arena, pero se saltó algunos de los rostros.
  • Foto: Mauro Arias
    Vigilantes con sus camisetas de colores observan la votación en la escuela Concha viuda de Escalón.
  • Foto: Mauro Arias
    Zandra Jiménez de Fuentes llegó a votar al parque de la colonia Miralvalle, de San Salvador. Dice que se fracturó la pierna haciendo limpieza en su casa.
  • Foto: Mauro Arias
    17 urnas fueron instaladas en el centro de votación en la Casa El Despertar, en San Antonio Abad, San Salvador, uno de los lugares que se estrenaron como sedes del voto residencial.
  • Foto: Mauro Arias
    Guillermina de Hernández, de una junta receptora de votos en el CIFCO, llegó con un elaborado peinado y otros aditivos con los colores del partido Gana.
  • Foto: Mauro Arias
    El escrutinio de votos inició por la parte más dificil: con los votos para los diputados. Los vigilantes de partidos con escasa votación, como los del Partido de la Esperanza, no podían ocultar su tristeza en el CIFCO.
  • Foto: Mauro Arias
    Un vigilante del FMLN se quitó el chaleco, lo dobló y lo utilizó como almohada en el CIFCO, sin importarle los restos de los desayunos, almuerzos y cenas que los partidos habían repartido a sus militantes.
  • Foto: Mauro Arias
    El secretario general del FMLN, Medardo González, dio la cara en el redondel Masferrer, para anunciar que la prevista fiesta de celebración se convertiría en una conferencia de prensa. González dijo poco antes de las 10 de la noche que aún tenían esperanzas de ganar la alcaldía capitalina. La dirigencia efemelenista se retiró al cabo de unos 10 minutos y en el lugar quedaron panes y bebida que nadie consumió.
  • Foto: Oscar Rivera
    Norman Quijano celebra su gane junto a sus tres hijas y luciendo un sombrero de charro en el Coena de San Salvador.
Comentarios:
  • Disqus
  • Facebook ()
comments powered by Disqus
Este domingo 11 de marzo los salvadoreños enfrentaron centros de votación en lugares nuevos, papeletas que por primera vez permitían emitir voto directo por candidatos a diputados, aspirantes a legisladores sin bandera partidaria, y el dilema de renovarr la Asamblea Legislativa y 262 gobiernos municipales. Este domingo, los salvadoreños dieron un tirón de orejas al FMLN y devolvieron a Arena la mayor tajada legislativa.
Publicada el 12 de Marzo de 2012
Publicidad