Regresar al inicio

Plática con Reina de Salazar, pastora y consejera familiar

"Si vamos a hablar científicamente me quedo con que la homosexualidad es una enfermedad"

Jimena Aguilar y Élmer Menjívar | Fotos de Frederick Meza
El Faro / Publicado el 17 de Febrero de 2012
La homosexualidad es como el alcoholismo, dice esta mujer de 56 años que dirige una iglesia que ella misma fundó con su esposo. Desde la Iglesia Cristo de las Naciones lanza profecías, da consejería familiar, escribe en periódicos y da entrevistas a la televisión. Hace unos meses calentó el ciberespacio por una serie de tips matrimoniales que, según dice, fueron tergiversados. Dice que prefiere la ciencia que no contradice la Biblia y que el 2012 será un año muy próspero si y solo si creemos en sus revelaciones.
EN PRIMERA
Soy una mujer casada con tres hijos y con una profesión, el pastorado. Me considero una persona presta para ayudar al prójimo, me gusta hacerlo. Conocer de Dios fue una de las partes y las facetas más importantes. Considero que soy una mamá que todavía está al frente, guío a mis hijos, una esposa siempre queriendo ayudar a mi esposo en las partes que él no es fuerte. Los negocios me gustan, me encantan. Soy bien patriótica, amo el país, adoro a Dios por el país donde nací ¡amo este país! Me encantan las cosas de Dios, no me considero "uau, la gran espiritual", sino que me gusta haber conocido a Jesús y conocer su palabra y poder darle a los demás de lo que he recibido.

Reina Umanzor de Salazar se hizo famosa en la redes sociales hace cuatro meses. Un buen día, Twitter y Facebook vomitaban su nombre cada par de minutos. La Prensa Gráfica había publicado dos artículos en los que dictaba sus consejos como sicóloga para las mujeres que viven en pareja: "Tú, como mujer, tienes el rol de ser la ayuda perfecta del hombre para llevar el equilibrio emocional, sentimental, sicológico y dirigir el hogar”, es una de las sentencias que se le adjudicaron, y otra: “Cama y mesa significa hacer que se sienta deseado como hombre, respetado como hombre y atendido como el rey de la casa”.

La controversia la sorprendió. Asegura que sus palabras fueron malinterpretadas o “recortadas” por la periodista. Envió un comunicado aclarando su posición y el periódico lo publicó. Sus aclaraciones no tuvieron resonancia alguna en la redes sociales, ya su nombre estaba bajo el estigma del machismo radical. Ahora aclara que, viniendo de un divorcio, no puede pedirle a las mujeres que acepten todo de los hombres. Sin embrago, cuando habla de cómo deberían ser las mujeres en una relación, sus premisas no distan mucho de las publicadas por el periódico impreso: “A ningún hombre le gusta verse retado por la esposa. Los hombres quieren la ayuda idónea, la persona que les va a ayudar a ellos a salir con lo de ellos, y los hombres también son parte para que tú salgas con lo tuyo”.

Su visión de la vida la basa en la Biblia, dice. Por eso interpreta a la ciencia como un estudio que no puede contradecir la palabra de Dios. Por eso no puede creer -"por respeto a mí misma, por dignidad"- que ella sea un espécimen evolucionado de primates más parecidos a los monos actuales.

Además de definirse como madre, esposa, consejera y pastora, Reina de Salazar es sicóloga. También dice que es profeta

Su primera experiencia mística la tuvo a los 17 años cuando en un sueño se veía vestida de blanco y leía una Biblia con letras rojas que lograba entender. Despierta solo había visto biblias en latín. En el sueño también había personas sufriendo que se agarraban de sus vestimentas. Fue católica por muchos años, pero fue hasta que se convirtió en protestante que supo que tenía el don de la profecía. La primera vez que profetizó lo hizo en lenguas angélicas, esas que solo los ángeles entienden.

Como pastora y profeta fundó junto con su segundo esposo la Iglesia Cristo de las Naciones en 1989, que ahora congrega más o menos mil 200 personas, y que tiene adjuntos un colegio y una fundación. 

Reina de Salazar considera que el gran problema que tiene El Salvador es que ninguno de los presidentes ni los demás políticos que ha tenido el país conocen realmente de Dios y si el cristianismo realmente se practicara habría una mejor sociedad. Profetiza que para 2012 el país no seguirá el rumbo que todas las predicciones económicas dicen. Claro, siempre y cuando las personas crean en su profecía.

Reina de Salazar

Reina de Salazar

¿Usted es profeta?
De una manera bíblica tenemos nosotros patrones de conducta y doctrinales que nos respaldan al hacer una profecía. En este año, 2012, orando, buscando de Dios, encontré en la Biblia, en Isaías 62, lo que el Espíritu Santo me habló diciéndome que esa era la profecía para nuestro país: aunque nosotros viéramos gris la situación, aunque viéramos que las cosas no trabajan bien, aunque hubiera un montón de cosas que predicen que todo va a estar mal, no será así, comenzando por la iglesia, por las personas que creen en él. 

Entonces, si usted hace profecías, es una profeta. 
Bueno, uno recibe un llamado y es un llamado que no te lo dice un hombre. Nadie te lo puede decir, ni siquiera un pastor te puede confirmar ese talento o ese don.

¿Y para 2011 cómo era la profecía?
La profecía de 2011 llevaba un encuadre completamente distinto, más que todo era sobre la familia y el trabajo. Ahora en 2012 es sobre la familia, sobre el trabajo, pero habla de gran provisión: lo que tú trabajes en tu vida te lo vas a comer, no te lo va a robar el enemigo, no se lo comerá un extraño. 

Y si yo no creo en la profecía…
Hay personas ateas que no lo van a creer y para ellas la profecía no trabajará, pero para la persona que lo crea sí trabaja. Por eso es que la brujería muchas veces tiene efectividad, porque la gente va con la esperanza de que les van a resolver el problema, entonces, el mundo de las tinieblas se activa con la fe de la persona.

Pero cómo funciona, ¿usted escucha o ve algo?
A los 17 años tuve un sueño: me veía con una Biblia en la mano, con un hermoso vestido blanco, había una gran tempestad. Yo leía letras rojas. Veía a mucha gente angustiada que se hundía en un pantano y yo le decía que vinieran y que se tomaran de mis vestidos, porque la tierra en la que yo estaba era bien firme. Yo gritaba unas palabras que eran de la Biblia, y a esa edad yo no había leído nunca la Biblia. 

¿Y cuándo leyó la Biblia por primera vez?
Cuando una persona que era de una iglesia cristiana evangélica me regaló una Biblia en español. El padre Hasbún, de la iglesia Don Rúa, era como mi consejero y le conté que me regalaron esa Biblia, pero que yo no sabía cómo leerla porque no la entendía y que me habían contado que los evangélicos enseñaban a leer la Biblia. Entonces él me dijo: "Ve y aprende". Yo creo que el padre más bien era que quería deshacerse de mí ja, ja, ja, ja. Pero así empecé a estudiar la Biblia y así pasó el tiempo hasta que vino el día del terremoto. 

¿Qué le pasó con el terremoto?
Ahí comienza la historia. Llegué a mi casa, tenía a mis dos niños pequeñitos y una bebé, y todos estaban bien. Tan agradecida estaba que me fui a la habitación de mis hijos varoncitos y le di gracias a Dios. Ahí viví una primera experiencia: el cuarto se llenó de una neblina blanca. Me limpié los ojos, quería ver las paredes y no las veía, solo podía ver de cerca mis manos. Empecé a llorar y a llorar y a sentir que algo de Dios estaba pasando que yo no lo comprendía. Ahí le hice la promesa a Dios de ser más humilde, más sencilla. Luego encontré una iglesia evangélica pequeña en Montebello. Yo antes de eso la tenía contra los evangélicos, no quería nada con los evangélicos sinceramente. 

¿Antes era católica?
Sí, y muy buena católica porque soy una persona muy radical, vivo intensamente lo que creo al grado de que me podía pelear con alguien que quisiera cambiar mi pensamiento. Pero después de esa experiencia empecé a buscar una iglesia cristiana y encontré cerca de mi casa una iglesia de familia de gringos, del pastor Douglas Wilbour, con su esposa y sus hijos. 

¿Cómo la recibieron?
Estoy llegando ahí divorciada y en crisis, estaba viviendo un gran ventarrón, un gran abandono con mis hijos, mi ex esposo se había casado con otra muchacha. Yo estaba súper sensible y ahí conocí a Jesús, comencé una vida de cristiana. El pastor comenzó a darme privilegios, como el de predicar, y yo solo tenía seis meses de haber llegado, pero él quizá pensaba que yo quizá venía de otra iglesia. 

¿Cómo fue su primera prédica?
Cuando él me llama la primera vez me quedé estupefacta: “¿Qué voy a decir? Si yo no conozco de la Biblia todavía...” No me quería levantar, pero él insistió y pasé y pensé: "Dios mío, ¿dónde abro la Biblia? No sé qué voy a hablar". Pero recordé qué es lo que él hacía. Venía, decía: "Adoremos a Dios". Invité a la gente a ponerse en pie a que oráramos y que adoráramos al Señor, y comencé a adorarlo y de pronto entré como en trance y como a los 20 minutos reacciono y todo mundo estaba en el suelo llorando porque yo estaba hablando en nuevas lenguas y no sabía qué estaba hablando.

¿Qué son las nuevas lenguas?
Es cuando Dios te bautiza con su santo espíritu, hay una manifestación que es un lenguaje celestial. 

¿Arameo, hebreo... son lenguas históricas o de otro mundo?
Dios habla de lenguas humanas y lenguas angélicas. Las angélicas son lenguas que vienen del cielo, de los ángeles, de él.

¿Entendía usted sus revelaciones?
No, para nada. Esa primera vez comencé a orar y luego a profetizar, pero yo no sabía qué era profecía.

¿Lo hacía en lenguas angélicas?
Sí, y también en idioma entendible. Cuando terminé, el pastor me dijo: "Lo que a usted le ha pasado es algo muy especial. Fue bautizada con el Espíritu Santo: habló lenguas angélicas, pero también profetizó”.

Nosotros hace un par de meses entrevistamos al mago Yin, él hace predicciones. ¿Es lo mismo que profetizar?
Lo que pasa es que él lo hace en un contexto humano y venido de fuentes diferentes a las de Dios, porque la profecía de Dios tiene que ir conforme a la Biblia. Este 2012 estoy diciendo que la profecía es Isaías 62 y te la puedo desglosar, todo lo que va a venir para ti, para la iglesia y para el país. 

¿Y que dice del país?
Es bien importante que sepamos que uno de los problemas que tiene nuestro país es la falta de patriotismo. Aquí todo el mundo habla mal de su país, cuando es lindísimo, una tierra bien poblada y la Biblia dice que la tierra poblada Dios la ama.

Pero también hay cosas malas…
Por supuesto, ahí están. Pero mira, la tierra no la puede sanar un hombre común, la tierra la va a sanar la Iglesia. Por ejemplo, en Santiago se habla que cuando una persona está enferma llaman a los ancianos de la Iglesia para que lleguen a orar, a ungirlo con aceite.

Por cierto, ¿para qué se subió usted a un helicóptero de la Fuerza Aérea a tirar aceite por San Salvador?
Te voy a hablar primero de la base bíblica y después de la acción profética. Cuando habla de ancianos de la Iglesia está hablando de hombres y mujeres que viven para Dios, santos, apartados del mal, del pecado.

¿Usted entra en esa categoría de ancianos de la Iglesia?
Sí, yo me considero así. En estos 25 años he vivido una vida pulcra, una vida íntegra.

Cuéntenos lo del aceite desde el helicóptero... 
Cuando fui a ungir San Salvador, fue una palabra que Dios me la dio en la Biblia.

¿Alquilaron el helicóptero o lo prestaron?
Lo rentamos. Solo la gasolina nos cobraron y el trabajo de los muchachos en el aire.

Reina de Salazar. Foto Frederick Meza

Reina de Salazar. Foto Frederick Meza


¿A las citas proféticas de la Biblia llega por azar o son encontradas tras una larga fatiga de estudio?
Ni se agarra al azar, ni es porque yo me enfoqué en cierto versículo, sino que uno está orando, pidiéndole a Dios por su nación, por su iglesia o por ti y de pronto puede que Dios me dé una revelación. Un día yo iba para el aeropuerto, me llamó un chico de la iglesia y me pidió que orara por él porque lo habían despedido de nuevo. En el momento que él me dice ore por mí oigo dentro mí la voz del Espíritu Santo, de Dios que me dice: "Es el carácter de él el que tiene que cambiar".

¿Cómo es la voz de Dios? 
Es una voz una voz angelical, eso es cuando es audible…

¿Siempre es la misma voz?
Sí, siempre es la misma voz.

¿Habla con una voz de hombre o de mujer…?
La voz de Dios es una voz de hombre, una voz muy dulce de padre. Otras ocasiones he oído la voz de Dios en mi interior, no te puedo explicar si de hombre o de mujer… 

¿Le cuenta cosas de la gente esa voz?
Por ejemplo, una vez estábamos orando y una niña empieza a llorar. Voy y la abrazo y me dice el Señor: "Abusada por su padre". Cuando le dije, la niña pegó un grito y se puso a llorar más. Luego ella me contó que su padre la abusaba desde los nueve años hasta los 14 años, hasta que vinieron a la iglesia. Tenía un año de estar acá y un año tenía de no ser abusada. Mi recomendación como sicóloga fue: “Vaya a hablar con su padre, saque ese dolor que usted anda llevando”. 

Pero en un caso así hay un delito tipificado y penado, ¿no tendría que denunciarse?
La víctima tiene que hablar, que demandarlo. Uno no puede ir a demandar por la víctima. 

¿Pero como su guía no le aconseja hacer la denuncia?
¡Claro que uno le dice!

Pero usted le recomendó que fuera a sacar su dolor con el padre.
La recomendación que yo le di fue ir donde el padre con el pastor y que le dijera delante del pastor que si la volvía a tocar ella iba a ir a delatarlo. 

Usted en varias entrevistas ha mencionado que El Salvador es un país muy cristianizado. ¿En qué se refleja eso entre tanta violencia?
Lo que pasa es que la perfección, mientras el hombre sea hombre, no existe. Que seamos uno en Cristo no significa que no voy a tener diferencias de pensamiento contigo. Pero lo más importante es que la gente debe de tener en comunión la fe. 

¿Dios está poniendo a prueba nuestra fe?
La fe siempre será probada. Eso es por el pecado del hombre porque estos muchachos a través de la guerra civil que hubo, la mayoría se quedaron sin padres, crecieron solos con madres solteras. Esto es producto de nuestra sociedad de pecado, pero eso no significa que Dios nos condene. El problema que hemos tenido se llama Iglesia, porque aunque creemos en Dios no hemos estado viviendo de acuerdo con la Biblia, no estamos haciendo la voluntad de Dios.

¿A cuál iglesia se refiere?
Estamos hablando de la iglesia en general. Ahí yo meto católicos, evangélicos y otras religiones. Cuando yo hablo que este país está evangelizado en su mayoría, me refiero a que la mayoría somos cristianizados, pero no todos hemos tomado la decisión de agarrar la Biblia y tomarla como un manual de vida. Dónde aprende una señorita a ser decente si a veces las mismas madres, las modernas de hoy en día, tienen novios a la par de sus hijas y teniendo esposo. Pero no porque no conozcan de Dios, sino por la soberbia frente a la decencia que habla la Biblia. Principios y valores cristianos que deberíamos de fomentar en las escuelas, iglesias, casas, familias, en todas partes. 

¿Usted cree que el Estado no debería de ser laico?
Yo pienso que nunca vamos a tener un país 100% cristiano. Va a haber laicos y va a haber cristianos. Pero qué lindo que la fuerza del cristianismo puede investir a otros, llegar al corazón de los demás.

Usted habla como que la fe y la religión pudieran solucionarlo todo, entonces, ¿para qué sirven el gobierno, los gobernantes, las leyes? 
Es que eso es lo mismo. Está en las manos de la Iglesia. El apóstol Pablo nos enseña que si nosotros oramos por las autoridades que han sido puestas, entonces Dios mandará leyes, mandará cambios, y van a legislar, dice, con pureza. Y la gente va a habitar tranquila. Ustedes saben que los problemas de gobierno son de siempre, no es un problema del gobierno que nosotros hoy tenemos. Pero mientras no haya un hombre con rectitud, con capacidad, con honestidad y temor de Dios, es difícil.

Cuando usted ora por el presidente Funes, ¿qué le ha dicho Dios?
Nosotros oramos siempre por los presidentes. Por ejemplo, hay una profecía que yo di antes de que Tony Saca entrara a la presidencia, donde yo les digo que si Arena hace los cambios que Dios manda que haga, puede gobernar cuatro quinquenios más, mientras Dios prepara al siguiente. Pero eso es una profecía. Si se burlaron o no se burlaron, si la leyeron o no la leyeron, no sé, pero la profecía salió; yo di la voz.

¿Sobre el gobierno del FMLN hay alguna profecía?
Cuando terminaron las elecciones, yo lo único que vi pasar fue un balón, y ese balón entraba a un marco. Vi que unas manos agarraron ese balón, y luego vi otro balón que decía “Duarte”. Así decía: “Duarte'”. Eso fue todo lo que yo vi cuando entró el presidente Funes. Lo que entendí es que, como pueblo, tenemos el gobierno que nos merecemos. Que los pueblos tenemos el gobierno que clamamos, porque Dios quiere enseñarte a clamar arriba y no a los hombres. 

¿Qué quiere decir con eso?
En el libro de primera y segunda de Samuel encontrás que el pueblo de Israel estaba gobernado por Dios a través de Samuel. No había reyes. Pero el pueblo comenzó a clamar un rey. Viene Dios y le dice al profeta: "Ve a tal lugar, trae un rey. Ellos ya no quieren que yo gobierne, ellos quieren que un hombre los gobierne". El profeta Samuel trae a Saúl, quien fue un desastre para el pueblo. Dios es así con nosotros: si nosotros empezamos a clamar a una persona, a un hombre o a un partido, Dios nos lo manda. Esté preparado o no esté preparado.

¿Cree que eso pasó con el presidente Funes, como pasó con Saúl?
No sé si con él o con Arena. Yo no les podría explicar con más detalles porque no soy una mujer que se introduce en la política, pero como profeta sí les puedo decir que sí. 

¿Entonces usted compara a Funes con Saúl?
No es similar a Saúl. Solo te estoy poniendo el ejemplo de Saúl, pero te estoy poniendo parámetros.  

Pongámoslo de otro modo, ¿usted diría que Funes está más cerca de Saúl o más cerca de David?
En realidad, tendrían que leer el reinado de David, un reinado maravilloso, justo, dependiente de Dios, glorioso. 

Pero usted, que lo ha leído...
... Yo creo que el presidente Funes, en el área cristiana no está muy conocedor. Yo creo que todos los presidentes que hemos tenido no conocen de Dios, porque si hubiera Dios en medio de cualquiera de los partidos que han estado gobernando no estaríamos como estamos. 

Vimos en Youtube una prédica de cuando la invitaron al Tabernáculo Bíblico Bautista, en donde hizo una comparación que nos llamó la atención. Dijo que las mujeres eran como las gallinas, por ser las que parían y criaban a los hijos.
Es que Dios dice en la Biblia que él es como la gallina que recoge a sus polluelos. Entonces, la formación que me dieron a mí fue de recoger, como una gallina, a sus polluelos.

Biblia de Reina de Salazar.

¿Cuál es el papel de las mujeres? 
En nuestro país la mujer ha sido un ser muy sufrido, desamparado, un ser muy cargado de responsabilidades, porque el hombre ha crecido exageradamente machista. Es una cultura que al hombre le permite hacer de todo y a la mujer nada. Yo no soy feminista, jamás seré feminista, pero no podemos esperar todo del hombre, pero tampoco el hombre puede esperar todo de la mujer, sino que deberíamos tener mayor comunicación, que es lo que hace mucha falta en las familias. Creo que es cultural, y se debe también a que no hay suficiente educación. 

Usted en esta prédica mencionaba que las mujeres son quienes han criado a El Salvador...
En realidad, si haces un censo a nivel nacional, vas a encontrar que la mayoría de hogares están en manos de mujeres. Mujeres viudas, la mujer abandonada y la mujer a la que el marido se le ha vuelto una carga también.

Entonces, ¿estas mujeres han hecho mal el trabajo de educar a El Salvador?
Ellas no lo hicieron mal. El problema de la mujer es que, por la misma falta de escuela, la mayoría sale a trabajar para llevarles a los hijos el alimento y mandarlos a la escuela. Entonces, ¿qué pasa con eso? Los hijos crecen en la calle y con los amigos; el carácter de los muchachos es inestable. Y yo nunca voy a tomar el lugar del hombre, siempre voy a ser mamá, voy a ser mujer. A veces mal hablamos diciendo: "Yo soy papá y mamá", pero nunca la mujer va a ser papá. Y la identidad no la da la madre; la da el padre. Desdichadamente, el varón da identidad a la mujer y al hombre.

¿Por qué?
Genéticamente así está establecido: que la identidad la da el padre. Y científicamente, también.

La identidad genética... pero...
Te lo voy a explicar así: la hija, cuando no creció con el padre, busca al padre siempre en los amigos. Y por eso termina con muchos novios y acostándose prematuramente con varios muchachos. Y los hombrecitos, mira lo que tenemos hoy: ¿por qué hay tanto muchacho sin identidad sexual? ¿Por qué hay tantos muchachos confundidos? Eso de que los niños nacen así no es cierto. 

¿"Así" cómo?
Cuando hablamos de la homosexualidad o del lesbianismo. Es simplemente la desatención que hubo, y que no hubo un padre dando la identidad al hijo. 

Pero si hay una familia, que sí tiene padre y madre...
Pero si tú escudriñas la raíz del problema, aunque haya estado el padre ahí, no fue realmente padre. Porque el padre es el que está cerca del hijo, lo atiende, le instruye, al que el hijo le cuenta, salen juntos, hacen deporte, lo va a dejar a la escuela. Pero el hijo se refugia en la mamá porque el papá es padre ausente, entonces la mamá es más permisiva, y el niño comienza a tomar figura de la madre en muchas ocasiones. Si la madre es una mujer demasiado femenina o feminista, el hijo termina tomando imagen de la madre, aunque no haya nacido así. Simplemente es un producto de la sociedad desatendida por los hogares.

La Organización Mundial de la Salud sacó la homosexualidad de la lista de desórdenes de conducta, es decir, ha dicho que no es una enfermedad sicológica y, de hecho, en sicología hay muchas corrientes que contradicen todo lo que usted está hablando. 
Yo hablo apegada a la fe, yo sé que Dios hizo a un hombre y a una mujer. Y estoy más de acuerdo con los primeros estudios que llaman enfermedad a la homosexualidad, igual que el alcoholismo. La Biblia lo llama problemas espirituales en la persona. Pero si vamos a hablar científicamente, me quedo con lo primero que se decía, que la homosexualidad es una enfermedad. Cuántas niñas, por ejemplo, solo porque vieron a Madonna besando a la otra cantante (Britney Spears) en un concierto comienzan a desatarse y salen a la disco y se dan un besito como una moda, pero algunas quedan atrapadas en la moda. Igual que cuando comenzás con la droga, con el alcohol, con el cigarro. 

Usted dice, basándose en la Biblia, que Dios hizo al hombre y a la mujer, y que lo natural es la heterosexualidad, pero hay estudios científicos que muestran que existe la homosexualidad en varias especies animales, en la naturaleza.
Pero el hombre no puede compararse jamás al animal. El sida viene del mono, de alguien que ha tenido relaciones con animales, como el mono. Los estudios prueban que el sida procede del simio, búscalo en internet. 

¿Está diciendo que el sida se transmitió por una relación sexual entre simios y humanos?
Exacto, en el mono han encontrado eso nada más; no en el hombre.

Pero también está, por ejemplo, la gripe aviar, que llegó a los humanos no porque alguien tuvo relaciones sexuales con un ave, sino porque son virus que andan en el aire, en la sangre o en otros canales de contacto.
Sí, pero el sida no es una bacteria que anda en el aire. Tú sabes cómo se transmite. 

También por la sangre. 
Es que nosotros tenemos que poner en acción nuestro intelecto, para que no nos quedemos encerrados en una posición. 

¿No cree que, en el caso de la sexualidad, la religión está encerrando a la gente en una posición?
No, mi amor, porque mire: por uso sicológico, y por razón natural, solo hemos visto en el hombre dos especies: hombre y mujer. Cuando usted conoce también la Biblia -no le estoy hablando de una opinión personal mía- ahí ve que en Sodoma y Gomorra hubo ese problema. 

Entonces, según le entiendo, todo el conocimiento que se ha desarrollado en los últimos siglos que no se basa en la Biblia, sino en hechos científicos, no valen nada.
Cómo no, tienen valor. ¿Sabés por qué? Dios dice, en el libro de Corintios, que él le ha dado dones a los hombres. Dios hace científicos. Dios hace descubridores. 

Pero muchos de esos científicos están contradiciendo las cosas que usted defiende basándose en la Biblia.
Exacto. Yo también, como religiosa, podría contradecir la Biblia. Entonces, ¿cómo no va a ser de Dios la ciencia? Ahora, si yo soy científica y corrompo la ciencia en mi vida, y le doy otros rumbos, ya es mi problema, no de Dios.  

Pero, ¿quién define esa corrupción?
Dios dio al hombre libre albedrío y le dio inteligencia como a ningún otro animal. Le dio sabiduría. Nosotros somos a imagen y semejanza de él. Muchas veces nos pasa que queremos como criaturas igualarnos al creador cuando discutimos ciertos temas en los que nunca vamos a ganar.

Pero entonces, según usted, es una corrupción de la ciencia la teoría de la evolución de las especies porque niega lo que cuenta el Génesis de Adán y Eva.
Bueno, dejaría de ser cristiana, dejaría de ser pastora, si yo no defendiera en esa posición mi fe. Porque definitivamente yo voy a creer lo que Dios quiere que yo crea. Si hubo más gente, si no fue todo como yo lo creo, pues que me lo explique arriba. Pero no quiero correr el riesgo de estar discutiendo con el creador. 

Hay partes de la Biblia en las que dice, por ejemplo, que a las mujeres que son infieles hay que apedrearlas.
Dice la Biblia que el espíritu de celo viene al hombre, y si el espíritu de celo que vino al hombre es con razón, la mujer tiene que tomar algo que le va a poner el vientre hinchado. Por eso es que hay celos que tienen razón, y celos en los que no hay razón. 

¿Entonces, usted cree que habría que darles a tomar eso a las personas infieles? 
No, jamás. Porque estaríamos regresando nosotros a algo que ya Jesucristo abolió... es ilógico. Uno tiene que entender que la evolución sí existe, pero no que yo venga del mono o de un animal. Jamás voy a creer eso por respeto a mí misma y por dignidad, porque no puedo poner al animal primero que a mí. En el momento que yo considero eso estoy poniendo al animal como progenitor de mi vida, cuando yo soy un ser inteligente, un ser sabio, que razona, que piensa, y que tiene un montón de dones que Dios le ha dado, ¿cómo yo me voy a poner a pensar que vengo de un animal? No puedo. 

Instancias como las Naciones Unidas, por ejemplo, han creado convenciones diciendo que el homosexual nace, no se hace. Hay una carta de derechos humanos fundamentales, hay un montón de gobiernos que han aceptado lo que dice la ciencia para hacer sus leyes…
Mira, te voy a poner un ejemplo de las leyes. ¿Te parece que todas las leyes que están escritas serán justas y estarán correctas? 

Muchas de las cosas que se plantean, sí. La cosa es el cumplimiento. Pero a lo que voy es…
No. Pero es lo mismo, a eso voy. Yo como científica puedo escribir mil libros con mis razonamientos, lo que yo pienso. Y tú lo lees, y tú te lo crees todo. 

Los científicos no escriben lo que creen, sino lo que han comprobado. 
Pues sí, es que yo ahorita te puedo decir: "Yo he comprobado a Dios en mi corazón". Hablábamos de las lenguas: yo lo he comprobado, las hablo y todo. Hablábamos de las profecías: yo oigo a Dios y transmito esa palabra. 

Pero la fe es una experiencia personal, no es un hecho científico.
Sí, pero es que en los hechos científicos también hay hechos abstractos. Por ejemplo, el pintor que pinta un cuadro abstracto. Él te lo puede interpretar como quiera, y te puede decir lo que es y tú vas a interpretar otra cosa. Es parte de la ciencia.

Pero con esa misma lógica, yo también podría interpretar la Biblia como yo quiera.
No, te voy a explicar por qué no. Porque la Biblia ya está explicada. Si alguien dice que no está explicada es porque no la ha leído. En el proceso de la Biblia Dios está hablando siempre a través de profetas, de hombres y mujeres de Dios hasta que llegamos a Jesús.

¿No cree que la Biblia tiene contradicciones?
En lo humano yo puedo encontrar muchas. Pero también encuentro donde Dios dice que las cosas que él no te revela, las cosas que tú no entiendes, te serán reveladas cuando tú te presentes delante de él. Por eso es que la fe viene por el oído. Entonces yo pienso que mucha letra mata. Cuando uno se mete mucho en los libros, en la filosofía y se mete mucho en la letra, puede matar la fe, matar lo lindo, lo fresco, lo dulce del espíritu, porque que Dios es Dios: es. Por eso es que yo te digo que todo lo que la Biblia no te explique, yo no trato de introducirme a buscarle más explicación. Sería como meterme en el cielo, y decirle: "Dios, ¿qué te pasó aquí? ¡Te faltó algo!" 

Reina de Salazar


¿Usted tiene Facebook o Twitter?
Sí. 

Se habrá dado cuenta de una polémica que generó una columna suya en La Prensa Gráfica.
Claro, sí.

Los preceptos que usted presentaba para la mujer hicieron que muchas mujeres protestaran y se sintieran agredidas. 
Es una realidad. Lo que sucedió en ese momento fue que, por espacio, redujeron el artículo, y sacaron la parte más dura. Yo no dije en ningún momento que la mujer tenía que ser siempre sumisa y entregarse al hombre siempre que él quiera, al contrario. Yo inclusive saqué un comunicado, donde declaro que yo misma fui una mujer divorciada, maltratada en el pasado, que salió adelante. Jamás voy a ponerme en la posición de que el hombre maltrate a la mujer, o que la mujer sea sujeta a lo que el hombre quiera hacer en contra de ella, ¡jamás!

Quisiera que me explicara cómo cree usted que una mujer debería de ser en un matrimonio. 
Mira, como yo lo veo, y mi experiencia personal, es que la mayoría de nosotras las mujeres no hemos sido formadas en el hogar para tener un esposo. Sino que hemos sido formadas para casarnos y llegar preparadas por si se presenta un divorcio. La mentalidad con la que uno se casa es: “Yo tengo que hacer lo mío, yo tengo que hacer esto, no me tengo que dejar de este porque los hombres aquí y allá”. Entonces llevas tú ese parámetro en tu carácter y puede ser que en un momento dado lo apliques, y eso te traiga consecuencias. ¿Qué tipo de consecuencias? A ningún hombre le gusta verse retado por la esposa, o verse disminuido o encarado por la esposa. A ningún hombre le gusta que la mujer sea como un pico sobre su cabeza todo el tiempo. Sino que los hombres quieren, más bien, la ayuda idónea, la persona que les va a ayudar a ellos a salir con lo de ellos, y los hombres también son parte para que tú salgás con lo tuyo. 

O sea, ¿el secreto es mantener contento al hombre? 
No, no. El secreto es mantener una buena comunicación, y tener una buena relación. Y ser justos. Nosotras, las mujeres, tenemos que hacer sentir bien al hombre. Pero el hombre tiene que hacer sentir bien a la mujer, de tratarla como una reina, como una princesa.

¿Pero primero tiene que estar bien él? 
No, es que aquí no es de quién va primero, porque no es una rifa. Es, más bien, quien tenga la mejor calidad de vida y de educación. Porque yo puedo venir de un hogar donde fue un hogar de paz y él puede venir de un hogar donde hubo mucho pleito. Si yo me pongo al estilo de él, gritando para defender mis derechos, estoy perdiendo mi dignidad, mi postura femenina, inclusive, de profesional y de mujer. 

En ese artículo del periódico se entendía que usted decía que si una mujer no tenía ganas de tener relaciones sexuales con su esposo, que lo tenía que hacer de todas maneras, aunque le doliera la cabeza o no tuviera ganas...
No. Jamás iba a poner yo una cosa así... Primero, yo soy mujer, y uno exige respeto, y uno respeta también. Soy una persona que cuando yo no me siento bien por A o por B, yo le digo a mi esposo que no. Soy una persona bastante clara, entonces lo digo. Y él ni siquiera lo intenta ni nada, simplemente él lo entendió.

Eso es muy distinto a lo que se publicó.
¿Ustedes leyeron el comunicado que saqué después? Yo saqué una página completa donde yo explicaba que no había sido transcrito de la manera que yo lo había expuesto exactamente. Como con ustedes acá. Yo voy a saber lo que es mío o qué se lo inventaron ustedes. La Prensa Gráfica me dio la oportunidad de sacar mi artículo. Todo lo que yo traté de decir es que yo misma era una mujer y que yo había pasado un divorcio y que yo entendía. En el artículo venía parte de lo que yo había dicho, pero venían palabras que yo no las dije así. Cuando las personas se sintieron molestas por eso yo les aclaré que había habido un problema de transcripción.  

¿Cómo sobrellevó personalmente la polémica...
Se alborotó, pero la verdad me dio gusto porque significa que la gente tiene interés en saber cómo mejorar o cómo hacer con su matrimonio... 

En una entrevista que le hicieron en un programa matutino, usted mencionaba que era pecado todo lo que iba en contra de la libertad del hombre...
Si Jesús te libertare serás verdaderamente libre. Jesús habla de la libertad de él y la libertad de él se llama una vida humanamente decente. Una vida con principios y valores, donde no me pase llevando a nadie, sin egoísmo, con bastante amor y perdón. 

Vaya (plantea Jimena), si yo tengo sexo con alguien antes del matrimonio, como no le estoy haciendo daño a nadie, no es algo malo, y entonces no es pecado.
Tú lo puedes tener. Pablo dijo: "Todo lo puedo hacer, pero no todo me es lícito hacerlo". Uno lo puede hacer y quizás no le hacés ningún daño a nadie. A la larga el daño te lo puedes hacer a ti misma porque si las cosas no funcionan -y uno de mujer casi siempre va buscando la pareja para formar una familia- podría haber incluso un embarazo o podés enfermarte. La Biblia lo llama pecado, ¿por qué lo llama pecado? Porque somos templo de Dios, Dios mora en nuestro cuerpo, pues cuando yo hago uso indebido de mi cuerpo y no me cuido, entonces ahí es donde entro en pecado.

¿Y si me cuido y tomo todas las precauciones debidas?
La práctica misma te va a dañar, porque si las cosas no funcionan te vas a quedar herida, que casi siempre es la mujer. Los cheros también quedan heridos.

Pero de un encuentro sexual sin matrimonio puede salir una relación bonita, o simplemente una experiencia sexual solo por placer. 
Bueno, mira, hay necesidades biológicas, de cuerpo, de humano y si vos me lo preguntás, como sicóloga te digo que eso es normal, natural. Pero si me lo preguntás como espiritual hoy conozco más las consecuencias. Soy consejera, ayudo a la juventud y veo cómo cada vez que alguien comete este tipo de errores, cómo sufre: los embarazos, los muchachos que no son responsables. Una vez me tocó hablar con una jovencita y el jovencito y ahí andaban acaramelados que eran muy linda pareja. De pronto ella sale embarazada.

¿Y usted qué recomienda en estos casos?
Que hable con sus padres, que vayan y analicen que el niño no es una pelota. Tampoco les puedo exigir que se casen porque no estamos en aquellos tiempos. Esto sí es evolucionar, eso sí es actualizarse. No les voy a estar exigiendo a mis hijos, porque uno se casa cuando ama a la persona y cuando tiene la convicción de casarse. Cuando la Biblia habla de la fornicación está hablando de relaciones de no casados. “Ningún fornicario entrará en el reino de los cielos”. Así lo dice, así de radical habla la Biblia. 

¿Y usted se siente culpable después de tener relaciones sexuales?
Jamás. Estoy casada y me siento feliz. Yo disfruto mis relaciones a pesar de que ya tengo 56 años de edad. Cuando nosotros estamos juntos lo disfrutamos felizmente, sabemos que nos pertenecemos el uno al otro.

¿Y eso que la Biblia dice de que el sexo se practicará únicamente con fines reproductivos?
No, mi Biblia no dice eso.

¿Qué dice su Biblia?
Que la mujer no niegue su cuerpo al hombre, ni el hombre niegue su cuerpo a la mujer a menos que se pongan de acuerdo, dice el apóstol Pablo, porque se van a ir a ayunar, o porque van a viajar o se tienen que separar por un tiempo. Pues, lógico, no van a tener relaciones.

Usted estaría de acuerdo entonces en promover el uso del condón, el uso de anticonceptivos.
Pienso que si la persona no está preparada para sostener sus hijos, aun cuando se casan si no están preparados, yo prefiero que ellos eviten sus hijos de la manera que ellos crean conveniente. Pero que los tengan cuando ellos se sientan listos para tenerlos. Ahora, yo siempre recomiendo también a las damas que sean cuidadosas, porque el uso de cualquier anticonceptivo por mucho tiempo puede esterilizar su matriz. Como mujer la alegría de uno es tener hijos.

Y si una mujer no tiene hijos, ¿cree usted que no cumple su función natural o que está incompleta?
Ella nunca será incompleta porque las mujeres somos madres por naturaleza. Entonces, si se trata de hijos hay un montón de gente que cuando tú les ayudas se vuelven como tus hijos. ¿Por qué las niñas juegan con muñecas, con peluchitos y todo? Porque ya el instinto materno está en nosotras desde que nacemos. 

Pero hay algunas en cuyos proyectos de vida no está tener hijos.
Bueno, esa es una decisión muy personal porque tampoco tú las puedes forzar a que tengan hijos. Cada quien sabe lo que quiere, aunque esté equivocado, porque a veces estamos equivocados pero la persona piensa que está bien y vos no podés ir en contra de eso, porque es como ponerte de una manera radical o religiosa a imponer tus pensamientos o tu criterio.

Entonces para usted está equivocada una mujer que no quiere tener hijos. 
No pienso que esté equivocada y tampoco pienso que está en lo correcto. Tendríamos que hacer un análisis para ver por qué no quiere tenerlos. Algunas no quieren hijos porque fueron maltratadas o porque vieron mucho sufrimiento en su entorno o se criaron muy mal.

Pero esto no es una fórmula que siempre es así. Hay mujeres que no se quieren casar aunque sus papás estén felizmente casados. 
Sí, simplemente no quieren. ¿Y quién las obliga? Nadie puede obligarlas. El mismo Pablo era un apóstol con el don de continencia y quién lo iba a obligar. Simplemente no se casó y punto.

Y si uno se queda soltero, ¿qué tiene que hacer de su vida?
Si vos has decidido quedarte en la soltería, ya tenés un plan de vida, tu visión, tu enfoque de lo que vas a hacer. Si no tuvieras ese plan o ese enfoque de vida significa que no tienes seguridad de lo que quieres.

Por comparar un poco con las otras instituciones religiosas que conocemos, por ejemplo en el Tabernáculo, hay un diezmo que se le pide a la gente, también en otras hay negocios en torno a la feligresía. ¿Cómo funciona aquí?
Digamos que la plataforma económica de toda iglesia cristiana son los diezmos de la membresía. Como tú lo puedas dar y si tú quieres darlo. Se lee la Biblia, se enseña dónde dice que hay que traer los diezmos al alfolí para que haya alimento en la casa de Dios. Pero no podés coaccionar a nadie a colaborar con tu visión que Dios te ha dado. 

Y si yo quiero que Dios me conceda algo, ¿qué es lo que tengo que hacer, solo orar o dar más que el diezmo?
No. Aquí hay una parte en la Biblia donde dice que tú puedes traerle ofrendas a Dios por todo lo que quieras. Por ejemplo, yo he sido cristiana desde hace 25 años, pero no así mis hijos, y yo siempre he dado ofrendas a Dios "señor, por favor", para que ellos puedan conocer la fe, el fruto de lo que yo doy. 

¿Usted no dice "tanto vas a dar"?
¡Jamás! No puedes hacer eso, nunca. Si lo haces sos una secta, no sos una iglesia cristiana. Cuando comenzamos la iglesia yo pasé cinco años pagando el local sin que nadie colaborara, porque no pedíamos diezmo, nos daba pena.

Hay casos de pastores que hasta se judicializan porque piden carros...
Exacto. Mira, yo ando esa Mercedes (Benz) ahí. Esa me la regaló una pastora de Tampa. Ella me la regaló, me mandó el dinero completito. Ella nació con nosotros, se fue a Estados Unidos, levantó una iglesia linda con su esposo. Nadie le dijo levantá una iglesia... ella me mandó el dinero para comprarme la camioneta. Yo andaba una Chevrolet que iba a cambiarla porque tenía como seis años.

¿Por qué una Mercedes y no una más barata? ¿No es eso vanidad?
Depende. Porque si a ti te dan un Rolex... 

Pero dice que ella le dio el dinero.
Sí, pero me lo dio específicamente. Porque yo le dije que iba a comprar una Chevrolet y ella me dijo: “Si usted no se compra el Mercedes entonces no le doy el dinero”. Ella es una persona con poder adquisitivo un poco alto, entonces quizás para ella darme un Mercedes no es demasiado como fuera para mí si yo lo comprara. Si yo lo hiciera sí sería un lujo. Mi esposo andaba un Toyota y yo tenía mi Chevrolet de mi trabajo. Pero sale eso, y me dan la Mercedes y viene una pareja de esposos hondureños que tienen un negocio en Santa Tecla, que se vio inspirada, vieron que el pastor andaba en un Toyota y le reglaraon una Volvo. La negociaron y ellos la están pagando por cuotas y se la entregaron. Cosas así que vos no podés decir no.

¿Por qué no puede decir que no?
Para qué vas a decir no si Dios te las está dando. ¿Por qué vas a decir no? Pero jamás voy a permitir que alguien de escasos recursos venga y entregue lo único que tiene.

Usted tuvo un percance en el aeropuerto cuando la descubrieron entrando ilegalmente unas joyas... 
Sí, tuve un percance terrible en 2005. Fui a Estados Unidos y me quedé en la casa de dos pastores. La señora Roxana Aristondo Villeda tiene una comadre en Miami y ella llegó donde yo estaba y me pide que le lleve una bolsita a Roxy. Le dije que la pusiera por ahí. Cuando llegué aquí, una maleta se la llevó otra pasajera, y aparece a los 3 o 4 días. Le hablo a Roxana para avisarle que estaba la maleta y que tenía que pagar impuestos. Llego con ella, le dan la carta y le dice que tiene 20 días para pagar el impuesto. Y lógico es que si el muchacho le decía que pagara el impuesto ella lo iba a hacer. Nos vamos a la camioneta y sale el muchacho corriendo, que no lo olvido jamás, diciendo "No, dice la encargada que mejor ahorita lo pague y que ya se lleven la bolsa". Regresamos inocentemente con mi amiga. Yo solo veía a la señora encargada con un teléfono de un lado, del otro y del otro, y que me empezaron a ver los muchachos de la aduana. Entonces, me decía todo el tiempo que ya venía la encargada y se nos hacía más tarde, más tarde, más tarde. Llegaron las cuatro y empiezo a ver que vienen de los medios de comunicación, con cámara y todo lo que vos querrás. Y le dije a mi amiga: "Algún personaje viene, alguien importante". Y qué, ese personaje era yo. Estaba sentada ahí y un policía que me conocía, porque yo iba a predicar al centro de finanzas en la sección de narcóticos, me dijo que no me iba esposar, pero que se me estaba acusando de contrabando. Cuando me dicen eso todo el cuerpo se me baja a los pies y me quedo sin palabras. Le llamé a mi esposo y le conté lo que me estaba pasando, entonces me dice al oído un hombre de los que trabajan ahí, ella lo planificó todo, porque dijo "A esta vieja la jodo hoy".

¿Quién? 
La encargada, la funcionaria de migración. 

¿Y eso por qué?
A saber. Yo tendría que haberla demandado, eso fue lo que me dijeron todos los abogados. Pero me puse a pensar en el ministerio y que viajo a cada rato. La cosa es que llegué al centro de finanzas y el subcomandante Núñez me dijo que por él me dejaba ir, pero que como ya había salido en las noticias no podía hacerlo, a pesar de que no existía delito y me quedé ahí cinco días. Llegamos a donde el juez, enseñamos la boleta y dijo: "Esto lo pudieron pagar ustedes en el aeropuerto, ¿por qué pasó esto?" Nadie supo nunca.

Otra pregunta, solo quería saber, ¿usted de qué corriente sicológica es? 
¿Sicológica en qué sentido me lo decís?

Usted se graduó de... 
Sicóloga, terapia familiar.

¿Y de qué corriente es? ¿Freudiana o...
Sí, de Freud. Lo que pasa es que yo salí de la Universidad Cristiana de Miami. 

¿Y siendo cristiana es de corriente sicoanalítica?
Sí, siempre. Lo único que yo no quise entrar en la fórmula de hacer sicoanálisis, sino de terapia familiar.

Image 8511

Comentarios:
  • Disqus
  • Facebook ()
comments powered by Disqus