Regresar al inicio

Otro concejal de Metapán vinculado por autoridades al tráfico de drogas

Efren Lemus y Sergio Arauz
El Faro / Publicado el 27 de Enero de 2012

En un lapso de cuatro años el gobierno municipal presidido por el alcalde Juan Samayoa ha sufrido el asesinato de dos de sus síndicos, la captura y condena de un regidor y ahora la detención de otro concejal. El mismo alcalde, a quien informes de inteligencia del gobierno señalan como parte del Cártel de Texis, sufrió un atentado en 2009. Los cinco casos tienen un denominador común: involucran la palabra narcotráfico.

El empresario Jesús Sanabria Zamora, de 43 años, fue capturado la mañana de este jueves acusado de pertenecer a un grupo que se dedica a la venta de cocaína en la zona noroccidental del país. Sanabria es dueño de una empresa turística desde hace 14 años y hace tres fue elegido regidor de la alcaldía de Metapán, un municipio que en los últimos seis años ha visto cómo cinco de los integrantes del concejo han resultado involucrados por las autoridades en historias de narcotráfico.

Sanabria fue detenido como parte del mismo operativo que llevó a capturar el lunes a otras siete personas, entre ellas un sargento de la Policía que conducía el pick up en que eran transportados cinco kilogramos de cocaína, según la Policía Nacional Civil y la Fiscalía.

A la luz de una serie de investigaciones sobre narcotráfico y lavado de dinero hechas tanto por autoridades salvadoreñas como por la agencia estadounidense de lucha contra el narcotráfico (DEA) y la Fiscalía, la municipalidad de Metapán y varios empresarios de la zona forman parte de una estructura dedicada al tráfico de cocaína, según reveló en mayo de 2011 El Faro en un reportaje titulado El Cártel de Texis.

La organización involucra no solo a políticos y funcionarios municipales y legislativos, sino también a oficiales de la PNC y hasta a algún juez.

Durante las dos administraciones del alcalde Juan Samayoa, dos síndicos del concejo han sido asesinados, un concejal fue condenado por trasiego de cocaína y ahora Sanabria, propietario del balneario Apuzunga, está detenido. Además, el mismo alcalde Samayoa sufrió hace un tiempo un atentado en un punto ciego de la frontera con Guatemala en el que falleció uno de sus guardaespaldas. Todos estos incidentes aparecen relacionados en las pesquisas de las autoridades con tráfico de drogas ilícitas.

Hasta ahora, ni la Policía ni la Fiscalía se han atrevido a relacionar públicamente las capturas del lunes y de este jueves con el Cártel de Texis, aunque hace ocho meses el fiscal general reveló que había abierto un expediente para investigar esa estructura delictiva.

El fiscal del caso dijo este jueves que los agentes encubiertos han sido clave para llegar hasta el concejal Sanabria. "A él se le ha vinculado con base a seguimientos. Contactos con las personas que desarrollaban la investigación (...) Recordemos que esta es una investigación de drogas, hay vigilancias, principalmente los contactos, cuando él se reune con los (agentes) encubiertos y hacen diferentes comunicaciones", explicó el jefe en funciones de la unidad antinarcotráfico de la Fiscalía, Alexis Ayala.

La División Antinarcóticos (DAN) de la PNC utiliza la técnica de los agentes encubiertos para penetrar estructuras delictivas, realizar compras controladas de droga y hasta participar en actividades ilícitas para ganar la confianza de los delincuentes. En 2006, agentes de la DAN intentaron infiltrarse en actividades de lavado de dinero del Cártel de Texis, pero no lo consiguieron. Fue hasta octubre del año pasado, cuando una llamada anónima fue la primera pista para que dos agentes encubiertos lograron descifrar una operación de droga el lunes pasado en el restaurante Los Arcos, en Texistepeque, y ya habían perfilado a Sanabria como pieza importante de la transacción: "Según lo que se conoce, él tenía contactos fuera del país y era de donde provenía la droga que él ofrecía a las personas que estuvieran interesadas. Ofrecía droga de buena calidad, proveniente de Suramérica (...) dentro de la estructura, él es el que dominaba la mercadería, la droga", dijo Ayala.

Image 8277

La Fiscalía giró la orden de captura administrativa el martes 24 de enero, un día después del decomiso de los cinco kilogramos de cocaína en el parqueo del restaurante Los Arcos, ubicado en el kilómetro 85 de la carretera que comunica la frontera Anguiatú con Santa Ana. El dueño de la empresa Puzunga, S.A. de C.V., la que regenta el parque acuático Apuzunga, fue capturado hasta las 11 de la mañana de este jueves, en el centro de Metapán y, bajo un fuerte dispositivo de seguridad fue remitido al Juzgado Especializado contra el Crimen Organizado de Santa Ana por la tarde, dijo un investigador de la DAN. Al igual que otras siete personas capturadas el lunes, el regidor metapaneco será procesado por tráfico ilícito y asociaciones delictivas.

De manera implícita, el fiscal Ayala advierte que hay otras personas que trabajan con Sanabria en el trasiego de drogas: "Solo le puedo dar detalles con los que ya están detenidos, con el resto la investigación continuará y en su momento se hará público lo que corresponde". El fiscal evita referirse a los informes de inteligencia del Estado que, desde hace más de una década, advierten el funcionamiento del Cártel de Texis, en una franja conocida como El Caminito, corredor de la droga que atraviesa Chalatenango y Santa Ana: "Hay personas que pueden aparecer mencionadas en una o más investigaciones, pero dependiendo de cómo avancen cada caso en concreto es como las personas van saliendo vinculadas. Esos informes o publicaciones siguen siendo una noticias críminis para desencadenar investigaciones (...) Tengo un caso concreto enfocado en investigar una estructura de narcotraficantes, desconozco cuál es el nombre de ellos, cómo se hacen llamar. Lo que sí puedo decir  es que logramos la captura de estas personas e investigamos diferentes agrupaciones relacionadas a casos concretos no a nombres o denominaciones".

Su empresa y sus amigos

El parque acuático Apuzunga está ubicado en Metapán. Tiene cinco piscinas de agua natural, canchas de fútbol y baloncesto, restaurante y se ofrece al público como un lugar especializado en rafting y canopy. Ese negocio inició operaciones el 23 de julio de 1998 con la fundación de la empresa Puzunga, S.A. de C.V., que según sus registros de inscripción se dedicaría a los servicios de recreación, a la venta de comida y a la comercialización de ganado y cereales, principalmente.

La sociedad fue constituida por Jesús Sanabria Zamora y su hermano. Durante casi una década, el ahora capturado se desempeñó como el administrador único. Eso cambió hasta el 23 de febrero de 2009, cuando según el acta uno de la Junta General de Accionistas, Jesús Sanabria Zamora pasó a ser el administrador suplente y su hermano el propietario. El Faro llamó a la empresa para conocer la reacción ante la captura, pero nadie atendió la llamada. Sin embargo, en su sitio de Facebook, la empresa anunció: "Pronto uno de los socios de Apuzunga estará dando mas informacion al respecto de la noticia que actualmente está circulando en todos los medios, esto con el objetivo de evitar cualquier tipo de malentendido, manipulacion malintencionada de informacion (...) La situación no es más que un proceso de investigación".

La Fiscalía dijo que pedirá al juez investigar las finanzas de esa empresa y de todas las personas capturadas. Fuentes policiales dijeron, por ejemplo, que Carlos Alfonso Valencia Amaya, quien resultó lesionado luego de enfrentarse a tiros con policías el lunes y que tiene antededentes por homicidio y tenencia, portación o conducción ilegal de armas de guerra, es un prestamista de la zona. "Dentro de las líneas de investigación existe la parte financiera que se va a avanzar en lo que se desarrolla el proceso judicial", dijo Ayala.

Valencia Amaya, el sargento de la Policía Amaldis Alcindo Ramírez Vargas y otras cinco personas eran quienes brindaban seguridad, transporte y "limpieza" de la zona donde operaba Sanabria Zamora. La Fiscalía dijo que desconocía que el empresario era regidor de Metapán y también evitó relacionarlo con Amadeo Figueroa Morales, concejal metapaneco capturado en 2009, condenado a 12 años de prisión y, junto al alcalde Juan Umaña Samayoa, señalado como miembro del Cártel de Texis en informes de ingeligencia policial y de otras instituciones. "Tenemos casos, en esta oportunidad tengo un caso concreto enfocado en investigar una estructura de narcotraficantes, una agrupación ilícita, desconozco cuál es el nombre de ellos", insistió Ayala.

Los muertos 

El primer concejal del alcalde de Metapán relacionado en investigaciones sobre narcotráfico murió asesinado. Bertín Valle Marín, síndico de la alcaldía murió de un disparo en la cabeza el 1 de diciembre de 2007. La información publicada en los periódicos, basada en lo que dijeron los policías del lugar, resume su asesinato así: dos hombres borrachos se agarraron a tiros en medio de un jaripeo de un cantón sin nombre de Metapán, y Bertín recibió una bala que no iba para él. Pero un informe de autoridades del Ministerio de Seguridad agrega algo que no apareció publicado en las noticias de esos días: que los investigadores seguían la pista a la hipótesis de que el homicidio había sido producto de rencillas entre narcotraficantes. Ocho meses después, murió el segundo miembro de este concejo que ganó la alcaldía con la bandera del PCN.

El 4 de agosto de 2008, el síndico que ocupó el puesto dejado por Bertín, Israel Peraza Díaz, fue secuestrado a plena luz del día y en su propio carro, luego fue llevado a un predio de un caserío de Metapán, donde le dispararon 13 veces. Dos muertos a plomo en menos de un año. Dos síndicos. Casi dos meses antes del secuestro y asesinato del síndico pecenista, el alcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa, fue atacado a balazos en una zona muy peligrosa de su municipio. Iba con tres de sus guardaespaldas en una calle oscura del cantón San Jerónimo. El tiroteo fue de tres contra dos. De tres guardaespaldas que se enfrentaron a dos atacantes, resultó muerto uno de los hombres del alcalde. Este transitaba en un camino conocido como “punto ciego”, en San Jerónimo, uno de los lugares clave en el tránsito de droga cuyo control, según las autoridades, es del Cártel de Texis.

La muerte del los dos síndicos y el atentado contra el alcalde no afectaron la campaña electoral en 2009, que en 2006 había destronado al partido Arena en el gobierno municipal. Juan Umaña volvió a ganar las elección y el 11 de marzo intentará ganar un tercer período. Casi dos meses después de haber ganado el segundo mandato pero dos meses antes de asumir, uno de sus hombres elegidos para el concejo 2009-2012 fue capturado.

El 25 de marzo de 2009, la División Antinarcóticos de la PNC arrestó a Amadeo Figueroa Morales, quien había sido elegido el 18 de enero de 2009 para integrar el concejo municipal de Metapán. El operativo de captura fue realizado en la colonia Jardines de Metapán. Junto al concejal también fue arrestada su esposa, Sonia Haydeé Mira de Figueroa.

Según los documentos de investigación de la autoriades de Seguridad, ella es parte del núcleo cercano al alcalde de Metapán. Su hermana está casada con el hijo del alcalde, Wilfredo Guerra. En la casa de Amadeo y Sonia les decomisaron 2.42 kilogramos de cocaína, valorados por la Policía en 71,000 dólares. A Figueroa lo acusaron de tener tres años de dedicarse al comercio de drogas, y fue condenado a 12 años de prisión el 28 de octubre de 2009.

Ahora que está capturado Sanabria, la Fiscalía no ha establecido paralelismo entre los casos: "Nosotros tenemos aquí personas procesadas, sobre cargos políticos todavía no hemos indagado. Vamos a librar oficios a las instituciones a ver si nos dicen si son concejales o han participado en algún momento en cargo público. Lo que tenemos por el momento son las pruebas concretas que los vinculan al delito que se les atribuye", dijo Ayala.



El último alcalde de Metapán, al que quitó la silla Samayoa, murió asesinado en Santa Ana. Se llamaba Gumercindo Landaverde, alcalde por Arena durante dos períodos consecutivos, político que ya era investigado por la Fiscalía por enriquecimiento ilícito en 2005. La Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia detectó que en un año este alcalde incrementó en 500,000 dólares su patrimonio, y esto fue punta de lanza para que la Fiscalía abriera un expediente.

Los presuntos integrantes del Cártel de Texis siempre han negado cualquier participación en actividades ilícitas.

El fiscal del caso, Alexis Ayala, da declaraciones a la prensa.

El fiscal del caso, Alexis Ayala, da declaraciones a la prensa.

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.