Regresar al inicio

Encuestas, FMLN y presidenciales

Mauricio Silva
El Faro / Publicado el 3 de Octubre de 2011

Históricamente, el FMLN ha obtenido en las elecciones legislativas alrededor de un tercio de los votos del electorado, otro tercio ARENA y el otro tercio el resto de partidos; ello se ha reflejado en la composición de la Asamblea Legislativa.

En las elecciones presidenciales ARENA, a pesar de su desgaste como partido de gobierno, lograba derrotar al FMLN quien no podía superar su votación histórica de alrededor de un tercio de los votos.

Todo ello cambió cuando el FMLN se abrió y llevo candidatos de mayor aceptación popular, no de la línea dura del partido. Esa estrategia le permitió ganar primero las alcaldías de San Salvador, Santa Tecla, Nejapa, Santa Ana y otras, y luego la Presidencia. En el 2009 el FMLN con Funes obtiene mayoría de votos, parte de esa victoria se debe sin duda a la apertura que demostró el partido con el candidato presidencial. En esa fecha el voto del partido para diputados no varió sustancialmente su cuota histórica y en las alcaldías donde el partido insistió mantener candidatos no favorecidos en las encuestas, perdió, como fue el caso de la capital.

Para las elecciones de diputados y alcaldes del 2012 el FMLN parece abandonar esa estrategia de mayor apertura, lo que se refleja en los candidatos a diputados donde en departamentos claves lleva a la vieja dirigencia del partido y de alcaldes en ciudades importantes a militantes de la línea dura, como son los casos de San Salvador y Apopa. Parte del razonamiento del Frente para tomar esas decisiones podría basarse en la confianza que le da la victoria del 2009 o en encuestas de varios meses atrás que le daban amplio margen sobre ARENA.

Las encuestas actuales lanzan dudas sobre la sabiduría de esa estrategia del Frente. El FMLN aparece en las encuestas muy abajo en la alcaldía de San Salvador y empatada con ARENA en la votación para diputados.

Esos resultados de las encuestas pueden obedecer a varios factores: algunos de ellos externos al partido como son el desgaste natural de ser partido de gobierno, el alineamiento tradicional del sector económico y los medios de comunicación con ARENA y el dinamismo que últimamente muestra ARENA en su estrategia electoral y como partido de oposición. Hay otras razones propias del FMLN para esos resultados en las encuestas, entre los cuales dos relevantes son los candidatos seleccionados y la estrategia del Frente.

Para las elecciones del 2012, que están a menos de seis meses, esos factores están ya bastantes determinados, y los resultados de las elecciones dependerán más de las campañas de los partidos; no así para las elecciones presidenciales del 2014. Para esas elecciones hay mucho todavía por definir y mucho que el Frente debe reflexionar sobre la base de los resultados de las elecciones del 2012. Aceptar eso ahora por parte del FMLN es importante pues ello debería influir en sus candidatos, hacerlos reflexionar sobre su estrategia electoral y su comportamiento como partido de gobierno, con tiempo suficiente para cambiar de rumbo.

Si las tendencias de las encuestas se mantienen y el Frente pierde en alcaldías emblemáticas, como San Salvador y Apopa, y especialmente si pierde en ellas por amplio margen, y si no logra superar su voto histórico en las elecciones de diputados, el Frente debe aceptar que, de no modificar su rumbo, va a perder en las elecciones presidenciales. Modificar su rumbo significa, en este caso, mostrar mayor agresividad en su actuar como partido de gobierno, considerar cuidadosamente los criterios para seleccionar a sus candidatos a presidente y vicepresidente y definir criterios claros y amplios en su estrategia electoral.

El Frente tendrá dos años para ser más propositivo en el gobernar, para definir posiciones claras y consecuentes con los clamores populares en casos públicos relevantes como fueron el caso de la Sala de lo Constitucional, algunos casos de corrupción, el caso de la propaganda para los cigarros, la definición de políticas públicas de impacto, la reforma fiscal, etc. Para la definición de sus candidatos tendrá menos tiempo pero el Frente debe tomar en cuenta los mensajes que el electorado le envía en las encuestas y en las elecciones, si quiere mantener el control del Ejecutivo.

Por último, el FMLN debe definir el público meta de su estrategia electoral, el cual no puede ser solamente, ni principalmente, su voto duro, debe tener un mensaje claro y unificado y, sobre todo, debe ser buen partido de gobierno, empujando sin miedo las medidas que el país necesita.

Estimado lector: nuestro sistema de comentarios está siendo actualizado y esperamos tenerlo de regreso en la brevedad posible. Nos disculpamos por los inconvenientes y agradecemos su comprensión.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.