Nacionales / Política
En abril estará listo plan para un superfiscal antimafias

El gobierno estima que tendrá un borrador del proyecto de la Comisión Internacional Antimafias en abril. El fiscal general rechaza crear esa instancia y pide para él los recursos, pero el canciller Hugo Martínez alega que la solución no es esa porque es absurdo querer inventar el agua tibia: “No importa el color del gato, lo que importa es que cace los ratones”.


Fecha inválida
Efren Lemus y Gabriel Labrador Aragón

 

¿Esa buena relación no tendrá que ver con la sintonía que El Salvador mantiene con Estados Unidos en la política regional, por ejemplo, en el golpe de estado en Honduras y luego el reconocimiento de las nuevas autoridades?
Pues mira, más que moderada, diría que fue coherente nuestra posición con respecto al golpe de Estado con Honduras, fuimos de los primeros países en condenar el golpe de Estado y llamarle con todas sus letras, no podíamos hacer eufemismos frente a algo así. Si tiene plumas, hace como ganso y camina como ganso, es ganso. Y fuimos muy activos en buscar una solución a la ruptura de la institucionalidad en ese momento. Ahora, sucede que llega un momento en que cambia el escenario y los interlocutores cambian y llega un momento en el cual se iba caer en un vacío de poder peor del que se tenía después del golpe de Estado, que era que el presidente saliente terminaba su mandato. Se tuvo que ver ese nuevo contexto y buscar compromisos de esos nuevos interlocutores para el restablecimiento del orden institucional en Honduras. De 10 desafíos que se han planteado ocho ya han sido superados: uno que se está avanzando con la CIDH en el respeto de derechos humanos y, dos, el retorno del presidente Zelaya como señal de reconciliación. Hemos sido proactivos y eso es algo que no solo es bien visto por Estados Unidos, sino también por Europa, por una serie de regiones y países en el mundo.

A lo que me refiero es a que, según cables diplomáticos que publicó WikiLeaks, El Salvador consultó con Estados Unidos antes de tomar una posición respecto a la crisis hondureña.
Los cables esos, como siempre hemos dicho, son la valoración no oficial de un funcionario determinado en un momento determinado. Todos entendemos cómo funciona la diplomacia, una valoración de ese tipo es un insumo para que una cancillería tome posiciones. Yo recibo a diario reportes de mis embajadas en todo el mundo y nosotros tenemos la característica no de consultar sino de intercambiar puntos de vista no solo con Estados Unidos: con Brasil, con México, con todos los países. Y como es lógico, en este caso intercambiamos información con todos los países. Te puedo decir que al día siguiente, algunos países no tenían la dimensión de lo que estaba pasando en Honduras y los pusimos al corriente. Eso de los cables hay que darles la dimensión que tienen, pero en la práctica diplomática así es porque por muy bueno que sean tus servicios diplomáticos algunas veces hay que complementarlo. Esos mecanismos de intercambio de información, de puntos de vista, es pero lo más normal en el quehacer diplomático.

¿El tema de Honduras se discutirá en la reunión del presidente Funes con el presidente Obama?
No, no. No es un tema central de la reunión. Hay reuniones técnicas, de otro nivel donde se discuten esas cosas; no está previsto. Como he dicho siempre, las cancillerías proponemos una agenda de trabajo, los presidentes son libres de abordar la temática que estimen conveniente.

Los cinco puntos de agenda, ¿quién los propuso: Estados Unidos o El Salvador?
Fue una feliz coincidencia, ja ja ja... No, esto se viene trabajando desde la visita anterior del 8 de marzo, entonces ahí quedaron algunos temas sobre la mesa y ha sido un ir y venir, y esos son los cinco puntos en los cuales coincidimos que son los más fuertes de abordar en este momento.

¿Quedaron fuera temas que ustedes proponían?
No. Para nosotros el tema, entre comillas, que no podía quedar fuera bajo ninguna circunstancia es el tema migratorio.

¿Qué tantas soluciones habrá en ese tema, pues el Congreso tiene atado al presidente Obama? Es decir, ¿que los presidentes intercambien posturas no es algo así como arar en el mar?
Bueno, en marzo del año pasado pedimos la prórroga del TPS y no fue arar en el mar. Estamos claros de que hay cosas que le corresponden al Congreso, y hay cosas que le corresponden al Ejecutivo, pero sí tenemos una coincidencia en el tema de una reforma migratoria integral: que ya el presidente Obama dijo que tenía un compromiso, creemos que lo menos que debemos hacer es tratar de avanzar en esa dirección. Ahora, hay otras alternativas de carácter Ejecutivo que se pueden discutir con el presidente Obama, ahí siempre confío en la creatividad de los equipos de trabajo de los presidentes y que siempre existe la posibilidad de encontrar una salida. El martes por la mañana tenemos la firma de un convenio para los derechos de los trabajadores migrantes, se les va a mantener informados sobre sus derechos. Tenemos borradores de trabajo en el caso de las deportaciones para hacer una distinción entre los que tienen antecedentes penales o las personas que para nosotros la única dificultad es que no contaban con un documento para estar en Estados Unidos. No se puede cometer el error de ver como que la reforma migratoria es lo único que se puede hacer. Creemos que es la máxima aspiración, pero adicionalmente podemos ir logrando cosas, incluyendo la posibilidad de una solución definitiva a nuestra población TPS.

¿Anunciarán una renovación del TPS?
Eso es parte del planteamiento que el presidente Funes va a hacer al presidente Obama; a estas alturas no podemos adelantar si en ese punto habrá un anuncio.

¿Hay otro programa específico que se esté preparando además del Dream Act y el TPS?
Hay otras altenativas.

¿Cuáles son?
Mira, esas son cosas que tienen que decir los equipos de trabajo que están en este momento intercambiando. Además del Dream Act está el acta del Trabajo, están las posibilidades de que un segmento de la población pueda apegarse a la ley Nacara que es una ley ya con antecedentes, está la posibilidad de que en el caso del TPS se trabaje en la línea de peticiones de familiares que ya tiene documentación establecida en Estados Unidos. Ya hay un abanico de posibilidades.

En el tema de seguridad ¿habrá algo significativo? Las deportaciones son un problema bastante grande para El Salvador: en administraciones anteriores se cuestionaba que no había seguimiento a las personas que venían al país.
Se está avanzando, recuerda que la secretaria (Janet) Napolitano y yo firmamos un acuerdo de intercambio de información criminal. Entonces, en ese tema se está avanzando... es un poco diferente y un poco más complicado compartir la información criminal de gente que ha sido vencida en un juicio en El Salvador o los Estados Unidos que de gente de la que se tiene solo sospechas o indicios. Eso tiene que llevarse con mucho cuidado por las leyes de confidencialidad sobre todo de parte de los Estados Unidos pero tenemos un acuerdo marco para avanzar en el intercambio de información. Ahora solo falta ir operativizando algunas cosas para garantizar la ejecución plena de ese acuerdo.

¿Cuál va a ser la principal ganancia en el tema de seguridad en el marco de esta visita?
Primero ubiquemos las prioridades, yo creo que la principal ganancia va a ser si se hace el anuncio del asocio para el crecimiento porque es una iniciativa global que abarca casi todas las demás iniciativas. En materia de seguridad ya te mencionaba cuáles eran las cinco áreas de cooperación.

En este contexto de la visita del presidente Obama también hay avances en la posible integración de una comisión para investigar el crimen organizado. ¿Cómo marchan las cosas en estos planes?
Pues ha avanzado a nivel técnico, mucho menos de lo que tus supuestas fuentes dicen que ha avanzado. Dicho sea de paso, en Cancillería, las únicas dos personas que hemos estado viendo el tema son nuestro embajador en Washington y yo, así que si alguien más te ha contado una historia es eso, una historia.

Pero la ONU también ha estado de cerca, ¿no?
Ah, por supuesto, pero ahí sí ya me das una pista de quiénes son tus fuentes, que ya no son fuentes de Cancillería sino de otras instituciones, pero lo que hemos estado trabajando es un borrador técnico que servirá para hacer una propuesta con otras instancias que están involucradas en la seguridad del país. Ese borrador técnico será un insumo para un proceso que, según el calendario que tenemos establecido, se puede extender hasta junio o más adelante. Ahora, es importante el concepto que se tiene, claramente, igual que el concepto de la cooperación, es un concepto complementario de lo que ya están haciendo las instituciones nacionales. No se trata de sustituir sino que reconocemos los esfuerzos que instituciones como la Fiscalía y la Policía está haciendo pero creemos que hay la posibilidad con recursos financieros y tecnológicos de reforzar esos esfuerzos. ¿Cómo aterrizamos ese concepto? Hemos pedido un borrador en el cual solo el embajador y yo hemos trabajado, y sobre él vamos a trabajar. Se pueden quitar o agregar cosas, pero lo importante es la pregunta: ¿Quiénes estamos de acuerdo en combatir con todos los recursos a nuestro alcance el crimen organizado? Todos, creo yo, menos los capos del crimen organizado, obviamente. Entonces la respuesta es clave, el punto es: ¿Estamos de acuerdo todos en eso? (Si es así,) unámonos.

Pero el fiscal general dice que en lugar de una comisión y de hacer otros esfuerzos que mejor le den el dinero a él.
Bueno, si fuera tan fácil como eso, así se haría, lo que pasa es que una transferencia de dinero no siempre es equivalente a una transferencia de experticia y una transferencia de tecnología. Puedes tener mucha cooperación financiera que no siempre va a ser totalmente satisfactoria, pero si no tienes una cooperación en materia técnica de los expertos que ya bregaron con esto, la ecuación no estará completa. ¿Para qué vamos a estar invirtiendo en inventar el agua tibia si ya lo inventaron otros? Comenzar desde cero sin reconocer las experiencias que han tenido los otros sería desaprovechar lo que dicen los franceses, el saber hacer, cómo ellos han enfrentado esta situación. Tenemos experiencias buenas en muchos países. Ese tipo de cosas solo se logran con un respaldo internacional bajo auspicios como el de Naciones Unidas. En el tema tecnológico, por ejemplo, Estados Unidos tienen escaners que no son de la última generación pero que son de la penúltima generación y que nos los podrían pasar para que nosotros, que no tenemos escaners, tengamos una labor de control en las fronteras. El concepto de esa comisión es determinar cómo experiencias que ya se han desarrollado en otras latitudes pueden servir a nuestras instituciones.

¿Cuándo estará listo el documento?
Como pensamos iniciar los intercambios en abril, creo yo que en abril podría estar listo un borrador. Y con ese borrador nos vamos a sentar con los distintos sectores. El señor presidente nos ha dicho que él puede participar en ciertas discusiones sobre el tema. Aquí el resultado es lo más importante, como dice el señor aquel: no importa el color del gato, lo que importa es que cace los ratones.

¿Por qué se ha complicado el centro de escuchas? En teoría,m Estados Unidos dijo que ya daba los fondos y la tecnología.
¿Quién dice que se ha complicado?

No está operando.
Pero tú sabes que tenemos leyes que tienen una serie de procedimientos para la adquisición de los equipos, incluso, algunos se tienen que comprar con procedimientos de los Estados Unidos porque ellos harán directamente las compras. Pero los pasos que se tenían que dar para las compras ya se dieron, ahorita solo cumplimos el lapso que dictan los procedimientos para la adquisición de los equipos. Antes no estaban lo respaldos legales, no estaban los dos acuerdos con la embajadora y el del fiscal con la embajadora que son los que permiten las transferencias y las compras de equipo.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.

Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.