Publicidad
Nacionales /
'El poder y la fama son los dos resortes principales que alimentan el ego'

En el conflicto con el presidente de la República por la eliminación del cobro básico de telefonía, el FMLN pide recordar que detrás de las palabras hay personalidades. Y el diputado Roberto Lorenzana, ex gerente de campaña de Mauricio Funes, hace malabarismo de opciones para quedarse con que el poder emborracha y, ante la crítica, la clave para asimilarla está en la personalidad de quien la recibe.


Fecha inválida
Sergio Arauz y Daniel Valencia

¿Cómo surgió la propuesta del FMLN que eliminó el cargo básico a la telefonía fija?
El FMLN la hizo desde hace dos legislaturas, más o menos seis años. La hicimos casi al mismo tiempo en que el partido presentó la propuesta de eliminación del cargo por el uso de la red de la energía eléctrica, lo que pasa es que aquella avanzó más y terminó siendo aprobada después, parece que fue por unanimidad. Los argumentos que se esgrimieron en aquel momento contra la eliminación de aquel cargo de energía eléctrica, son los mismos que ahora se usan... que vamos a ahuyentar la inversión extranjera, que les estamos cambiando las reglas del juego. Son argumentos de cajón, en este tema de las libertades económicas entre comillas.

Y este año se les ocurrió revivirla.
Yo lo anuncié primero en una entrevista en TCS, el lunes 4 de enero, la primera entrevista del año. Fue uno de los temas que manejé ahí, dije que íbamos a presentar la iniciativa. Eso fue lunes. Al día siguiente o el mismo día me habló el representante legal de la empresa Claro para pedirme una reunión, me reuní con ellos, fue viernes creo yo.

¿Qué le dijo él?
Dijo que no, me explicaron toda su justificación por lo cual cobran esa tarifa, y de ahí salí convencido de lo contrario.

¿Qué justificaciones le dieron?

Ellos aceptaron que era un subsidio del consumidor a la operadora, a la empresa. Dijeron: es que no usamos ese dinero para lo que está diseñado, para la conexión, sino que tenemos pérdidas en otros lados y tenemos que compensar esas pérdidas. Ese fue el argumento de fondo.

¿Cómo se llama el representante?
Por ahí tengo la tarjeta, me reuní con el presidente de América Móvil a nivel centroamericano, él y su representante legal, también lo acompañaron dos asesores que conozco, ellos eran trabajadores de la empresa ANTEL, tenía muchos años de no verlos, de cuando vineron con Juan José Daboub (ministro de Hacienda de administración de Francisco Flores).

¿Y dijeron?
Dijeron que tenían una caída en el consumo de la telefonía fija y que la gente estaba devolviendo las líneas, dieron cifras por semanas, semanas en la que a veces de un solo les entregan mil líneas, no dijeron por qué. Solo argumentaban que se debería sostener la tarifa. Pero el tema de fondo es que ellos mismos han sacado del mercado la telefonía fija, cuando le ponen muy alto el cargo básico y también el consumo. Eso para desatar el mayor consumo en telefonía móvil, porque hablar de telefonía fija a un móvil es casi que penalizado, vale 33 centavos, uno tiene que andar cuidando que los hijos no hablen. Y de un móvil a un fijo vale 8 centavos, 9 centavos, es lo mismo, la misma infraestructura, pero ellos mismos han penalizado el consumo, obligando a la gente a que pague una cuota. Por ahí anda el argumento de fondo de nosotros.

Ya. ¿Y cuánto tuvo que ver el ex superintendente de Telecomunicaciones, Tomás Campos, en el decreto aprobado? ¿O solo llegó a sumar?
Ya le cuento. En la entrevista con Jorge Hernández, esa del 4 de enero, él me preguntó cómo es que iba a reaccionar el FMLN si el presidente concretaba destituciones que no nos gustaran, el mismo día en que yo anuncié la medida y que el presidente anunció las destituciones. Yo dije: espero que el presidente tenga la suficiente visión y sensatez para tomar las decisiones en el sentido de mejorar la conducción. En realidad no tiene nada que ver lo uno con lo otro. Él no ha provocado esta decisión, es una decisión que venimos proponiendo, está el antecendente del 4 de enero, ya lo habíamos presentado antes. Y luego, en la propuesta que él (Tomás Campos) da al señor presidente o al secretario técnico, él se proponía la reducción de la cuota fija.

¿No era eliminación?
Esa era propuesta nuestra. La del superintendente era de rebajar la cuota, creo que a 4 dólares, y nosotros le dijimos que no estábamos de acuerdo, porque en realidad no está justificada. Es que lo que pasa es que la ley dice que el superintendente puede aprobar las tarifas que le pidan las telefónicas. ¿Por qué no lo pidieron los años anteriores? ¿Por qué las telefónicas se mantuvieron en ese nivel por varios años?

En 2008 sí lo pidieron, pero no lo ejecutaron, pidieron que se aprobara un aumento a 13 y algo de dólares. 
De todas maneras, ellos lo que han estado cobrando es 9.42 dólares. Parece que ellos no lo habían pedido antes, pero lo piden en este gobierno, para que lo ejecute este gobierno, en un momento en que la situación económica es bien complicada. Nos parecía que es una cuota que no se corresponde con la realidad económica del país. Además estamos convencidos de que no está justificada, este es un problema de concepciones. Además, en este mundo ya globalizado, las tarifas y precios se establecen en base a costos, eso es así en casi cualquier lado.

¿Ese fue el fondo de la propuesta? En el decreto no quedó planteada así, dice otra cosa, como beneficiar a la población y cosas así.
Claro, claro, eso es una parte. Es el objetivo concreto de ayudarle a la gente, pero igual... es un pensamiento económico casi feudal, la renta fija es un pensamiento atrasado. Lo que pasa es que las telefónicas no quieren competencia.

Días después de aprobado el decreto, sale el presidente casi que atacando la medida, según el diputado D'Aubuisson con una pasión extraña, y les dice populistas, irresponsables y lo repitió en el Enade. ¿Cómo leyó el FMLN esa reacción pública?
Le voy a decir un planteamiento de lo que yo creo, ya hablamos bastante de estos temas, pero le tengo una reflexión. Nosotros, las fuerzas políticas en particular, todos los actores, en un período como este debemos hacer un análisis que no abstraiga los fenómenos políticos de los aspectos sicológicos y de las personalidades.

¿Cómo así?
Uno pierde objetividad. El momento político obliga a extender el análisis a las personalidades. Detrás de cada dirigente o funcionario hay una personalidad, hay un estilo que debe ser incluido en el análisis. En este caso estamos hablando del presidente, tiene su personalidad.

¿Cómo la definiría?
Esto no vale solo para él, es para todos. Los aspectos de personalidad son influenciados por el entorno, y el ego para cada uno, para un diputado, un alcalde, para cualquier funcionario, tiene como principal alimento el poder. Entonces, si uno no incluye un análisis sicológico, entonces se queda limitado. Entonces nosotros tenemos que ser compresivos de que los estilos corresponden a las personas y uno no fácilmente eliminar eso.

A ver si entiendo: usted dice en términos muy diplomáticos que el FMLN previó que el presidente es egocéntrico, y por eso tienen que comprender y tomarlo en cuenta para decisiones políticas.
No, no he dicho eso, esto vale para todos, esto lo había pensado, y dije: si yo digo esto se va a pensar que yo digo eso que usted dice. El partido está en el poder, en el gobierno, y el partido está conformado por personas que se pueden emborrachar, ahí ya me alejo de un comentario personal, eso es característico, uno fácilmente se ve influenciado, el poder y la fama son los dos resortes principales que alimentan el ego. El partido también debe estar permanentemente alimentando de ciertas reservas morales para no caer en esa tentaciones.

¿A qué tipo de reservas se refiere?

Me refiero a las morales e ideológicas, es que mire, uno fácilmente gusta de andar con un montón de gente, seguridad, carros adelante, motos atrás...

Ja, ja...
Y alguien que me cargue el maletín y me ponga el saco... Agarra paja uno. La gloria humana cabe en un grano de maíz, es una frase de José Martí, es un aspecto que...

Ustedes lo valoraron en el caso dl presidente.
Digo yo, debe ser valorado.

¿Y quién corre más riesgo según usted de salir perdiendo en esto: el presidente o el partido?
Todos corremos riesgos en este sentido, yo por ejemplo disfruto de las conductas de... y uno tiene que estarse viendo a uno mismo, uno fácilmente se descompone, yo disfruto cuando alguien va allá al aeropuerto y no quiere hacer cola, porque es Juan Pérez y quiere que lo esté atendiendo gente de protocolo, son los deleites del poder.

Para prevenir estas cosas hay que estar vigilantes, dice.
Claro.

¿Y el partido está vigilante del presidente en este sentido?
Digamos que tenemos que ser vigilantes de nosotros mismos. Y no quiere decir que ese problema está resuelto, uno de los mecanismos que debe servir para el control, en el sentido positivo, porque si yo parto de que todo el que me hace una crítica es mi enemigo que me quiere destruir, entonces estoy en el peor de los mismos, cuando uno hace una crítica es que quiere ayudar, porque somos amigos, compañeros. La crítica y autocrítica son mecanismos saludables para el control.

Schafik Hándal hijo dijo que en cualquier matrimonio hay peleas y que no hay matrimonio 100% feliz. ¿El FMLN y el presidente tienen un matrimonio en el que hay pleitos?
Nosotros vamos a apoyar a cualquier funcionario de este gobierno sea o no sea del Frente. Cualquier error nos hace daño a nosotros, un buen ejercicio de gobierno nos ayuda políticamente, en eso tenemos claridad. No vamos a hacer oposición, pero no necesariamente...

Mire, pero a veces parecen oposición.
No necesariamente vamos a acompañar todo lo del Ejecutivo. Si hay temas que dañan al pueblo no vamos a acompañar. Por ejemplo, en el tema de ANDA, con esto de las tarifas y el pliego, el FMLN no ha sido suficientemente contundente, yo me atrevo a decir que hemos sido demasiado cuidadosos en el tema de ANDA, porque se le está haciendo mucho daño al pueblo, hasta cierto punto complacientes. Yo tengo claro que no hay absolutamente ningún interés del presidente de quererle hacer daño al pueblo, no tengo duda, otra cosa es que el resultado nos haya llevado a eso, a una mala aplicación de una política tarifaria, pero el objetivo es correcto.

En el caso de las telefónicas, ¿qué pasó?

Tiene un visión distinta creo, particularmente, porque cuando dice que está en pláticas y negociaciones para que se baje la cuota fija, ¿eso qué quiere decir? Que está aceptando que está mal, de por sí ya está alto, y se está subiendo a 14 y hoy dice que está negociando que se bajen. Todavía dijo que coincidía con el enfoque de la Defensoría del Consumidor, que era el que se inclinaba porque la tarifa esté de acuerdo con el promedio centroamericano, eso es lo que impulsaba el ex superintendente, exactamente. ¿Qué quiere decir eso? Que se dio cuenta de que están altas.

¿Y por qué dice que la diferencia es de forma?
No le gustó la dispensa de trámites. Y nosotros decimos que si no era así, con dispensa de trámites, no se  hubiera aprobado, si empiezo a pedirles permiso y consultar ampliamente a las telefónicas nunca van a estar de acuerdo, lo van a bloquear, si por eso se hizo de esa forma, si en tema legislativo hay diferentes formas.

¿El partido está satisfecho con la relación entre partido y presidente?
Nosotros siempre creímos que el gobierno y el presidente no es una marioneta. Tiene su propio espacio; es bueno que piense en el interés nacional, el partido no se vaciará en el gobierno… eso siempre lo dijimos. Ya en el ejercicio concreto del poder, hay reglas que hay que irlas aprendiendo. Y hay reglas que hay que cambiar. Porque aquí la regla de que la bancada aplaude todo y le rinde culto al Ejecutivo, eso se terminó. En el caso del FMLN no somos así. Y no es que nos lo estén pidiendo. Más bien, cuando el candidato estuvo en el lanzamiento de los candidatos a diputados, él dijo: quiero una bancada que me fiscalice. Nosotros eso hacemos. Hoy, por ejemplo, hemos estado contando las costillas al gobierno que no ha tenido suficiente capacidad de ejecución en lo de Ida. ¿Qué pasó? No habían dado los fondos a los ministerios y hoy ya se los dieron. Esta semana se los dieron. Eso es ayudarle al gobierno para que resuelva los problemas de la sociedad. ¿Acaso es malo que lo hagamos? Si alguien quiere agarrar de que le queremos hacer daño con esto, está equivocado.

¿Si esta no es una bancada sumisa, en el tema de las telefónicas no va a aceptar nada que no sea eliminar ese cargo básico?

Todavía no sabemos. Aquí ha habido una evolución. Cuando él hizo un discurso en contra de la medida, uno dice: la va a vetar. Pero después dice que no la vetará, y después dice que está negociando la reducción. Hay un cambio que tenemos que leerlo, apreciarlo incluso. Y si al pueblo que le va a tocar pagar 14 dólares paga 4, nosotros aplaudimos eso. O paga 3 o 2. ¿Y por qué no? Ojalá que sea lo de Honduras: dos dólares. Nosotros tenemos que ser flexibles.

¿Puede que acepten 2 dólares?
Hay que ver la correlación. Cuando venga, y decimos que nos mantenemos en la misma posición pero no tenemos los votos… Tenemos que valorarlo. Tenemos que ser flexibles.

¿Hoy no tienen los votos?
No se sabe.

¿Si el Frente dice que ese cargo es injustificable, cómo explicaría luego aceptar que se mantenga aunque sea en 2 dólares, si siguen siendo 2 dólares injustificables?
Lo que pasa es que uno tiene que entender las realidades.

¿Es mejor 2 que nada?
Que 14, pues. Alguna dosis de pragmatismo debemos tener. ¿Y el pueblo qué va a entender? ¿Quién hizo la iniciativa? El pueblo lo reconoce. Y a esto le atribuyo el viraje. Hay una encuesta en donde el 70% de la población está a favor de la medida. Y en la misma proporción dicen que el presidente debería aprobarla. Y como un 90% dice que no creen que las empresas se van a ir.

¿Cuál encuesta es?
Una encuesta ja, ja, ja. No me conviene revelar la fuente.

¿Que el FMLN recoja a un funcionario destituido por el presidente se puede interpretar como un mensaje político de querer retarlo?
No. Simplemente vemos que es una persona con capacidad técnica. Y viene alguien y nos pide trabajo… ¿lo vamos a dejar en la calle?

Se le va a hacer una gran cola en la puerta, diputado.

No… estamos hablando de un ex funcionario de esas características, en donde no conocemos las causas de su destitución. No podemos actuar así con la gente: tiene hijos, familia…

Je, bien bondadoso el partido FMLN.

No, no. Estamos hablando de una persona que estaba en una función pública. Habría que revisar la ley, porque la ley estableció que el superintendente dura en sus funciones seis años que no se cumplen. ¿Poara qué se hizo así? Para que atravesara dos períodos presidenciales, para que sea independiente del gobierno y del presidente. Cuando destituyeron a Orlando de Sola, la Asamblea aprobó las causales de la destitución porque el presidente Calderón Sol lo destituyó por falta de confianza. Pero la ley deja bien claro cuáles son las causales de destitución. Y ninguna de esas se han cumplido. La única que cumplió es la renuncia. Aquí lo que se ha puesto en juego es la institucionalidad, porque esa institución se creó independiente. Y estas empresas tiene la costumbre de que no se les regule y entonces van a quejarse con los presidentes.

¿Hoy ha pasado esto?
Claro. Si no, pregúntenle al actual superintendente si ha ido a las negociaciones que ha tenido el presidente, que dice que bajará la tarifa. La SIGET es la máxima autoridad en materia de telecomunicaciones y electricidad.

Pelagatos le dice al actual funcionario.
Yo no estoy diciendo eso.

Eso da a entender.

Lo hemos dejado pasar. Y no es un problema mío o del partido, es un problema de país. Las instituciones deben ser fuertes. Es el problema con estas empresas, que están acostumbradas a hacer lo que quieren.

El ex superintendente dejó una bolsa de propuestas y reformas en la SIGET. ¿Ahora que está con ustedes vamos a ver impulsadas en decretos esas propuestas y reformas a las telecomunicaciones y electricidad? Por ejemplo, reformas al CPP (quien llama paga), tarjetas prepago con vida ilimitada…
Muchas están en nuestras propuestas.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Publicidad
Publicidad
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.